Connect with us

Asia

China planea llegar a los 626 millones de cámaras de vigilancia en 2020

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Judith Bergman.- 30.º aniversario de la masacre cometida por el régimen chino contra los manifestantes a favor de la democracia en la plaza de Tiananmén, que se cumplió el 4de junio, sirvió para resaltar la extrema censura que hay en China con el gobierno del Partido Comunista Chino (PCC) y el presidente Xi Jinping.

Al aniversario de Tiananmén se le llama eufemísticamente en la China continental «el incidente del Cuatro de Junio». El régimen teme que cualquier palabra, y no digamos cualquier conmemoración pública, de ese acontecimiento histórico genere agitación contra el régimen, lo que podría poner en peligro el poder absoluto del Partido Comunista Chino.

Internet está controlado en China por el Partido Comunista Chino, en especial por la rigurosa censura que ejerce el máximo órgano censor del partido, la Administración del Ciberespacio de China (ACC), creada en 2014. En mayo de 2017, según una información de Reuters, la ACC introdujo unas estrictas directrices que exigían a todas las plataformas de internet que produjeran o difundieran noticias «estar gestionados por un personal aprobado por el partido» y que haya sido «aprobado por las oficinas de internet e información de los gobiernos locales o nacionales, mientras que sus trabajadores deben recibir del gobierno central una formación y una acreditación».

Freedom House, en Freedom on the Net 2018 (Libertad en la red, 2018), su análisis de la libertad en internet en 65 países, situó a China en el último lugar de todos. Reporteros sin Fronteras, en su índice de libertad de prensa de 2019, situó a China en el puesto 177 de 180 países, sólo por delante de Eritrea, Corea del Norte y Turkmenistán. El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), en el momento de hacer su censo de reclusos en 2018, contó al menos 47 periodistas encarcelados en China, pero según el CPJ, la cifra podría ser mucho más alta: «Las autoridades están impidiendo deliberadamente que salga ninguna información». En marzo de 2019, el CPJ estaba investigando al menos una docena de casos más, incluida la detención en diciembre de 2018 de 45 colaboradores de la revista sobre derechos humanos y libertad religiosa Bitter Winter, que China tiene en su punto de mira como «web extranjera hostil».

En ocasiones «delicadas», como el aniversario de Tiananmén, se bloquean webs enteras. Desde abril, de cara al aniversario de Tiananmén, Wikipedia ha sido bloqueada en todas las lenguas. China tiene bloqueada la página en chino de Wikipedia desde 2015. Páginas como Google, Facebook, Twitter e Instagram y otras webs también han sido bloqueadas en China.

También se han bloqueado términos de búsqueda en ocasiones «delicadas». En el pasado se bloquearon incluso palabras comunes e inocuas como «hoy» o «mañana».

Para el aniversario de Tiananmén, el Partido Comunista Chino empezó a ponerse duro en enero de 2019, al parecer: el 3 de enero, la Administración del Ciberespacio de China anunció en su web que había lanzado una nueva campaña contra «la información negativa y perjudicial» en internet. La campaña iba a durar seis meses, coincidiendo con el aniversario de Tiananmén el 4 de junio. La definición de «negativo y perjudicial» incluía de todo: cualquier contenido «pornográfico, vulgar, violento, terrorífico, fraudulento, supersticioso, hostil, amenazador, incendiario, poco fiable y sensacionalista», o tuviera que ver con el «juego», o con difundir «malos estilos de vida y la mala cultura» tenían que ser eliminados de cualquier plataforma de internet imaginable. La ACC añadió: «No se tolerará que nadie deje impune una conducta ilegal, y será duramente castigado».

En China, la censura, ahora automatizada en su mayor parte, ha llegado a unos «niveles insólitos de precisión, con la ayuda del aprendizaje automático y el reconocimiento de voz y de imágenes», según un reciente reportaje de Reuters. Recoge las palabras de los censores chinos:

«A veces decimos que la inteligencia artificial es un escalpelo, y que la humana es un machete […] Cuando empecé en este tipo de trabajo hace cuatro años, podíamos eliminar las imágenes de Tiananmén, pero ahora la inteligencia artificial es muy precisa».

