Connect with us

Opinión

Ayuso: un ser hecho de propaganda

Avatar

Published

on

Ayuso es pura propaganda; su único activo es salirse de lo políticamente correcto; y eso provoca fervor. Pero no les gusta ella, simplemente odian al sistema.

Mi novia, siempre que utilizo la palabra propaganda para referirme a los panfletos publicitarios que te dan por la calle, me corrige, alegando que eso no es propaganda, sino publicidad. Sin darnos cuenta, tenemos tan metida la mentira que se encargan de difundirnos a través de esa propaganda, que cuando vemos cualquier cosa que se le parece ya creemos que estamos ante un cuento chino.

Casi todo lo que nos rodea está contaminado por la propaganda. El sentido de que no tomemos ya aceite de palma o que prefiramos a este candidato en lugar del otro, se encuentra condicionado por la percepción que un medio determinado se ha encargado de imponernos. Algunos viven como si fueran los creadores de esa materia o como si hubieran descubierto la panacea, sin darse cuenta de que esa manipulación mediática ya existía desde siglos como destaca Elvira Roca en su Imperiofobia y leyenda y negra.

Juego del engaño, arte de retorcer las conciencias de la gente, que ya utilizó Stalin cuando fue fotografiado abrazando a una niña cariñosamente. Tan solo utilizó la capacidad de influencia para llenar todas las esferas públicas con esa imagen en forma de estatuas, panfletos y cualquier marco cultural capaz de hacer pensar a la gente lo que uno quiere. Toda la Unión Soviética vio al líder gracias a esa figura como un garante padre de la patria soviética. No sabían, que poco después de tomarse esa fotografía, ordenó la ejecución del padre de la pequeña al considerarle un espía japonés.

Hoy en día, asistimos, sin tener conciencia de ello, como les ocurría a los languidecientes ciudadanos soviéticos por aquel entonces, a campañas de propaganda permanentes en las que se vende gato por liebre. Pasa con Isabel Díaz Ayuso. Toda la derecha está dando palmas por una política a la que todavía intento buscarle la gracia. No es ni intelectualmente superior a sus oponentes, ni tiene el carisma real que se le atesora.

Ostenta, en su lugar, un equipo marketiniano cubriéndole las espaldas que multiplica sus atributos por tres. No hace más que decir chorradas, insinuar ventajas irrisorias sobre vivir en Madrid… Gusta, y como me dijo Cristina Casabón, columnista de The Objetive, lo hace porque dice lo que piensa, rompe con lo establecido. Choca con la monotonía tradicional, es lo que Trump ha sido para EE. UU. En una sociedad anestesiada por lo políticamente correcto, todo el que dice algo distinto a lo marcado tiene las de ganar.

Es más fácil que entonces producir una campaña política entre otras cosas porque la mayoría de los candidatos y partidos invocan la ya manoseada Agenda 2030 cambiando algún matiz. La ciudadanía es cada vez más consciente de que la plutocracia se las ha ingeniado para que las cosas cambien y que todo siga igual. Van a votar a todo lo que se salga de lo habitual, de lo normal, de lo correcto, aunque sea una memez. A pesar de que un tío americano con peluquín humille a los inmigrantes mexicanos o una mujer diga cualquier parida sin sentido que se le pase por la mente, les van a votar. No les votan a ellos, censuran el sistema.

 

Jorge Brugos

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión

Ejecutoria de Mercedes González Fernández, todavía delegada del gobierno en Madrid, que impide su continuidad en el cargo

Avatar

Published

on

El pasado sabado 25 de junio, Mercedes González Fernández, todavía delegada del gobierno en Madrid, manifestó que la “contrarrevolución de las derechas”, de la que asegura se han “contagiado” tanto la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, como el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y que lo han plasmado al no colocar bandera arcoíris por el Orgullo, agregando que “esto ya no es que cuando el PSOE gobierna avanza en derechos y los siguientes gobiernos de la derecha retrocedían. Ya no tiene que ver que haya manifestaciones o que salgan los obispos a la calle, ahora hay una contrarrevolución global”.

