Connect with us

España

El Rey señala Cataluña como uno de los principales problemas de España

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Felipe VI ha pedido a los españoles que mantengan la confianza en ellos mismos y en el país ante las incertidumbres y dificultades globales y específicas de España, como la «seria» preocupación por Cataluña, y ha instado a afrontar el futuro unidos y sin «caer en los extremos».

El Rey, en su sexto mensaje de Navidad, se ha dirigido a los españoles desde el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, y en un momento político en el que se está a la espera del debate de investidura de Pedro Sánchez, ha aludido a esa circunstancia.

Lo ha hecho para subrayar que tras las elecciones del 10 de noviembre, los acontecimientos siguen el curso marcado por la Constitución.

De acuerdo con ello ha precisado que le corresponde al Congreso otorgar o denegar la confianza al candidato propuesto y, por tanto, «tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles».

Al recordar los tiempos difíciles que se viven en todo el mundo es cuando ha considerado que los españoles deben tener «más que nunca una confianza firme» en ellos mismos y en España.

Un país que -ha subrayado- que siempre ha sabido abrirse camino cuando ha afrontado el futuro con responsabilidad, generosidad, rigor, determinación, reflexión y serenidad.

Todo ello considera que ha propiciado una sociedad dinámica y un estado sólido.

«Ante esa realidad no debemos caer en los extremos ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado», ha añadido.

La confianza en España cree que es consecuencia del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su estado, y, por ello, ha animado a seguir confiando en el futuro.

«Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad. Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas sin divisiones ni enfrentamientos que sólo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro», ha recalcado el rey.

Y ha proseguido: «Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino».

El Rey, que ha resaltado que en sus cuatro décadas de democracia, España se ha convertido en un estado social y democrático de Derecho que asegura la convivencia, se ha referido a inquietudes que persisten en España como la desconfianza de muchos ciudadanos en sus instituciones y, «desde luego» la «seria» preocupación ante la situación en Cataluña.

A continuación, ha resaltado todo lo que ha logrado España gracias a la Constitución y los valores que encarna ese texto que han permitido la convivencia.

De entre esos valores ha destacado el deseo de concordia «que gracias a la responsabilidad, los afectos, la generosidad, el diálogo y el respeto entre personas de ideologías muy diferentes derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que -ha dicho- habían marcado muchos episodios de nuestra historia».

También ha apelado a la voluntad de entendimiento y de integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución, que ha precisado que reconoce la diversidad territorial y preserva «la unidad que nos da fuerza».

Asimismo, ha destacado el valor que supone el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de la sociedad haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de la vida en común.

Felipe VI, que ha recordado a los afectados por las inundaciones sufridas por España durante este año, ha destacado el proceso de cambio que se vive en todo el mundo y asuntos a los que hay que hacer frente.

Entre ellos ha citado la nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la UE, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático.

A ellas ha sumado la falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias y que ha considerado que siguen siendo la principal preocupación del país.

Tras recordar que este año se ha cumplido el quinto aniversario de su proclamación, ha reiterado su apelación a la confianza en España por el carácter de sus ciudadanos, del que cree que son un ejemplo las 41 personas a las que condecoró con la orden del mérito civil el día en que se celebraron los cinco años de su proclamación.

Una foto de esa jornada en la que aparecen el rey, la reina, la princesa Leonor y la infanta Sofía junto a todos los condecorados ha estaba colocada en un mueble situado a espaldas del rey.

El Rey ha recalcado que «España no puede quedarse inmóvil ni ir por detrás de los acontecimientos» y «ha de seguir recorriendo su camino sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios».

Los desafíos ha reiterado que no son sencillos, pero ha mostrado su convencimiento de que se superarán.

El mensaje de Navidad íntegro del Rey Felipe VI

“Buenas noches,

Hace cinco años tuve el honor, por primera vez como Rey, de felicitaros la Navidad y de transmitiros un mensaje de afecto y buenos deseos para el nuevo año. Un mensaje también de compromiso con mi vocación de servir a España con lealtad, responsabilidad y total entrega.

