Connect with us

Opinión

ANÁLISIS COMPLETO: Atentado de Moscú. Reflexionar sobre lo obvio (y sobre lo no tan obvio). Por Ernesto Milá

Ernesto Milá

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Siempre, los más fáciles de manipular, son los más extremistas, aquellos cuyo cerebro solamente funciona mediante razonamientos extremadamente simples; y, si además, creen en el “paraíso de Alá”, están pidiendo a gritos ser manipulados… Todo esto viene a cuento del atentado de Moscú y de sus responsables.

LA TESIS DE VLADIMIR PUTIN SOBRE EL ATENTADO

Ciento treinta y nueve personas muertas y un centenar de heridos en el Crocus City Hall de Moscú, solamente merecen una condena unánime. Ni siquiera los medios más anti-rusos de Occidente, se han atrevido a evitar esa condena. A la confusión inicial, siguió la detención de los cuatro miembros del comando terrorista, cuando se dirigían “en dirección sur-oeste”. Poco después de la detención, Vladimir Putin habló sobre el crimen y lo que dijo resulta extremadamente claro y significativo, expresado con la particular jerga antifascista del líder ruso. Reconoció que los criminales -esto es, el “brazo ejecutor”- estaba formado por islamistas radicales, pero faltaba identificar a los “responsables intelectuales”, sugiriendo que la operación beneficiaba a un único actor: el gobierno ucraniano.

Hay que reconocer en estas declaraciones un intento de poner las cosas en su punto: los islamistas radicales son -siempre- el “brazo ejecutor”, pero casi nunca la inteligencia que lo dirige. Esto ha sido así desde el 11-S, ese misterio impenetrable de la historia reciente de los EEUU con prolongaciones en Europa Occidental (y, concretamente, en España el 11-M. A este respecto, véase el artículo Una hipótesis alternativa inédita sobre el 11-M).

Algún tertuliano en España, ha iniciado la mezcla de datos vagamente ciertos (sobre Al-Qaeda y sobre el “Estado Islámico”), achacando a Putin “xenofobia” e incluso tomando el crimen como “una muestra del rechazo popular a Putin”… presidente elegido con una mayoría tan absoluta recientemente que ha hecho palidecer de envidia a los mandatarios occidentales que, en su mayoría están en el poder, con menos del 35% de apoyos populares directos. Luego, se ha filtrado la noticia de que “los EEUU” habían advertido a Moscú sobre la posibilidad de un atentado terrorista en su territorio… noticia extraña y, presumiblemente, mera intoxicación informativa. Aunque tal “aviso” se hubiera producido realmente, cabe preguntarse cómo los EEUU estaban al tanto de la información y porqué decidieron informar al adversario… La única respuesta es: para quitarse de encima la sombra de responsabilidad en el crimen (y a sabiendas de que en Moscú nadie iba a tomar en serio un aviso llegado del país que más se ha empeñado en destruir Rusia desde 1948…)

Advertisement

EL ISLAM NO ES UNA RELIGIÓN COMO LAS DEMÁS

Sea como fue, en su alocución posterior al atentado, el líder ruso no puede decir todo lo que hubiera deseado. No hay que olvidar que Rusia engloba a musulmanes procedentes de las antiguas repúblicas soviéticas del sur de la URSS y del Cáucaso. Tampoco hay que olvidar que el Islam es la región más ampliamente profesada en Rusia que abarca entre el 17 y el 25% de toda la población rusa (los datos son de Wikipedia). Solamente en Moscú hay 300.000 musulmanes residentes permanentes (que otros elevan hasta 1.000.000) y otro 1.500.000 de musulmanes inmigrantes. Más aún: en toda la Federación Rusa hay 8.000 mezquitas

Con estas cifras podemos entender mejor las “tesis euroasistas” que proponen una Rusia cuya alma estaría constituida por la Iglesia Ortodoxa, su matriz, formas de budismo presentes en Siberia y… el Islam llegado del sur.

