Connect with us

Internacional

INFORME DE GUERRA: La brigada de élite rusa que alguna vez fue temible resultó absolutamente destruida en Ucrania

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Miembros de la 200ª Brigada Rifle Motorizada Separada de Rusia, con base en el extremo norte de la península de Kola, participan en febrero de 2021 en simulacros para una expedición al Ártico. FOTO DE ARCHIVO (Pavel Lvov/Sputnik/AP)

Submarinos con armas nucleares entran y salen de las gélidas aguas de la costa de la península rusa de Kola, en el extremo norte de Europa. Misiles capaces de destruir ciudades se almacenan por docenas en búnkeres excavados en las colinas del interior.

Desde la Guerra Fría, este arsenal ártico ha estado protegido por una unidad de combate considerada una de las más formidables de Rusia -la 200ª Brigada Separada de Fusiles Motorizados– hasta que envió sus mejores cazas y armas a Ucrania este año y fue efectivamente destruida.

La 200ª fue una de las primeras unidades en sumergirse en Ucrania el 24 de febrero, como parte de un temible asalto a la ciudad de Kharkiv. En mayo, la unidad se tambaleaba de vuelta a través de la frontera rusa desesperada por reagruparse, según documentos internos de la brigada revisados por The Washington Post y detalles no revelados anteriormente proporcionados por oficiales militares y de inteligencia ucranianos y occidentales.

Un documento que detalla un inventario de sus filas realizado a mediados de la guerra muestra que a finales de mayo quedaban menos de 900 soldados en dos grupos tácticos de batallones que, según funcionarios occidentales, habían partido de la guarnición de la brigada en Rusia con más de 1.400 efectivos. El comandante de la brigada estaba gravemente herido. Y algunos de los que aún se contabilizaban como parte de la unidad figuraban como hospitalizados, desaparecidos o “refuseniks” que no estaban dispuestos a luchar, según el documento, parte de una colección de archivos militares rusos internos obtenidos por los servicios de seguridad de Ucrania y facilitados a The Post.

El colapso de la brigada refleja en parte la dificultad de su misión en la guerra y la valiente actuación de los militares ucranianos. Pero un examen más detallado de la 200ª brigada muestra que su destino también estuvo determinado por muchas de las mismas fuerzas que hicieron descarrilar los planes de invasión del presidente ruso Vladimir Putin: corrupción endémica, errores de cálculo estratégicos y la incapacidad del Kremlin para comprender las verdaderas capacidades de su propio ejército o las de su adversario.

Advertisement

Tras meses de ceder territorio y perder miles de tropas, Putin intenta ahora salvar sus grandiosos objetivos con una fuerza que se parece a la 200ª: muy mermada, considerablemente desmoralizada y repleta de reclutas inexpertos.

Una captura de pantalla de una emisión de julio de la televisión estatal muestra a soldados “voluntarios mixtos” entrenándose en Pechenga mientras se preparan para desplegarse en Ucrania como refuerzos de unidades del 200 que ya habían sufrido graves pérdidas. (GTRK Murman/Vesti)

Esta reconstrucción de la aniquilación de la brigada se basa en el fondo documental, en entrevistas con miembros de la unidad y sus familias, así como en relatos de oficiales de las unidades militares ucranianas que se enfrentaron a la 200ª en combate. La mayoría habló bajo condición de anonimato para hablar de información confidencial o, en el caso de los soldados rusos, para mantener su propia seguridad. El Ministerio de Defensa ruso no respondió a las solicitudes de comentarios.

El registro revela una brigada en crisis, según los funcionarios y expertos que examinaron los documentos a petición de The Post.

Apenas cuentan con el 60% de sus efectivos y se ven obligados a depender de refuerzos que no son suficientes”, declaró en una entrevista Pekka Toveri, ex director del servicio de inteligencia de defensa de Finlandia. “Hay hombres que se niegan a luchar, hombres que han desaparecido. Todo esto nos dice que para Rusia la guerra ha ido terriblemente mal”.

La guerra siguió empeorando para la 200ª.