Por tanto, os agradezco que me permitáis nuevamente compartir con vosotros unos minutos en esta noche tan especial. Y lo primero que quiero hacer, naturalmente, es desearos —junto a la Reina, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía— la mayor felicidad y paz en estos días en los que nos reunimos con nuestras familias y seres queridos.

Y en estas horas queremos tener un recuerdo muy especial con todo nuestro cariño para las familias y personas más afectadas y que más han sufrido –incluso trágicamente– las consecuencias de las inundaciones y las riadas que se han producido en España durante los últimos días, como lo fueron otras muchas a lo largo del año.

Se dice –y es verdad– que el mundo no vive tiempos fáciles. Quizás nunca lo sean del todo; pero los actuales son, sin duda, tiempos de mucha incertidumbre, de cambios profundos y acelerados en muchos ámbitos que provocan en la sociedad preocupación e inquietud, tanto dentro como fuera de nuestro país: La nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la Unión Europea, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático y la sostenibilidad, entre otras…, son cuestiones, en fin, que están muy presentes y condicionan ya de manera inequívoca nuestras vidas.

Y junto a todo ello, la falta de empleo —sobre todo para nuestros jóvenes— y las dificultades económicas de muchas familias, especialmente aquellas que sufren una mayor vulnerabilidad, siguen siendo la principal preocupación en nuestro país. Es un hecho que en el mundo —y también aquí—, en paralelo al crecimiento y al desarrollo, la crisis económica ha agudizado los niveles de desigualdad.

Así mismo, las consecuencias para nuestra propia cohesión social de la revolución tecnológica a la que me he referido antes, el deterioro de la confianza de muchos ciudadanos en las instituciones, y desde luego Cataluña, son otras serias preocupaciones que tenemos en España.

Ahora, después de las elecciones celebradas el pasado 10 de noviembre, nos encontramos inmersos en el procedimiento constitucional previsto para que el Congreso de los Diputados otorgue o deniegue su confianza al candidato propuesto para la Presidencia del Gobierno. Así pues, corresponde al Congreso, de acuerdo con nuestra Constitución, tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles.

Os decía al principio que no vivimos tiempos fáciles; pero también creo que, por eso precisamente, debemos tener más que nunca una confianza firme en nosotros mismos y en España, que siempre ha sabido abrirse camino cuando hemos afrontado el futuro con responsabilidad, con generosidad y rigor; con determinación, pero también con reflexión y serenidad. Y tenemos razones sobradas para tener esa confianza.

El progreso de un país depende, en gran medida, del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su Estado.

El pasado 19 de junio tuve el gran honor de condecorar con la Orden del Mérito Civil a 41 ciudadanos procedentes de toda España. Mujeres y hombres, mayores y jóvenes, de orígenes y condiciones diversas, que son un verdadero ejemplo de dignidad y fiel reflejo de lo mejor de nuestra sociedad.

Pude apreciar personalmente su generosidad y espíritu solidario, su capacidad de sacrificio y superación, su disposición para ayudar a los demás y anteponer el bien común a los intereses particulares, su coraje en situaciones adversas; cualidades que son expresión de las virtudes cívicas que inspiran a la inmensa mayoría de nuestros ciudadanos.

Se trata, sin duda —y me interesa especialmente resaltarlo—, de actitudes que han ido forjando paso a paso la personalidad de los españoles y moldeando nuestra sociedad actual a lo largo de estas ya cuatro décadas de democracia.

Una sociedad que ha experimentado una transformación muy profunda, como jamás antes en nuestra historia; que vive conforme a valores y actitudes compartidos con las demás sociedades libres y democráticas; que es y se siente profundamente europea e iberoamericana; y que no está aislada, sino muy abierta al mundo y plenamente integrada en la sociedad global.

Una sociedad que ha hecho frente –y ha superado– situaciones muy difíciles con una serenidad y entereza admirables, demostrando una gran resistencia y madurez.

Una sociedad, en fin, emprendedora y generosa, que desarrolla una gran creatividad y un liderazgo indiscutible en muchos campos como la ingeniería, la medicina, la ciencia, la cultura, el deporte o la empresa.

