Connect with us

Opinión

Teoría de los tres frentes populares

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Va constándose por muchos que nos hallamos ante un nuevo frente popular, que sería el tercero en la historia reciente de España. El primero se compuso, de hecho o de derecho, de partidos totalitarios sovietizantes y separatistas, más algunos elementos secundarios golpistas o anarquistas. Aquel frente popular salió de unas elecciones fraudulentas, verdadero golpe de estado, y enseguida creó un régimen de ilegalidad y terror, con cientos de asesinatos, incendios y mil violencias en pocos meses. Un año y medio antes, aquellos partidos habían asaltado el poder en una guerra civil afortunadamente fracasada en dos semanas. Estos hechos provocaron el alzamiento de quienes querían mantener la unidad nacional, la cultura cristiana y la libertad personal, aunque para ello fuera preciso restringir las libertades de partidos. Estas fueron las causas y contenido de la guerra civil, que saltan a la vista si pasamos de las propagandas a los hechos.

No obstante, y de modo asombrosamente falsario, la historiografía predominante ya en los últimos años de Franco, presentaba aquella historia como un conflicto entre demócratas y fascistas o reaccionarios. Pero no había un solo demócrata en el Frente Popular y, por el contrario, ese mismo frente había imposibilitado para muchos años cualquier democracia en España. Debemos recordar estas evidencias una y otra vez porque en la falsificación de esta historia se basan la mayoría de los problemas que hoy tiene el país. En los años 30 el peligro principal fue el totalitarismo a la soviética, y el secundario fueron los separatismos. En la actualidad el totalitarismo se presenta más disimulado, y más a la vista los separatismos, que pretenden disgregar España en unas cuantas nacioncitas impotentes y manejables por otras potencias menos suicidas.

Aquel frente popular fue derrotado militarmente en 1939, y sus componentes dejaron de amenazar la integridad nacional, de exterminar al clero y destruir el patrimonio histórico religioso, de robar masivamente y de aplastar la libertad personal. Dejaron incluso de incordiar al nuevo régimen, con una sola excepción: los comunistas. El franquismo no tuvo oposición democrática, sino comunista. Sin embargo, el PCE, siguiendo una vieja táctica, encubría sus objetivos con la bandera de la democracia. De nuevo la democracia contra el franquismo. Pocos creyeron aquella farsa, y el PCE nunca llegó a arraigar. Cuando murió Franco, en 1975, era el único partido algo serio, aunque poco serio, en la oposición. Su éxito mayor fue otra vez el propagandístico, de modo que su versión de la guerra y el franquismo se extendió considerablemente y consiguió formar un esbozo de nuevo frente popular, cuya idea directiva consistía en saltar hacia atrás por encima de los cuarenta fructíferos años del franquismo. a eso lo llamaban la ruptura. Y nuevamente aquella alianza de totalitarios y separatistas fue derrotada, esta vez por las urnas, en el referéndum de 1976. Una inmensa mayoría, mayor que la de la Constitución, prefirió la democratización desde y no contra el franquismo, y sí contra la ruptura de aquel segundo frente popular, que resultó demasiado débil y hubo de disimular sus objetivos, pero fue fortaleciéndose con acompañamiento del terrorismo de la ETA y sobre todo gracias a una derecha realmente descerebrada y empeñada en olvidar la historia, que dejó el terreno de las ideas a los viejos partidos, bajo el supuesto de que “la economía lo es todo”, como ha dicho alguno de sus pensadores.

La situación cambió drásticamente al subir Zapatero al poder tras el mayor atentado de nuestra historia. Sin que casi nadie quisiera darse cuenta, el referéndum del 76 fue revertido de raíz mediante la ley de memoria histórica, con apoyo siempre de comunistas y separatistas e inhibición de la derecha. Aquella ley significaba la condena del franquismo, la exaltación de sus enemigos y la ilegitimación de la transición, de la monarquía y de la propia democracia. Pues se trataba de una ley totalitaria, por la cual se imponía desde el poder una versión de la historia, como en la extinta Unión Soviética, Cuba o Corea del Norte. Los que en los años 30 intentaron imponer un régimen a la soviética, arrasar de modo genocida la cultura cristiana y disgregar la nación española, pasaban a ser los buenos, y quienes habían librado a España de tales cosas eran los malos. Por ley. Pero el tremendo descerebramiento de la derecha, cuyo origen puede datarse en el modo como se aplicó aquí el Concilio Vaticano II, impidió que tuvieran cualquier efecto las denuncias que hicimos algunos sobre el significado de aquella medida y de otras que siguieron.