El comandante de la unidad sufrió heridas tan graves en la cabeza en un ataque que quedó vomitando, desorientado e incapaz de recordar los acontecimientos del campo de batalla, y pronto tendría que ser hospitalizado, según muestran los documentos internos de la brigada. Muchas de las armas más potentes de la unidad, incluidos lanzacohetes móviles y tanques, fueron destruidos o capturados.

En los meses transcurridos desde el inventario de mayo, la brigada ha sufrido nuevas pérdidas en enfrentamientos como un tiroteo en julio en la aldea nororiental de Hrakove, y fue una de las fuerzas rusas derrotadas en la ofensiva ucraniana de septiembre para recuperar amplias zonas de la región de Kharkiv.

Advertisement

Mientras tanto, la brigada se degradaba desde dentro. Las tropas cualificadas y los oficiales profesionales enviados a la batalla al principio de la guerra con tanques T-80BVM de última generación han dado paso a un grupo de reclutas mal entrenados que han entrado en servicio con equipos míseros o anticuados.

Algunos de los propios soldados de la brigada describen su estado como calamitoso.

La unidad está en un estado de decadencia”, dijo un soldado que ahora sirve en la 200 después de haber sido reclutado en virtud de las órdenes de movilización que Putin emitió en septiembre. A él y a otros les dieron inicialmente “cascos pintados de 1941 y chalecos sin placas”, dijo en una entrevista con The Post este mes. “Ni siquiera nos están entrenando. . . . Simplemente te dicen: ‘Ahora eres un tirador. Aquí tienes, aquí tienes una ametralladora’”.

En una guerra que ha sido desastrosa para gran parte del ejército ruso, destaca el desmembramiento del 200º. Entró en el conflicto con mejor entrenamiento, equipos más nuevos y más experiencia -incluidas misiones de combate previas en Ucrania– que la mayoría de las demás unidades. Ahora, dada la magnitud de sus pérdidas, dijo un militar europeo, “no puede considerarse una fuerza de combate”.

En guardia

En tiempos de paz, la 200ª está acuartelada en bases espartanas situadas dentro del Círculo Polar Ártico, a menos de 16 kilómetros de la frontera rusa con Noruega. Su ubicación en el municipio de Pechenga, al noroeste de Murmansk, subraya su misión: servir de cuña entre las potencias de la OTAN situadas al oeste y las bases de la Flota del Norte rusa en el Mar de Barents.

Los puertos, que sirvieron de punto de partida para el submarino ficticio de “La caza del Octubre Rojo”, tienen una importancia existencial en la doctrina estratégica rusa. La Flota del Norte constituye el núcleo de la capacidad nuclear de “segundo ataque” de Rusia, lo que significa que se espera que sus submarinos maniobren en el Atlántico y desencadenen una descarga final cataclísmica si Estados Unidos consigue derribar los silos de misiles terrestres rusos.

Advertisement
El submarino Príncipe Vladimir, a la izquierda, y el Yekaterinburg son vistos el año pasado en una base rusa en Gadzhiyevo, en la península de Kola. Ambas naves pueden disparar misiles balísticos nucleares. (Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa ruso/AP)

La 200ª forma parte de un sistema interconectado de defensas para la flota y sus bases, que también se basa en su ubicación remota, capas de seguridad perimetral y unidades adicionales en la península de Kola.

A pesar de lo que está en juego en esta misión en el Ártico, el Kremlin ha recurrido repetidamente al 200º para misiones prioritarias. Los oficiales fueron enviados a Siria para ayudar al presidente Bashar al-Assad a mantener su control del poder y, según funcionarios ucranianos y un informe del medio de investigación Bellingcat, la unidad participó clandestinamente en el intento de Rusia en 2014 de apoderarse de territorio en la región oriental ucraniana de Donbás.

En enero de este año, dos grupos tácticos de batallones fuertemente armados de la 200ª empezaron a embarcar en trenes con destino a la frontera ucraniana. Las imágenes en línea muestran vagones de plataforma que transportan tanques a través de un paisaje barrido por la nieve y soldados jugando a las cartas en cabinas de pasajeros abarrotadas.

