Connect with us

Opinión

La Celestina, el Quijote y la Inquisición

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Sobre la progresiva acumulación literaria y artística anterior, el gran siglo cultural de España empieza con La Celestina (Tragicomedia de Calisto y Melibea) y culmina con El Quijote. Son seguramente las mayores obras literarias españolas y se cuentan entre las realmente grandes de la literatura universal.

El tema de La Celestina es el amor sexual, tratado en tres niveles o facetas: el sublime (Melibea) el vulgar (Calisto) y el sórdido (de la prostitución en torno a la hechicera y “puta vieja” Celestina): los tres terminan en tragedia. Su crudeza se disfraza como lección moral contra “el loco amor”, pero recuerda más bien las frases no moralizantes del coro de Antígona sobre “el amor invencible que enloquece a aquel a quien posee”.

Celestina es un personaje muy sugestivo. Completamente cínica, entiende que la sociedad funciona por el vicio y la mentira, lo cual no impide desenvolverse en ella a una persona hábil y sin falsas ilusiones éticas. Su aguda penetración psicológica, un tanto demoníaca, le permite captar y explotar los motivos reales de mucha gente bajo declaraciones hipócritamente moralistas. Entiende además la verdad como un mal, como algo dañino y peligroso. Para ella el amor es (o encubre) simplemente un deseo instintivo de placer, cuya explotación le permite ganarse la vida; y su vida consiste en eso. Será precisamente su codicia la causa de su perdición, al morir asesinada.

Calisto es un chisgarabís bien parecido, arrogante, inescrupuloso y algo estúpido. La belleza de Melibea le suscita en algún momento sentimientos elevados, pero “se vuelve loco” por ella, por poseerla sexualmente en realidad, como un trofeo halagüeño para su ego. En suma, su visión se parece a la de Celestina, solo que, al ser rico, no precisa ganarse la vida con las miserias de la vieja: esta resulta más simpática por vivir en la necesidad y por su agudeza, aunque perversa, ausente en Calisto. La muerte de este no es trágica sino trivial como su vida: se descalabra al caer de una escalera.

Melibea viene a ser lo contrario de Celestina y también de Calisto. Es inteligente, culta y posee una delicadeza espiritual y moral en su concepción del amor, incluso cuando acepta la eventual posición de barragana. ¿Por qué, entonces, se enamora de un sujeto como Calisto, y lo hace hasta el punto de que la vida sin él le parece vacía y sin sentido y le lleva al suicidio? Son cosas que ocurren realmente, difíciles de explicar, por eso se dice que el amor es ciego, o que enloquece. Tendemos inconscientemente a asociar la belleza exterior, que posee Calisto, con una belleza interior que no posee. Seguramente el tiempo la haría desengañarse, pero no hay tiempo porque Calisto se cae de la escalera, y con él todas las ilusiones de Melibea.

Las grandes obras literarias lo son porque nos obligan a acercarnos o entrever problemas de nuestra condición humana que normalmente rehuimos o apenas percibimos en la preocupaciones de la vida corriente. No somos como esos personajes ficticios y no obstante sentimos que sus destinos nos afectan en algo profundo.

El Quijote, primera novela moderna, pertenece también a esa clase de obras geniales. Hace reír, y en el fondo de nosotros mismos. El ser humano anhela una vida elevada, “plena”, o feliz, cuyo sentido intuimos sin comprenderlo racionalmente. Anhelo esencial, frustrado en mayor o menor grado por la dureza de la vida y la relación con los demás; dureza propia de tiempos de desgracia general, pero también de los pacíficos y tranquilos, y pese a que el individuo no puede sobrevivir sin la compensación de la sociedad. Ante el choque con la realidad, la aspiración va perdiendo fuerza, llevando a la depresión o al cinismo. O más a menudo a un conformista “ir tirando”, no forzosamente mortecino, pues la mediocridad puede ser “áurea” según Horacio. La experiencia dolorosa nos induce a burlarnos de las ilusiones por lo común concebidas en la adolescencia o expresadas candorosamente. Pero “ilusión” tiene en español un doble sentido, como idea falsa e ingenua de la realidad, propia de “ilusos”; pero también como impulso a superar la mezquindad de la vida limitada a las pequeñas ocupaciones utilitarias. Ahí están los políticos parloteando de “ilusionarnos”

Don Quijote se parece en eso a Melibea, aunque sus anhelos sigan muy distinto derrotero. Él no se resigna a la existencia anodina de mediano hidalgo de pueblo, cree que tiene que haber “algo más” y aspira a una vida heroica arrostrando los peligros, sufrimientos y sacrificios anejos. En ese heroísmo, definible como una lucha épica por el bien, quiere encontrar la plenitud y el sentido. Pero no lo consigue: el ambiente social rechaza con mofas y golpes su rebeldía contra la mediocridad, aunque no consigue doblegar al caballero, que insiste una y otra vez.