Pero, estas tesis chocan con la pertinaz realidad que demuestra que el Islam no es una religión como otra cualquiera, sino un riesgo, y ello por tres motivos:

1) El contenido de los textos coránicos que consideran la “guerra santa” como uno de los “pilares del islam” (y se trata de una guerra entendida en sentido estricto, una “guerra exterior” y no una “guerra interior” librada en el terreno de la psique. Ver a este respecto nuestro documento: “La yihad en Europa: diagnosticarla, prevenirla y contenerla”). Es la única religión que propone la conquista por las armas de nuevos territorios para englobarlos a la “umma” (la comunidad de los creyentes).

Advertisement

2) El islamismo tiene una increíble facilidad para deslizarse hacia el radicalismo. La mayoría de islamistas ni creen ni practican la “guerra santa”, pero la existencia de casi una docena de referencias inequívocas a ella en el Corán, facilita el que, la predicación de cualquier imán o de cualquier alucinado citando esos versículos, sea suficiente para escorar a sectores del islam hacia la vía del radicalismo religioso y del terrorismo yihadista en un corto espacio de tiempo y con una rapidez pasmosa.

3) El islam es practicado por sociedades tecnológicamente avanzadas, pero que culturalmente se encuentran instaladas culturalmente antes de la Primera Revolución Industrial. Esto genera un cóctel explosivo y explica, por sí mismo, la irrupción del yihadismo: la pobreza más absoluta, situada junto al lujo oriental más extremo, hace que la muerte en la “guerra santa” sea contemplada como una “vía” para alcanzar la promesa de Alá de que los yihadistas muertos gozarán de todos los placeres mundanos que deseen en el “más allá”.

De estos tres elementos se deducen tres consecuencias:

– El islam es una religión en donde los grupos sociales económica y culturalmente más desfavorecidos facilitan la “cantera” para las organizaciones yihadistas.

– La posibilidad de deslizamiento hacia el radicalismo está siempre presente entre los fieles islámicos y se apoya inequívocamente en textos coránicos.

Advertisement

– El islam es la única religión del mundo en nombre de la cual se mata y se muere alegremente y no puede ser medida con el mismo rasero que cualquier otra religión tradicional.

 

EN TODAS PARTES, EL ISLAM ES INCOMPATIBLE CON OTRAS RELIGIONES

Todo esto explica suficientemente -además de los datos objetivos- que Putin haya señalado al islam radical como autor de la masacre… autor, no mandatario de la misma.

Encontrar una tropa dispuesta a morir en una acción terrorista es fácil en medios islamistas: la promesa de siete palacios de jade que recibirá el combatiente muerto en la yihad, cada uno de ellos con siete harenes y cada harén con setenta y siete huríes, permaneciendo el yihadista muerto con una edad permanentemente de 33 años y en estado de erección permanente… puede ser muy tentadora para pobres diablos arrojados a la miseria y a la ignorancia. Es muy diferente, por ejemplo, de la concepción del Walhalla, morada de los dioses, al que trasladan las valquirias a los héroes muertos en combate, allí esperan la hora en el que los cuernos guerreros del Raknarok llamen a la batalla final contra las fuerzas del mal.

Advertisement

Si hemos citado esta concepción religiosa nórdica es porque el pueblo ruso es descendiente de los Varegos, una estirpe vikinga que dio lugar al núcleo fundador de aquel país. Y las dos concepciones (la de un más allá hedonista y sensualista, y la de un más allá en el que se monta guardia a la sombra de las espadas) son opuestas e irreconciliables. Si hoy están mezcladas en Moscú se debe, como en los países occidentales, a la huida de muchos islamistas de los países en los que nacieran. Se da la paradoja de que siguen siendo fieles al islam… a pesar de que el islam sea el responsable de su miseria y del atraso endémico de sus sociedades (bueno es reconocer que, si no fuera por el petróleo, las sociedades islámicas árabes vivirían todavía como en los tiempos del segundo califa).

LA “RESPONSABILIDAD UCRANIANA”

La tesis de Putin puede resumirse así: “un fanático religioso es fácilmente manipulable; y en el caso de los cuatro criminales que dispararon sobre 6.000 personas en una discoteca, hay que distinguir entre los asesinos y quienes les indujeron a cometer el crimen”.