A estas tropas, como a otras de la fuerza invasora, se les hizo creer que se desplegaban para participar en simulacros, según funcionarios ucranianos que citan relatos de soldados de la 200 capturados. Sólo a las 3 de la madrugada del 24 de febrero se les dijo: “Habrá disparos”, dijo un oficial.

Un convoy de unos 100 vehículos de la brigada comenzó a cruzar la frontera esa mañana. Fotos tomadas por civiles muestran uno de los tanques de la unidad siendo utilizado para establecer un control de carretera en las afueras del norte de Kharkiv – un intento de imponer el orden que pronto resultó inútil.

Al final del día, varias unidades de la 200ª habían sido emboscadas o atacadas, docenas de soldados muertos o heridos, y equipos como tanques y lanzacohetes móviles “Grad” destruidos o abandonados en las carreteras, según relatos ucranianos y occidentales.

Advertisement

La devastación se debió en parte a que a la 200ª le tocó una de las tareas más difíciles de la invasión. “El frente que se les asignó resultó estar bien defendido con ucranianos muy motivados”, declaró un alto funcionario de los servicios de inteligencia europeos.

El plan de guerra ucraniano se organizó sobre todo en torno a la protección de Kiev, la capital del país, pero también exigía que varias unidades blindadas, incluida la 92ª Brigada Mecanizada, centraran su potencia de fuego en la defensa de la segunda ciudad más grande de UcraniaJarkiv.

El castigo infligido a la 200ª en esas primeras batallas y en docenas más de las que siguieron sigue siendo un motivo de orgullo marcial para los altos mandos ucranianos. “¿Qué hay que saber de ellos?”, dijo recientemente en una entrevista el coronel general Oleksandr Syrsky, que posteriormente dirigió la ofensiva de Kharkiv, cuando se le preguntó por el 200º. “Huyen muy bien”.

La brigada también se vio lastrada por problemas que aquejaban a otras unidades rusas. Estaba escasa de alimentos y combustible después de consumir o vender almacenes críticos en las semanas previas a la invasión, dijeron los oficiales. La decisión de Putin de mantener a oscuras incluso a los asesores de alto rango dejó a los comandantes escaso tiempo para preparar a las tropas, por no hablar de coordinar los planes de ataque con otras unidades.

La letra “Z”, emblema de Rusia en la invasión de Ucrania, aparece en un edificio dañado en Hrakove, donde la 200ª quedó atrapada en un duro tiroteo en julio. (Leo Correa/AP)

Sorprendida por la resistencia ucraniana, la 200ª brigada pasó las semanas siguientes rechazando nuevos ataques mientras se atrincheraba en posiciones defensivas al norte de Kharkiv, según los oficiales. Fue durante este período cuando el comandante de la brigada, el coronel Denis Kurilo, de 44 años, resultó gravemente herido en un ataque que, según las autoridades occidentales, destruyó su vehículo. Las autoridades ucranianas informaron inicialmente de que el ataque se había producido a finales de marzo y que Kurilo había muerto. Pero los registros internos de la brigada hacen referencia a una “herida de combate con fecha de 22 de abril” que finalmente requirió su hospitalización.

En el cuartel general de la brigada sólo se hicieron públicos indicios de la matanza. A mediados de marzo, el gobernador de la región rusa de Murmansk, en la que se encuentra la guarnición de la 200ª, anunció en Internet que tres soldados y un oficial habían muerto en Ucrania, calificándolos de “auténticos héroes”.

Advertisement

Pero éstas eran sólo una pequeña parte de las bajas reales.

Los registros internos de la brigada incluyen un recuento detallado del personal superviviente en mayo, después de que se hubieran retirado a través de la frontera rusa hacia la región de Belgorod. La autenticidad de los documentos fue confirmada por funcionarios de seguridad occidentales.