Parte del genio de Cervantes consiste en diseñar dos personajes arquetípico, con Sancho de servidor realista que acaba contagiándose en parte de las ideas de su amo, personajes los dos que van evolucionando en su interacción. Incluso en sus empresas más disparatadas, Don Quijote combina los rasgos de persona sensata e inteligente con los del loco, que interpreta la realidad de acuerdo con sus deseos. Y una y otra vez recibe escarmientos que no lo escarmientan, porque el anhelo de una vida superior es demasiado fuerte en él y le domina. Y ahí radica su peculiar grandeza: hay belleza en sus acciones y fealdad en las reacciones que provoca.

Se trata, como La Celestina, de una obra melancólica sobre la condición humana. Incluso depresiva: el crítico inglés J. Ruskin le achacó ser una mofa de los más nobles sentimientos humanos, y Lord Byron vio en ella el final del heroísmo español. Pero la mofa es solo aparente, y la parodia de las novelas de caballerías solo un pretexto. También es probable que Cervantes se esté burlando, con humor sin amargura, de su vida llena de avatares y aventuras, y de ansia de gloria, para terminar en un ambiente poco glorioso, del que solo podía evadirse por su afición literaria y sus amigos quizá de taberna: “Adiós donaires, adiós regocijados amigos, que yo me voy muriendo…”. Sea cual fuere el motivo concreto de una obra genial, esta desborda siempre la intención del autor. Pocas, si alguna, expresan con mayor acuidad un rasgo definitorio de la condición humana: el misterioso anhelo psíquico de sublimidad frente a la oposición a ella, también misteriosa, del mundo real.

Entre la publicación de La Celestina a finales del siglo XV y la del Quijote media algo más de un siglo, el de mayor potencia de España en todos los órdenes, y es forzoso citar al menos a algunos de los escritores más conocidos, Garcilaso, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Lope de Vega, Boscán Fray Luis de León, los pensadores de la Escuela de Salamanca, y tantos más. y tantos más. En esa época nacen géneros originales como la picaresca o la poesía mística y se cultivan otros como la literatura pastoril, amorosa, de caballerías… La intensa actividad tanto artística como intelectual compone el original Renacimiento español. Una eclosión que se prolongaría por gran parte del siglo XVII. Aunque según los distinguidos críticos hispanófobos actuales ni España existía o era un país enfermo, ni su cultura tenía mayor relevancia.

Cabe señalar que este fue también el período de mayor actividad de la Inquisición, lo cual evidencia la falsedad de la acusación de haber paralizado por el terror la cultura y el pensamiento. Pese a lo cual lo repiten impertérritos mil personajes. La Inquisición es parte esencial de la leyenda negra, propiciada ante todo por los protestantes.

Conviene, pues poner las cosas en su punto: la Inquisición fue un tribunal político-religioso que duró tres siglos largos, con mucha actividad en el primero y escasa o muy escasa después. Nació cuando en toda Europa se estimaba la disidencia religiosa un grave peligro para la estabilidad social, lo cual se acentuó con el protestantismo. Toda Europa sufrió persecuciones y tribunales, ninguno tan longevo como el español, lo que compensaban con un carácter mucho más sanguinario. En sus tres siglos, la Inquisición causó la muerte documentada a unas 1.000 personas, y posiblemente de otro millar o dos millares en las etapas no documentadas. En los países protestantes las víctimas fueron muchas más en mucho menos tiempo. Contra las leyendas, la Inquisición era más garantista que los tribunales civiles europeos y practicaba mucho menos la tortura.

No se olvide que la idea de la tolerancia nace mucho más tarde en Inglaterra (Locke), para frenar las persecuciones entre protestantes, pero manteniéndolas contra los católicos. Y recuérdese que en nuestros ilustrados días las policías políticas de muchos estados han causado más víctimas en breve tiempo y empleado mucho más la tortura.

Aunque la idea de la Inquisición no sea hoy aceptable debe contemplarse dentro de las condiciones de su tiempo. Y a su favor pueden decirse al menos dos cosas s: que evitó a España la masiva quema de brujas (se han estimado en más de 100.000 víctimas) de otros países, en especial protestantes; y contribuyó a impedir en España las guerras civiles que solían acompañar a la expansión protestante.

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sánchez está con el terrorismo de Hamás. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«Alguien debe explicar a Sánchez que, en poco menos de medio día, Hamás asesinó a casi el doble de personas que ETA durante toda su maldita existencia».

«Señor Benjamín Netanyahu, como español y como ciudadano europeo, le pido disculpas y le digo que siento sincera vergüenza por lo sucedido con el felón español. Me duele el alma y se me embarga de vergüenza y horror por el hecho de que este personaje sea presidente del Gobierno de España». Sánchez ha demostrado que es más torpe que un vencejo y más vulgar que un orinal. No se puede consentir a Pedro «cum fraude» que hable de cómo luchar contra el terrorismo cuando él mismo gobierna con asesinos de la banda terrorista vasca y su antecesor socialista traicionó al Gobierno español dado que, a la vez, intentaba negociar con la banda asesina a la vez.