La fuerte censura de China va en paralelo a su dura represión de la libertad religiosa. Thomas F. Farr, presidente del Religious Freedom Institute, dijo, en una vista en noviembre de 2018 con el Comité Ejecutivo de la Asamblea en China, que la represión religiosa en China era «el intento más sistemático y brutal de controlar las comunidades religiosas chinas desde la Revolución cultural». Como en otros regímenes comunistas, como el de la antigua Unión Soviética, la ideología comunista no tolera ningún relato que le haga competencia.

«La religión es una fuente de autoridad y un objeto de fidelidad mayor que el Estado», escribió Farr. «Esta característica de la religión siempre ha sido anatema para los déspotas totalitarios de la historia, como Stalin, Hitler y Mao».

La brutal opresión religiosa y cultural de los tibetanos en China no ha cesado desde casi 70 años, pero China no sólo ha intentado destruir la religión tibetana. El cristianismo, por ejemplo, fue visto desde el principio como una amenaza para la República Popular de China cuando se fundó en 1949. «Esto se vio sobre todo en el apogeo de la Revolución cultural (1966-1976), cuando se demolieron, cerraron o expropiaron lugares de culto y se prohibieron las prácticas religiosas», según el Consejo de Relaciones Exteriores. Algunos clérigos cristianos llevan en la cárcel casi treinta años. En los últimos años, la opresión de los cristianos en China ha aumentado, al parecer. Desde finales de la década de 1990, el régimen chino también ha puesto en su punto de mira a Falun Gong.

China ha clausurado iglesias y retirado crucifijos. Han sido sustituidos por la bandera nacional, y las imágenes de Jesús se han reemplazado con fotos del presidente Xi Jinping. Los niños, los futuros portadores de la ideología comunista, tienen prohibido ir a la iglesia. En septiembre de 2018, China clausuró una de las mayores iglesias clandestinas, la Iglesia de Sion de Pekín. En diciembre de 2018, el pastor de la clandestina Iglesia de la Primera Lluvia, Wang Yi, fue detenido junto a su mujer, acusados de «incitar a la subversión», un delito castigable con hasta 15 años de cárcel. Además del pastor y su mujer se detuvo a más de cien miembros de la iglesia. En abril de 2019, las autoridades chinas se llevaron a la fuerza a un cura católico clandestino, el padre Peter Zhang Guangjun, justo después de celebrar la misa del Domingo de Ramos. Fue el tercer cura católico que se llevaron las autoridades en un mes.

Según un documento confidencial obtenido por Bitter Winter, China también se está preparando para tomar medidas drásticas contra las iglesias cristianas que tengan lazos con las comunidades religiosas extranjeras.

El Gobierno también ha estado mandando a los uigures, una población de unos once millones de personas, en su mayoría musulmanas, de la provincia china occidental de Xinjian, a campos de internamiento para su «reeducación política». China ha dicho que los campos son centros de formación profesional con el objetivo de cortar de raíz la amenaza del extremismo islámico. Los uigures han lanzado varios atentados en China, según un informe de 2017, «Uighur Foreign Fighters: An Underexamined Jihadist Challenge» («Los combatientes extranjeros uigures: un desafío yihadista poco analizado»), del Centro Internacional contra el Terrorismo de La Haya. El informe también dice:

«Los uigures se consideran aparte y distintos, como etnia, cultura y religión, de la mayoría han que los gobierna. Estas distinciones forman la base de la identidad religiosa étnico-nacionalista de los uigures, lo que lleva a algunos a participar en actividades violentas con el objetivo de fundar su propio Estado, Turkestán Oriental. […] el atractivo de la ideología islámica radical fuera de China ha hecho a muchos uigures a participar en el yihadismo violento como parte de su identidad religiosa y como forma de promover su lucha contra las autoridades chinas».