Estas desafortunadas declaraciones manifiestan la ineptitud y deplorable incontinencia verbal de la elementa en cuestión colisionando frontalmente con:

  1. Su contumaz vulneración  del Artículo 21.1. de nuestra Constitución al disponer que “Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”, lo que veta cualquier solicitud de autorización al efecto a ningún organismo.
  2. Su reiterada vulneración del Artículo octavo de la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión disponiendo que “La celebración de reuniones en lugares de tránsito público y de manifestaciones deberán ser comunicadas por escrito a la autoridad gubernativa correspondiente (delegados y subdelegados del Gobierno) por los organizadores o promotores de aquéllas en la tramitación de actos religiosos en la vía pública.
  3. Sus numerosas negativas durante los últimos 15 meses a otros tantos escritos míos solicitándole que cumpla las competencias que le asigna el Artículo 73. 3 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público “Corresponde a los Delegados del Gobierno proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la seguridad ciudadana, a través de los Subdelegados del Gobierno y de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad del Estado, cuya jefatura corresponderá al Delegado del Gobierno, quien ejercerá las competencias del Estado en esta materia bajo la dependencia funcional del Ministerio del Interior”.

Llama poderosamente la atención que la infrascrita se “deje comer el terreno ilegalmente” por otro organismo (Ayuntamiento de Madrid), especialmente si está regido por su principal adversario político: ruego a la individua en cuestión que presente su candidatura a la presidencia de la comisión del PSOE negociadora de la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Este proceder constituye una amenaza a la pacífica convivencia habida cuenta de la anticonstitucional discriminación a la que somete a la población católica, susceptible de imitación ignorando como ella el Artículo 147.1 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, que prohibe causar lesiones a otras personas.

  1. Su reiterado quebrantamiento del Artículo 10.1 de nuestra Constitución estableciendo que “La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social”, al vulnerar la normativa que expresada en los anteriores párrafos.
  2. Su reiterada vulneración del Artículo 14 de nuestra Constitución ”Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”, al discriminar a la población católica del resto de colectivos que utilizan la vía pública por cualesquiera otros motivos, que “no solicitan autorización a su ayuntamiento, sino que comunican el acto a su Delegación o Subdelegación del Gobierno” .

Los hechos precedentes demuestran que esta menda no tiene ningún inconveniente en pasarse por la entrepierna todo el ordenamiento jurídico de nuestro Estado de Derecho, ofender la dignidad de un ciudadano que se dirige a ella solicitándole que respete y haga respetar una Ley Orgánica reguladora por tanto de un derecho fundamental negándose a responderle, lo que revela una total ausencia de educación exigible a un cargo público.

El proceder de este ente antropomorfo le impide por tanto continuar sentando sus posaderas en el despacho principal de la Calle Miguel Angel, 25 de Madrid, sede de la Delegación del Gobierno, impidiendo a los viandantes acercarse a sus inmediaciones por el hedor a la incompetente ignorancia totalitaria que expele.

Por lo expuesto, remedando a Fray Gabriel Téllez, Tirso de Molina, le digo a Mercedes González Fernández, todavía delegada del gobierno en Madrid:

“peca de grosero quien aguarda que le digan que se vaya”

En cualquier caso la actuación de la interfecta en el asunto en cuestión a conseja que, para cumplir una de sus principales competencias como es la de garantizar la seguridad ciudadana, no debe correr junto a los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado detrás de los delincuentes, sino con éstos delante de aquéllos.

Efrén Díaz Casal

Coronel de Infantería (R)

Continue Reading

Opinión

La extrema izquierda sigue atrofiada. Por Jesús Salamanca Alonso

Jesús Salamanca Alonso

Published

on

 

Un loco como Vladimir Putin únicamente busca la destrucción por la destrucción. Para ello, Rusia no ha dudado en utilizar armas prohibidas como hizo en Siria.

El esperpéntico diputado de Unidas Podemos, Pablo Echenique, aprovechando una de sus desafortunadas intervenciones en el pleno del Congreso de los Diputados, ha hecho un discurso caduco, parasitario, indigno y fiel a la línea comunista de la extrema izquierda. Le han faltado los carros de combate, el lanzamiento de misiles antiaéreos, ametralladoras acopladas a su silla de «matón de barrio», pistolas en la cintura y lanzacohetes rosa para adornarlos con la tan denostada ideología de género.