Una página incluye una tabla en la que figuran 892 militares aún “presentes” y adscritos a los dos grupos tácticos de batallones que se habían desplegado desde Pechenga en el periodo previo a la guerra. Funcionarios de los servicios de seguridad europeos que vigilan de cerca al 200º dijeron que esas dos unidades habían partido con un total de 1.400 a 1.600 soldados.

Un oficial describió como “catastrófico” el daño que esas pérdidas habrían hecho a la eficacia y la moral de la unidad.

Entre los que quedan, la tabla enumera 21 como hospitalizados, seis como desaparecidos y nueve como “refuseniks”. También muestra que la brigada estaba esperando 138 refuerzos, aunque no indica su formación o procedencia.

Advertisement

En la parte superior del documento se indica que Kurilo debía aprobarlo el 28 de mayo, lo que sugiere que seguía en la unidad a pesar de su reciente lesión. Sin embargo, un expediente médico que se conserva indica que sufría graves síntomas de una “lesión craneoencefálica”, como náuseas, vómitos, pérdida de memoria y “desorientación a corto plazo”. Dice que abandonó la unidad el 11 de julio para recibir tratamiento en el hospital militar Burdenko de Moscú y que fue dado de alta a finales de agosto. El expediente médico también dice que sus funciones fueron asignadas temporalmente a otro oficial.

No fue posible contactar con Kurilo, cuyo pasaporte y currículum militar también aparecen en el archivo, para que hiciera comentarios. El miércoles, una mujer que se identificó como su esposa respondió a un número asociado a Kurilo. Dijo que no había servido con el 200º desde hacía aproximadamente medio año, periodo que se correspondería con el comienzo de su hospitalización. Dijo que desde entonces había sido trasladado a otra unidad militar y que estaba ilocalizable.

El avatar de la cuenta de WhatsApp de Kurilo es un signo “Z” utilizado por las fuerzas rusas en Ucrania, junto con palabras rusas que significan “por la victoria”.

A pesar de la aparente exactitud del registro del pase de lista de la brigada, faltan llamativamente algunas categorías. No dice cuántos soldados habían formado parte inicialmente de los dos grupos tácticos del batallón, y no menciona a los heridos o muertos hasta ese momento en combate.

Toveri, ex jefe de inteligencia de Finlandia, dijo que el registro parece representar un esfuerzo de los comandantes para hacer un balance de su fuerza sin tener en cuenta las causas de su desgaste.

Advertisement

Se limitaron a hacer una nueva contabilidad”, dijo Toveri, añadiendo que hacerlo sería coherente con una cultura militar rusa considerada más insensible que sus homólogos occidentales a las bajas. “Llevaban tres meses en guerra y no mencionaban a ningún muerto en combate”, dijo Toveri. “Lo pasado, pasado está”.

Las pérdidas crearon una crisis en dos frentes para el 200º: La brigada se esforzaba por encontrar refuerzos en Murmansk, al tiempo que se ordenaba a los batallones desintegrados de Belgorod que regresaran a Ucrania.

Confianza y masacre

En un signo de creciente desesperación, la brigada comenzó a formar en junio lo que denominó un “batallón mixto de voluntarios”, que incluía marineros sacados de los buques de la Flota del Norte, especialistas en logística de los depósitos y otras personas a menudo obligadas a entrar en acción a pesar de tener poca o ninguna experiencia o formación en combate terrestre, según funcionarios occidentales.

Los restos del batallón en Belgorod volvieron a Ucrania a finales de la primavera y tomaron posiciones cerca de la frontera con Rusia.

Un soldado ucraniano junto a un coche marcado con el emblema ruso “Z” en Velyki Prokhody tras la liberación del pueblo. En el capó del coche hay un lanzagranadas propulsado por cohete. (Global Images Ucrania/Getty Images)

Los militares ucranianos describieron la fuerza del 200º que regresó, aunque degradada, como más profesional que los separatistas apoyados por Rusia a los que se habían enfrentado anteriormente en las afueras de Kharkiv.

Según Taras Shevchenko, comandante de una unidad de artillería y reconocimiento de la 127ª Brigada de Defensa Territorial Separada de Ucrania, los soldados de la 200ª fuerza eran menos propensos a hablar por teléfono, tenían una potencia de fuego mucho mayor y demostraron ser expertos en el tiro al blanco.

