Connect with us

Hispanoamérica

Venezuela: El Helicoide, el gigantesco centro comercial que se convirtió en un centro de torturas

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

En el centro de Caracas, aparece como un gigantesco caracol de cemento. Un edificio monumental en la cima del cerro La Roca Tarpeya. Son unos 13 pisos de concreto. Un círculo monstruoso que se suponía –a la hora de su diseño– sería el primer centro comercial “drive through” de América latina. Algo así como un shopping con “auto mac”.

Para los años 50, cuando fue pensado, en medio de la bonanza petrolera, aquello era un sueño, casi ciencia ficción. Pero jamás se terminó. Hoy corona sus pies con villas miserias y llena sus entrañas con los prisioneros de la policía secreta del régimen chavista. Le dicen El Helicoide, por su forma.

El edificio es un símbolo perfecto de la caída en desgracia de Venezuela a una zona de desastre socioeconómico.

En un largo reportaje interactivo publicado este jueves, BBC News recoge los relatos de quienes terminaron encerrados en El Helicoide.

Advertisement

El edificio fue construido entre los años 50 y 60, cuando Venezuela tenía grandes sueños y muchos dinero de las ganancias petroleras.

María Pérez, abraza a sus familiares luego de su liberación, en las inmediaciones de "El Helicoide.

María Pérez, abraza a sus familiares luego de su liberación, en las inmediaciones de “El Helicoide.

Su diseño evoca el de la torre de Babel y pretendía que los clientes pudieran llegar con su coche hasta la puerta misma del local que escogieran entre los 320 que ofrecería el centro. Salas de exposición, gimnasio, pileta, guarderías y un multicine serían parte de las instalaciones, además de un centro automovilístico con venta de autos y repuestos, estación de servicio, lavadero automático y taller. Tendría ascensores inclinados para recorrer las diferentes plantas y adaptarse a la particular fisonomía del edificio. E incluso su propia emisora de radio: Radio Helicoide, según enumera el diario ABC.

Pero los tiempos cambiaron, y los planes para el “mall” cambiaron.

Durante años El Helicoide permaneció vacío. Se convirtió en un antro de prostitución y drogas hasta que se convirtió en el hogar de la agencia de inteligencia venezolana, la tan temida SEBIN.

Desde entonces es un lugar que provocar terror. Se lo usa tanto para criminales comunes como para los prisioneros políticos.

Un grupo de familiares de presos se reúnen en las inmediaciones de "El Helicoide.

Un grupo de familiares de presos se reúnen en las inmediaciones de “El Helicoide.

Por ejemplo, en noviembre el periodista alemán Billy Six, de 31 años, fue detenido en Venezuela acusado de espionaje y enviado al Helicoide.

Six, que cubría el malestar social en el país, fue detenido después de escribir una historia sobre los venezolanos que huían a Colombia. Lo acusaron de ser miembro de las FARC y de tomar fotos en una zona prohibida cerca del presidente Nicolás Maduro.

Advertisement

Pero ocurre que Six nunca tocó un arma, nunca se sumó a ninguna manifestación, según su padre. El periodista igual terminó entre las paredes oscuras de El Helicoide y desde mediados de diciembre que no sabe nada más de él.

La BBC habló con prisioneros como Six que estuvieron en la casa del terror del SEBIN. También habló con los familiares y con dos ex guardias.

Sus testimonios reconstruyen la vida en el interior de la prisión.

Manifestantes protestan en el exterior de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), también conocida como Helicoide

Manifestantes protestan en el exterior de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), también conocida como Helicoide

Uno de los testimonios corresponde a Rosmit Mantilla, de 32 años, un activista político y defensor de los derechos de la comunidad LGBT.

Mantilla llegó al Helicoide en mayo de 2014. Para entonces era uno de los 3000 detenidos en las masivas redadas contra opositores en el país.

A Rosmit lo acusaron de financiar esas protestas, fogoneadas por la inflación rampante y la escasez de alimentos y medicinas.

Advertisement

Dos guardias, que no dieron a conocer sus nombres, lo recuerdan.

