Connect with us

Hispanoamérica

El problema de Venezuela no es Maduro, sino el sincretismo racial de su población

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

AD.- Una de las perversiones del pensamiento castrado único consiste en la prohibición de que se puedan relacionar algunos hechos de la crónica presente con causas que no convienen reconocer. Como si al hablar de un determinado cáncer no pudiese hablarse de los agentes cancerígenos que lo provocaron. Venezuela es uno de los países más ricos de la tierra. Está entre las naciones con una mayor cantidad de reservas petroleras. Cuenta con recursos minerales, ganaderos y agrícolas muy superiores a los de toda Europa. Venezuela se halla dentro de los veinte países del mundo con mayor cantidad de dólares por habitante de acuerdo al valor actual de las inmensas riquezas que posee.

Compárese Venezuela con Japón, un país que, sin apenas recursos naturales, se halla entre las tres principales economías del mundo. El sector estratégico de la economía japonesa, como es ampliamente conocido, es la tecnología. Japón exporta a todo el mundo vehículos, aparatos eléctricos, circuitos integrados, maquinaria industrial con función propia…

Si lo comparamos con los recursos que tiene Venezuela, Japón debería ser un país muy por debajo en desarrollo económico, bienestar social, renta por habitante… pero ocurre justamente lo contrario. El pensamiento castrado único no puede explicarse cómo un país con tantos recursos esté afrontando una situación económica tan crítica como Venezuela. Nosotros, sí.

El régimen de Nicolás Maduro no es el principal causante del desastre colectivo que vive el país. El sincretismo racial, allí donde existe, no ha traído más que injusticia, pobreza, criminalidad, corrupción, basura cultural y putrefacción moral. La uniformidad racial ha sido la base de las mejores páginas escritas por el hombre a lo largo de la historia. Eso lo ha comprendido Trump y por eso se opone con firmeza a que su país acoja a millones de personas que han sido incapaces de sacar a flote a sus propias naciones.

Advertisement

No conocemos un solo país étnicamente sincretizado que haya sido capaz de crear una sociedad moderna con una alta calidad de vida.

Resulta chocante que el pensamiento progresista, supuestamente a favor de no ponerle puertas al desarrollo científico, se oponga al estudio de la diversidad biológica humana; es decir, la creencia de que los rasgos mentales y del comportamiento hereditario difieren entre las poblaciones humanas, como lo hacen entre los individuos de otras especies.

La idea que prevalece en los progresistas es que la evolución cultural reemplaza a la evolución genética.

Los hechos nos demuestran en cambio que la evolución cultural se acelera en realidad al ritmo de la evolución genética.

En Venezuela y otras naciones de la región ha ocurrido lo que por desgracia terminará pasando en la mayoría de las naciones europeas antes de 60 años. Cuando el nutriente fundamental de su población era de origen europeo, Venezuela gozó de un elevado nivel de desarrollo social y económico. En el primer tercio del siglo XX, Argentina era uno de los diez países más ricos del mundo. Hoy es el 59. En el primer tercio del siglo XX, el 95 por ciento de la población argentina era de origen europeo. Hoy, ese porcentaje se ha reducido a menos de la mitad de la población. Venezuela y Argentina ya no son capaces de dotar a sus habitantes del nivel de vida que disfrutaron hace décadas.

Advertisement

En Venezuela, menos de una quinta parte de la población tiene un CI (Coeficiente Intelectual) en el rango de 90 a 104, mientras que más de la mitad posee un CI en el rango de 70 a 85. A poco que se estudie, comprobaremos que las naciones que han recibido a millones de personas procedentes del África subsahariana, Oriente Medio, Norte de África, América Latina y el Caribe, cuentan cada generación con más bajo CI.

Y por otra parte, no debemos ignorar que la tiranía chavista fue refrendada en las urnas, no una, sino varias veces, de forma abrumadoramente mayoritaria. Un orden económico, social, moral y político destinado a embrutecer a las masas ha dejado como resultado esto de lo que ahora muchos que nunca se imaginaron que se verían afectados ahora se lamentan, dejando la temible herencia de centenares de muertos, miles de encarcelados, millones de exiliados económicos, la pobreza avanzando en oleadas, una nación que ha perdido su soberanía y un futuro más bien negro.