«[Los chinos] están usando las fuerzas de seguridad para encarcelar a los musulmanes chinos en masa en campos de concentración», dijo hace poco Randall Schriver, subsecretario de Defensa para los Asuntos de Seguridad de Asia y el Pacífico. «Dada la magnitud que al parecer tienen esas detenciones, al menos un millón, pero seguramente ronde los tres millones de ciudadanos, de una población de unos diez millones» podría estar presa en centros de detención.

Según The Epoch Times, los uigures han sido drogados, torturados, apaleados y ejecutados por inyección en los centros de detención. «Aún recuerdo lo que dijeron las autoridades chinas cuando les pregunté cuál había sido mi delito», dijo Mihrigul Tursun, una mujer que escapó a Estados Unidos con dos de sus hijos. «Dijeron: ‘Ser uigur es tu delito'».

Sin embargo, al Partido Comunista Chino no le basta con la persecución física de las minorías religiosas.

Al parecer también ha hecho campaña contra el cristianismo en los colegios de todo el país. Por ejemplo, ha obligado a los alumnos a prestar juramento para resistirse a la creencia religiosa. Los profesores también han sido adoctrinados para «asegurar que la educación y la enseñanza se adhieren a la dirección política correcta». Los clásicos que se enseñan en las escuelas han sido censurados: en Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, se han eliminado las referencias a la Biblia, y se han suprimido las referencias a la misa del domingo o a Dios en los cuentos de Anton Chejov y Hans Christian Andersen.

Además, en clase no se admite el uso de palabras «delicadas» relacionadas con la religión, como «oración».

Tanto para la opresión de la religión como para la censura de la libertad de expresión, el Partido Comunista Chino está utilizando medios de alta tecnología para alcanzar sus objetivos. Existen informaciones de que Xinjiang se está utilizando como terreno de prueba para una tecnología de vigilancia: los uigures de Xinjiang, según un reportaje publicado en The Guardian, son «estrechamente vigilados, con cámaras de vigilancia que se instalan en los pueblos, en las esquinas de las calles, las mezquitas y los colegios. Los que se trasladan para ir a trabajar tienen que pasar por controles de seguridad entre todas las localidades intermedias, donde se someten a un escáner facial y al control de sus teléfonos». China utiliza la tecnología de reconocimiento facial que coteja las caras obtenidas por las cámaras de vigilancia con una lista de vigilancia de sospechosos.

Se calcula que, en 2018, China tenía 200 millones de cámaras de vigilancia, y planes de llegar a los 626 millones en 2020. El objetivo de China es, al parecer, una «Plataforma de Operaciones Conjunta e Integrada», que integrará y coordinará los datos de las cámaras de vigilancia con la tecnología de reconocimiento facial, los números de los carnets de identidad de los ciudadanos, los datos biométricos, la planificación familiar, las matrículas de los coches, los movimientos bancarios, los registros legales, la «actividad inusual» y cualquier otro dato relevante que pueda recabarse sobre los ciudadanos, como las prácticas religiosas y los viajes al extranjero.

Por el momento, China está en el proceso de cumplir lo que Stalin, Hitler y Mao no podían más que soñar: el impecable Estado totalitario, impulsado por la tecnología digital, donde el individuo no tiene adonde huir del ojo del Estado comunista que todo lo ve.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Asia

¿A quién le importa el futuro de las mujeres en Afganistán?

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

 Cuál es el futuro de las mujeres en Afganistán

 

Es un tema muy manido últimamente el del futuro de las mujeres en Afganistán, o lo era, hasta que empezaron a coordinarse todos los volcanes del mundo para entrar en erupción a la vez. Pero tal vez lo que habría que preguntarse qué ha cambiado y va a cambiar con el retorno al poder de los talibanes. Pero, ¿acaso se fueron del país alguna vez? ¿Acaso depende tanto del Gobierno de Kabul lo que sucede en 99% restante del territorio, donde habita la mayor parte de la población rural afgana?

 

Por amigos míos que han servido en ese país durante estos 20 años tirados a la basura con la retirada, que se ha producido de la forma más escandalosa y absurda, he podido conocer de primera mano las condiciones de vida reales de esa población. Y recuerdo de forma especial un relato de un amigo mío, piloto de helicópteros, que se dedicaba a extraer heridos y muertos del frente.