A principios de junio, dijo, su unidad se encontró con la 200ª en el pueblo de Velyki Prokhody, al norte de Kharkiv. Los ucranianos fueron sorprendidos con la guardia baja por una ráfaga de ataques, incluido uno que derribó el tercer piso de un edificio que utilizaban como base de operaciones, dijo Shevchenko, lo que le causó una conmoción cerebral.

Advertisement

Tras una serie de intercambios inconclusos, Shevchenko dijo que convenció a las unidades de artillería ucranianas para que mantuvieran el fuego durante varios días, con la esperanza de crear la impresión de que les quedaba poca munición mientras se utilizaban drones cuadricópteros para obtener una visión más clara de las posiciones rusas.

Durante la tregua, las imágenes de vigilancia mostraron que las tropas del 200º habían bajado la guardia.

Nada les atacaba, así que podían tomar el sol sin peligro”, dijo Shevchenko. “Se duchaban al aire libre. Corrían sin chalecos antibalas, sin cascos”.

Las fuerzas ucranianas aprovecharon la situación y desataron un bombardeo de 40 minutos con morteros, tanques y piezas de artillería de la época soviética, y al día siguiente, al caer la noche, lanzaron un ataque de seguimiento.

No sabían adónde huir”, dijo Shevchenko. Tras la liberación de la aldea, habló con los residentes, que estimaron que unos 100 soldados rusos habían muerto como resultado del enfrentamiento de dos días, aunque no hay cifras oficiales. Dijo que los ataques desmantelaron vehículos que podrían haber evacuado a los heridos. “Los lugareños dijeron que muchos murieron durante la noche”, dijo Shevchenko. “Murieron desangrados, porque a los heridos no pudieron evacuarlos”.

En esa secuencia, la 200ª había demostrado que podía ser letalmente eficaz y fatalmente indisciplinada. Esta actuación errática es característica de una unidad que los responsables de seguridad occidentales describen como una de las brigadas rusas de mayor rendimiento pero que, sin embargo, está plagada de podredumbre y disfunciones sistémicas.

Advertisement

Adscritas a la élite de la Flota del Norte, las tropas de la 200ª reciben equipo y entrenamiento especiales para las condiciones del Ártico y a menudo son las primeras en la fila para el equipo más avanzado de Rusia. En 2017, la brigada fue la primera de las fuerzas armadas rusas en recibir los nuevos tanques T-80BVM que salían de las líneas de montaje.

Y, sin embargo, los occidentales que se aventuraron a Pechenga antes de que Rusia restringiera los viajes describen la base como una guarnición sombría donde los oficiales descuidaban la moral de las tropas y los soldados podían parecer despistados sobre la identidad y la misión de la brigada.

Thomas Nilsen, editor del Barents Observer, un sitio noruego de noticias que sigue de cerca a la 200ª brigada, describió un encuentro hace varios años con soldados en un bar cercano a la base que no tenían ni idea de su proximidad a la OTAN, hasta que sacó un mapa de su teléfono para mostrárselo.

En 2020, tres militares murieron -uno de ellos por suicidio y otro por asfixia con vómito- y varios resultaron heridos en incidentes que suscitaron preocupación por las condiciones y la seguridad de la brigada, según una investigación del medio de noticias ruso Sever.Realii. Un soldado quedó ciego y otro perdió una mano mientras entrenaba con un dron en miniatura armado con explosivos de gran potencia.

Ese mismo año, un suboficial del 200 publicó vídeos en las redes sociales en los que acusaba a sus superiores de negligencia corrupción. Uno de ellos mostraba escenas de miseria en apartamentos reservados para oficiales, con electrodomésticos oxidados, moho trepando por las paredes y montones de basura metidos en unidades desocupadas.

Advertisement

Así es como viven los alféreces y oficiales del ejército ruso”, decía en el vídeo el suboficial Mikhail Balenko, describiendo el complejo con un improperio. “El comandante de la brigada ni siquiera viene aquí. No le importa cómo viven sus subordinados”.