Para Putin está claro: “fue Ucrania”. Pero, hay que matizar. Es cierto que los asesinos huían en dirección a Ucrania cuando fueron detenidos, pero también hay que reconocer que Ucrania carece de experiencia en este tipo de acciones que pueden ser calificadas como “de bandera falsa” (cuando el ejecutor y el mandatario no pertenecen a la misma organización a la que se atribuirá el crimen).

En nuestro anterior artículo ¿Morir por Kiev? ¿Soplan vientos de guerra o de negocio?, ya aludimos a Al-Qaeda y a sectores del terrorismo islámico lo suficientemente brumosos como para despertar sospechas sobre a quién sirven verdaderamente. Lo dicho sobre al-Qaeda puede trasladarse sin dificultades al “Estado Islámico – DAESH – ISIL”. No se entiende nada en este tipo de organizaciones terroristas.

Advertisement

Por ejemplo, si debiéramos fiarnos de sus propuestas y proclamas, debería quedar claro que su enemigo directo es EEUU y el Estado de Israel, pero, por algún motivo que nadie logra explicar, el DAESH, ISIL y demás, no han atentado nunca contra ninguno de estos dos países. En su lugar, todos los atentados cometidos han sido de una brutalidad sin límites en Europa Occidental y de una crueldad casi inimaginable en el caso de Rusia… que, a fin de cuentas, permite el culto islámico en todo su territorio, y tiene el “deseo euroasiático” de integrar bajo una sola bandera a cristianos ortodoxos, musulmanes y budistas. Incluso la mayoría de repúblicas exsoviéticas del sur están hoy en buenas y/o inmejorables relaciones con Moscú.

¿EJECUTORES? ISLAMISTAS – ¿AUTORES INTELECTUALES?

Claro está que la estrategia occidental en Siria de acoso y derribo del Baas fracasó a causa de los bombardeos realizados por la aviación rusa sobre posiciones del DAESH que en apenas seis meses lograron llevarlos al punto de partida, masacrando literalmente a sus miembros. Entonces, el DAESH y otros grupos de oposición al gobierno sirio, fueron utilizados por el Pentágono para desestabilizar toda la zona de Oriente Medio (que incluyeron, desde los bombardeos sobre Irán para destruir los avances de este país en materia nuclear, la invasión de Irak y el favorecimiento de una guerra civil interior entre sunnitas y chiitas para evitar que el potencial militar de ambas comunidades se volviera contra el ocupante anglosajón, y el intento de derrocamiento del presidente legal y legítimo de Siria, Bashar Al-Azad)

¿Los extremistas del DAESH podrían estar interesados en vengarse del país que los había, literalmente, pulverizado? En la pregunta misma se encuentra la contestación: difícilmente un grupo “pulverizado” y del que no se ha oído hablar desde 2022 podría estar en condiciones de armar un atentado de esta envergadura. De hecho, ni siquiera en Europa Occidental, los últimos atentados islamistas cometidos lo han sido bajo la bandera del DAESH al que, hoy, los “analistas” y “tertulianos” ya no consideran como una organización realmente existente, sino como una “franquicia”

En otras palabras: lo que queda del DAESH son individuos a la desbandada incapaces de coordinarse y encontrar medios suficientes para dar un golpe en Moscú, país que se encuentra en conflicto con Ucrania y, por tanto, con las fuerzas armadas y de seguridad del Estado en constante alerta. De haberlo deseado, les hubiera sido mucho más fácil técnica y económicamente cometer un atentado contra una embajada rusa en cualquier país occidental.

Advertisement

LAS OPERACIONES “FALSE FLAG” NO SON PARA “AFICIONADOS”

Pero no: se trataba de cometer un atentado enloquecido en Moscú, matando al mayor número de individuos posibles, como un elemento más para aumentar la tensión entre el gobierno ruso y los gobiernos occidentales. Ante la gravedad del crimen, siempre era posible que Putin responsabilizara a Occidente y sus declaraciones contribuyeran a justificar la elevación de inversión en el sector armamentístico de los países de la OTAN.