 

La señora afgana a la que su propia gente dejó atrás por inútil

 

En uno de estos viajes recogimos a una señora mayor que se había roto una pierna y que había sido abandonada, por tanto, como carga inútil por su clan. Pero lo más sorprendente de todo fue que mientras la estábamos llevando a la base, para curarla, un auxiliar afgano que viajaba con nosotros se sorprendió de que perdiéramos el tiempo con una persona que había sido ya desechada por los suyos. Sin duda una anécdota brutal que nos lleva a tiempos pasados como es de los cántabros, sociedad pastoril en la que los ancianos se quitaban de medio ellos mismos para no causar un estorbo en una economía de subsistencia como aquélla.

 

Como la que es hoy en Afganistán y ha seguido siendo con la ocupación de las fuerzas occidentales, que ahora vemos que poco han conseguido o nada, porque su chapucera retirada ha devuelto a esta gente a la misma situación anterior a la guerra. Y sin esperanza de que vaya a mejorar nada.

 

Los planes de la élite: el totum revolutum total

 

Esperemos que los talibanes cumplan su promesa de no volver a las andadas

 

Por de pronto, los talibanes han querido mostrar una cara amable asegurando siempre que no van a tomar represalias contra los que más miedo les tienen: personal que colaboró con las fuerzas de ocupación, homosexuales y otras minorías y por supuesto que una gran mayoría de mujeres que teme la reimplantación de la Sharía en todo el país. La brutal ley patriarcal, más que islámica, que lleva rigiendo el país desde tiempo remotos y que se ha seguido practicando en casi todo el país durante la ocupación militar de Occidente. Por esto no entiendo tanto por qué se dramatiza ahora con el tema cuando poco ha cambiado la realidad de la mujer y la niña afgana en todo este tiempo.

 

Parece que sólo cuando está el foco puesto encima a la gente le preocupa lo que pase en un sitio concreto y una situación, pero luego los temas dejan de estar de moda y aquí no ha pasado nada. Y lo dice uno que ha seguido la historia del país desde el principio y desde antes de que empezara esta última guerra. Creo sinceramente que el pueblo afgano es rehén de las políticas de las grandes superpotencias y lo sigue siendo.

 

Las mujeres y niñas afganas: rehenes de la geoestrateg ia mundial

 

Si de verdad le hubiera importado a alguien en el poder lo que ha sucedido y lo que sigue sucediendo, con las mujeres y con todo el mundo en Afganistán, creo que nunca hubiera habido guerra para empezar. Pero era y es el negocio que de verdad está por detrás de todo lo que está pasando. De lo contrario, como la historia nos ha enseñado, se hubiera aplicado esa máxima de que la seda de las caravanas penetra mejor las fronteras que el hierro de las legiones. También creo que se puede actuar desde aquí para que las condiciones de vida de los afganos y en especial de las mujeres y niñas sean mejores.

 

Lo del avión militar de Kabul y la gente aferrándose a sus alas: otro timo

 

Es mucho más difícil plantearlo así que sacar a todo el mundo de un país y empezar a repartirlo por el mundo cuando su verdadero país es Afganistán y no tiene nada de malo. Pero es una humilde opinión de alguien que de verdad intenta llegar al fondo de las cosas y pensar soluciones de verdad. Porque creo que estamos jugando con el tablero y las piezas te los que han provocado la guerra y ahora esta crisis. Y no son gente que juega limpio.

 

Nadie ha buscado soluciones para promocionar a la población civil afgana

 

Yo pienso que las cosas se podían haber hecho de otra manera. Todo ese dinero y esfuerzo invertido en una guerra que nunca fue bien, desde el principio, y que nunca tenía que haber empezado, se pudo haber empleado en algo que realmente fuera productivo en términos de promocionar a la población civil afgana y en concreto de las mujeres y niñas. Lamentablemente creo que ese punto nunca estuvo en la agenda de los poderosos que decidieron invadir aquello hace casi 20 años y mucho me temo que su retirada también tendrá alguna consecuencia secreta, que no nos han contado todavía, pues esta gente nunca da puntada sin hilo.