Si la crisis económica es verdaderamente espantosa, el desplome moral no es menos alarmante. Quienes ahora apoyan entusiásticamente la salida de Maduro, son los mismos que apoyaron de la forma más fanatizada a los dirigentes chavistas.

A nosotros hace tiempo que dejaron de engañarnos. Países como Venezuela dejaron de tener algún futuro cuando sucumbieron al peor de los males. No merece la pena que nos preocupemos, más allá del mero interés informativo, de una sociedad cuya desaceleración económica y moral no ha sido ajena a la voluntad mayoritaria de sus miembros.

Lo que sí nos preocupa es que, mientras aquí en Europa las cuestiones antropológicas sigan siendo ignoradas, entonces el futuro que nos aguarda será el mismo que en Venezuela. O incluso peor aún. Es por ello que nunca nos hayamos tomado en serio al partido Vox.

Advertisement

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cantabria

Los cuatro naufragios del Capitán: Dos héroes españoles que se odiaron hasta matarse

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Una historia de la España de los barcos de vapor y los duelos a muerte

Se nos ha dicho siempre que el siglo XIX fue una auténtica maldición para España, en el cual solo florecieron guerras civiles y diversos atrasos, en forma deporte unidades perdidas con respecto a otros países diciendo utilizaron más rápidamente. Y sobre todo que fue el siglo en el cual liquidamos nuestro imperio, empezando el siglo con la pérdida de toda la América del Sur y terminando con el robo de nuestras últimas provincias de Ultramar. Sin embargo, tras un análisis más serio de la historia, he podido darme cuenta de que esto dista mucho de ser real.

Ni éramos tan tontos ni tan malos ni tan crueles y mezquinos como nos pintan, sino más bien todo lo contrario, si tenemos en cuenta que el siglo XIX vio nacer las primeras industrias modernas de nuestra patria e instituciones de tanta solera y utilidad como la Guardia Civil, cuya callada labor ha sido vital para el desarrollo económico y social de España. Y con inventos tan extraordinarios como un submarino perfectamente operativo y capaz de lanzar torpedos contra buques enemigos. Una ventaja que tuvimos antes que nadie, gracias a un héroe anónimo llamado Isaac Peral, pero que incomprensiblemente no estuvo a. Para entrar en combate contra los Yankees que nos robaron Cuba y todo lo demás.

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un lobo de mar en tiempo de traiciones, plagas y corrupción

Un simple submarino hubiera podido poner fuera de combate a toda la Marina Yanqui sin necesidad de hacer ese ataque kamikaze, en Santiago de Cuba, que ordenaron los políticos a nuestros valientes marinos. Una auténtica traición criminal que perpetraron mientras les secuestraban el arma definitiva que podría habernos hecho a recuperar el dominio total de los mares. Porque no es sólo que podríamos haber evitado la pérdida de esas últimas provincias de Ultramar, sino que podríamos haber incluso regulado el comercio marítimo y arrebatarles esa superioridad a los anglosajones. Esa mano negra que sigue manejando hoy en día los asuntos de nuestro país, con esos partiditos tan turbios y esa monarquía modernilla, tan obediente y tan sumisa a los dictados de potencias extranjeras.

Antiguamente, por lo menos, contábamos con una resistencia verdadera de así es que tuvieron que tomarse la molestia de cargarse a nada menos que cinco presidentes del Gobierno intentarlo con otros cuantos más. Tambié se han registrado atentados mortales contra Alfonso XIII o Franco, qué son menos conocidos porque no tuvieron éxito, y todo porque hay interesada en qué España no se despierte de una siesta en la que van robándonos, por la espalda, mientras nos distraen con falso reyes, políticos y profetas.

Advertisement

En este tiempo fundamental, en que España todavía tenía oportunidades de volar sola y ser autosuficiente en todo… Cuando todavía no éramos mendigos de banqueros extranjeros, que nos ofrecen ayuditas y paguitas… Cuando todavía teníamos un Ejército y no una especie de contrata extranjera, que se dedica a ir a molestar a los pobres rusos en su territorio y a hacer de ONG extraña, por el mundo, mientras en la Patria nos roban nuestras queridas Islas Canarias y en general nos roban absolutamente todo… Cuando todavía éramos un país soberano independiente, aunque sufriéramos una lenta decadencia que un atajo de traidores aceleraba y acelera, todavía hoy, desde la cúspide del poder.

