Connect with us

Opinión

De la incitación al odio al arte de amaestrar focas felices

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Fátima Pellico (*).- Aparentemente corren buenos tiempos para los adiestradores de focas. No tengo constancia de la existencia de focas asesinas o que hayan sembrado el horror y el pánico en las costas donde se las ve. De hecho siempre las he imaginado como animalillos bonachones y siempre felices.

Las personas dedicadas a este noble arte son gente de altura de miras y una especial sensibilidad moral, ética e intelectual. Seguramente no les reconozcamos si nos cruzamos con ellos por la calle porque se les puede ver mal vestidos, con un aroma ciertamente cuestionable o con un look peculiar, pero no debemos dejarnos engañar: tras esas pintas de mendigos se esconden seres humanos que sólo buscan nuestro bienestar. Son los Gregorio Marañón, Miguel de Unamuno o Antonio MAchado del siglo XXI. Les avalan más de cien millones de asesinados por acción u omisión de ayuda.

Me confieso foca disidente. De hecho, para formar parte del colectivo de focas españolas mi resistencia a que me amaestren está fuera de toda duda y puedo resultar muy hosca y muy desagradable cuando me indican cómo comportarme o qué decir. No me gusta que me enseñen a hacer cosas que no he pedido ni por las que no haya demostrado interés.

Voy a intentar explicarlo: me asquea que me digan qué puedo decir o cómo debo decirlo para que mis compatriotas no se alarmen y se ofendan. No sólo no me gusta sino que además me pone enferma. Y como no me gusta no lo acepto. Es muy fácil de entender. No admito que me intenten callar. Todavía si me dijeran que los que están al cargo de adiestrarme tienen algo que yo pueda aceptar como incuestionable a nivel intelectual, ético o moral podría intentar tragarme el sapo, pero si quien me quiere dar lecciones o poner un bozal ha aprendido Política con las canciones de algún grupo “musical” como La Polla Records es que ni me lo planteo. Si además sus dizque discursos recuerdan mucho a las diatribas de billar de zona marginal entre efluvios de litronas o calimochos es que no tengo nada que pensar. Les considero nadie.

Advertisement

Lo de la incitación al odio tiene mucha miga si lo intentamos analizar desde una postura intelectual real. ¿Quién dice qué es incitación al odio y qué no? Si estuviéramos en otro país no tendría que estar hablando de esto, pero en la España de los tiempos que corren los hay que piensan que se puede poner un bozal a la gente que dice lo que a ellos no les gusta y que encima es la verdad. No es que sean invenciones de mentes calenturientas, no. Es la puñetera realidad que se empeña en salir a la luz.

Por lo visto a mí, votante de VOX, y a casi cuatro millones de personas,se me puede llamar de todo, y de todo es de todo, y eso no es incitación al odio. Pero si yo llamo comunista a una persona que lo es y que se declara así, en ese caso estoy rozando el delito…y tal cual están las cosas lo rozo peligrosamente. Esto en cualquier país con decencia política, porque en España no hay decencia política, ni siquiera se tomaría en consideración. Aquí lo primordial es callarnos.

Pues,queridos niños, muchos millones de españoles no estamos por la labor de que nadie nos indique qué decir, cómo decirlo o cuándo decirlo. Contra vuestros bozales, nuestra idea de Libertad y nuestra apuesta decidida por ella.

Y esto no es un aviso. Es la realidad, ésa que queréis cambiar con estúpidos estudios y leyes aún más estúpidas.

¿Esto que afirmo es “incitación al odio”? No, señores,no: es LIBERTAD DE EXPRESIÓN, ahora y siempre.

Advertisement

Nos queda la palabra, como diría el poeta, y somos millones los que no vamos a permitir que nos la quiten.