Continue Reading

Asia

China está creando una nueva clase superior de ser humano

Avatar

Published

on

El régimen chino carece de ética o decencia, no está constreñido por la ley y no tiene el menor sentido de la contención. Ahora bien, dispone de la tecnología necesaria para crear una nueva especie de humanos reforzados genéticamente y que lleven el paso de la oca. En la imagen (Kevin Frayer/Getty Images), soldados del Ejército de Liberación del Pueblo desfilando por Pekín, China, el 1 octubre de 2019.
¡Comparte esta publicación!

[sc name=»li1″ ]Bing Su, genetista del estatal Instituto Kunming de Zoología, injertó recientemente el gen humano MCPH1, que desarrolla el cerebro, en un mono. Ello podría hacer que la inteligencia de ese animal fuera más parecida a la humana que la de los primates inferiores. El próximo experimento de Su será injertar en monos los genes SRGAP2C, relacionado con la inteligencia humana, y FOXP2, relacionado con las capacidades lingüísticas.

¿Acaso nadie en China ha visto El planeta de los simios?

O puede que sí. «El desarrollo biotecnológico está siguiendo en China una derrota verdaderamente macabra», escribe Brandon Weichert, de The Weichert Report, en un artículo publicado en American Greatness.

En una sociedad comunista con la ambición desatada, los investigadores están haciendo ciencia sobrecogedora. ¿Qué ocurre cuando mezclas el ADN de un cerdo con el de un mono? Que te cuenten los experimentadores chinos. ¿Y cuando desarrollas en animales órganos parecidos a los humanos? También te pueden contar.

Además, puede que Pekín esté ya diseñando supersoldados. «La inteligencia norteamericana dice que China ha llevado a cabo pruebas con efectivos del Ejército de Liberación del Pueblo para producir soldados con capacidades biológicas reforzadas», escribió John Ratcliffe, entonces director nacional de inteligencia, el pasado 3 de diciembre en un artículo titulado «China Is National Security Threat No. 1.» («China es la mayor amenaza para la seguridad nacional») y publicado en el Wall Street Journal.

No está claro hasta dónde han llegado los investigadores militares chinos. Ahora bien, están abogando por el empleo de la tecnología de edición genética CRISPR para mejorar las capacidades humanas, y la Comisión Militar Central del Partido Comunista está «apoyando la investigación en la mejora del rendimiento humano y un nuevo concepto de biotecnología».

El Ejército de Liberación del Pueblo (ELP) está yendo con todo a la modificación genética de los humanos. Como han informado los destacados analistas Elsa Kania y Wilson VornDick, hay «llamativos paralelismos en cuestiones abordadas por una serie de investigadores del ELP y científicos de instituciones influyentes».

Todas estas actividades chinas tienen por objeto la «hegemonía biológica». Como advierte Ratcliffe, «no hay barreras éticas en la búsqueda del poder por parte de Pekín».

Está claro que el Partido Comunista no piensa solo en meros soldados. Así, un investigador chino es también la primera –y hasta ahora única– persona que ha modificado genéticamente embriones humanos que produjeron nacimientos de seres vivos.

Cuando trabajaba en la Universidad Meridional de Ciencia y Tecnología, en Shenzhen, He Jiankui utilizó el CRISPR-Cas9 para eliminar en dos hermanas gemelas nacidas a finales de 2018 el gen CCR5, a fin de conferirles inmunidad ante el VIH pero quizá también para potenciar su inteligencia. El experimento evocó el programa eugenésico del Tercer Reich para crear una raza superior.

China está trance de crear el «comunista perfecto», ha afirmado Weichert, autor de Winning Space («Ganar el espacio»), a Gatestone. «China está gobernada por un régimen que cree en la perfectibilidad de la humanidad y, con el advenimiento de la genética y la investigación biotecnológica modernas, sus planificadores centrales disponen del propio genoma humano para perfeccionarlo de acuerdo con su agenda política».