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un héroe popular de Santander y Cuba

En este tiempo convulso, pero todavía esperanzador, nació en Santander uno de esos héroes españoles desconocidos. Un personaje al que no querría más si no fuera hermano de mi tatarabuela, puesto que los héroes son familia de todos. Teodosio Ruiz González.

Un marino de corazón, cuyo amor por la mar y los barcos le hicieron renunciar al seminario en el que estudiaba de joven y hacer la carrera profesional de marino mercante. Un trabajo mucho más duro todavía que el actual oficio de navegante, puesto que estamos hablando de los barcos de vapor que había previamente al Titanic.

Pocos años más tarde, al otro lado del Atlántico, separado por todo un mar de circunstancias diferentes, nacería poco después su gran enemigo. Diego Martín Veloz. Un buscavidas digno de un relato de la picaresca española, todavía en esta época daba sus buenos exponentes.

Cubano de nacimiento, se alistó muy joven al ejército español en la isla y fue condecorado por la defensa de la única bandera que no cayó en poder del enemigo. El niño Martinillo, lo llamaban, y por actos de valor llego a teniente, grado con el cual paso a la reserva en la madre Patria, a la cual se auto exilió tras la victoria de los Yankees. Y ahí empezaron sus aventuras más famosas, pues de héroe y soldado desconocido pasó a ser un auténtico rey del hampa peninsular.

Advertisement

Los cuatro naufragios del Capitán: una historia de las grandes traiciones a España, que todavía pagamos

Nuestro protagonista nace un 28 de mayo de 1870, pocos meses antes de uno de los acontecimientos más olvidados pero más importantes de nuestra reciente historia. El asesinato de uno de los mayores estadistas que ha tenido nuestro país, asesinado por esa mano negra que siempre actúa en el poder. Y según la versión oficial, casi siempre mentirosa, fue un simple atentado terrorista y nada más, pero la reciente investigación que hizo del historiador y criminalista Abellán hace poco demuestra más bien que el trabajo que no terminaron los sicarios, en la calle del turco de Madrid, lo remataron los propios amigos y compañeros de gobierno de Prim en su propia casa y en su propio lecho, donde fue apuñalado por la espalda y estrangulado a lazo, en un clarísimo asesinato ritual masónico.

Y así fue cómo se cargaron al primer gran Presidente de esta tanda de magnicidios que se cebaron, curiosamente, en los mejores políticos que hemos tenido en siglos XIX y XX. Cánovas y Canalejas serían abatidos un poco después, todos ellos relacionados directamente con la última defensa del Imperio. Y quedó detrás toda la basura de vendepatrias que regalaron todo el territorio español que asomaba de la Península, salvo las Islas que todavía conservamos, aunque me temo que no por mucho tiempo, en el caso de Canarias. Un territorio tan español como lo sigue siendo Cuba o Puerto Rico y como lo fue en su día Filipinas, antes de que los yanquis llevaran a cabo uno de los genocidios más desconocidos de la Historia. Con políticos así, no hace falta tener enemigos, pero la pregunta es: ¿tenemos héroes, para compensar, como el protagonista de Los cuatro naufragios del Capitán?

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

VIDENCIA

España3 días ago

El mamporrero (casi literal) de Ábalos, el matón Koldo García, y las revelaciones de ALVISE PÉREZ…

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share 🔴 La Guardia...

Entretenimiento3 días ago

La guía completa para entrar en Melbet y gestionar tu cuenta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Melbet inicio sesion...

España4 días ago

No hay nada más nauseabundo en España que el PP y su piara de TRAIDORES: Juan Vivas (PP) se reúne con Marlaska y elogia su «inequívoca colaboración» y su «lealtad institucional» hacia Ceuta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share EL BARÓN POPULAR...

España5 días ago

¡ATENCIÓN! Nauseabunda noticia desvelada por el analista Alvise Pérez: Políticos del PSOE cenan con un Coronel de la GC y pactan su nombramiento como General

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Esta noche en...

España6 días ago

La Real Academia Española, hasta las narices del gobierno y sus mamporreros: se acabó el lenguaje “inclusivo”

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share La Real Academia Española de...

España7 días ago

ALVISE PÉREZ desvela un informe del CNI sobre la íntima relación de la monarquía marroquí con las mafias del hachís

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share El análisis de...