Vivimos en un Estado Social y Democrático de Derecho que asegura nuestra convivencia en libertad y que ha convertido a España en un país moderno, con prestaciones sociales y servicios públicos esenciales como en educación y en sanidad; que está equipado con una gran red de infraestructuras de comunicaciones y transportes de vanguardia, y garantiza como pocos la seguridad de los ciudadanos.

Una Nación, además, con una posición privilegiada para las relaciones internacionales gracias a su clara vocación universal, a su historia y a su cultura. Quienes nos visitan, invierten aquí o deciden vivir entre nosotros, son testigos de todo ello, lo reconocen y lo destacan.

Es mucho, así pues, lo que hemos construido juntos, lo que juntos hemos avanzado. Y podemos sentirnos muy orgullosos de los valores que inspiran a nuestros ciudadanos, de la energía, la vitalidad y el dinamismo de nuestra sociedad y de la solidez de nuestro Estado. Y creo que es importante decirlo, no por una autoestima mal entendida sino porque es una realidad contrastada que debemos poner en valor.

Ante esa realidad no debemos caer en los extremos, ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores, ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado.

Sin duda queda mucho por hacer, por mejorar y renovar. Para ello es preciso tener una conciencia clara y objetiva de nuestras fortalezas y de nuestras debilidades; y además, tener una visión lo más realista y completa de cómo y hacia dónde va el mundo.

Todo cuanto hemos logrado —como he comentado otras veces— no se ha generado de manera espontánea. Es el resultado, en última instancia, de que millones de españoles, gracias a nuestra Constitución, hemos compartido a lo largo de los años unos mismos valores sobre los que fundamentar nuestra convivencia, nuestros grandes proyectos comunes, nuestros sentimientos e ideas.

Y de entre esos valores, quiero destacar en primer lugar, el deseo de concordia que, gracias a la responsabilidad, a los afectos, la generosidad, al diálogo y al respeto entre personas de ideologías muy diferentes, derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que habían marcado muchos episodios de nuestra historia.

En segundo lugar, la voluntad de entendimiento y de integrar nuestras diferencias dentro del respeto a nuestra Constitución, que reconoce la diversidad territorial que nos define y preserva la unidad que nos da fuerza.

Y en tercer y último lugar, la defensa y el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de nuestra sociedad, haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de nuestra vida en común.

Estos valores llevan muchos años presentes entre nosotros y constituyen una seña de identidad de la España de nuestros días; pero no podemos darlos por supuestos ni tampoco olvidar su fragilidad; y por ello debemos hacer todo lo posible para fortalecerlos y evitar que se deterioren.

El tiempo no se detiene y España no puede quedarse inmóvil, ni ir por detrás de los acontecimientos. Tiene que seguir recorriendo su camino, sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios sociales, científicos y educativos que señalan el futuro.

Los desafíos que tenemos por delante no son sencillos pero, como en tantas ocasiones de nuestra historia reciente, estoy convencido de que los superaremos. Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad; confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas; sin divisiones ni enfrentamientos que solo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro.

Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino….

Con ese ánimo y con ese espíritu, la Reina, nuestras hijas y yo, os deseamos a todos –y de manera especial a cuantos estáis lejos, trabajando y velando por nuestro país, o prestáis aquí servicios esenciales en estas horas– muy felices Pascuas y todo lo mejor para el Año Nuevo 2020.

Eguberri on. Bon Nadal. Boas festas.”

Advertisement
Deje aquí su propio comentario
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

España

Abascal: “No hay nada que negociar con un Gobierno que destruye las instituciones”

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

 

Abascal, al Gobierno: “No es ninguna víctima, sino el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, inseguridad y odio que trae el Gobierno”

 

 

El presidente de VOX, Santiago Abascal, se ha dirigido este domingo a los más de 80.000 españoles que abarrotaban la plaza de Colón de Madrid -en torno a 100.000 en el conjunto de la Nación-, en respuesta a la convocatoria de VOX para protestar contra el Gobierno Sánchez, “entregado a los enemigos de España y de las libertades de los españoles”.