La comparación que el mentiroso y felón, Sánchez, ha hecho entre el terrorismo de Hamás y ETA no puede ser más desafortunada porque la banda asesina vasca se dedicó a asesinar a sus compatriotas, lo mismo que lo ha hecho Hamás con su propia gente, en tanto que los israelíes lo que hacen es defenderse de este tipo de terroristas intransigentes. Hay un dato con el que Sánchez muestra una ignorancia interesada: obvia el hecho de que quien verdaderamente acabó con ETA fue Aznar tras cerrar todas sus fuentes de financiación y mantenimiento, como confirman los propios etarras en varias publicaciones.

El PSOE como siempre se quedó con la gloria, y a punto estuvieron de volver a meter la pata por la torpeza y mala cabeza de Rodríguez Zapatero. Datos confirmados por insignes socialistas muy alejados de Patxi López, quien pasaba de enterrar a un compañero, con lágrimas de cocodrilo incluidas, a negociar y brindar con etarras asesinos o permitir que su jefe los convirtiera en socios preferentes. ¡Manda huevos!

Después de ver los espeluznantes vídeos de la masacre de Hamás del 7 de octubre, Pedro Sánchez no dudó en aleccionar a Netanyahu sobre cómo combatir el terrorismo sirviéndose del ejemplo español con ETA. No se puede ser más tonto, ni más atrevido por ignorante. A ver si ahora va a resultar que Sánchez pretendía explicar a Netanyahu cómo hacer de Hamás un EH Bildu o algo parecido. Solo le faltó proponer que Hamás entrara en el Gobierno israelí como socio preferente, al igual que lo es ETA con el Gobierno español.  

El maquiavélico presidente español ha pedido a los israelíes que ya no sean ETA y que sean Bildu. Muchos ciudadanos españoles pensaban que a Sánchez lo movía la ambición, pero ahora comprueban sus expresiones y propuestas propias de un psicópata visceral. Si tras visionar el vídeo de la masacre de Hamás en Israel dice las cosas que dice, entonces es que está fuera de la realidad.

Sánchez es un peligro público y una bomba potencial para destrozar el Estado español. La organización terrorista de Hamás es barbarie, odio, incomprensión, terrorismo y muerte. El presidente «cum fraude» lo único que ha hecho ha sido agriar las relaciones con Israel, ponerse del lado del terrorismo de Hamás y alentar el desprecio de la UE hacia él por su postura unilateral.

Sánchez le pide a Israel que no se defienda en esta guerra por su supervivencia, que se deje matar. Solo le ha faltado decir que la autodefensa es de fachas. El felón de Moncloa, un traidor a su patria, dispuesto a trocearla a cambio de seguir en el cargo, no entiende de obligaciones, ni de responsabilidades éticas, morales y legales. A cualquier persona normal, libre de psicopatía, le faltaría cuerpo y vergüenza –tras ver los vídeos de la masacre del 7 de octubre– para plantar a Netanyahu la sarta de memeces que ha lanzado. Ha quebrado la política internacional española e Israel no dudará en romper las relaciones con España hasta que haya un perdón o arrepentimiento en toda regla. Y el «Fraudillo» viendo llover.

Cuanto antes desaparezca Sánchez de nuestras vidas, mejor. Él le va a enseñar a los israelíes cómo tratar con terroristas; es como si pretende enseñar a un padre a hacer hijos tras tener familia numerosa. ¿Acaso no ven su alto grado de idiotez y tontería? No dudo de que sí tiene delirios de grandeza el sociópata éste. Alguien debe explicarle que, en poco menos de medio día, Hamás asesinó a casi el doble de personas que ETA durante toda su maldita existencia.

Empieza a ser habitual leso de pensar que Sánchez ha creado una sociedad enferma. Ha llegado demasiado lejos. Ha dicho al mundo que España. después de los casi mil muertos de la banda terrorista vasca, está de rodillas ante las políticas etarras. Ha demostrado que España ya no es una democracia y que aquí se hace lo que diga el brazo armado de los asesinos, EH Bildu, a través de él y lo que impongan los golpistas e independentistas catalanes, también a través de él. Sánchez ya ha perdido toda credibilidad para los españoles. Antes o después caerá y no podrá defenderlo ni la policía política de Marlasca que estos días apalea, gasea y amedrenta al pueblo que se manifiesta pacíficamente frente a Ferraz.

Engañó a Puigdemont, como intentó engañar a todo el mundo, y ahora no puede seguir adelante. «No veo salida a eso de la amnistía», ha dicho a sus cercanos, con lo que ha dejado en ridículo a Félix Bolaños como negociador y al ministro Albares como jefe de la política exterior. Puigdemont lo creyó, dio su voto de investidura y ahora se verá sin amnistía, acusado de terrorismo, sin la protección europarlamentaria y cualquier día con las esposas a la espalda.

