Connect with us

Opinión

En España, los inmigrantes primero

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Siempre digo que solo quiero tener los mismos derechos que un inmigrante ilegal en España, y la gente me mira conmiserativamente, con cara de circunstancias, y pensando que se me ha ido la olla, o que estoy pasado de rosca.

Pues es la verdad.

Ese señor que acaba de bajar de la patera, o que ha entrado en autobús, por un aeropuerto, o de la forma que fuere, nada más ser identificado por la policía o guardia civil, pide un abogado de oficio. Y, por supuesto, un procurador de los tribunales, para que le represente debidamente. También un intérprete, para que no sufra su “derecho de defensa”.

Excuso decirles que somos nosotros quienes pagamos a ese abogado, ese procurador y ese intérprete, que generalmente es un compatriota suyo, con lo cual crean puestos de trabajo, pero a costa nuestra.

Advertisement

Rápidamente se le expide una tarjeta de asistencia gratuita de la seguridad social (Soros y su mozo de cuadra Sánchez así lo quieren), asistencia que, por supuesto, se extiende a toda su familia, aquí y en Rumanía, Marruecos o donde sea.

Cáritas, el Banco de Alimentos, y demás organizaciones no gubernamentales (pero generosamente regadas con dinero público, es decir de todos nosotros), se dedican a darles ropa, comida, ayudas económicas para pagar alojamientos, etc.

Se imparten cursos de preparación para el servicio doméstico, y los institutos de empleo (o más bien del paro) de las correspondientes autonomías imparten numerosos cursos, naturalmente con becas para extranjeros. ¡El español, que pague y se joda!

Ahora mismo tengo a dos amigos haciendo un curso para conductores de camiones de esos que hacen transportes internacionales… El extranjero, un “hermano” argentino, lo tiene gratis, pues lo subvenciona el INAEM, Instituto Aragonés de Empleo, pero el español de origen, y aragonés de nacimiento y residencia, tiene que pagar unos tres mil euros a la autoescuela.

¿Hermanos, o primos?

Advertisement

Los camareros de las cafeterías próximas a mi casa son casi todos extranjeros, y los que no, chinos, aunque en este caso son también los empresarios.

Lo mismo sucede con la mayoría de los restaurantes, tiendas 24 horas, de “olvidos”, etc., que están copadas por los chinos (hay que reconocer que éstos, por lo menos son trabajadores).

En definitiva, y aunque admito que es posible que una parte de los desempleados españoles prefieren cobrar el paro y no trabajar, o los subsidios para mayores de 55 años (que ahora Sánchez ha rebajado o va a rebajar a los 52 años), lo cierto es que una buena parte de las empresas prefieren contratar a inmigrantes, posiblemente porque son más sumisos, plantean menos problemas laborales y reivindicaciones sociales, por lo menos hasta que están totalmente legalizados.

Por lo tanto, sigo pensando que no estoy tan ido cuándo digo que en España es preferible ser extranjero, e incluso inmigrante ilegal, que español de origen, pues todas las administraciones públicas, e instituciones dedicadas a la caridad, pero con el dinero de los demás, no con el suyo propio, ayudan más a los inmigrantes que a los españoles.

En efecto, los españoles no somos racistas ni xenófobos: somos gilipollas, o giliprogres, que no es lo mismo.

Advertisement

Frente a este estado de cosas, yo defiende la tesis de que:

España, para los españoles, y

Los españoles, primero.

*Abogado y escritor.

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora, el BOE abre el plazo de presentación de recursos de inconstitucionalidad»

Ya tenemos en vigor la Ley de Amnistía. No se han atrevido a publicarla en el periodo comprendido entre su aprobación y la fecha de las elecciones europeas. Siempre pasa lo mismo; no hay puntada sin hilo del PSOE: desde que desapareció Felipe González de la escena política, las campañas electorales y las propias elecciones no han dejado de ser enrevesadas. Aquella limpieza de partido, institucional y personal de la transición ha pasado a la historia. Nunca mejor dicho.

En los años del “Sanchismo” cada momento electoral tiene su guindilla y su culebrilla. Las elecciones madrileñas llevaron aparejadas balas ensobradas y cuchillos ensangrentados. Bien es verdad que las primeras procedías del ámbito de la izquierda en un intento de ganar preeminencia y culpar al lucero del alba, pero les salió rana. Se investigó y… ¡nunca más se supo! Confieso que, desde mi punto de vista, el sobreseimiento sucedió porque se las habían mandado a sí mismos y con ello había que culpar a la ultraderecha. Hay suficientes indicios para pensar que fue la propia ultraizquierda y la siniestra socialista donde se instaló la sospecha. Ahora el peligro está en el Ministerio de Transportes donde ejerce de trilero, insultador y ‘clown’ el tal “Torrente” Puente.