Eran tiempos caóticos. Cada día llegaban al Helicoide micros llenos de presos. Había estudiantes, activistas políticos, incluso chicos atrapados solo por el hecho de haber estado en el lugar y el momento equivocados.

La llegada de Rosmit fue el inicio de una pesadilla de dos años y medio. En el Helicoide encontró tortura y crueldad. Y para sobrevivir psicológicamente decidió documentar todo, hablando con quien pudiera: guardias, presos…

Lo que alguna vez había sido pensado como tiendas y locales de lujo o baños o escaleras, todo fue cerrado y convertido en celdas.

Una diputada de la Asamblea Nacional venezolana confronta a un funcionario encapuchado del SEBIN en las puertas del Helicoide.

Una diputada de la Asamblea Nacional venezolana confronta a un funcionario encapuchado del SEBIN en las puertas del Helicoide.

A Rosmit lo metieron en lo que pudo haber sido un depósito de 12 por 15 metros. Adentro había 50 presos. Hacía calor, no había aire.

“No había luz, agua ni baño, no había higiene ni camas. Las paredes estaban manchas con sangre y excrementos”, dice Rosmit.

Advertisement

“Rosmit era uno de esos presos que no debía estar ahí. Podías hablar con él de cualquier cosa. Como ser humano, puedo imaginar lo difícil que debió haber sido acusado de algo que no hiciste o arrestado por pensar diferente”, dice uno de los guardias.

Crisis en Venezuela: los militares, la clave para resolver el dilema de dos presidentes
“Todos los días me encontraba con gente cubierta en sangre, otros atados, algunos inconscientes”, dice. Y recuerda a un alumno universitario al que le habían puesto en la cabeza una bolsa llena de excrementos para que los respire.

Los propios guardias recuerdan haber visto gente golpeada, atada, suspendida del riel de una escalera por las muñecas con los pies descalzos tocando el piso. También recuerdan el uso de baterías de autos para electrocutar a los presos. “Podía ser un brazo, los testículos, la garganta, la panza, cualquier parte en realidad”.

La BBC intentó contactarse con las autoridades venezolanas pero no tuvo respuesta.

Semanas atrás, Humans Rights Watch denunció en un escalofriante informe las torturas que el régimen de Maduro infligía a los militares díscolos y a sus familiares.

Advertisement

El informe analizó 12 casos de 2017 y 2018 que involucran a 32 personas, incluyendo efectivos militares y civiles acusados de conspirar contra el gobierno, así como también parientes de sospechosos.

Familiares y amigos asisten a un homenaje póstumo al concejal Fernando Alban.

Familiares y amigos asisten a un homenaje póstumo al concejal Fernando Alban.

El documento señaló que efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) o el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) practicaron la mayoría de los arrestos.

Los detenidos denunciaron abusos tales como palizas brutales, asfixia, cortes con hojillas en las plantas de los pies, descargas eléctricas, ayuno forzado, prohibición de ir al baño y amenazas de muerte.

Uno de los episodios más infames en El Helicoide fue la muerte del concejal opositor Fernando Albán en octubre. El gobierno de Maduro dijo que se tiró del piso 10 del edifcio. Pero la oposición afirma que lo mataron.

A pesar de todos sus secretos macabros, El Helicoide sigue en pie como un centro de confinamiento de presos políticos. Dicen que el poeta chileno Pablo Neruda lo ensalzó como “una de las creaciones más exquisitas que jamás nacieran de la mente de un arquitecto”, y que el pintor Salvador Dalí se ofreció a decorarlo.

Sus arquitectos fueron Pedro Neuberger, Dirk Bornhorst y Jorge Romero Gutiérrez.