¡Qué paciencia ha tenido Netanyahu escuchando las estupideces de Sánchez!  Ha tenido que morderse la lengua para no mandarlo al carajo inmediatamente. El atrevimiento de Sánchez con sus «consejos» demuestra que está fuera de la realidad. El día que caiga lo va a pagar, sin más tardar. Recuerden que la estatua de Sadam Huseín fue arrastrada por Bagdad a lo largo de toda la ciudad. En España no se hace eso, pero se corre a gorrazos y se grita eso de «¡Me gusta la fruta!»  No dudo de que Sánchez tiene querencia hacia los terroristas, hasta el punto de aliarse con ellos y meterlos en el Gobierno. A ver si ahora va a pretender que Israel haga lo mismo ¡Cojonudo está Sánchez, como para dar lecciones a otros!

Dar lecciones a Israel sobre lucha antiterrorista es arriesgarse a hacer el ridículo, como ha hecho el felón mayor de España. Me temo que es lo que ha pasado. El conflicto entre ellos es más complejo de lo que creen Sánchez y Albares; es más, solo verdaderos expertos como el exministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, puede hablar con autoridad de la cuestión. Hasta el actual ministro de Exteriores, José Manuel Albares Bueno, ha demostrado que es un pardillo en temas de calado. ¿Se acuerdan de cómo le metieron el rabo entre las piernas en Marruecos y llegó a Moncloa jodido y aullando?

En España toleramos las memeces de nuestros políticos, en Israel no. Si pretende la ministra de Infantil y Juventud, Sira Rego, que Hamás sea razonable, va de cráneo. No pueden evitar ser como son.

Cuanto antes pongan a la ministra, proterrorista y antisemita, mirando a Cuenca y a la puerta de salida, antes evitarán infinidad de problemas y abusos. También Sánchez está del lado del terrorismo de Hamás y por ello ha sido felicitado por la organización mafiosa y cavernaria.

Nuestro personaje maquiavélico siempre tiene la rara habilidad de situarse en el lado equivocado de la historia.

 

Continuar leyendo

Opinión

Sánchez revienta las relaciones con Israel. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

 

«Eli Cohen, ministro de Exteriores israelí, no ha dudado en soltar al embajador español en Israel que “Pedro Sánchez es un completo mamarracho”»

Debo decir una vez más a Sánchez que «me gusta la fruta». Lo digo en voz alta y sincera. A nadie se le oculta que este fantasma es un peligroso psicópata y, si alguien tiene dudas, que lea el libro de Rosa Díaz: «Caudillo Sánchez». Los sentimientos de este personaje son muy enrevesados y difíciles de explicar. Sólo mira por él, es un ególatra visceral y un patoso sideral. El sufrimiento ajeno le importa un bledo y tres pepinos nicaragüenses. Incluso, voy más lejos: si precisara el apoyo y los votos de Netanyahu, la zona de Gaza ya sería un desierto tras la lluvia de bombas en las que él encontraría beneficio y satisfacción.

Al felón y mentiroso habitual le va a costar cara la firmeza mostrada con la propuesta española.  Se ha pasado tres pueblos: ha avisado y pasado por los morros a Netanyahu que, si la Unión Europea no se pone de acuerdo entre todos los países que la forman, España “tomará sus propias decisiones” respecto a Palestina. ¿Sabrá el cabestro, Sánchez, lo que ha comprometido? Será que va a hacer lo que hizo con Marruecos, traicionando al Parlamento español, a la ciudadanía y al Rey. No creo que se queje de lo que le sucede en la calle: no hay ciudadano que no le suelte ese «me gusta la fruta», equivalente a lo que todos sabemos. Este miserable personaje se mete en todos los charcos y fregaos con tal de figurar, aunque nunca trabaja. Bien claro se lo dijo Netanyahu: «No ha hecho nada para liberar a los rehenes». No deja de ser un mandado que lo mismo le da acostarse con terroristas etarras, que con golpistas felones o nacionalistas fascistas con piel de conejo revenido.

Confieso que no ha sido ninguna sorpresa que, Eli Cohen, ministro de Exteriores israelí llamara a capítulo al embajador español en Israel. Dicho embajador ha tenido que soportar la claridad de Cohen, que no se anda con chiquitas, ni con medias tintas, de ahí que -alto y claro- le ha espetado que «Pedro Sánchez (el socio de Bildu) es un completo mamarracho». Ahí tienen las crónicas, las notas de prensa que han llegado desde Israel y las «enseñanzas castizas» del propio Alfonso Rojo.