En otro vídeo, Balenko acusó a los comandantes de robar suministros, sobornar a inspectores militares y vender combustible destinado a los vehículos de la brigada. Balenko no respondió a los intentos de contactar con él para hacer comentarios.

La guerra parece haber exacerbado estos problemas de moral y cohesión.

Decenas de soldados de Pechenga se negaron a desplegarse durante los primeros meses de la invasión, según funcionarios de los servicios de seguridad occidentales. No está claro qué ocurrió con ellos.

Los mandos ucranianos describieron batallas en las que los soldados del 200º no quisieron luchar o desafiaron las órdenes. A mediados de julio, una unidad de reconocimiento ucraniana captó el audio de un comandante de tanque ruso en Hrakove gritando a sus subordinados.

Un vehículo blindado de transporte de tropas circula por una carretera nevada durante los ejercicios de febrero de 2020 del 200º en su zona de Pechenga. (Pavel Lvov/Sputnik/AP)

¿Tengo que enseñaros a matar ucranianos? Me subiré yo mismo al tanque”, gritó el comandante, poco antes de que el tanque fuera destruido por un misil Javelin, según Oleksandr, un explorador de reconocimiento de la 92ª Brigada Mecanizada de Ucrania, que habló con la condición de que no se publicara su apellido para mantener su seguridad.

Al final de esa batalla, docenas de soldados rusos habían muerto o resultado heridos y 12 tanques habían sido destruidos, dijo Oleksandr, añadiendo que otras intercepciones indicaban que numerosos soldados se habían negado en algún momento a utilizar sus armas.

Advertisement

Los documentos de la brigada también dejan entrever una agitación interna. Un conjunto de archivos enumera las denuncias penales presentadas ante la fiscalía militar rusa en relación con cuatro soldados del 200º: un teniente superior, dos cabos y un soldado raso.

Dos fueron acusados de “venta ilegal de explosivos” y otros dos de “abandono no autorizado de unidad militar”. Los documentos indican que los fiscales declinaron presentar cargos contra los soldados, aunque no se citan los motivos. Los apellidos de los soldados aparecen en los registros, pero los intentos de localizarlos fueron infructuosos.

El recuento exacto de bajas de la 200ª brigada sigue siendo difícil de obtener. La brigada no ha publicado ninguna cifra y el gobierno de Murmansk sólo ha reconocido la muerte de un puñado de soldados en declaraciones públicas.

Sin embargo, ha habido otros indicios de los efectos de la guerra en las familias de los militares de Múrmansk. A finales de agosto, la legislatura regional aprobó una ley que ofrecía comidas gratuitas a los escolares cuyos padres estuvieran sirviendo en Ucrania o hubieran muerto o resultado heridos, y anunció que 1.274 estudiantes cumplían los requisitos.

Aniquilados

La participación del 200º en el asedio de Kharkiv concluyó en septiembre, cuando fue derrotado cerca de Kupiansk en la ofensiva ucraniana, dijo el coronel Pavlo Fedosenko, comandante de la 92ª Brigada Mecanizada de Ucrania, la unidad que asestó el golpe y que se ha enfrentado al 200º más que ninguna otra.

Advertisement

Después, sólo quedaron fragmentos de un único batallón, compuesto por una mezcolanza de soldados que se parecían muy poco a las hábiles unidades que habían partido hacia Ucrania siete meses antes, dijo Fedosenko.

La mayoría de los oficiales de la unidad habían muerto o resultado heridos, dijo Fedosenko, y alrededor del 70% de su equipo -incluidos unos 32 tanques y 100 vehículos- había sido destruido o capturado.

No queda nada de esa brigada”, dijo en una entrevista reciente con The Post. “Está completamente aniquilada”.

Funcionarios de seguridad occidentales ofrecieron evaluaciones similares. Debido a que se perdieron tantos soldados contratados y miembros de alto rango de su cuadro de oficiales, “llevará años reconstruir la 200ª”, dijo un alto funcionario de inteligencia europeo.