Advertisement

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cantabria

Los cuatro naufragios del Capitán: Dos héroes españoles que se odiaron hasta matarse

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Una historia de la España de los barcos de vapor y los duelos a muerte

Se nos ha dicho siempre que el siglo XIX fue una auténtica maldición para España, en el cual solo florecieron guerras civiles y diversos atrasos, en forma deporte unidades perdidas con respecto a otros países diciendo utilizaron más rápidamente. Y sobre todo que fue el siglo en el cual liquidamos nuestro imperio, empezando el siglo con la pérdida de toda la América del Sur y terminando con el robo de nuestras últimas provincias de Ultramar. Sin embargo, tras un análisis más serio de la historia, he podido darme cuenta de que esto dista mucho de ser real.

Ni éramos tan tontos ni tan malos ni tan crueles y mezquinos como nos pintan, sino más bien todo lo contrario, si tenemos en cuenta que el siglo XIX vio nacer las primeras industrias modernas de nuestra patria e instituciones de tanta solera y utilidad como la Guardia Civil, cuya callada labor ha sido vital para el desarrollo económico y social de España. Y con inventos tan extraordinarios como un submarino perfectamente operativo y capaz de lanzar torpedos contra buques enemigos. Una ventaja que tuvimos antes que nadie, gracias a un héroe anónimo llamado Isaac Peral, pero que incomprensiblemente no estuvo a. Para entrar en combate contra los Yankees que nos robaron Cuba y todo lo demás.

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un lobo de mar en tiempo de traiciones, plagas y corrupción

Un simple submarino hubiera podido poner fuera de combate a toda la Marina Yanqui sin necesidad de hacer ese ataque kamikaze, en Santiago de Cuba, que ordenaron los políticos a nuestros valientes marinos. Una auténtica traición criminal que perpetraron mientras les secuestraban el arma definitiva que podría habernos hecho a recuperar el dominio total de los mares. Porque no es sólo que podríamos haber evitado la pérdida de esas últimas provincias de Ultramar, sino que podríamos haber incluso regulado el comercio marítimo y arrebatarles esa superioridad a los anglosajones. Esa mano negra que sigue manejando hoy en día los asuntos de nuestro país, con esos partiditos tan turbios y esa monarquía modernilla, tan obediente y tan sumisa a los dictados de potencias extranjeras.

Antiguamente, por lo menos, contábamos con una resistencia verdadera de así es que tuvieron que tomarse la molestia de cargarse a nada menos que cinco presidentes del Gobierno intentarlo con otros cuantos más. Tambié se han registrado atentados mortales contra Alfonso XIII o Franco, qué son menos conocidos porque no tuvieron éxito, y todo porque hay interesada en qué España no se despierte de una siesta en la que van robándonos, por la espalda, mientras nos distraen con falso reyes, políticos y profetas.

Advertisement

En este tiempo fundamental, en que España todavía tenía oportunidades de volar sola y ser autosuficiente en todo… Cuando todavía no éramos mendigos de banqueros extranjeros, que nos ofrecen ayuditas y paguitas… Cuando todavía teníamos un Ejército y no una especie de contrata extranjera, que se dedica a ir a molestar a los pobres rusos en su territorio y a hacer de ONG extraña, por el mundo, mientras en la Patria nos roban nuestras queridas Islas Canarias y en general nos roban absolutamente todo… Cuando todavía éramos un país soberano independiente, aunque sufriéramos una lenta decadencia que un atajo de traidores aceleraba y acelera, todavía hoy, desde la cúspide del poder.

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un héroe popular de Santander y Cuba

En este tiempo convulso, pero todavía esperanzador, nació en Santander uno de esos héroes españoles desconocidos. Un personaje al que no querría más si no fuera hermano de mi tatarabuela, puesto que los héroes son familia de todos. Teodosio Ruiz González.

Un marino de corazón, cuyo amor por la mar y los barcos le hicieron renunciar al seminario en el que estudiaba de joven y hacer la carrera profesional de marino mercante. Un trabajo mucho más duro todavía que el actual oficio de navegante, puesto que estamos hablando de los barcos de vapor que había previamente al Titanic.

Pocos años más tarde, al otro lado del Atlántico, separado por todo un mar de circunstancias diferentes, nacería poco después su gran enemigo. Diego Martín Veloz. Un buscavidas digno de un relato de la picaresca española, todavía en esta época daba sus buenos exponentes.