 

Fátima Pellico es colaboradora de ALERTA NACIONAL y mantiene el blog “LOS LÍMITES DE LA MENTE” dentro de nuestro periódico digital. Pueden leer muchos de sus escritos en él: https://www.fatimapellico.com

 

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Cartas desde Colombia: Librería Europa, un símbolo; Pedro Varela, un referente de lo que la Hispanidad y Occidente representan

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Por Carlos Arturo Calderón Muñoz.-

A inicios de la década de los 2000 este chicuelo caminaba por el centro de Bogotá, lugar en el que siempre pareciera que algo mágico está a punto de pasar pero en el que la caprichosa realidad se impone sin resistencia. Estaba buscando la Editorial Solar, extraño negocio ubicado a unas calles del principal centro de la masonería en Colombia; un recinto rodeado por una sociedad que nunca se entera de su propio drama, pero en cuyo interior se escuchaban acertados análisis geopolíticos. De entre los aromas de esoterismo andino y revisionismo histórico siempre emergían comentarios acerca de una librería con nombre de viejo continente.

En la lejana Barcelona, algún loco llamado como un apóstol con oficio de Papa, había leído tantos libros que un día, en medio de su delirio, decidió contener el avance de la realidad con una muralla de papel; respondiendo al fuego de la maquinaria globalista con letras destinadas a la censura. La lealtad a su sangre le impedía suscribirse a tratados de rendición, pues esa no es costumbre española y capitaneando una empresa que sólo se financiaba de su propia fe logró mantener una quimera por décadas.

Ese caballero andante, que deambula por caminos de tinta y bits, no es más que un viejo que contamina a las juventudes con fantasías seniles. Va por ahí hablando, y peor aún, enseñando con su ejemplo, de ridiculeces como el honor, lealtad, austeridad, marcialidad, el triunfo de la voluntad y otras cosas sin valor alguno. Porque gracias a dios nosotros conocemos el dinero y si se habla de un artículo que éste no puede comprar seguramente no existe.

Advertisement

¿Por qué alguien renunciaría a amasar una fortuna que le permita satisfacer a los sentidos? ¿En qué momento alguien se aleja del goce sensual para escuchar al rojo que surca por sus venas y por extensión a la divinidad que este representa? Un simple librero sin recursos económicos o linajes políticos se ha vuelto tan problemático para las fuerzas de un sistema que gobierna todo un planeta, que le han tenido que agredir, enjuiciar y encarcelar en múltiples ocasiones. ¿Quién es ese sujeto tan peligroso? ¿Eres tú Pedro?

Con la fuerza de las leyes, más no de la justicia, el señor del mundo ha logrado capturar el bastión que ese quijote contemporáneo defendiera por un cuarto de siglo. Hace tan sólo unos días, alrededor de un centenar de agitadores a sueldo de la finanza internacional representada por Soros, gritaban con odio “Refugiados sí, españoles no”. Esas palabras se dirigían a Manuel Canduela y algunos miembros de Democracia Nacional, quienes protestaban, muy cerca de la ya caída librería, por los atropellos cometidos contra el editor y algunos políticos.

Muy probablemente esos extremistas endofobicos no se imaginan que para muchos hispanos, desde Estados Unidos hasta Chile, incluido el que esto escribe, ese librero, al que le dio por llamarse Pedro Varela, es un referente inequívoco de lo que la Hispanidad y Occidente representan. Es una fantasía de carne y hueso que demuestra que un sólo hombre, que haya hecho de su honor la lealtad, es capaz es de transformar al mundo. Ese pequeño establecimiento, castillo casi inexpugnable de autores malditos, se convirtió en una luz tan potente que nos deslumbró al otro del atlántico.

Conferencia de Pedro Varela en Castellón.

Conferencia de Pedro Varela en Castellón.

 

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Para nosotros, muchos de los cuales nacimos el mismo año que la denominada Librería Europa, Pedro Varela es un ejemplo de ese estado de consciencia al que se llega cuando se mezclan porciones equivalentes de heroísmo y locura, eso a lo que llaman amor. Porque como toda encarnación del arquetipo de la hispanidad sólo puede decir que el amor no engendra cobardes y al nacer en este planeta prisión, no ha hecho más que arrebatarle plazas a la desesperanza para convertirlas en fortalezas de las que pueda emerger un mejor mañana.