Hemos cumplido con nuestro deber

Tras denunciar que “no existe en España ninguno de los pilares esenciales que un país necesita para mantenerse en pie y prosperar -no hay libertad, seguridad, no hay instituciones sólidas e independientes, no hay unidad nacional garantizada…- Abascal ha subrayado la obligación de reaccionar socialmente: “Hoy hemos cumplido con nuestro deber, y nadie nos lo debe agradecer. Estamos donde debemos estar”, ha dicho a los miles de ciudadanos que abarrotaban la plaza de Colón y a los que han llenado las plazas de distintas ciudades españolas.

Además, el presidente de VOX ha enviado un mensaje al Partido Popular recordándole que no caben pactos con Sánchez ni con los enemigos de España: “Nuestro deber es tener las cosas claras; no valen las medias tintas. Hay que levantar la voz en las calles, en los tribunales y no cabe tender la mano a quienes la han estrechado con los enemigos de España y el enfrentamiento.

Basta ya de mitos, de esos que nos dicen que hay un nacionalismo moderdo o un PSOE moderado. No lo hay. No es el sanchismo, es el PSOE de siempre”, ha recordado Abascal, que ha subrayado cómo el PSOE en bloque se levantó para votar a favor de derogar el delito de sedición. “Basta ya de engañar a los españoles diciendo que hay un PSOE bueno y uno malo».

Santiago Abascal se ha referido, además, a la permanente victimización de un Ejecutivo que ha convertido en “violencia política” llevarles la contraria. “Lo que hemos tenido que aguantar esta semana porque decir la verdad en el Congreso se ha convertido no ya en una osadía, ya es la antesala del delito: decir la verdad en el congreso es violencia”, ha denunciado el presidente de VOX que se ha hecho eco de la portada del diario de Prisa, El País, que titula este domingo con un: “La violencia verbal de VOX desborda el Parlamento”. “Dice El País que los partidos piden medidas par impedir la degradación del Parlamento. Si es justo lo que hemos pedido, que en el Parlamento no haya golpistas, no haya delincuentes que no juran la constitución…pero ¡cómo se atreven!”.

Nada que negociar

“Hemos visto como el Gobierno se victimiza, pero el Gobierno no es ninguna víctima, sino el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, la inseguridad, el odio y la falta de libertad que trae el Gobierno… Esa es la verdad que no callaremos ante ninguna amenaza”, ha dejado claro Abascal, tras repasar los ataques del Gobierno a la unidad de España y la soberanía nacional, con los últimos acuerdos -derogación del delito de sedición; expulsión de la Guardia Civil de Navarra; suelta de delincuentes sexuales a la calle tras la ley del ‘sólo sí es sí’ como máximos exponentes del legado Sánchez. “No hay instituciones sólidas e independientes. Padecemos un Gobierno inmerso en un proceso destituyente de España”, ha asegurado.

Por eso, ha dejado claro que “no hay nada que negociar con un Gobierno que destruye las instituciones”. “No hay nada que negociar con los socialistas; no hay nada que negociar con Pedro Sánchez. Sólo cabe combatirles, derrotarles, votar masivamente para echarles del poder”, ha dejado claro el presidente de VOX que ha apelado, una vez más, a la necesidad de que se consulte a los españoles sobre cuestiones trascendentes como la ilegalización o no de los partidos separatistas.

Responsables

Por su parte, el secretario del sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso, ha acusado al Gobierno de ser los responsables de que “una generación entera no pueda echar raíces y formar una familia; de la inseguridad en las calles; del adoctrinamiento en los colegios o de que los trabajadores y sus familias no puedan pagar la cesta de la compra, la factura de la luz o el depósito de combustible”.

“¿Y quién sufre todo esto?”, se ha preguntado Alonso: “Ellos -el Gobierno- no”. Porque, tal y como ha explicado, el Ejecutivo “tiene seguridad privada y va a los mejores hospitales o colegios privados. Los que pagan las injusticias somos nosotros, la clase trabajadora, la gente normal y corriente que lucha cada día por sacar adelante a sus familias”.

Además, el secretario general de Solidaridad se ha referido a UGT y CCOO para denunciar que, mientras “los autónomos cierran sus persianas y los trabajadores están condenados a la ruina, estos sindicatos corruptos, que están comprados con subvenciones millonarias, están callados y se llenan los bolsillos a costa de todos nosotros”. Por eso, para Alonso, UGT y CCOO “han traicionado a los trabajadores de España.