Cubano de nacimiento, se alistó muy joven al ejército español en la isla y fue condecorado por la defensa de la única bandera que no cayó en poder del enemigo. El niño Martinillo, lo llamaban, y por actos de valor llego a teniente, grado con el cual paso a la reserva en la madre Patria, a la cual se auto exilió tras la victoria de los Yankees. Y ahí empezaron sus aventuras más famosas, pues de héroe y soldado desconocido pasó a ser un auténtico rey del hampa peninsular.

Advertisement

Los cuatro naufragios del Capitán: una historia de las grandes traiciones a España, que todavía pagamos

Nuestro protagonista nace un 28 de mayo de 1870, pocos meses antes de uno de los acontecimientos más olvidados pero más importantes de nuestra reciente historia. El asesinato de uno de los mayores estadistas que ha tenido nuestro país, asesinado por esa mano negra que siempre actúa en el poder. Y según la versión oficial, casi siempre mentirosa, fue un simple atentado terrorista y nada más, pero la reciente investigación que hizo del historiador y criminalista Abellán hace poco demuestra más bien que el trabajo que no terminaron los sicarios, en la calle del turco de Madrid, lo remataron los propios amigos y compañeros de gobierno de Prim en su propia casa y en su propio lecho, donde fue apuñalado por la espalda y estrangulado a lazo, en un clarísimo asesinato ritual masónico.

Y así fue cómo se cargaron al primer gran Presidente de esta tanda de magnicidios que se cebaron, curiosamente, en los mejores políticos que hemos tenido en siglos XIX y XX. Cánovas y Canalejas serían abatidos un poco después, todos ellos relacionados directamente con la última defensa del Imperio. Y quedó detrás toda la basura de vendepatrias que regalaron todo el territorio español que asomaba de la Península, salvo las Islas que todavía conservamos, aunque me temo que no por mucho tiempo, en el caso de Canarias. Un territorio tan español como lo sigue siendo Cuba o Puerto Rico y como lo fue en su día Filipinas, antes de que los yanquis llevaran a cabo uno de los genocidios más desconocidos de la Historia. Con políticos así, no hace falta tener enemigos, pero la pregunta es: ¿tenemos héroes, para compensar, como el protagonista de Los cuatro naufragios del Capitán?

Continuar leyendo
Advertisement
Opinión15 horas ago

Punible ejecutoria de Alberto Núñez “Fiascóo” Por el Coronel de Infantería Efrén Díaz Casal

¡Comparte esta publicación! Es indiscutible que, o no sabes lo que haces, tu intelecto no da más de sí o...

Economía3 días ago

Machineryline Chile visión general

¡Comparte esta publicación! En el mundo actual, la adquisición eficiente de maquinaria especializada es un factor clave para el éxito...

España3 días ago

¿Que estás haciendo, VOX? Catarata de insultos hacia Alvise Pérez que pide a Abascal “Juego Limpio” y la Diputada Cristina Esteban le llama en un audio “Chungo de pelotas”

¡Comparte esta publicación! Cristina Esteban, diputada de VOX por Valencia y eminente representante de la “Beautiful People” (es un decir)...

España4 días ago

“Se Acabó La Fiesta”, la lista electoral de Alvise Pérez, obtiene según el CIS más de 1 diputado al Parlamento Europeo. Los partidos braman

¡Comparte esta publicación! ‘Se acabó la fiesta’, de Alvise Pérez, se cuela en las encuestas del 9-J De las 33...

España6 días ago

Vito Quiles avergüenza al mamporrero de Sánchez, el traidor Pachi López, en medios internacionales (Ver Vídeo)

¡Comparte esta publicación!   Me han llamado de 11 medios (los más vistos de Argentina) para participar en sus programas...

España7 días ago

Su Majestad Sanchista va y se compra más aviones para sustituir al Falcon… y otras noticias censuradas, cortesia de ALVISE PÉREZ

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: ✈️ 1. Defensa continúa ocultando la compra de los nuevos aviones de Pedro...

Advertisement Enter ad code here