Aprovechando las elecciones europeas con su correspondiente campaña se ha intentado por todos los medios desviar la atención sobre la “mandarina” del presidente, la misma que puso a su nombre el “software” destinado a la Universidad Complutense, que nunca se debió entregar a ella; la noche de lloriqueos de Sánchez en Rabat tras enterarse de la situación en que Mohamed VI quería poner a su compañera; el apoyo incondicional de Sánchez a Hamás, por simple y pura ignorancia; el aventamiento del lema de la banda terrorista antisemita con eso de ”Desde el río hasta el mar,” utilizado por la torpe e incendiaria vicepresidenta para hacer daño, solo para hacer daño.

¡Pobre ignorancia la de esta señora, capaz de traicionar y dejar tirados a tirios y troyanos! Alguien debería de haberle explicado que esa frase es el grito de guerra para todos los grupos terroristas y sus simpatizantes, desde el Frente Popular para la Liberación de Palestina hasta Hamás, que reclama la destrucción del Israel; dicho anhelo lo pidió en su carta de gobierno del año 1988.

Advertisement

La dimitida vicepresidenta y traidora a SUMAR, cuyo entierro ya se organiza, incluso desde Israel, debía desconocer el significado geográfico de la frase; no era el río de su pueblo, y mucho menos se refería al mar más próximo a su lugar de nacimiento. Sus asesores, incluso, demostraron ignorancia al no explicar a Yolanda “cohete” que el área geográfica abarcaba desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, zona que abarca Israel, Cisjordania y toda la franja de Gaza. Con tal despropósito de la vicepresidenta, cargada de ignorancia supina, no es de extrañar que el ministro israelí se haya mofado y haya troleado a la ministra “Tucán” con la frase: “Del río hasta el mar, Yolanda Díaz se tiene que marchar”. Está claro que donde las dan las toman y la jornada electoral le ha dado una bofetada en su resentida y ajada jeta.

Hoy parece que el día era propicio para publicar en el BOE la amnistía, coincidiendo con el caso recientemente levantado de la malversación de dinero público del hermano del mentiroso y trapacero presidente. Siempre se desvían los comentarios de interés para que la población disperse su visión. Europa está al cabo de la calle con la corrupción familiar del presidente; déjense ya de presunciones porque cada día está más claro y hay más pruebas. Veremos por donde sale la Complutense, donde ya han saltado chispas que incendian la institución. No tiene sentido que una señora sin formación, plenamente indocumentada, tramposa y ambiciosa arruine la buena prensa y buen hacer de una institución. Pero lo ha hecho, y lo ha hecho en provecho propio.

La mediocre y anticonstitucional Ley de Amnistía, resulta que se llama Ley Orgánica de Amnistía para la normalización institucional, política y social en Cataluña. Ahora tienen dos meses jueces y tribunales para aplicarla. Sánchez ha sentido miedo con los últimos pasos de Puigdemont, la ilegalidad de la constitución del Parlamento catalán y la investigación sobre su “mandarina”, sobre su hermano y sobre la propias Complutense y su decano desde el Gobierno de Madrid. ¿Alguien tiene duda de que la legislatura está emponzoñada, corrompida y enfangada? Pues ya lo ven, así es la gran capacidad del socialismo a la española para enmierdar cuanto toca.

La ley goza de una mayoría absoluta llegada a tropezones, con mentiras y cambios de opinión interesada para mantener el Falcon a nivel personal, las orgías en el mismo, merendolas mil (se demostró en el Senado) y el uso y abuso de recursos del Estado. La aprobación es fruto muy podrido de las negociaciones entre el mundo golpistas proindependentista y el Ejecutivo falsificador y sin ética ni criterio firme.

La amnistía solo tenía un objetivo: investir a Sánchez a cambio de ponerse mirando a Cuenca y extender el perdón a cuantos traicionaron a España, protagonizaron el golpe de Estado y abanderaron las movilizaciones proterroristas y falsamente soberanistas del 1 de noviembre de 2011 hasta el 13 del mismo mes de 2023.

Advertisement

Bien claro se lo dijeron a Sánchez en su visita a un hospital de Asturias: “¡Por siete votos tienes el culo roto!”. Créanme, imposible mejor tino y explicación. No habrá condenados por la consulta de 2014, ni por el referéndum de 2017, se archivarán investigaciones en curso, pisotearán cuanto ha expresado el Tribunal Supremo, etc. Se van a ir de rositas más de 380 personas muchas de ellas terroristas en toda regla.

Junts, ERC y CUP han ganado la batalla a España, se han mofado del Gobierno; han hecho la peineta a Felipe VI, quien ha arrodillado a la monarquía y tirado piedras a su tejado; los CDR no pagarán por el terrorismo callejero, ni por el armamento recogido en sus sedes.

Y el ‘Tsunami Democrático’ será considerado como una pequeña ola en un día veraniego con el mar en calma.

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement Enter ad code here