El 17 de septiembre, Kurilo dejó el mando de la brigada para convertirse en subjefe de otra división de fusiles de motor, según una copia de una orden del ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, que se encontraba en el fondo documental.

Más tarde aparecieron restos de la 200ª en la región de Luhansk, donde las comunicaciones interceptadas facilitadas al Post por un oficial militar ucraniano mostraban a oficiales rusos enfurecidos por la insubordinación. En un intercambio, un comandante de regimiento reprende a un subordinado por el abandono de sus posiciones por parte de los soldados.

Advertisement

Estoy cansado después de un mes y medio con esta gente”, dice el comandante. Continúa describiendo cómo se deshacen los pelotones y sus esfuerzos por arrastrar a los soldados de vuelta a la batalla. En un caso, “había 30 personas que abandonaban sus posiciones, y ahora son más de 60, 75, tal vez todo el pelotón”, dijo. Tras enumerar problemas similares en otras unidades, dijo: “¿Qué coño estás haciendo? ¿Vas a reunir al batallón o no?”.

Al menos 20 soldados del 200º resultaron heridos en recientes escaramuzas en Luhansk, según el oficial de inteligencia ucraniano. En una hoja informativa facilitada por el funcionario figuran los nombres y las fechas de nacimiento de los soldados heridos; sus edades oscilan entre los 20 y los 50 años.

Contactado por The Post, uno de esos soldados reconoció que estaba en casa recuperándose, pero se negó a hablar en detalle de su despliegue o de sus heridas. Se describió a sí mismo como “una persona civil. Tengo familia, hijos. Nunca se me había pasado por la cabeza la necesidad de ir a luchar” antes de verse arrastrado por la movilización de Putin.

Cuando estaba en el hospital, había gente de Moscú, gente sencilla, algunos trabajaban reparando coches o en otros sitios”, dijo. “Los sacaron de su vida civil y los enviaron a ‘tomar pueblos’”. A muchos les aseguraron que “íbamos a estar en la retaguardia, no en primera línea”, dijo. “Pero resultó ser todo lo contrario”.

El soldado, que podría ser encarcelado si se le sorprende hablando sobre la guerra, formaba parte de un grupo de unos 500 reclutas que fueron enviados a Ucrania en octubre como parte de otro intento de reabastecer a la 200ª en ese país, según funcionarios de seguridad occidentales. La salida de los reclutas de la península de Kola coronó un notable vaciamiento de una unidad que se supone que defiende la frontera de Rusia con Noruega, un país de la OTAN, y con Finlandia, que ahora pretende unirse a la alianza.

En agosto y septiembre, Rusia trasladó un escuadrón de bombarderos capaces de transportar armas nucleares a una base aérea cercana a Finlandia, según imágenes de satélite y un informe de la prensa israelí. Funcionarios occidentales dijeron que lo interpretaban como una señal de que Rusia probablemente dependerá más que nunca de la disuasión nuclear en la península de Kola, dado el estado reducido de la 200ª y otras unidades.

En la región de Murmansk tenemos ahora nuestras fronteras desnudas”, dijo el soldado herido. “Ahora están todas vacías. No queda nadie allí”.

Autores: Greg Miller, Mary Ilyushina, Catherine Belton, Isabelle Khurshudyan y Paul Sonne.-

Advertisement

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

ALVISE PÉREZ desvela un informe del CNI sobre la íntima relación de la monarquía marroquí con las mafias del hachís

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

El análisis de agentes de inteligencia sobre las relaciones entre Marruecos y España señala varios puntos clave:

– Marruecos opera bajo un sistema donde “Palacio” tiene conocimiento de todos los sucesos importantes, siendo considerado una dictadura por el propio CNI.

– La industria del cannabis en Marruecos ocupa aproximadamente a un millón de personas, incluyendo cultivadores y transportistas. Desde finales del siglo XX, el Rif se ha destacado por la producción de cannabis, con 135,000 hectáreas dedicadas a su cultivo según citan hilos de inteligencia informes de la UNODC en 2003.