Los científicos chinos ya han puesto rumbo al dopaje genético para hacer a las generaciones futuras más inteligentes e innovadoras que las de aquellos países que se nieguen a emplear sus controvertidos métodos. «Lo que estamos viendo en China es una convergencia de tecnología avanzada y biociencias de vanguardia capaz de alterar fundamentalmente toda la vida del planeta según los caprichos de un régimen nominalmente comunista», ha escrito Weichert.

Tras el clamor internacional provocado por sus peligrosos y antiéticos métodos, He fue finalmente multado y encarcelado por «llevar a cabo modificaciones genéticas ilegales de embriones humanos», pero, dado el régimen de vigilancia prácticamente total del Partido Comunista chino, obviamente contó con respaldo estatal para sus experimentos.

Sus esfuerzos no tenían, por otro lado, carácter aislado. En abril de 2015 Nature informó de que, en otro experimento inédito, investigadores de la Universidad Sun Yat Sen de Guangzhou modificaron embriones humanos no viables con el CRISPR-Cas9. «Una fuente familiarizada con esos trabajos de campo afirmó que había al menos cuatro grupos trabajando en la edición de embriones humanos en China», afirmaba en su web la conocida revista científica.

La persecución de He por parte de Pekín parece, pues, un intento de enfriar los ánimos e impedir que la comunidad científica internacional hiciera más preguntas respecto de las actividades que se están desarrollando en China.

Por desgracia, los avances chinos en modificación genética de embriones humanos para supersoldados están persuadiendo a otros para hacer lo mismo. Así, pronto tendremos Le Terminator. Y es que el Gobierno francés acaba de dar su visto bueno a los soldados aumentados. «Hemos de ser claros: no todos tienen los mismos escrúpulos que nosotros y hemos de prepararnos para un futuro así», declaró Florence Parly, ministra de las Fuerzas Armadas de Francia.

Michael Clarke, del Kings College de Londres, le dijo al tabloide británico TheSun que hay una competición biológica alimentada por China. ¿Habrá pronto una carrera de «Homo robocopus», por emplear una expresión de la Sociedad Internacional de Ética Castrense?

Si así fuera, Pekín no sería la única culpable. «Lo más perturbador de estos desarrollos es que China ha ganado acceso al CRISPR y a la investigación genética y biotecnológica avanzada gracias a sus relaciones con EEUU y otras naciones desarrolladas de Occidente», declaró este mes Weichert a Gatestone. «Los laboratorios de investigación, los inversores biotech y los científicos norteamericanos se han afanado en investigar y hacer negocios con el incipiente sector biotecnológico chino explícitamente porque sus estándares éticos para la investigación en ese asunto tan sensible son muy bajos».

«Esto se demostrará una amenaza estratégica de larga duración para EEUU que pocos en Washington, Wall Street o Silicon Valley comprenden», dice Weichert, en referencia a la rauda weaponización china de la biotecnología.

El régimen chino carece de ética o decencia, no está constreñido por la ley y no tiene el menor sentido de la contención. Ahora bien, dispone de la tecnología necesaria para crear una nueva especie de humanos reforzados genéticamente y que lleven el paso de la oca.

Continue Reading

Asia

Lo cortés no quita lo valiente: China, reconozcámoslo, hace algunas cosas MUY BIEN: Exjefe de una empresa estatal china de gestión de activos, ejecutado por cargos de sobornos y malversación por valor de 260 millones de dólares

Avatar

Published

on

Lai Xiaomin
¡Comparte esta publicación!

¿Se imaginan los ERE’s de Andalucía en CHINA? Una masacre, señoras y caballeros. Una masacre. 

Lai Xiaomin, exdirector de China Huarong Asset Management Co., la empresa estatal de gestión de activos financieros, y una de las más grandes del país, fue ejecutado este viernes por cargos de corrupción y enriquecimiento ilícito, tras apropiarse de más de 260 millones de dólares, informa AP.