Advertisement

Desde entonces, este tercer frente popular ha progresado de forma constante, bajo el PSOE y bajo el PP de Rajoy. Y hoy se considera lo bastante fuerte para aplicar más allá la ley de memoria histórica. Lo que hicieron en una primera fase fue masificar la propaganda frentepopulista mediante subvenciones públicas, pero sin atacar directamente otras versiones. El ataque directo se plantea hoy con una ampliación de la ley para perseguir con enormes multas y cárcel a quienes discrepen de la radical falsificación del pasado que intenta oficializarse. Al mismo tiempo se pretende ultrajar la tumba de quien les venció en 1939, un acto simbólico-político de la mayor transcendencia ante el que muchos quieren cerrar los ojos. Porque este tercer frente popular no solo ha impuesto una ley que por su carácter totalitario invalida la democracia, ha impuesto una segunda llamada de género, ha rehabilitado a la ETA y premiado sus crímenes, socavando así el estado de derecho; ha impulsado y financiado los separatismos hasta llevarlos al borde mismo de la secesión.

Y bien, es necesario comprender este desarrollo histórico, que he expuesto con más detalle en mis libros, no para lamentarse sino para impedir que continúe el proceso de destrucción de España y de la democracia. Es preciso derrotar a este tercer frente popular. Y parte fundamental de esta nueva lucha política debe darse en el terreno cultural, en la clarificación de la historia, porque de su falsificación surgen demasiados peligros. El primer frente popular fue vencido militarmente, el segundo cívicamente y este tercero debe serlo política y culturalmente.

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora, el BOE abre el plazo de presentación de recursos de inconstitucionalidad»

Ya tenemos en vigor la Ley de Amnistía. No se han atrevido a publicarla en el periodo comprendido entre su aprobación y la fecha de las elecciones europeas. Siempre pasa lo mismo; no hay puntada sin hilo del PSOE: desde que desapareció Felipe González de la escena política, las campañas electorales y las propias elecciones no han dejado de ser enrevesadas. Aquella limpieza de partido, institucional y personal de la transición ha pasado a la historia. Nunca mejor dicho.

En los años del “Sanchismo” cada momento electoral tiene su guindilla y su culebrilla. Las elecciones madrileñas llevaron aparejadas balas ensobradas y cuchillos ensangrentados. Bien es verdad que las primeras procedías del ámbito de la izquierda en un intento de ganar preeminencia y culpar al lucero del alba, pero les salió rana. Se investigó y… ¡nunca más se supo! Confieso que, desde mi punto de vista, el sobreseimiento sucedió porque se las habían mandado a sí mismos y con ello había que culpar a la ultraderecha. Hay suficientes indicios para pensar que fue la propia ultraizquierda y la siniestra socialista donde se instaló la sospecha. Ahora el peligro está en el Ministerio de Transportes donde ejerce de trilero, insultador y ‘clown’ el tal “Torrente” Puente.

Aprovechando las elecciones europeas con su correspondiente campaña se ha intentado por todos los medios desviar la atención sobre la “mandarina” del presidente, la misma que puso a su nombre el “software” destinado a la Universidad Complutense, que nunca se debió entregar a ella; la noche de lloriqueos de Sánchez en Rabat tras enterarse de la situación en que Mohamed VI quería poner a su compañera; el apoyo incondicional de Sánchez a Hamás, por simple y pura ignorancia; el aventamiento del lema de la banda terrorista antisemita con eso de ”Desde el río hasta el mar,” utilizado por la torpe e incendiaria vicepresidenta para hacer daño, solo para hacer daño.

¡Pobre ignorancia la de esta señora, capaz de traicionar y dejar tirados a tirios y troyanos! Alguien debería de haberle explicado que esa frase es el grito de guerra para todos los grupos terroristas y sus simpatizantes, desde el Frente Popular para la Liberación de Palestina hasta Hamás, que reclama la destrucción del Israel; dicho anhelo lo pidió en su carta de gobierno del año 1988.

Advertisement

La dimitida vicepresidenta y traidora a SUMAR, cuyo entierro ya se organiza, incluso desde Israel, debía desconocer el significado geográfico de la frase; no era el río de su pueblo, y mucho menos se refería al mar más próximo a su lugar de nacimiento. Sus asesores, incluso, demostraron ignorancia al no explicar a Yolanda “cohete” que el área geográfica abarcaba desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, zona que abarca Israel, Cisjordania y toda la franja de Gaza. Con tal despropósito de la vicepresidenta, cargada de ignorancia supina, no es de extrañar que el ministro israelí se haya mofado y haya troleado a la ministra “Tucán” con la frase: “Del río hasta el mar, Yolanda Díaz se tiene que marchar”. Está claro que donde las dan las toman y la jornada electoral le ha dado una bofetada en su resentida y ajada jeta.