Yo solo le digo a Netanyahu que mire la foto donde aparece con el felón o la instantánea donde aparece el presidente español con el chaleco antibalas puesto al revés, con lo que parece que lleva un babero en vez de un chaleco protector: algunos han llegado a decir que le dieron una talla pequeña para quitar hierro al error de bulto. Nadie de los acompañantes le indicó el error, con lo que fue haciendo el ridículo todo el tiempo y siendo la mofa de los acompañantes. ¡Qué imagen más esperpéntica! Confío que viendo esa instantánea sepa con quién está tratando o con quién se gasta los cuartos, como dicen en mi tierra. Por otro lado, creo que Netanyahu tiene información de primera mano y no le hace falta que yo se lo diga desde mi tronera informativa.

Vamos a ver dónde se sienta el ridículo felón. El discurso de Sánchez se ideó para contentar a su facción comunista del Gobierno (Sumar Plus) y ha dejado sorprendido, dolorido, avergonzado e insultado a Netanyahu y a la sociedad israelí, también a la española. A Sánchez ya lo acusan desde Israel de “apoyar al terrorismo”. ¿Y se enteran ahora? ¿Acaso no tienen sus datos del «Pegasus» los autores originales del programa espía?  Lo cierto es que la embajadora española se la ha tenido que envainar tras ponerse mirando a Cuenca y poner cara de cordera degollada con lágrimas de cocodrilo. Nadie entiende que la embajadora siga en Israel tras los insultos y «navajazos» de Sánchez a Benjamín Netanyahu y al pueblo israelí.

Era de esperar con una ministra cutre y vulgar como Sira Rego, antisemita, proHamás, proterrorista, odiadora profesional e indigno personaje por donde ha pasado; es más, si será rara, vengativa y visceral que en Rivas cambió la entrada de las rotondas para que se hiciera por la izquierda. Ni sé cómo la DGT admitió semejante borregada y barraganada. Ahí la tienen con el puño en alto casi siempre, símbolo de la muerte, el crimen, el odio y la venganza. Cada legislatura, Sánchez se rodea de peores bicharracos: cuando le da la ventolera comete atrocidades envueltas en la obcecación y en las características propias del mamerto o de la mamerta, que haberlas, también haylas.

Con razón dice un amigo mío, alto cargo socialista en Castilla y León, que no tenemos un presidente de Gobierno, «tenemos un espantapájaros ególatra y demente al mando de nuestra nación». También se desahogó pacientemente con el nombramiento del nuevo ministro de Transportes en el sentido de que convirtió Valladolid en la ciudad con peor movilidad de España y lo ponen a dirigir los transportes. «Que tengan cuidado con él porque si sus antecesoras midieron los túneles y no cabían los trenes, este personaje es capaz de subir a Santander, pescar en el Sardinero y sembrarlo en tierras de Castilla a vez si crece. No sería la primera vez que pedía sobres de Correos redondos en el Ayuntamiento para mandar circulares a las familias». En fin, no le dejé explayarse más porque el chascarrillo lo dejo para Alvise Pérez, Javier Negre, Vito Quiles y Patxi López. Otro día.

En fin, tengo muy claro que Pedro Sánchez no recuperará su prestigio, si es que alguna vez lo tuvo, hasta el año de la rana y eso está a buen pelo. Leída la cartilla al felón, bien claro ha dejado Netanyahu que con él no cuente ni para sobar rábanos y mucho menos en aquellos acontecimientos donde el mentiroso represente a la Unión Europea.

Si cree Sánchez que se llevará el gato al agua en cuanto a declarar unilateralmente Estado a Palestina, va de nalgas o de culo y cuesta arriba. Mucho mover la sin hueso, pero nada de nada, aunque él crea estar orondo y morondo.

En fin, nuestro felón y pico de oro vacío sigue perdido en la noche de los tiempos.

Continuar leyendo

Opinión

Pedro Sánchez entre deudas y cadáveres. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«De las personas más manipulables se aprovechan los personajes oscuros al más puro estilo Pedro Sánchez o el hoy «señorito oscuro», Félix Bolaños».

Este presidente nuestro cacarea más que una gallina descontrolada, pero está muy lejos de ser burro de carga porque no asume responsabilidades. Eso sí, por su mala conducta y sus mentiras cada lunes y cada martes, nadie duda de que es un buen punto filipino. Incluso, hasta podemos decir que es un bribón de siete suelas; es decir, es un pícaro y un bellaco, y no por ello deja de ser un psicópata cuyo campo de desenvoltura es la estratagema y el maquiavelismo. Nunca será báculo de la vejez por su egoísmo, su indiferencia hacia el prójimo y sus amontonados complejos que esconde tras el mecanismo de compensación que ya ha quedado al descubierto. Sigue empeñado en ordeñar la cabra y creer que oye crecer la hierba.

Para muchos es carne de cañón y futuro residente penitenciario tan pronto como abandone el poder y los tribunales aborden sus aventuras fraudulentas, engaños, trampas y chulerías varias. Personalmente, confieso que lo veo en la línea del viejo «gorila rojo»; el Nicolás Maduro de la hoy arruinada Venezuela; los corruptores y corrompidos Kirchner argentinos; el Castillo Terrones del Perú; el guerrillero Ortega nicaragüense; el Petro Urrego colombiano y toda esa sarta de comunistas sin fe, pero egoístas hasta las trancas.