La sentencia fue ejecutada por el Segundo Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Tianjin, que anteriormente condenó al exfuncionario a la pena de muerte, dado que había aceptado sobornos «asombrosamente enormes», poniendo en peligro la seguridad y estabilidad financiera nacional. El Tribunal falló que el daño financiero al Estado fue de 260 millones de dólares. También fue condenado por tener una segunda familia, a pesar de estar casado.

La investigación en contra de Lai Xiaomin, realizada por el organismo de control anticorrupción del gobernante Partido Comunista, empezó en el 2018. Posteriormente fue expulsado de la agrupación política y acusado de malgastar el dinero público y aceptar sobornos. Los investigadores incautaron decenas de millones de dólares en efectivo en sus propiedades.

La mayoría de las condenas a muerte, impuestas por los tribunales chinos, suelen ser suspendidas durante dos años y, por lo general, se conmutan por cadena perpetua, por lo que el caso de Lai Xiaomin ha sido excepcional.

Continue Reading

Asia

(VIDEO DESGARRADOR) CHINA: ¿Qué esconde el mayor régimen dictatorial del planeta? (SEGUNDA PARTE)

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

“GENOCIDIO MEDICO“

Poco después del inicio de la persecución, el Partido Comunista Chino, se encontró con las prisiones casi llenas con practicantes de Falun Dafa, que en su gran mayoría no renunciaban a la práctica que había cambiado sus vidas para mejor. La superpoblación en las prisiones se convirtió en un problema cada vez más acuciante, que generaba unos gastos muy elevados.

Pero el PCCh rápidamente encontró la manera de “ahorrar”. “Capitalizar” a los practicantes de Falun Dafa de un modo distinto a llevarlos a los campos de trabajo forzados, es decir, vendiéndolos. No como esclavos, no vivos, sino “a trozos”. Así idearon los cimientos de una industria macabra que por su tamaño no tiene precedentes en la historia de la humanidad: la sustracción forzada de órganos a gran escala auspiciada por el Estado. Lo que siguió fue un verdadero “genocidio médico”, que sigue aún en funcionamiento y que genera enormes beneficios.

¿Cómo funciona la máquina de matar?. Inmediatamente después del internamiento en prisiones o campos de trabajos forzados, los practicantes de Falun Dafa son sometidos a análisis médicos exhaustivos y la información resultante se ingresa en una base de datos. Prácticamente el PCCh ha creado como advierten los expertos, un verdadero “banco de órganos vivos”. Cuando el comprador aparece, los “donantes compatibles” son llevados al quirófano para morir. En otras palabras, la fundación de un sistema estatal para matar a sus ciudadanos a beneficio del estado v con el fin de enriquecerse.

“El aparato de seguridad estatal lanzo la campaña para eliminar Falun Gong in 1999. En 2001 más de un millón de practicantes encarcelados en el sistema Laogai (el sistema de campos de internamiento para la reeducación mediante trabajos forzados), fueron sometidos a test médicos específicos y los hospitales chinos tanto militares como civiles, comenzaron a expandir sus unidades de trasplante”, declara el periodista Ethan Gutmann, autor de importantes investigaciones en este asunto.

Y la demanda era inmensa, ya que los tiempos de espera para un órgano compatible se computan en semanas, mientras que en el mundo civilizado, los enfermos esperan años en las listas para obtener un órgano y ser trasplantados.

Con las prisiones llenas de “mercancía humana”, esta nueva industrio macabra, creció de forma exponencial con centros de trasplante estableciéndose uno tras otro en toda China.

Muchos de los “clientes” venían del extranjero, convirtiéndose con o sin su voluntad en cómplices de los crímenes. Un “fenómeno desconocido para el mundo” –el “turismo de trasplantes”-con destino a China, el país con órganos disponibles bajo pedido, para todos aquellos que están dispuestos a pagar el precio.

