Connect with us

Sociedad

La falsedad de los “planes sociales” gratuitos

Avatar

Published

on

Usuarios de un comedor social.
¡Comparte esta publicación!

Gerard Bellalta.- En mitad de una clase en una Universidad, uno de los alumnos le preguntó al profesor:

– ¿Usted sabe cómo se capturan los jabalíes?

El profesor creyó que era una broma y esperaba una respuesta graciosa. Pero no, el joven respondió con seriedad con la siguiente disertación:

– Para capturar jabalíes primero se localiza un lugar en el monte al que los jabalíes suelen ir a revolcarse para desparasitarse o a comer. Allí se coloca diariamente un poco de maíz en el suelo.

Advertisement

Los jabalíes acudirán diariamente a comer el maíz “gratuito”. Y, cuando se acostumbren a venir diariamente, usted irá construyendo una cerca alrededor del lugar donde deposita el maíz.

La cerca la irá construyendo poco a poco. Al final, instalará una puerta que permanecerá abierta por la que entrarán y saldrán tranquilamente los animales para seguir comiendo “gratis”. Hasta que, un buen día, usted cerrará el portón cuando los jabalíes estén comiendo y capturará a toda la piara.

Usted habrá actuado sigilosamente paso a paso hasta que finalmente los jabalíes pierden su libertad. Los bichos correrán en círculos dentro de la cerca, pero ya están presos. Tan acostumbrados estarán a comer gratis el maíz, que se olvidarán de cazar por si mismos aceptando la esclavitud. Se mostrarán tan agradecidos con sus captores, generación tras generación, que incluso irán felices hasta el matadero sin tan siquiera saber que la mano que los alimenta es la misma que los mata.

Finalmente, el joven le dijo al profesor que eso era exactamente lo que él veía que sucedía en su país con su pueblo.

Los gobiernos populistas, en sus proyectos dictatoriales escondidos bajo el manto “democrático”, lanzan maíz gratuito durante el tiempo suficiente para alcanzar la mansedumbre sistemática de la masa.

Advertisement

Y, cada nuevo “Gobierno Salvador”, disfraza de “programas sociales” sus limosnas con el dinero que roba del bolsillo de los contribuyentes para realizar misiones, planes, indulgencias, leyes de “protección”, subsidios para cualquier cosa, programas de “bienestar social”, fiestas, ferias o festivales, pan y circo, transporte “gratis”, etc.

Felicidad que ofrecen los estafadores disfrazados de políticos a un pueblo preso, que acepta el maíz fácil y “gratuito”, mientras le roban la capacidad de ser crítico y libre para pensar, actuar y emprender.

Todos los “planes sociales”, toda esa maravillosa “ayuda” gubernamental, es un instrumento para oponerse a la prosperidad de los pueblos. Por lo tanto, quien a sabiendas de lo que sus promotores persiguen, no se opone con todas sus fuerzas denunciándolo públicamente, está contribuyendo tácitamente a que se siga celebrando el día de la matanza.

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Las leyes de “igualdad de género” y el feminismo MATAN

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

La directora del operativo en el que intentaron asesinar a Donald Trump no autorizó sobre la marcha el permiso de neutralizar al atacante, y las 3 agentes mujeres del Servicio Secreto fueron incapaces siquiera de cubrir al líder republicano en su huída y protección.

El Senado abrirá una investigación y casi con total seguridad tanto la Directora como las agentes citadas serán cesadas del cuerpo presidencial.

Permitidme insistir, pero esta imagen subraya las políticas de género:

Suenan los disparos.

Advertisement

Una agente del Servicio Secreto, instintivamente, se esconde detrás de Donald Trump.

Un agente varón, instintivamente, se abalanza sobre él para protegerle con su propio cuerpo.

La culpa no es de ella; la engañaron haciéndola pensar que era igual de buena para el puesto, pese a que las pruebas físicas y psíquicas fueron menores que con los hombres.

A trabajo físico y psíquico, igualdad de pruebas físicas y psíquicas.

La ideología de género es un atentado contra la igualdad, y debemos aplastarla.

Advertisement

– Alvise Pérez

Que quede clara una cosa: mientras uno de los espectadores, bombero, marido y padre, se arrojaba sobre los cuerpos de su familia para protegerla, la incalificable inútil del servicio secreto, que accedió por cuota de género, adoptaba la posición del caganer. Gracias a que, en lugar de hacer lo que sus compañeros hombres, que es proteger con su cuerpo el de Donald Trump, se apartó de la línea de fuego, el espectador que protegía a su familia murió. 

 

Pero eso sí, esa estúpida va a ser expulsada de manera deshonrosa del servicio secreto. De la misma manera que lo sería un hombre. ¿Justo, no, Montero? 

Advertisement
Continuar leyendo