Cada vez se parece más nuestro felón de Moncloa a toda esta retahíla de mamotretos, mostrencos y comunistas conocidos en sus lares como «Mamertos». Algo así como lo que en España se conoce cariñosamente como «comunistas del niño Jesús»; es decir, simples socialistas, pero de mal corazón y peores intenciones. Discúlpeseme la atrocidad, que no falta de respeto interesado. Eso sí, vamos a impedir que el socialcomunismo convierta España en una leonera, como vamos a impedir que la ministra de Infancia y Juventud adoctrine a nuestros niños. Ni siquiera hemos de permitirle las excentricidades de ministra cavernaria y facinerosa con su vulgar antisemitismo,  reaccionario y visceral.

No busquen esa expresión en el DRAE porque no la encontrarán. Es una expresión propia de Colombia y Ecuador y en sentido coloquial se entiende como persona que es miembro del Partido Comunista. En una segunda acepción, más propia de Ecuador, se refiere a una persona que tiene escasa inteligencia o habilidad. Los mamertos en Centroamérica y Sudamérica son una generación muy poco trabajadora, o floja si se quiere, a quienes gustan los gobiernos que los mantienen y crean pobres para generar bolsas de votos esclavizados. Es más, son muy dados a las salidas de pata de banco.

Por regla general hablan de lo que no saben, ni han vivido, pero insisten en cambiarles la historia a quienes lo vieron, lo vivieron y lo padecieron. Son fáciles de manipular cual seguidores de Podemos, Izquierda Hundida o Sumar Plus. De esos manipulables se aprovechan los personajes oscuros al más puro estilo Pedro Sánchez o el hoy «señorito oscuro», Félix Bolaños, sin que entre los aprovechados falten los sindicatos «comegambas». Ansían tenerlo todo, pero sin esfuerzo y ahí están los partidos de la siniestra para ofrecerles paguitas, chiringuitos remunerados y asesorías inservibles, con lo que quedan esclavizados para siempre. Sánchez acumula demasiadas deudas y excesivos cadáveres.

En definitiva, son una generación de idiotas útiles: puede verse «Hamás Madrid», Sumar Plus, Podemos sin refundar, golpistas estratégicos, independentistas forzados, nacionalistas a contrapié… No dudan en meterse en camisas de once varas; o sea, en temas que no les importa y, además, se parecen mucho a los canarios de alcoba. Esta larga reflexión me recuerda la intervención del felón Sánchez en su discurso de investidura: según hablaba él, yo veía al mantenedor de mamertos, al habitual mentiroso, a la vez que pensaba (y pienso) que antes o después caerá en el garlito; es cuestión de sentarse en el quicio de la puerta y esperar. San Martín llega siempre para todo cerdo. Ya a nadie le salva la campana, ni siquiera por una vez.

Veo que los nuevos ministros se han puesto los trapitos de cristianar para acudir a escuchar a su jefe, aunque se le caigan los «narros». Al caudillo, al sátrapa y al autócrata no pueden faltarle los aplausos y agasajos, el besuqueo, el manoseo y el mamoneo al que acude siempre «lady cohete» con el jefe al que, antes o después traicionará, al igual que lo hizo en Galicia con quien le dio la espuela o en Madrid con quien le nombró torpe sucesora, caso de Pablo Iglesias. La «ministra tucán», también conocida como la «Varufakis de Ferrol», siempre deja tirados a quienes más debe. En el lenguaje coloquial del partido judicial de Medina de Rioseco (Valladolid) dirían que esos traidores son los que siempre acaban «cortando el bacalao», que es algo así como ser el amo o dueño de algo, lo más parecido al «primus inter pares».

Decía antes que en el discurso de investidura de Sánchez no dejaba de ver a un mamerto, vacío, insultador, demoníaco, odiador, vengativo y chulesco como si fuera de bureo. Habló de derecha retrógrada, como si la izquierda en España fuese progresista, que no lo es ni por asomo, como no es feminista ni de coña marinera. Pero Sánchez acabó de Herodes a Pilatos, de mal en peor, saliendo de Málaga para entrar en Malagón. Al dominar la técnica reaccionaria de la izquierda y la mentira fácil abordó con facilidad el caos de la derecha, a la vez que propagaba odio con sangre en los ojos.

Y es que Pedro Sánchez «doctor cum fraude» no ha acabado de asimilar la pérdida de tanto poder municipal y autonómico. Es tan grosero en sus exposiciones, que jamás encontrará semana que no traiga viernes. Un psicópata como el que nos ocupa, ansioso de sobones y parabienes, ni siquiera fue capaz de marcharse a la francesa como sí hizo en la segunda reunión de la Comisión Europea siendo presidente y el 12 de octubre tras el desfile y el vino español, algo que a Felipe VI le sentó a cuerno quemado.