Putin -al menos públicamente- ha evitado referencias a Occidente en el tema del atentado terrorista. Sus dardos apuntaban contra Kiev, aun a sabiendas de que, si bien es cierto que el gobierno de Zelensky es uno de los que pueden beneficiarse del crimen, carece por completo de experiencias en estas operaciones “false flag”. En efecto, la única que intentó, arrojando un misil sobre Polonia y acusando al gobierno ruso del crimen (que costó la vida a dos ancianos. Véase: Un casus belli perfecto, misil ruso sobre Polonia), fue tan burda que le costó a Zelensky una reprimenda por parte de la OTAN: “Deja las operaciones de bandera falsa, para los que sabemos cómo se ejecutan. Tú sigue poniendo los muertos…”.

“ATENTADO DEL DAESH” (¿PERO QUEDA ALGUIEN DEL DAESH?)

El dossier que está al alcance de cualquier interesado sobre el origen del DAESH (que no es diferente del vidrioso origen de Al-Qaeda), sobre quién lo ha mantenido, sobre su funcionalidad dentro de la estrategia de generar tensiones en Oriente Medio para rebajar la presión sobre el Estado de Israel y sobre la ocupación USA de Irak, es realmente impresionante (recomendamos la lectura del artículo 24 cosas sobre ISIS y Al-Qaeda que no quieren que sepas y también el estudio de grado en Relaciones Internacionales titulado La responsabilidad de EEUU en el nacimiento del Estado Islámico) deja pocas dudas sobre quien ha instigado este semillero de organizaciones terroristas y sobre su funcionalidad: los servicios de inteligencia del Reino Unido y de los EEUU.

Advertisement

Si estos datos están al alcance de cualquier usuario de Internet y su credibilidad deriva de la lógica y de la coherencia de la tesis que contribuyen a apuntalar, podemos imaginar lo que los servicios de inteligencia rusos han podido recopilar. La prueba de que las declaraciones de Putin apuntando contra Ucrania estaban motivadas en no hacer nada que pudiera justificar un aumento de la tensión con los países occidentales, es que, después del ataque terrorista no se ha producido la consabida represalia rusa destrozando lo poco que queda ya de infraestructura de comunicaciones y de energía de Ucrania… De tener la convicción de que los 139 muertos y el centenar de heridos graves habían sido comandadas por Kiev, es muy probable que la represalia hubiera sido de una dureza desconocida hasta ahora (y, por cierto, compárese la magnitud de las destrucciones en Gaza con las que ha sufrido Kiev y se entenderá la diferencia entre una “guerra total” y un “conflicto limitado”).

Los atentados de Moscú, en nuestra opinión, han tenido el mismo origen que cualquier otro atentado yihadista de la “franquicia” DAESH o de la “franquicia” Al-Qaeda. Una cosa era el DAESH que consiguió establecer un “califato” en zonas de Irak y de Siria y otra muy diferente, la organización que reivindica AHORA el crimen de Moscú: de aquel DAESH queda muy poco, solamente quienes planificaron su creación, establecieron su funcionalidad y ahora lo vuelven a aprovechar como un paso más para radicalizar la pugna con Moscú y justificar el rearme “de Occidente”.

Es una hipótesis, claro está, pero como hemos visto, está justificada en algunos datos objetivos, y por la historia pasada del más que ambiguo “terrorismo islamista”.

Adenda: LA ÚLTIMA PARADOJA

¿Lo más paradójico? El “pesar” con el que los medios de comunicación norteamericanos han acogido la detención de los cuatro asesinos y su insistencia en lamentar que hayan declarado desfigurados, sin oreja y en silla de ruedas, “con graves signos de violencia”… En España, algún tertuliano, incluso, ha recordado los “derechos humanos” de los detenidos (¿son “humanos”? Se nace con la “condición humana”, pero determinados actos criminales parecen una renuncia a la misma y una asunción de las peores cualidades de cualquier especie depredadora: animalidad y estupidez; no humanidad), mientras que otros nos han ilustrado sobre el derecho a la “presunción de inocencia mientras no se celebre un juicio justo” y que “por el momento, solo son presuntos culpables”

Advertisement

Que estén vivos a estas alturas ya es, de por sí, milagroso y demuestra que Rusia quiere que no existan dudas sobre la paternidad del atentado. Pero, resulta paradójico que tertulianos y medios que callaron ante el “método americano” utilizado en Guantánamo con el aislamiento, la presión psicológica, las torturas psíquicas prolongadas durante años, incluso a individuos que ni siquiera eran terroristas, lloren ahora por el destino de asesinos de 139 personas.