El incauto portavoz desconocer que Kiev es el trofeo que Putin ansiaba levantar desde que inició la invasión a su vecino. Cuestión que tampoco tiene clara la lideresa podemita, Ione Belarra, a quien le faltó tiempo para echarse a correr y chivarse a los periodistas de la postura adoptada por una parte del Gobierno y toda la oposición. Belarra prometió dimitir si Sánchez enviaba armas a Ucrania, pero…eso de perder el sueldazo que nunca más volverá a tener… Un loco como Vladimir Putin no busca aprovechar el territorio conquistado, sino la destrucción por la destrucción. Para ello, Rusia no ha dudado en utilizar armas prohibidas.

Los propios ucranianos vienen denunciando el uso ruso de bombas termobáricas o de vacío: se emplearon en Siria y su poder destructivo es demoledor. La circulación de lanzacohetes para el impulso de ese tipo de bombas «circulan por varias ciudades de Ucrania como Pedro por su casa». La extrema izquierda no ve más que la figura del paranoico violador de derechos humanos y agresor maldito y maldecido, Putin.

La indignidad y el aturdimiento se han apoderado de estos falseadores que llegaron para hacer algo en la política y han acabado por hacérselo para ellos mismos. Menos mal que esa formación ya está en franco retroceso. Hace tiempo que la ciudadanía los ha tomado la matrícula, se los ve la orejita de corrompidos comunistas y teatreros estalinianos, incluso cuelga de su cinto el pollo desplumado de Stalin: aquel al que habían hecho sufrir arrancándolo el plumaje y, después, pretendían atraérselo con cuatro granos de trigo. Lo peor de todo es que el «torpe» pollo seguía a su agresor como si hubiera sido su benefactor. Pues así son los votantes del comunismo y buena parte de los de su primo carnal, el socialismo de «puños y pistolas».

Hace tiempo que España entera se ha percatado del alto grado de degeneración que arrastran los chicos y chicas de la extrema izquierda. No han llegado a la política para trabajar por España, sino para medrar, vivir del cuento mañanero y potenciar a los enemigos de la democracia y de la convivencia, como hacen ahora con su degenerado amigo, Vladimir Putin, y como han hecho apoyando a miembros de la banda asesina etarra.

No parecía importarlos que miles de niños acaben destrozados por una bomba en Ucrania, ni que miles de personas mayores mueran indefensas o por la imposibilidad de desplazarse mientras Kiev era bombardeado, atajadas todas las vías de comunicación, bloqueada la entrada de alimentos y cercados los ucranianos. Miran al tendido de la indiferencia cuando miles de ciudadanos con niños a la espalda salen de su país, viéndose obligados a emigrar a tierras extrañas. Ni siquiera la formación comunista ha aportado medios para aliviar tanto sufrimiento. Me recuerdan a los sindicatos clasistas y sectarios de la izquierda socialista o comunista en graves momentos de crisis y hundimiento económico. Odio, violencia y muerte son estandartes de la siniestra extrema.

Rusia no duda en enviar al infierno a su propia gente: niños entre 18 y 20 años en carros de combate que huyen despavoridos ante el horror; otros piden cobijo en Ucrania porque no entienden nada de cuanto sucede; miles de ciudadanos rusos se manifiestan en Moscú y otras ciudades rusas ante el desequilibrio del asesino Putin. Niños imberbes abandonan llorando los carros de combate rusos. El fin de Vladimir Putin llegará desde dentro o no llegará. Los Servicios de Inteligencia americanos han demostrado excesiva ineficacia, torpeza y lentitud.

El ejército de jóvenes rusos es un desastre en cuanto a preparación. Grupos de gitanos ucranianos organizados se hacen con los tanques rusos e inutilizan cuantos pueden. Zelenski en la calle y su esposa en los medios de comunicación internacionales son su motivación y la fuerza necesaria para defender su terruño. La OTAN tiene una gran oportunidad de poner freno a tanta estupidez bélica en la Cumbre del 28 al 30 en Madrid. Me troncho al pensar que Pedro Sánchez «El mentiroso» pueda aportar algo para el fin de la contienda. «¡Tú lo vas a solucionar!» «¡Qué vas a solucionar tú!», como le dijeron a la cara en su visita a la abrasada sierra de la Culebra.

Actualmente las grandes multinacionales han decidido boicotear a Rusia y deben hacerlo hasta que paren la guerra, pidan perdón y cumplan con las sanciones que se le han impuesto. Pocos parecen ver que esas sanciones recaen sobre el pueblo, mientras los líderes siguen sin sufrirlas. La Unión Europea ya ha encontrado gaseoductos para su abastecimiento, ajenos a Rusia. En Europa pintan bastos para rusos de renombre: hasta Abramovich ha puesto en venta el Chelsea.