La reina consorte, Letizia Ortiz, recia asturiana y templada con sus abuelos paternos en tierras de Castilla (Aldea de San Miguel, Valladolid), no tardó en ponerlo en primer tiempo de saludo tras los comentarios negativos hacia la Constitución y sobre su hija Leonor o los reiterados saltos de protocolo, dejando a S.M. Felipe VI en segundo plano, cual segundón y con las posaderas al aire. La reina Letizia le hizo morder el cordel y Sánchez mudó de casaca sin dar una en clavo.

Ya verán cómo el felón ventajoso vuelve a repetirlo por venganza, demostrando que en su psicopatía y muy visible en su maquiavelismo asoma la necesidad de recibir más palos que el borrico de un yesero o el burro pequeño de Felicito. Vamos, que Sánchez no dejará su carácter indómito y su mala condición.

Debería aprender de lo que le dijo Ramón Tamames cuando éste insistió en que Sánchez tenía un vocabulario vacío, lleno de inservibles perífrasis y reiterativo. Con razón, su intervención en la reciente investidura fue un discurso para echarle los narros y a continuación esconzuñar. No dio para más.

Continuar leyendo

Opinión

Frankenstein II y despedida de Irene Montero. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«La ciudadanía ha empezado a lavar la cara de todo lo cutre que nos llegó desde Podemos y desde Izquierda Hundida»

Tres meses y medio para formar Gobierno. Ya les vale. Primero nos entretuvo Feijóo con no se sabe qué, pues era manifiesto que no podía formar Gobierno; algunos grupos huían de VOX como la sociedad española ha huido de Podemos y otras zarandajas al más puro estilo del «grupo de la tarta». Después del «gallego sabio» ha sido el felón y mentiroso de Moncloa quien se ha regodeado en la espera, sin dar explicaciones y dando cada paso desde el ocultismo al que nos tiene acostumbrados. No ha dejado de mimar a PNV, manosear a Puigdemont y bendecir a golpistas e independentistas. Ha logrado su objetivo, no sin fuertes discusiones con la Casa Real.

Y por fin, hoy se ha celebrado el primer Consejo de ministros del Ejecutivo del mentiroso, Sánchez. Nuevos ministros y ministras, incluso algunos muy mal educados con las personas que abrían las puertas a cada uno a su llegada. Ha habido de todo, como en alfarería. Verdad es que algunos miembros del Ejecutivo precisan de un tiempo reeducándose en el colegio. ¿Como era mujeres las de la apertura no merecen respeto y reconocimiento? Pues decía el felón que su Gobierno era el más feminista de cuantos habían existido. Y yo digo: sí, de boquilla y conveniencia.

El chiste del día ha estado en cómo se ha plagiado la redacción de la futura ley de Amnistía, que no tiene garantías de salir adelante, con un artículo del Código Penal. Y todo para salvar a los golpistas y terroristas de Cataluña como son  los Comités de Defensa de la República (CDR). No sé cómo acabará este mastodóntico organigrama del Ejecutivo con 22 ministerios; varios de esos no tienen sentido porque las CC.AA. tienen transferidas las competencias.

En fin, exceso de gastos, inútiles asesores, abundantes favores retribuidos y millones a decenas que no aparecen.  Fondos Europeos desaparecidos a conciencia. Ya verán cuando se investiguen y analicen los gastos del Ministerio de IGUAL-DA por parte del Tribunal de Cuentas. No piensen que Irene Montero se ha ido del todo; los tribunales no le van a pasar ni una tras demostrar que ha sido una pésima seudolegisladora, inútil gestora y mediocre repartidora de dinero del Erario Público a chiringuitos de todo tipo, siempre procomunistas y probolivarianos.

Vuelve a estar sola. No ha habido encuesta donde no apareciera como la más incompetente o despreciada del macabro Ejecutivo que formó Sánchez en víspera de la pandemia. Lo mejor que ha podido hacer el «doctor cum fraude» es prescindir de un personaje odioso, soberbio, engreído, chulesco, caricaturesco, bobalicón y paleto. Al menos, tanto ella como la «niña de la curva», nos han servido para la mofa, el entretenimiento y el artículo fácil. La historia ni siquiera se acordará de ellas, ni del ridículo y torpe Garzón. Ni han dado la talla, ni han sabido estar a la altura de las circunstancias. Llegaron de mala manera y se han marchado llorando. Llegaron a pensar que la alfombra roja era de su propiedad, el Falcon para salir de excursión a New York y el ministerio creían que lo iban a heredar como patrimonio personal. ¡Vaya fraude de ministras! Sabido es por qué llegaron al Ejecutivo del felón, en el que nunca debieron aterrizar para solo medrar.