“Si vas a China para un trasplante de hígado, -durante las tres semanas que estarás allí-, significa que está planificado ejecutar a alguien. Deberán encontrar un prisionero sano con el grupo sanguíneo correcto, compatibilidad de tejidos y el tamaño de hígado necesario, y el prisionero debe estar listo para la “extracción” en el plazo comprometido con el “turista de trasplantes”.

Aunque el conocimiento público del asunto es limitado, por intereses varios (económicos políticos, etc.), la sustracción forzada de órganos a los prisioneros de conciencia· en China ha provocado resonancia internacional. Incluso el Parlamento Europeo ha adoptado resoluciones condenando y exigiendo al gobierno chino el acabar con esta industria macabra.

Y en varios países como Israel, Taiwán, España, Austria e Italia las acciones del régimen comunista han forzado cambios en la legislación, prohibiendose en todos estos países, lo que se denomina como “turismo de trasplantes”.

Un informe independiente sobre la sustracción forzada de órganos publicado en junio 2016 revela una realidad horripilante; Los hospitales chinos especializados en estas operaciones, han trasplantado entre 60.000 y 100.000 órganos anualmente desde el año 2000. Si tomamos en consideración el hecho de que la persecución ya dura veinte años, los números acumulados son tremendamente impactantes.

”El régimen chino está totalmente implicado en el asesinato en masa de gente inocente” dice uno de los autores de la investigación, David Matas, un renombrado abogado de derechos humanos que describe el “genocidio medico“ del PCCh como “una forma de maldad sin precedentes en este planeta”.

Parte de esta realidad puede verse en el documental “Genocidio médico: Crímenes en masa ocultos en la industria de trasplante de órganos en China”.

RESISTENCIA PACIFICA

Han pasado más de dos décadas desde que Jiang Zemin inició la campaña para exterminar a los seguidores de Falun Dafa. Y a pesar de que el dictador esperaba erradicar la práctica en tres meses, en realidad sucedió lo contrario. Falun Dafa no solo no desapareció, sino que se expandió por todo el mundo a más de 110 países. A lo largo de los años, ha recibido miles de premios y reconocimientos y su fundador ha sido nominado cinco veces al premio Nobel de la Paz por su contribución a la humanidad mediante los principios y beneficios de la práctica.

Los practicantes de Falun Dafa han dado al mundo un ejemplo de coraje y dignidad con su resistencia pacífica pero firme frente a la brutalidad del régimen chino. Muchos de ellos, asumiendo riesgos personales, trabajaron sin descanso para exponer y detener estas atrocidades.

La distribución de material informativo para contrarrestar la propaganda estatal, el exponer públicamente tanto local como internacionalmente a los oficiales y “verdugos“ involucrados en la persecución, acciones legales, protestas pacíficas ante las embajadas y consulados chinos alrededor del mundo, peticiones a Naciones Unidas firmadas por millones de personas, etc – estos son algunos de los varios métodos de los seguidores de Falun Dafa para combatir la campaña de exterminio.

Como resultado de estos esfuerzos incansables, muchos ciudadanos chinos han visto más allá de la propaganda y falsedades difamatorias del PCCh y en repetidas ocasiones, han actuado para apoyar a los practicantes de Falun Dafa. Aun mas, algunos de aquellos que han perseguido a los practicantes de Falun Dafa han cambiado de actitud radicalmente: Freedom House y otras fuentes han mostrado casos, en los que miembros de las fuerzas de la ley o servidores civiles en determinados lugares, han protegido activamente a adherentes de Falun Dafa y han rechazado arrestarlos por su actividades de información publica.

La exposición pública de estas atrocidades ha activado en China una tendencia constante y cada vez mayor, de renuncias al partido Comunista Chino y sus organizaciones afiliadas que esta sacudiendo al PCCh desde su interior.

A nivel internacional, hay también un buen número de apoyos fuertes y públicos contra la persecución.

A pesar de ello, los crímenes siguen sucediendo.

Sólo podremos tener justicia cuando los que no han sido heridos por la injusticia se sientan tan afectados como los que sí lo son“

– Solón, líder ateniense del siglo VII

Continue Reading

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

«ARAVASYLESVOTAS»

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x