Connect with us

Sucesos

Un policía nacional admite que grabó a sus compañeras cuando se cambiaban por estar “distanciado” de su mujer

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Un policía nacional ha reconocido este martes en el juicio que en agosto y julio de 2015 instaló un ‘pendrive’ con cámara oculta en los vestuarios de la comisaría especial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para grabar a una compañera por “la atracción” que sentía hacia ella en una época en la que estaba “distanciado de su mujer”.

“Sí, sí, lo hice. En aquella época mi mujer atravesó una enfermedad y reaccione de esta forma. Lo llevé mal y desembocó en todo esto”, ha lamentado a preguntas de la fiscal Pedro C. G., quien afronta una petición fiscal de tres años de cárcel por un delito contra la integridad.

La acusación particular la ejercen las tres víctimas que sufrieron las grabaciones ocultas, siendo una de ellas la que descubrió lo que estaba pasando. Su defensa solicita una condena de cuatro años de prisión para el encausado por tres delitos contra la integridad.

Visiblemente afectado, el agente no ha titubeado al reconocer ante el tribunal todos los hechos de los que se le acusa, admitiendo que colocó “tres o cuatro veces” el ‘pen’ para obtener imágenes. Pese a reconocer la acusación, ha querido dejar claro que sólo quería grabar a una de sus compañeras por “la atracción” que sentía por ella en “una época dura” por la enfermedad de su mujer.

Advertisement

Tras su detención, el agente fue suspendido de empleo y sueldo durante unos cuatro meses. Actualmente, realiza labores contra la delincuencia en una comisaría de la capital. Su abogada ha detallado que su cliente fue condecorado con la Cruz al Mérito Policial en sus 20 años de trayectoria policial.

Una de sus víctimas ha relatado que un día se percató que en un rincón del vestuario había colocadas bolsas y otros objetos que no solía haber. Entonces descubrió que había un pendrive oculto. Inmediatamente después, fue a comprobar el contenido del mismo.

“Vi los archivos y se veía a mis compañeras y a mi cambiándonos. En otro archivo, había una mujer desnuda en el baño. Le pasé el pen al Inspector de Servicios”, ha narrado la agente.

“Me sentí mal, desubicada. No entendía cómo un compañero podía hacer eso a sus compañeras. Tenía miedo por si difundía los archivos. Estuve meses que me costaba ir al trabajo, pero mis padres me han enseñado que hay que ir a trabajar”, ha subrayado.

Hechos juzgados

Advertisement

Según el fiscal, Céspedes instaló en septiembre de 2015 en los vestuarios femeninos de su comisaría un pen-drive con cámara que llevaba incorporado un sensor de movimiento que permitía el inicio automático de la grabación de archivos de vídeos con audio.

El aparato, que se hallaba activo desde el 26 de septiembre de 2015, fue escondido encima de una de las taquillas del vestuario dentro de una bolsa.

Pese a que una de las policías logró descubrirlo ese mismo día durante el tiempo que estuvo activado el pen-drive grabó a dos mujeres en ropa interior.

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

Los imputados no imponen condiciones al juez. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

¿Debe ser pública la imagen de Begoña Gómez declarando en el Juzgado? Sí, sin duda. No más prevaricación ni manipulación socialista.

 

¿Quién se habrá creído que es este personaje malicioso y tramposo que presuntamente ha manipulado y vendido hasta programas y aplicaciones que no son suyas o ha puesto a su nombre lo que es de la Universidad Complutense? Da órdenes a la Justicia y trata al juez como si fuera un títere o su subordinado. ¿Se puede ser más ignorante y caradura? ¿Piensa devolver el dinero generado fraudulentamente al alumnado? ¿Cómo implicó a la ONCE y le “vendió” la aplicación de su manipuladora y manipulada cátedra? ¿Llegará la Complutense hasta el final para demostrar lo que muchos sabemos?

La última mofa de la trama de “Bego” para ayudar al mentiroso Sánchez es la cometida por la hoja parroquial que ya nadie lee y que no ha dudado en recurrir al registro de la propiedad para saber qué patrimonio tiene el juez que juzga a la compañera del felón. Por simple torpeza, inutilidad, capricho y falta de miras o perspectiva le faltó tiempo para publicar que el juez tenía dos números diferentes de DNI, cuando cada persona sólo puede tener uno. ¿Se puede ser más inútil como periodista para publicar semejante barrabasada o cafrada? ¿Nadie ha explicado a esta aprendiz de periodista que puede haber más de una persona cuyos apellidos y nombre coinciden? El caso es que los medios de comunicación serios se han mofado de ese medio singular, patrañero, sectario, socialcomunista y desinformativo. No es de extrañar que desde hace tiempo esté catalogado como Medio de Desinformación socialista. El caso es que publicó una falsedad por la que no ha pedido perdón. Ya saben que se pilla antes a un socialista y a un mentiroso que a un cojo manipulador.