El primer día de Gobierno Frankenstein II y ya se ha vuelto loca la mugre. La TVEspantosa y las cadenas vendidas al poder y llenas de sobones, siempre malhumorados, montan alharacas y aplauden como focas. Los medios de manipulación y desinformación al servicio del mentiroso «cum fraude» encienden las luces de colores por haber servido de muro a la llegada de la derecha. Callan y callan y vuelven a callar ante los problemas que desde el primer día tiene encima el nuevo Ejecutivo más los que crearán expertos en ello como Óscar Puente, Mónica García, exlíder de «Hamás Madrid» (ahora sabrá lo que vale un peine porque jamás construyó nada y su trayectoria política la basó en el insulto, el fraude y el latrocinio), la ministra palestina, antisemita y admiradora del terrorismo de Hamás, Sira Rego… Algunos llevan los problemas y la bronca consigo. Al tiempo.

«Nos ha echado del Gobierno Pedro Sánchez», afirmó Irene Montero con la cara avinagrada y de seta que en ella es habitual. Llegó de forma chulesca, se mantuvo por lo que todos sabemos y no ha sabido marcharse. Es inevitable que la ciudadanía comparará a la que vuelve «sola y borracha a casa» con la nueva ministra vallisoletana y encontraremos un abismo entre una y otra: si hasta ayer teníamos una ministra de IGUAL-DA, penosa, odiosa, soberbia y despreciable, ahora comprobaremos que tenemos a una señora equilibrada y con buen talante. Desde Pucela se aportará lo que no se aportó desde Galapagar. Ha llegado en silencio y sabrá marcharse cuando llegue el momento. Lo ha demostrado en el Ayuntamiento pucelano y en las Cortes de Castilla y León. Si ese cambio lo hubiera hecho el felón de Moncloa hace tres años, hubiera ganado decenas de batallas inútiles en las que se metía la «ratita» de los cumpleaños del ministerio.

Conociendo a la nueva ministra de Igualdad, Ana Redondo, estoy convencido de que habrá sentido vergüenza ajena cuando la «exmarquesa» le dijo aquello de «no estés nunca sola y ten cuidado con los hombres de 40 y 50 años, amigos de Pedro Sánchez». ¿Cree el ladrón que todos son de su condición? Hasta en la despedida soltó bilis y odio, regó el escenario de soberbia y mostró su acomplejada e insegura personalidad, que tanto daño le hará si no aprende a cultivar la humildad. Deberá empezar por ser una mujer de una pieza, en vez de serlo solo de medio mandil.

Irene no se va con las manos vacías. Durante dos años le va a quedar el 80% de lo que cobraba, tanto a ella como a su cuchipanda de la tarta y aventuras varias. Y cuando cumpla la edad de jubilación le quedará una pensión vitalicia por haber estado cuatro años al servicio del Estado, como les sucede a los diputados y «diputeros». Otra de las injusticias que los políticos no están dispuestos a arreglar, ni a suprimir. Es una forma de latrocinio encubierta, pero legal, como hay tantas.

Nos vamos a librar del «todos, todas y todes», además de otras muchas tonterías tan habituales en ella. Ni siquiera estaba preparada para asumir la responsabilidad de sus muchos y frecuentes errores. La culpa nunca fue de ella sino de los demás: jueces, fiscales, ministros, compañeros, colaboradores, etc. El descontrol ministerial y la malversación es una característica de su ministerio, además del enchufismo y el desaforado chanchullo mediático. Al tiempo.

Bienvenida sea su marcha. Tanta paz lleve como tranquilidad deja. Pero que cierre la puerta y apague la luz. La ciudadanía ha empezado a lavar la cara de todo lo cutre que nos llegó desde Podemos y desde Izquierda Hundida.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

VIDENCIA

España3 horas ago

NOTICIAS y ACCIONES ofrecidas y ejecutadas por ALVISE PÉREZ a lo largo de la última semana, todo ello CENSURADO por los medios

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0shareAlvise Pérez, [02/12/2023 6:00]...

España1 día ago

EXCLUSIVAS de Alvise Pérez: España se va a la mierda y no hay político que la defienda

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Las noticias de...

España2 días ago

A algunos “policías” se les está poniendo una cara de Guardias de Asalto ciertamente nauseabunda… El comisario socialista que ha reprimido las protestas de Ferraz se postula como DAO de la Policía Nacional

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share POLICÍAS ASEGURAN QUE...

España4 días ago

Partido Popular: la máxima expresión del asco, en un extremo superlativo: El PP pacta con PSOE y Sumar 31 comisiones… una de ellas destinada al seguimiento de los objetivos de la Agenda 2030

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share VOX PROPONE PRESCINDIR...

Internacional5 días ago

Los terroristas de Hamás agradecen a Pedro Sánchez su apoyo en un comunicado

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Pedro Sánchez ya tiene...

Opinión6 días ago

Sánchez está con el terrorismo de Hamás. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share «Alguien debe explicar...