El «NO a la Guerra» parece que ya no es suficiente. ¡No al peligro que supone la extrema izquierda para las democracias libres y para la convivencia en paz!  Comunismo o libertad. Comunismo o democracia. Sin duda, democracia y libertad.

Continue Reading

Opinión

Mi tronera en la Asamblea madrileña. Por Jesús Salamanca Alonso

Jesús Salamanca Alonso

Published

on

 

En Más Madrid no aprenden y van de zasca en zasca en los plenos: «¡Cállense los de enfrente, que está hablando una mujer!», espetó Díaz Ayuso en una de sus intervenciones.

 

Juan Lobato, alias «Zapaterito» y líder del PSOE en la Asamblea de Madrid, EXIGE urgentes explicaciones del presidente, Pedro Sánchez, sobre los contratos de mascarillas en la primera fase de la pandemia, así como de la trama de los progenitores del presidente en la empresa de Industrias Plásticas PLAYBOL, SL. Tendrá mucho que remar para hacerse notar y ser candidato al relevo del dictadorzuelo del actual Ejecutivo.

Es consciente de que, durante esa primera fase de la pandemia, se cometieron atrocidades desde Moncloa y en la proximidad de ministros como Salvador Illa, incluso en el entorno de Nadia Calviño y el ministro Marlasca (Con «C», no con «K»). Lo que aún no ha denunciado es la negligencia del Ejecutivo y de Unidas Podemos, con resultado de muerte. A ello deberá añadir la nefasta gestión gubernamental, al contrario de lo que sucedió en algunas comunidades autónomas, pues, mientras éstas adquirían mascarillas por seis euros, el Gobierno las pagó 28€ más caras.

Hay muchos millones volando de los que aún no ha dado explicaciones el Ejecutivo, al igual que hay partidas de dinero que siguen sin recuperarse porque los encargos no se enviaron. Sin duda, el fin del Gobierno de Pedro Sánchez no va a resultar cómodo ni tranquilo. Es excesivo el dinero «perdido» o mal donado. Me recuerda a aquellos 3.000M de euros que desaparecieron en Andalucía y nadie tenía constancia de ello; de ahí nació la FAFFE y demás chiringuitos hasta gastar el dinero en lupanares, orgías y coca. Lo peor de todo es que es dinero público; claro que, como decía la nefasta exvicepresidenta, Carmen Calvo, el dinero público no es de nadie. Solo le faltó decir que «es del viento» o «para los putiferios, clubes de alterne y prostíbulos» como resultó ser en la comunidad citada.

Antes o después, y dado que «Zapaterito» aspira a desbancar a Pedro Sánchez en la Secretaría General del PSOE, deberá denunciar la mala gestión de su partido o pedir perdón. El clon de Rodríguez Zapatero hoy es solo un bufón en la Asamblea de Madrid, pero no hay que perderlo de vista. El circo de esa Asamblea es escucharle en los plenos y ver cómo gesticula inútilmente y sin coordinación de movimientos, con su voz cascada de funcionario resabiado de Hacienda.

Doy fe de que estamos ante un Rodríguez Zapatero en su primera época leonesa y en su última época en Moncloa; precisamente el momento en que dijo que nuestra economía era de «champions league» y resultó estar destrozada o que el Gobierno «había hecho todos los deberes», a sabiendas de que más de 21.000M de euros en facturas se escondían en cajones, como así se demostró con la llegada de Mariano Rajoy a Moncloa. No echen en saco roto las declaraciones de la «reina» madrileña, Díaz Ayuso, en la entrevista que le hizo Eduardo Inda: «No oculta su preocupación por la forma en que la izquierda abandonará el poder», dice el entrevistador.

Y es que perdido el poder y cambiada la Fiscalía General del «Establo» e incentivada la actual  Fiscalía Anticorrupción, lo mejor es que Sánchez salga corriendo porque ha concentrado todo el odio posible de la ciudadanía en su persona, en los insultos que ha proferido contra agricultores, ganaderos y transportistas, sobre todo. Además de maltratar a las comunidades no afines con la negligente y sectaria distribución de ayudas europeas. A lo que hay que añadir las ayudas prometidas a La Palma, Lorca y a la sierra de la Culebra, sin que nadie haya recibido nada de nada. Todo un fraude del verdulero y bocachanclas «Sanchismo».