Advertisement

Oponiendo libros a finanzas nos ha demostrado que los Rothchilds, Rockefellers, Soros y demás ralea usurera, son en realidad patéticos acobardados que aman el oro porque al cubrirse con este pueden fingir una nobleza que no tienen. Se aferran con desespero a ese metal porque ellos mismos son incapaces de transmutar su ser en algo más grande. Don Pedro, guiado por la memoria de la sangre e impulsado por la voluntad ha sobrepasado los límites de su materia. Ahora, cuando la Librería Europa ha desaparecido, y aún si su biología fuera asesinada, él no ha sido derrotado. Ya se convirtió en un símbolo para miles de nosotros y nos aseguraremos de que la siguiente generación retome el testigo de nuestra luz como pueblo. Aún si eso implica que el último reducto de los hispanos en las Américas tenga que reconquistar una península ibérica en la que ya no existan españoles.

Sé que muchos de los que de esta parte del mundo llegan a España lo único que quieren es dinero, en este caso en particular no soy la excepción. Quisiera pedirles a todos los que esto lean que, por favor, no comenten el artículo, no le den “me gusta” o asientan en el silencio en su casa. Pedro Varela ha dado mucho por la superviviencia de Occidente y en este momento podemos, con pequeñas acciones, ayudarle a continuar. En la red es fácil encontrar las cuentas bancarias a las que podemos enviarle un auxilio a don Pedro en este momento de apremiante necesidad.

Fachada de la librería Europa.

Fachada de la librería Europa.

 

 

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

Por favor, ahórrense lo de una noche de tapas en el bar, pospongan por unos meses ese nuevo celular o desvíen una parte del dinero que quieren donarle a los pobres indígenas de Colombia y dénselo a este hombre, con el mismo amor con el que él ha entregado su vida por Occidente.

En lo que a mí respecta, no me importa lo que diga la Colau, la calle Séneca va a ser lo primero que visite cuando vaya a Barcelona, porque es ahí donde culmina ese puente de literatura que se conecta con las cumbres andinas de una infancia bogotana.

Advertisement

Muchas gracias don Pedro, siga siendo luz.

*Desde San Bonifacio de Ibagué (Colombia)

Continuar leyendo
Advertisement
España21 horas ago

Vito Quiles avergüenza al mamporrero de Sánchez, el traidor Pachi López, en medios internacionales (Ver Vídeo)

¡Comparte esta publicación!   Me han llamado de 11 medios (los más vistos de Argentina) para participar en sus programas...

España2 días ago

Su Majestad Sanchista va y se compra más aviones para sustituir al Falcon… y otras noticias censuradas, cortesia de ALVISE PÉREZ

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: ✈️ 1. Defensa continúa ocultando la compra de los nuevos aviones de Pedro...

España4 días ago

Juicio a Pedro Varela, una descarada caza de brujas

¡Comparte esta publicación!   Primera idea. Los que no dijeron que la Libertad de expresión era democráticamente sagrada, luego demostraron ser los...

España5 días ago

El caso Pedro Varela es un atentado contra la ciencia

¡Comparte esta publicación! Círculo de Amigos de Pedro Varela.- Pedro Varela, un historiador y científico comprometido con la búsqueda de...

Internacional6 días ago

¡Viva la democracia! Alvise Pérez, candidato al Parlamento Europeo, nos da una EXCLUSIVA TERRORÍFICA

¡Comparte esta publicación!   El nuevo Alcalde de Brighton & Hove, Reino Unido, implementará medidas “acordes al respeto y decoro...

España6 días ago

Cartas desde Colombia: Librería Europa, un símbolo; Pedro Varela, un referente de lo que la Hispanidad y Occidente representan

¡Comparte esta publicación! Por Carlos Arturo Calderón Muñoz.- A inicios de la década de los 2000 este chicuelo caminaba por...

Advertisement Enter ad code here