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Cartas desde Colombia: Librería Europa, un símbolo; Pedro Varela, un referente de lo que la Hispanidad y Occidente representan

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Por Carlos Arturo Calderón Muñoz.-

A inicios de la década de los 2000 este chicuelo caminaba por el centro de Bogotá, lugar en el que siempre pareciera que algo mágico está a punto de pasar pero en el que la caprichosa realidad se impone sin resistencia. Estaba buscando la Editorial Solar, extraño negocio ubicado a unas calles del principal centro de la masonería en Colombia; un recinto rodeado por una sociedad que nunca se entera de su propio drama, pero en cuyo interior se escuchaban acertados análisis geopolíticos. De entre los aromas de esoterismo andino y revisionismo histórico siempre emergían comentarios acerca de una librería con nombre de viejo continente.

En la lejana Barcelona, algún loco llamado como un apóstol con oficio de Papa, había leído tantos libros que un día, en medio de su delirio, decidió contener el avance de la realidad con una muralla de papel; respondiendo al fuego de la maquinaria globalista con letras destinadas a la censura. La lealtad a su sangre le impedía suscribirse a tratados de rendición, pues esa no es costumbre española y capitaneando una empresa que sólo se financiaba de su propia fe logró mantener una quimera por décadas.

Ese caballero andante, que deambula por caminos de tinta y bits, no es más que un viejo que contamina a las juventudes con fantasías seniles. Va por ahí hablando, y peor aún, enseñando con su ejemplo, de ridiculeces como el honor, lealtad, austeridad, marcialidad, el triunfo de la voluntad y otras cosas sin valor alguno. Porque gracias a dios nosotros conocemos el dinero y si se habla de un artículo que éste no puede comprar seguramente no existe.

Advertisement

¿Por qué alguien renunciaría a amasar una fortuna que le permita satisfacer a los sentidos? ¿En qué momento alguien se aleja del goce sensual para escuchar al rojo que surca por sus venas y por extensión a la divinidad que este representa? Un simple librero sin recursos económicos o linajes políticos se ha vuelto tan problemático para las fuerzas de un sistema que gobierna todo un planeta, que le han tenido que agredir, enjuiciar y encarcelar en múltiples ocasiones. ¿Quién es ese sujeto tan peligroso? ¿Eres tú Pedro?

Con la fuerza de las leyes, más no de la justicia, el señor del mundo ha logrado capturar el bastión que ese quijote contemporáneo defendiera por un cuarto de siglo. Hace tan sólo unos días, alrededor de un centenar de agitadores a sueldo de la finanza internacional representada por Soros, gritaban con odio “Refugiados sí, españoles no”. Esas palabras se dirigían a Manuel Canduela y algunos miembros de Democracia Nacional, quienes protestaban, muy cerca de la ya caída librería, por los atropellos cometidos contra el editor y algunos políticos.

Muy probablemente esos extremistas endofobicos no se imaginan que para muchos hispanos, desde Estados Unidos hasta Chile, incluido el que esto escribe, ese librero, al que le dio por llamarse Pedro Varela, es un referente inequívoco de lo que la Hispanidad y Occidente representan. Es una fantasía de carne y hueso que demuestra que un sólo hombre, que haya hecho de su honor la lealtad, es capaz es de transformar al mundo. Ese pequeño establecimiento, castillo casi inexpugnable de autores malditos, se convirtió en una luz tan potente que nos deslumbró al otro del atlántico.

Conferencia de Pedro Varela en Castellón.

Conferencia de Pedro Varela en Castellón.

 

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Para nosotros, muchos de los cuales nacimos el mismo año que la denominada Librería Europa, Pedro Varela es un ejemplo de ese estado de consciencia al que se llega cuando se mezclan porciones equivalentes de heroísmo y locura, eso a lo que llaman amor. Porque como toda encarnación del arquetipo de la hispanidad sólo puede decir que el amor no engendra cobardes y al nacer en este planeta prisión, no ha hecho más que arrebatarle plazas a la desesperanza para convertirlas en fortalezas de las que pueda emerger un mejor mañana.