Si hoy pintan bastos para el presidente Sánchez –apartado por Joe Biden de todas las instituciones de toma de decisiones– no tardando pueden pintar otras cosas más graves. Se ha convertido en el nuevo Vladimir Putin contra la ciudadanía española o en la versión del pollo desplumado de Stalin contra el pueblo trabajador; ese pueblo que madruga, afana duramente, se sacrifica y acaba «atracado» por la mala gestión del Ejecutivo, seguro arruinador de patrimonios y haciendas, incluso propulsor del impuesto a los muertos.

Pero volvamos al tal Juan Lobato. No solo «Zapaterito» viene revelando y delatando hechos nefastos de su partido, sino que la propia presidenta, Díaz Ayuso, ha anunciado en sede parlamentaria que su partido ha denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción al menos a siete empresas vinculadas con el PSOE, así como la presunta malversación de más de 300M de euros, el previsible enriquecimiento de cargos ministeriales y el fraude en el entorno de varios ministros y del alcalde de la localidad vinculada a Salvador Illa.

En la misma sesión, la chantajista y boicoteadora, Mónica García, de Más Madrid, recibió un tremendo zasca, digno de figurar en los anales de la historia de la Asamblea de la Comunidad de Madrid: Díaz Ayuso, al ser preguntada sobre si creía que había dado todas las explicaciones sobre los contratos de su hermano, respondió que «Si, y mil veces sí, más que usted sobre los 13.000€ que recibió de más de esta Asamblea y lo ocultó».

La mofa contra Más Madrid y su falsa lideresa, Mónica García, no se hizo esperar, incluso tuvo un carácter de choteo generalizado. Hasta «Zapaterito» se carcajeó. Lo curioso es que en Más Madrid no aprenden y van de zasca en zasca: «¡Cállense los de enfrente, que está hablando una mujer!». El silencio sepulcral se hizo realidad y el sentimiento del ridículo o de la vergüenza ajena se reflejó en sus rostros.

Toda una bofetada a tiempo. Y para más ‘inri’, hoy la Fiscalía Anticorrupción exime a Isabel Díaz Ayuso de toda culpabilidad posible en los contratos de mascarillas realizados por la comunidad madrileña. Un nuevo y esperpéntico ridículo para la ignorada e ignorante fiscal europea, Conchita Sabadell, puesta a dedo por el mentiroso «Sanchinflas» para intentar frenar el buen hacer de la presidenta madrileña.

Continue Reading

Opinión

Olvidan quién es la víctima. Por Jesús Salamanca Alonso

Jesús Salamanca Alonso

Published

on

 

Con el apoyo de las feministas a Mónica Oltra queda demostrado el nivel de pensamiento y sentido común de los nuevos «bárbaros» de la política.

Nada de cacería política, ni de persecución ultra. La misma cantinela de siempre y los mismos mantras de la siniestra delirante. Veo que la indecencia no tiene límite: sabía que la vicepresidenta y la ministra de Igual-Da carecían de ética y de valores, pero dar la espalda a una víctima extremadamente vulnerable, menor para más «inri», retrata a ambas y a muchas otras «bocachanclas» que pierden la fuerza por la boca tras la bandera del barato feminismo. Entre ellas incluyo a todas esas que han tenido la indignidad de llamar «valiente» a Mónica Oltra, sin pararse a pensar en los daños directos y en los colaterales. Oltra ha dimitido siete minutos antes de que la echaran y ha salido de la rueda de prensa esputando culebras por la boca, sin que faltaran las pertinentes amenazas «Urbi et Orbe».

La mejor noticia del día ha sido el anuncio de la dimisión de la vicepresidenta del Ejecutivo valenciano, Mónica Oltra. Y lo ha hecho por la presión ejercida sobre ella por Ximo Puig. Oltra ha sido incapaz de proteger nada, ni siquiera a una indefensa menor de 14 años que, en su momento, sufrió el ultraje y reiterados abusos del exmarido de Oltra sin que ninguna «feminista de corral» saliera en defensa de la víctima. ¡Qué bajo han caído estás «personajas» que dicen ser feministas y defender a la mujer!