Sin embargo, “todavía hay esperanza ante la situación que padece nuestro pueblo”, ha dicho Alonso, tras asegurar que es necesario “formar parte de esta alternativa social -VOX-”, porque “es nuestro deber preservar todo aquello que construyeron nuestros padres en el pasado y batallar por el futuro de nuestros hijos”. Por ese motivo, “ahora que el sindicato Solidaridad está entrando en todos los comités de las empresas, y hemos conseguido sacar nuestra candidatura y presentarnos a las elecciones sindicales, vamos a luchar para defender a los trabajadores de la mafia y la corrupción sindical”.

En definitiva, “es el momento de levantar la bandera de la unidad, de la justicia social y de la solidaridad contra las élites, que son enemigas de las libertades y el bien común. Porque la Patria es la única defensa que tienen los trabajadores”, ha sentenciado Rodrigo Alonso.

Continue Reading

España

Cientos de miles de españoles acuden a la manifestación convocada por VOX contra el Gobierno: «Hay que echarles»

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Más de 100.000 personas se han concentrado este domingo contra el Gobierno de Pedro Sánchez en la plaza de Colón de Madrid y frente a los ayuntamiento de todas las capitales de provincia.

En Colón, ante más de 80.000 personas, el presidente de la formación, Santiago Abascal, ha denunciado el voto unánime socialista a favor de la derogación del delito de sedición y ha asegurado que se está iniciando de nuevo, como ante el golpe separatista en Cataluña, una gran reacción en las calles. «No tengo ninguna duda de que representamos a la mayoría social», ha señalado.

Así, Abascal, en un discurso de enorme fuerza y ante gritos de «presidente, presidente», ha manifestado que «el Gobierno es el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, el odio y la falta de libertad»… y se ha referido a las acusaciones de la izquierda y de los grandes medios de comunicación a VOX de ejercer «violencia política». «Decir la verdad en el Congreso se ha convertido en la antesala del delito, es violencia (…). Llevarles la contraria es violencia. Es violencia decir la verdad de que están soltando a los violadores. Es violencia decir la verdad de que han pactado con terroristas», ha añadido.

En la concentración en Colón también ha tomado la palabra Rodrigo Alonso, secretario general del sindicato Solidaridad, que ha aseverado que hoy «media España se desangra por culpa de un Gobierno que ha dinamitado todo aquello que un día construyeron nuestros padres y nuestros abuelos». «Ellos son los responsables de nuestra inseguridad y de que las calles se hayan convertido en polvorines multiculturales llenos de violencia (…), son los responsables de quer los trabajadores y sus familias no puedan pagar la cesta de la compra o la factura de la luz (…), los responsables de que nuestras mujeres estén atemorizadas y aterradas».

Así se ha vivido la concentración

-Abascal: «Hoy estamos iniciado de nuevo una gran reacción en las calles. No tengo ninguna duda de que representamos a la mayoría social».

-Abascal: «El Gobierno es el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, el odio y la falta de libertad». «

-Gritos de «presidente, presidente» a Santiago Abascal. Así está la Plaza de Colón.

 «Decir la verdad en el Congreso se ha convertido en la antesala del delito, es violencia (…). Llevarles la contraria es violencia. Es violencia decir la verdad de que están soltando a los violadores. Es violencia decir la verdad de que han pactado con terroristas».

 «Aunque parecía imposible estas últimas semanas hemos tenido que ver cosas que ni siquiera imaginábamos: fin de la sedición, alfombra roja a los golpistas».

 «Padecemos un Gobierno que solo responde ante globalistas que nadie ha elegido».

-Abascal: «Os han calificado de todas las maneras, pero cuando se les lleva la contraria a ellos es violencia».

-Abascal: «Sin unidad nacional no hay constitución, no hay democracia y no hay libertades. La patria es la última defensa de los trabajadores y de las personas más humildes».

-Es el turno de Santiago Abascal: «Esa España en la que uno podía caminar con seguridad por las calles se nos escapa entre las manos».