Hoy parece que el día era propicio para publicar en el BOE la amnistía, coincidiendo con el caso recientemente levantado de la malversación de dinero público del hermano del mentiroso y trapacero presidente. Siempre se desvían los comentarios de interés para que la población disperse su visión. Europa está al cabo de la calle con la corrupción familiar del presidente; déjense ya de presunciones porque cada día está más claro y hay más pruebas. Veremos por donde sale la Complutense, donde ya han saltado chispas que incendian la institución. No tiene sentido que una señora sin formación, plenamente indocumentada, tramposa y ambiciosa arruine la buena prensa y buen hacer de una institución. Pero lo ha hecho, y lo ha hecho en provecho propio.

La mediocre y anticonstitucional Ley de Amnistía, resulta que se llama Ley Orgánica de Amnistía para la normalización institucional, política y social en Cataluña. Ahora tienen dos meses jueces y tribunales para aplicarla. Sánchez ha sentido miedo con los últimos pasos de Puigdemont, la ilegalidad de la constitución del Parlamento catalán y la investigación sobre su “mandarina”, sobre su hermano y sobre la propias Complutense y su decano desde el Gobierno de Madrid. ¿Alguien tiene duda de que la legislatura está emponzoñada, corrompida y enfangada? Pues ya lo ven, así es la gran capacidad del socialismo a la española para enmierdar cuanto toca.

La ley goza de una mayoría absoluta llegada a tropezones, con mentiras y cambios de opinión interesada para mantener el Falcon a nivel personal, las orgías en el mismo, merendolas mil (se demostró en el Senado) y el uso y abuso de recursos del Estado. La aprobación es fruto muy podrido de las negociaciones entre el mundo golpistas proindependentista y el Ejecutivo falsificador y sin ética ni criterio firme.

La amnistía solo tenía un objetivo: investir a Sánchez a cambio de ponerse mirando a Cuenca y extender el perdón a cuantos traicionaron a España, protagonizaron el golpe de Estado y abanderaron las movilizaciones proterroristas y falsamente soberanistas del 1 de noviembre de 2011 hasta el 13 del mismo mes de 2023.

Advertisement

Bien claro se lo dijeron a Sánchez en su visita a un hospital de Asturias: “¡Por siete votos tienes el culo roto!”. Créanme, imposible mejor tino y explicación. No habrá condenados por la consulta de 2014, ni por el referéndum de 2017, se archivarán investigaciones en curso, pisotearán cuanto ha expresado el Tribunal Supremo, etc. Se van a ir de rositas más de 380 personas muchas de ellas terroristas en toda regla.

Junts, ERC y CUP han ganado la batalla a España, se han mofado del Gobierno; han hecho la peineta a Felipe VI, quien ha arrodillado a la monarquía y tirado piedras a su tejado; los CDR no pagarán por el terrorismo callejero, ni por el armamento recogido en sus sedes.

Y el ‘Tsunami Democrático’ será considerado como una pequeña ola en un día veraniego con el mar en calma.

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
España2 días ago

Celia Villalobos (PP) insulta a Alvise Pérez y éste responde: “¿Cuántas veces has mandado a tu escolta personal a recoger a tu hermana borracha a Torremolinos?”

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: 🐿 1. Hackean los servidores de Sigma Dos: Se ha extraído toda la...

España3 días ago

Alvise Pérez anuncia que llevará a los tribunales el FRAUDULENTO RECUENTO DE ACTAS, y otras GRAVÍSIMAS noticias

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: 🗑 1. Begoña Gómez borra el rastro digital de su plataforma para captar...

Internacional3 días ago

Marine Le Pen se compromete a cerrar las mezquitas salafistas y a deportar a los islamistas con doble nacionalidad

¡Comparte esta publicación! Si hay que poner un nombre al espectacular avance de los soberanistas en las elecciones europeas, ese...

Opinión4 días ago

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! «El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora,...

Opinión5 días ago

“Fiascóo” te estás cargando el Partido Popular. Por el Coronel de Infantería Efrén Díaz Casal

¡Comparte esta publicación! Desde el 2 de abril de 2022, fecha en la que cuatro descerebrados te colocaron en el...

Opinión5 días ago

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! «El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora,...

Advertisement Enter ad code here