Advertisement

Oponiendo libros a finanzas nos ha demostrado que los Rothchilds, Rockefellers, Soros y demás ralea usurera, son en realidad patéticos acobardados que aman el oro porque al cubrirse con este pueden fingir una nobleza que no tienen. Se aferran con desespero a ese metal porque ellos mismos son incapaces de transmutar su ser en algo más grande. Don Pedro, guiado por la memoria de la sangre e impulsado por la voluntad ha sobrepasado los límites de su materia. Ahora, cuando la Librería Europa ha desaparecido, y aún si su biología fuera asesinada, él no ha sido derrotado. Ya se convirtió en un símbolo para miles de nosotros y nos aseguraremos de que la siguiente generación retome el testigo de nuestra luz como pueblo. Aún si eso implica que el último reducto de los hispanos en las Américas tenga que reconquistar una península ibérica en la que ya no existan españoles.

Sé que muchos de los que de esta parte del mundo llegan a España lo único que quieren es dinero, en este caso en particular no soy la excepción. Quisiera pedirles a todos los que esto lean que, por favor, no comenten el artículo, no le den “me gusta” o asientan en el silencio en su casa. Pedro Varela ha dado mucho por la superviviencia de Occidente y en este momento podemos, con pequeñas acciones, ayudarle a continuar. En la red es fácil encontrar las cuentas bancarias a las que podemos enviarle un auxilio a don Pedro en este momento de apremiante necesidad.

Fachada de la librería Europa.

Fachada de la librería Europa.

 

 

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

Por favor, ahórrense lo de una noche de tapas en el bar, pospongan por unos meses ese nuevo celular o desvíen una parte del dinero que quieren donarle a los pobres indígenas de Colombia y dénselo a este hombre, con el mismo amor con el que él ha entregado su vida por Occidente.

En lo que a mí respecta, no me importa lo que diga la Colau, la calle Séneca va a ser lo primero que visite cuando vaya a Barcelona, porque es ahí donde culmina ese puente de literatura que se conecta con las cumbres andinas de una infancia bogotana.

Advertisement

Muchas gracias don Pedro, siga siendo luz.

*Desde San Bonifacio de Ibagué (Colombia)

Continuar leyendo
Advertisement
Economía2 días ago

Machineryline Chile visión general

¡Comparte esta publicación! En el mundo actual, la adquisición eficiente de maquinaria especializada es un factor clave para el éxito...

España2 días ago

¿Que estás haciendo, VOX? Catarata de insultos hacia Alvise Pérez que pide a Abascal “Juego Limpio” y la Diputada Cristina Esteban le llama en un audio “Chungo de pelotas”

¡Comparte esta publicación! Cristina Esteban, diputada de VOX por Valencia y eminente representante de la “Beautiful People” (es un decir)...

España3 días ago

“Se Acabó La Fiesta”, la lista electoral de Alvise Pérez, obtiene según el CIS más de 1 diputado al Parlamento Europeo. Los partidos braman

¡Comparte esta publicación! ‘Se acabó la fiesta’, de Alvise Pérez, se cuela en las encuestas del 9-J De las 33...

España5 días ago

Vito Quiles avergüenza al mamporrero de Sánchez, el traidor Pachi López, en medios internacionales (Ver Vídeo)

¡Comparte esta publicación!   Me han llamado de 11 medios (los más vistos de Argentina) para participar en sus programas...

España5 días ago

Su Majestad Sanchista va y se compra más aviones para sustituir al Falcon… y otras noticias censuradas, cortesia de ALVISE PÉREZ

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: ✈️ 1. Defensa continúa ocultando la compra de los nuevos aviones de Pedro...

España1 semana ago

Juicio a Pedro Varela, una descarada caza de brujas

¡Comparte esta publicación!   Primera idea. Los que no dijeron que la Libertad de expresión era democráticamente sagrada, luego demostraron ser los...

Advertisement Enter ad code here