-Rodrigo Alonso: «Mientras los autónomos cierran sus persianas, UGT y CCOO se llenan los bolsillos a costa de todos nosotros. Han traicionado a los trabajadores de España».

-Interviene Rodrigo Alonso, secretario general del sindicato Solidaridad: «Media España se desangra por culpa de un Gobierno que ha dinamitado todo aquello que un día construyeron nuestros padres y nuestros abuelos».

VOX comparte a través de Twitter una panorámica de la Plaza de Colón. «¡España dice basta!», ha añadido.

-Así han llegado el presidente de VOX, Santiago Abascal, y el secretario general del sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso, a la manifestación de Colón

Comienza a llenarse la Plaza de Colón

-Javier Ortega Smith: «Hay que echar al indigno traidor de Pedro Sánchez»

El candidato de VOX a la alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith, ha señalado en declaraciones a La Gaceta de la Iberosfera que España tiene un «enemigo» que está en La Moncloa. «Hay que echar al indigno traidor de Pedro Sánchez, es una cuestión de supervivencia».

VOX convoca a los españoles en Colón

VOX ha convocado este domingo a los españoles a concentrarse este domingo, a partir de las 12:00h, para pedir la dimisión del Gobierno «de la traición, la inseguridad y la ruina» y exigir la convocatoria inmediata de elecciones.

La concentración central tendrá lugar en la plaza de Colón de Madrid, lugar icónico para VOX en sus actos electorales, aunque el partido también ha llamado a protestar ante los ayuntamientos de las capitales de provincia. En Colón intervendrá el líder del partido, Santiago Abascal, y el secretario general del sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso.

VOX promovió estas movilizaciones -la de hoy en Madrid y la del pasado sábado en Barcelona- tras la cesión del Gobierno al separatismo con la eliminación del Código Penal del delito de sedición.

«Sánchez, vete ya» es el lema con el que VOX lleva a la calle su oposición frontal al Ejecutivo de coalición de PSOE y Unidas Podemos. La concentración llega además ante los beneficios a decenas de agresores sexuales tras la aprobación de la ley del «sólo sí es sí» impulsada por el Ministerio de Igualdad.

Continue Reading

España

Santiago Abascal llama a los españoles a mafiestarse contra el «gobierno de la traición y de la ruina»

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

EL 19 DE NOVIEMBRE BARCELONA. EL 27 EN MADRID Y ANTE TODOS LOS AYUNTAMIENTOS DE LAS CAPITALES DE PROVINCIAS

VOX y el sindicato Solidaridad convocan una manifestación el próximo sábado, 19 de noviembre Barcelona, y otra el 27 de noviembre en Madrid y ante todos los ayuntamientos de las capitales de provincias.

El presidente Nacional de VOX, Santiago Abascal, ha hecho hoy un llamamiento a la sociedad civil y al resto de partidos políticos para que se sumen a las manifestaciones que la formación ha convocado para responder al Gobierno, que a través de sus grupos parlamentarios, ha presentado una iniciativa para rebajar el delito de sedición para contentar a sus socios, los protagonistas del golpe de estado de 2017.

«Siguen pisoteando la ley, las instituciones, la convivencia y la Nación», ha denunciado Abascal, a través de sus redes sociales. Por ello, el presidente considera que «debemos responder en la calle para que caiga el Gobierno de la traición y de la ruina». En definitiva, según ha explicado el presidente Abascal, «debemos exigir las urnas que expulsarán del Gobierno a los enemigos de España».

La primera manifestación se celebrará el próximo sábado, 19 de noviembre, en Barcelona, en la Plaza Sant Jaime, a las 12 horas. Una semana después, el sábado 27 de Madrid, Abascal ha citado a los españoles en la madrileña Plaza de Colón y en todas las capitales de provincia, frente a los ayuntamientos, también a las 12 horas.

Continue Reading

España

Los barones del PP, muy pendientes de Isabel Díaz Ayuso: «¿Qué tiene para doblegar a Feijoo?»