La imputada, Begoña Gómez, no quiere que sea grabada su imagen declarando en el juzgado como imputada por corrupción. Fueron grabadas muchas otras personas prestigiosas, mientras que ella carece de prestigio, preparación y ética, incluso llegó a exigir que apareciera en la Complutense como licenciada, cuando no tiene más estudios que el bachillerato y otros de un centro privado sin validez académica. En una palabra: es una falsa licenciada, como tantos políticos socialistas que mintieron en su currículum como Patxi López o Yolanda “cohete”. Doy fe. ¡Y eso que prestigiosos declarantes ni siquiera estaban imputados! Hoy se les llama «investigados», pero el golpistas es golpista hasta que se muera por muchos indultos que tenga encima y el ladrón será ladrón mientras viva, por muchas amnistías que se le apliquen y así sucesivamente. Por ejemplo: Griñán, Chaves y Magdalena Álvarez serán ladrones «per secula seculorum» y no cleptómanos.

Advertisement

La presuntamente mafiosa Gómez no es nada más que una ciudadana más, por muy barragana o compañera que sea del felón, mentiroso y traidor presidente que, por cierto, no puede salir a la calle y ahora tampoco su compañera, ni siquiera a los mítines con espulgados. Hasta en los mítines seleccionan a los allegados para no ser silbado el presidente y, cuando acompaña al Rey, «Moncloaca» pone condiciones a Zarzuela para que caminen juntos Sánchez y el Felipe VI o lleguen a la vez a los sitios y así ser increpado con más disimulo, pero ni con esas. El presidente del fago y del Falcon es un claro candidato a recorrer los tribunales tan pronto como salga de las esferas del poder. En Europa aún no se ha enterado del apodo que tiene, pero es una mofa con peineta y sin rabo.

Esta señora, por citarla de alguna forma, que ha pasado de pagadora de prostíbulos (pagaba las nóminas de las putas o mujeres de moral distraída que trabajaban en las saunas-prostíbulos que regentaba su padre) a dueña y «señora de Moncloaca» se cree por encima del bien y del mal. El juez no ha hecho ni puto caso a sus peticiones: decenas de periodistas han solicitado la acreditación para divulgar por el mundo sus declaraciones y sus presuntos actos ilícitos que el Mossad ya ha distribuido a los medios de comunicación de media Europa y algunos informadores españoles no vendidos al poder ni esclavizados en las hojas parroquiales socialcomunistas. Por cierto, las cámaras que grabarán sus declaraciones sobrepasan las expectativas. Apenas una hora después de las declaraciones de «Bego» –donde no faltarán mentiras mil al juez por propio aleccionamiento de sus abogados– las imágenes recorrerán el mundo y pondrán al felón y mentiroso a los pies de los caballos como hoy lo ha hecho el Tribunal Supremo.

Veremos cómo se posiciona el desprestigiado y sectario Tribunal «prostitucional». Sí, no se asusten; tras meterse donde no lo llaman y corregir al Tribunal Supremo en lo que no debe, los medios de comunicación serios, con demostrada ética y no vendidos al poder así lo han calificado, insistiendo en que es un tribunal sin crédito y del que los españoles se mofan a través de memes, chistes, peinetas y otras formas del ampliamente extendido gracejo español. Está compuesto en cierta medida por exministros del felón, mentiroso y tramposo autócrata de «Moncloaca».

Si el Constitucional es la mofa y el fiscal general es el símbolo del abucheo y la torpeza, ya puede tomar cartas en el asunto la Judicatura y poner pie en pared. Y debe hacerlo con urgencia extrema. Hoy la ciudadanía, tras poner al «sanchismo» y a sus adláteres de la mafia socialista en el nivel de Nicolás Maduro y la comunista Venezuela, no queda más refugio para esa ciudadanía que la propia Judicatura como rama de salvación a la que agarrarse antes de que el autócrata y sus torpes ministros acaben arrastrando por su fango a la ciudadanía. El fango es propio de «Moncloaca», como el albañal es conmutativo a sus ministros.

Confieso que, con Conde-Pumpido al frente del TC, me da tanto miedo cuando lo oigo mencionar como me lo daba ETA cuando amenazaba al Estado español con más atentados y muchos más asesinatos.

Advertisement

Y si quieren más corrupción a la vista, no hay más que echar un vistazo a la seguridad de «Moncloaca» que va a tomar los juzgados en los que declarará la presunta corrompida. Todo un ejemplo de prevaricación, malversación de caudales públicos y abuso de poder por una simple expagadora de saunas-prostíbulo. «¡Manda huevos!», que diría el exministro Federico Trillo.

El viernes, 5 de julio, la imputada por corrupción y tráfico de influencias dará un bochornoso espectáculo en Plaza Castilla. Sánchez, en un claro uso y abuso de poder, ha mandado a sus escoltas al Juzgado número 41 de Madrid.

Conociendo la mafia que actúa en estos casos y el peligro que ello supone, los medios de comunicación deberían ir armados por lo que pueda pasar; aunque solo sea con pluma y papel por su los estrompan los ordenadores y móviles en la cabeza.

 

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement Enter ad code here