– Entre 2003 y 2010, el gobierno de Marruecos implementó una política de erradicación de cultivos de cannabis, afectando principalmente a Larache y Taunat, aunque el CNI lo percibe como “una medida superficial para mejorar su imagen internacional”

Advertisement

– Se estima que 90,000 hogares en la región marroquí dependen económicamente de la producción de cannabis. Lluis Romero y Alain Labrousse apuntan que desde la coronación de Mohamed VI en 1999, el cultivo de cannabis se hizo menos oculto.

– En 2020, la Comisión de Estupefacientes de la ONU reclasificó el cannabis, eliminándolo de la lista de drogas peligrosas con apoyo de Marruecos entre otros 27 países, facilitando la creación de un marco legal para su producción y uso medicinal e industrial en Marruecos.

– En 2021, Marruecos promulgó la Ley 13-21, legalizando el cannabis para usos medicinales e industriales, seguido por la aprobación de leyes que regulan su uso legal. En octubre de 2022, Marruecos otorgó las primeras 10 licencias para su cultivo, dirigidas por Mohammed El Guerrouj en la ANRACT.

– Estas medidas han llevado a la descriminalización del cultivo de cannabis y a un aumento en la demanda tanto para exportación como para turismo, sin permitir el uso recreativo de plantas con más de 0,2% de THC.

– La ANRACT, dirigida por Mohammed El Guerrouj, un ex gobernador y agrónomo, regula la industria, limitando las licencias de cultivo a Alhucemas, Chefchauen, y Taunat.

Advertisement

– La legalización ha impulsado inversiones en la región de Tánger-Tetuán-Alhucemas, aumentando el valor de la tierra en Ketama.

– A pesar de la legalización, persiste una economía sumergida con inflación de precios y devaluación de cultivos, presentando un desafío para los agricultores.

– Fouad Ali el Himmal fue pionero en 2009 en proponer el cannabis como remedio herbal tradicional, promoviendo un debate nacional. En 2014, el PAM propuso una ley para regular la producción de cannabis hacia usos medicinales e industriales.

– La deforestación en las montañas del Rif, causada en parte por el cultivo excesivo de cannabis, ha llevado a problemas ambientales y a la búsqueda de terrenos más fértiles por parte de los agricultores locales.
—————

Conclusión: Los Servicios de Inteligencia en España señalan a Marruecos como una narcodictadura en donde Mohamed VI se beneficia del tráfico de drogas para su modernización militar, considerando a España un corredor del narco de acceso a Europa a quien presionar con extorsiones migratorias y espionaje de software israelí (el uso de programas del Grupo Gamma es común tanto en la extorsión como en el soborno de policías, políticos españoles y europarlamentarios).

Advertisement

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

VIDENCIA

España5 horas ago

No hay nada más nauseabundo en España que el PP y su piara de TRAIDORES: Juan Vivas (PP) se reúne con Marlaska y elogia su «inequívoca colaboración» y su «lealtad institucional» hacia Ceuta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share EL BARÓN POPULAR...

España1 día ago

¡ATENCIÓN! Nauseabunda noticia desvelada por el analista Alvise Pérez: Políticos del PSOE cenan con un Coronel de la GC y pactan su nombramiento como General

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Esta noche en...

España2 días ago

La Real Academia Española, hasta las narices del gobierno y sus mamporreros: se acabó el lenguaje “inclusivo”

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share La Real Academia Española de...

España3 días ago

ALVISE PÉREZ desvela un informe del CNI sobre la íntima relación de la monarquía marroquí con las mafias del hachís

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share El análisis de...

España4 días ago

Noticias de VERDAD y sin censura, por Alvise Pérez, ofrecidas por ALERTA NACIONAL: ¡ESCÁNDALO INMIGRACIÓN CRIMINAL!

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Alvise Pérez 📣...

España5 días ago

Un homenaje a Ucrania desde la Memoria Española: 81 años de la última gran victoria del ejército español, por Francisco Torres García

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share   Francisco Torres...