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

En el Partido Popular empiezan a estar hartos del «peso» de Isabel Díaz Ayuso en la formación y de su capacidad para condicionar a Alberto Núñez Feijoo. Los barones populares no entienden qué tiene Ayuso para que haya llevado al presidente del PP a hacerle caso (otra vez) cuando todos en su mayoría piensan justo lo contrario. La renovación del Consejo General del Poder Judicial se ha bloqueado no por iniciativa de Génova, sino por la presión ejercida por Isabel Díaz Ayuso, tal y como aseguran fuentes solventes del entorno del presidente del partido. En la formación conservadora quieren renovar el CGPJ cuanto antes porque entienden que es su deber institucional. Al menos en su mayoría y como consecuencia de la dimisión de Lesmes. El problema es que Ayuso ha conseguido boicotearlo por la «enorme» presión que ejerció sobre el presidente popular.

Todo esto ha generado un enfado en el PP que no se veía desde que Pablo Casado no reaccionaba a las encuestas y mantenía la mano de Teodoro García Egea activa en todas las autonomías. «¿Qué tiene Ayuso para doblegar a Feijoo?», se pregunta más de uno en Génova después de lo ocurrido con el Consejo General del Poder Judicial. Parecía que todo estaba encarrilado hasta que Ayuso llamó de forma incesante al presidente de su partido para «exigirle» que no cediera a la renovación con la excusa de la reforma del delito de sedición. Estas constantes llamadas se han filtrado al resto del partido, pero no tanto el contenido. Hay quien entiende que Isabel Díaz Ayuso juega con ventaja porque tiene «algo» que ha llevado a Feijoo a doblegarse a su voluntad. Pero otros consideran que simplemente se trata de que el peso político de Ayuso abruma al líder del PP hasta el extremo de que no quiere generar otro enfrentamiento como el que acabó con la dimisión de su predecesor. En cualquier caso, el resto de barones no le quitan el ojo de encima a la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Isabel Díaz Ayuso ha sido la principal precursora del descarrilamiento de las negociaciones para renovar el CGPJ. Ahora parece que se han retomado, pero eso no quita que los barones han visto que Ayuso le dice a Feijoo lo que tiene que hacer en cuestiones de primer nivel. Nadie acaba de entender qué tiene Ayuso para que Feijoo esté tan plegado a sus consideraciones. Algunos insisten, según fuentes de Génova, que es la larga mano del jefe de gabinete de la presidenta, Miguel Ángel Rodríguez, la que ha conseguido condicionar al presidente del PP. Otros en que el coqueteo de Ayuso con la mayoría absoluta aterra a un Feijoo que sabe que está muy lejos de conseguirla en el resto del país. Pero todo saben que hay algo más que no se cuenta en la relación entre Alberto Núñez Feijoo y la presidenta de la Comunidad de Madrid.

FUERON MUCHAS LAS LLAMADAS

Las fuentes del PP insisten en que no hay que olvidar que hay un pacto no escrito entre Feijoo y Ayuso que se «firmó» con la caída de Casado. Ayuso le prometió al presidente del PP que no se presentaría a las primarias con tal de que Feijoo convocara el congreso autonómico del PP de Madrid cuanto antes y con la condición de que no se metiera en la política que iniciara Ayuso en la capital. Hasta ahora, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha hecho lo que ha querido y ha ganado el Ayuntamiento de Madrid, que llenará de «monchitos» en cuanto se celebren las elecciones de mayo de 2023, pero parece que quiere más: como puede ser condicionar la política interna del Partido Popular a nivel nacional. Todo esto está visto con mucho recelo por todos los barones del PP.

Fueron muchas las llamadas. Algo que no entienden en el PP porque consideran que Ayuso se ha tomado unas libertades con el presidente del partido que no le corresponden. Tanto es así que más de uno cree que Ayuso se permite esos lujos porque tiene la mayoría absoluta completamente «atada» y porque algunos sospechan que puede tener algún que otro documento más que comprometa al presidente. En cualquier caso, y pese a la campaña que ha hecho la presidenta de la Comunidad de Madrid en los medios de comunicación para negar que influyó fuertemente en Alberto Núñez Feijoo para bloquear de nuevo la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), lo cierto es que el plan de Ayuso ha salido a rajatabla.

Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x