De las 13 rosas se han quedado en cinco cardos borriqueros (así reza el meme) y dos ya están imputadas por lo que no van a «SUMAR» para el proyecto fallido de Yolanda Díaz, comunista del niño Jesús, próxima a CC.OO. y vicepresidenta primera del Gobierno sociocomunista. Insisto en que Mónica Oltra no es la víctima. Su dimisión es consecuencia de su fracaso y de su irresponsabilidad, así como de sus reiteradas mentiras, además de la trama mafiosa que hilvanó con sus quince funcionarios babeantes. Prefirió proteger al agresor y no a la víctima.  Creía más importante su chapucera carrera política que la defensa de la verdad, la honradez y el sentido común.

Ximo Puig comete un error de bulto si no convoca elecciones antes de las vacaciones de verano. Las empresas demoscópicas demostrarán que los resultados del PSOE valenciano irán empeorando a medida que pase el tiempo. Si Oltra es declarada culpable –ella nunca reconoció la presunción de inocencia a Camps y a Rita Barbera, algo que tuvieron que demostrar los tribunales—la ciudadanía exigirá que reciba todo el peso de la Ley, incluso el cuidado cercano de las presas de Picassent. España entera ha celebrado su dimisión, pero no descarten las calles incendiadas el día que caiga Ximo Puig. Ya ha empezado a contar el inservible e irresponsable Compromís. Incluso, se la tienen jurada desde hoy: tic-tac, tic-tac…

Con el apoyo de las feministas a Mónica Oltra queda demostrado el nivel de pensamiento y sentido común de los nuevos «bárbaros» de la política. Ahora se entiende el odio de esta tropa hacia los hombres, viendo quiénes son sus parejas, «melocotones» y medias naranjas o barraganes. Nunca han conocido hombre que merezca la pena. No descarten que muchas de ellas procedan de la desestructuración familiar y hayan conocido el linchamiento diario de monstruos con nombre de hombre o de mujer.

Todas esas falsas lideresas que asoman su jeta por la política tienen más cara que un saco de perras. No les importa la igualdad, ni los abusos a menores tutelados. Simplemente representan el odio personificado y la maldad. ¿Dónde ha dejado esta gente ese «hermana, yo sí te creo»? No pueden seguir al frente de un ministerio o una institución ni un minuto más. Tendrán que explicar al Tribunal de Derechos Humanos de la Haya por qué dicen NO a la investigación de abusos a menores tutelados en Valencia y Baleares. Bruselas no va a cerrar los ojos a los ultrajes de la siniestra-cambalache, abusiva, irresponsable y desprestigiada.

Aún estoy por oír una palabra de cariño para la menor abusada. Tiene nombre y familia. Se llama Mayte y es importante que lo sepa toda la ciudadanía. ¿Ven ahora el tipo de feministas aborregadas que son? ¿Ven cómo carecen de valores, ética y sentido común? Son las mismas que llaman «valiente» a Oltra por dimitir, cuando deberían llamarla irresponsable o fascista.

¡Que era una niña, joder! Una niña de 14 años.  Los cuidados debe recibirlos la niña, Mayte, hoy mamá joven. ¿Qué tipo de madre puede ser la que felicita a Mónica Oltra por ser «valiente»? A quienes encubren abusos sexuales de niños o violaciones por ser personas de otra raza, hay que desearlos el mismo sufrimiento por el que atraviesan las víctimas. Son miserables cómplices. El daño que están haciendo a la mujer trabajadora, y a la igualdad en general, «personajas» como Ione Belarra, Isa Serra, Irene Montero o Mónica Oltra es brutal, preocupante y miserable. Cualquier mujer de bien debe estar aterrada con gente como esas incautas sin provecho.

Lo de apoyar a una señora imputada por delitos relacionados con abusos sexuales a un menor es propio de miserables, pero lo de pedir que se le agradezcan los servicios prestados es una degeneración de grueso calibre. Todos los políticos de la siniestra, y de la extrema izquierda que están mandando ánimos a Oltra, olvidan quién es la verdadera víctima: Teresa. Para ellos no existe.

Y si los tribunales declaran culpable a la ya exvicepresidenta, ya pueden buscar esas descarriadas una España más grande para correr porque en ésta no tendrán recorrido suficiente.

Continue Reading

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

«ARAVASYLESVOTAS»

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X