Connect with us

Internacional

¿Cuál será el símbolo de la era del Anticristo? No lo duden: la conversión de la Iglesia en una ONG

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

No me aterro cuando veo a un cura indepe o directamente hereje, ni tan siquiera cuando contemplo a un cura ateo. Es un triste espectáculo pero eso ha ocurrido siempre.

Lo que me preocupa es cuando contemplo a un cura filántropo. Es entonces cuando me pongo a temblar. Cuando realmente me aterro es cuando veo y oigo -y veo y oigo cada vez más- a un cura o a un prelado justificar su actividad en la labor de Cáritas, de la parroquia o en el obispado. Es decir, cuando veo a los curas intentando justificar su actividad sacramental según su labor con los pobres y menesterosos. Sí, hay que preocuparse de la pobreza pero las primeras de las obras de misericordia también son espirituales y los primeros bienaventurados son los pobres de espíritu. Cuando escucho un balance parroquial que me habla de la comida repartida entre los pobres, la bolsa de trabajo para inmigrantes, la canalización de peticiones de alquiler y de ingreso mínimo vital… pienso que alguien he perdido el sentido.

Me preocupa tanta filantropía (¡Dios nos libre de los filántropos!) clerical. Pues la marca de la era del Anticristo será precisamente esa: la Iglesia-ONG.

Es más, una de las prioridades del NOM es que el Estado monopolice la facultad de comprar y vender. El hombre, la sociedad, no puede estar sin comprar y vender, sobre todo los artículos que llamamos de primera necesidad. Y ese Nuevo Orden Mundial pretende convertir al Cuerpo Místico de Cristo en una especie de delegación del Ministerio de Asuntos Sociales.

Pero seamos optimistas. Recuerden el lema del cristiano: de derrota en derrota hasta la victoria final. Esa es la marca del cristiano -en mi opinión, que aún no me han hecho Papa- y significa que las victorias del Anticristo, las de Satán, las del Nuevo Orden Mundial (NOM), tienen carácter temporal, transitorias, y que el NOM de Satán está definitivamente condenado al fracaso, Cristo siempre vence. Y el cristiano que le es fiel acaba venciendo con él tras una suma de derrotas parciales. Digamos que Cristo no pierde batallas, el cristiano sí, pero ambos ganan la guerra siempre… siempre que no entendamos la Iglesia como una ONG. Como es sabido a las siglas ONG sólo les sobra la ‘N’.

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Las leyes de “igualdad de género” y el feminismo MATAN

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

La directora del operativo en el que intentaron asesinar a Donald Trump no autorizó sobre la marcha el permiso de neutralizar al atacante, y las 3 agentes mujeres del Servicio Secreto fueron incapaces siquiera de cubrir al líder republicano en su huída y protección.

El Senado abrirá una investigación y casi con total seguridad tanto la Directora como las agentes citadas serán cesadas del cuerpo presidencial.

Permitidme insistir, pero esta imagen subraya las políticas de género:

Suenan los disparos.

Advertisement

Una agente del Servicio Secreto, instintivamente, se esconde detrás de Donald Trump.

Un agente varón, instintivamente, se abalanza sobre él para protegerle con su propio cuerpo.

La culpa no es de ella; la engañaron haciéndola pensar que era igual de buena para el puesto, pese a que las pruebas físicas y psíquicas fueron menores que con los hombres.

A trabajo físico y psíquico, igualdad de pruebas físicas y psíquicas.

La ideología de género es un atentado contra la igualdad, y debemos aplastarla.

Advertisement

– Alvise Pérez

Que quede clara una cosa: mientras uno de los espectadores, bombero, marido y padre, se arrojaba sobre los cuerpos de su familia para protegerla, la incalificable inútil del servicio secreto, que accedió por cuota de género, adoptaba la posición del caganer. Gracias a que, en lugar de hacer lo que sus compañeros hombres, que es proteger con su cuerpo el de Donald Trump, se apartó de la línea de fuego, el espectador que protegía a su familia murió. 

 

Pero eso sí, esa estúpida va a ser expulsada de manera deshonrosa del servicio secreto. De la misma manera que lo sería un hombre. ¿Justo, no, Montero? 

Advertisement
Continuar leyendo