Connect with us

Opinión

Volverá a reír la primavera. Por el General de División Juan Chicharro

Published

on

¡Comparte esta publicación!

[sc name=”li1″ ]Con estas palabras me despedía un buen periodista estadounidense/mejicano, director de un canal de youtube de los EEUU. No sé si lo hizo debido a la perspectiva que se tiene de España por aquellos lares en estos momentos o por el carácter pesimista que él vio en mi ánimo después de una larga intervención en su programa.

“Volverá a reír la primavera”, como de todos es sabido, es la frase que encabeza una de las estrofas del “ Cara al sol”, el himno falangista.

El “Cara al sol” se cantó por primera vez oficialmente el 2 de febrero de 1936 cuando ya en España se avecinaba la catástrofe de la inminente guerra civil. Sin duda un canto a la esperanza ante la España enferma que se debatía entre su esencia tradicional de siglos o la amenaza comunista en ciernes. Una amenaza muy real. Al estudiar los sucesos de aquellos días muchas veces se olvida el hecho de que apenas habían transcurrido veinte años de la revolución soviética y que la influencia que por aquel entonces tenía la internacional socialista/comunista en la política europea y española era muy fuerte, sin olvidarnos de la revolución de 1934 acaecida apenas año y medio antes.

Hoy, 80 años después, las circunstancias del ambiente de entonces no son las mismas y tampoco las de la sociedad española. Hoy, los asesinatos y el pistolerismo de los gangsters de ETA no está en las calles como lo estaban  hace apenas 20 años. Mi opinión es que sencillamente porque no les hace falta matar pues ya han conseguido casi todo lo que querían pero es cierto  que la violencia letal ciertamente no existe. En definitiva, la violencia hoy en España no es comparable a la de 1936 ni a la de los años 80, sin embargo no quiere decir esto que la situación de España no sea igual de inquietante que la de entonces respecto al destino que el futuro, o el ya presente, nos pone delante.

Se habla de la posibilidad de la ruptura de nuestra nación cuando lo que vemos no es una posibilidad sino una realidad manifiesta. España está ya rota. No formalmente en diferentes naciones, todavía, que es el objetivo final de este Gobierno socialista/comunista/ secesionista, pero sí desde la perspectiva de que los españoles no somos iguales para nada según donde uno viva. Ni en el proceso escolar, ni en el sanitario, ni siquiera ya en el administrativo o incluso jurídico. ¿ Acaso no estamos asistiendo en estos momentos, a propósito de la lucha contra la pandemia producida por el Covid 19,  al fracaso de un sistema autonómico convertido en un reino barato de taifas donde cada reyezuelo campa a sus anchas y donde los españoles estamos sometidos al capricho de cada uno de ellos? . ¿Donde está la unidad de la nación española de la que nos habla la historia y más recientemente la Constitución española ? Se lo diré : no existe. El único nexo común que compartimos hoy los españoles es la dictadura del Sr. Sánchez y sus acólitos comunistas. ¿ Acaso no tenemos muchos de nuestros derechos fundamentales cercenados por un Estado de Alarma dudosamente legal ? Si esto no es una dictadura que venga Dios y lo vea. Y claro está que también compartimos la indignidad que tenemos que soportar cuando vemos la desgraciada y cobarde política llevada a cabo en las negociaciones sobre Gibraltar. Y por ende compartimos una quiebra económica “in crescendo” pues una sociedad que tiene un 40% de su juventud en el paro, que vive ahora pendiente de los 140000 millones de euros de ayuda de la UE , que tiene una deuda pública muy superior a un PIB en caída continua no es otra cosa que eso : una sociedad en quiebra no sólo ya moral sino también económica. Una sociedad que, por asombroso que nos pueda parecer a algunos, sostiene a este Gobierno y permanece incólume ante la gravísima gestión que este ha hecho y hace de la crisis sanitaria provocada por el Covid 19. Al menos es lo que se deduce de todas las encuestas que por ahí aparecen un día sí y otro también.

“Volverá a reír la primavera” me decía mi amigo mejicano lleno de optimismo pero no atisbo a ver donde están las raíces de esos tallos verdes que dan lugar al brote de la luz que aquella requiere, aunque quiero creer que  están aletargados y que tendrán que despertar. Es algo que hemos visto recientemente cuando la borrasca Filomena nos ha azotado y hemos visto de repente aparecer numerosas asociaciones en la sociedad civil que unidas a organizaciones como Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Ejército, bomberos, …etc, al igual que las sanitarias en la lucha contra la pandemia, nos han demostrado que el pueblo sigue ahí, que no ha muerto. Aquí el mal está en el sistema político que dominan y controlan los partidos políticos, esas organizaciones que viven por y para ellos exclusivamente. Un sistema que nos ha llevado y nos lleva aún más a nuestra ruina como sociedad y como nación.

Sí, “ Volverá a reír la primavera” cuando seamos capaces como pueblo de desembarazarnos de toda esa caterva de parásitos que nos oprimen con su incompetencia y egoísmo de casta.

“Volverá a reír la primavera” cuando la representación popular fruto del sufragio universal se ajuste a la realidad social del pueblo y no a la del interés de los partidos políticos.

“Volverá a reír la primavera” cuando España vuelva a ser una en su diversidad y los actuales reinos de taifas hayan quedado olvidados en la historia.

“Volverá a reír la primavera” cuando desde el respeto a todas las creencias  religiosas España vuelva a ser la nación donde nuestras tradiciones cristianas sean respetadas y honradas.

“Volverá a reír la primavera “ cuando todas las acciones de gobierno tengan como norte el bienestar general de los españoles al amparo de una justicia social equitativa y distributiva.

“Volverá a reír la primavera” cuando España encuentre un destino común que nos una a los españoles y estos no se dejen llevar por las luchas tribales en las que se enzarzan políticos mediocres a la busca de su interés particular.

“Volverá a reír la primavera” cuando la verdad se imponga en nuestro legado cultural aceptando todos los errores cometidos en el pasado y España mire sólo hacia el futuro de nuestra nación con optimismo y esperanza.

Y termino no sin antes mencionar que antes de lanzar estas líneas a los aires le enseño lo escrito a un allegado, afín a mis ideas, en demanda de su opinión. Transcribo su respuesta y mi contestación:

—Vale, de acuerdo, pero estás pidiendo un imposible y es simplemente resucitar a Franco.

—No, le digo, no te equivoques. Sé muy bien que Franco murió hace 45 años pero las ideas que representó siguen absolutamente vigentes para mí, si bien, como es obvio, adaptadas a la sociedad cambiante del siglo XXI y siempre habrá alguien que más tarde o más temprano recoja ese legado y entonces, SÍ, “ VOLVERÁ A REÍR LA PRIMAVERA”.

Ingresó en la Escuela Naval Militar en 1969.

Ha participado en las siguientes operaciones: Campaña del Sáhara en 1975, En Nicaragua/Honduras en 1989 y en Bosnia Herzegovina en 1999.

Es General de División de Infantería de Marina y Diplomado de Estado Mayor del Ejercito de tierra.

Actualmente en la situación de reserva ha sido el Comandante General de la Infantería de Marina entre el 2006 y el 2011 y fue Ayudante de Campo de SM el Rey durante 4 años.

En la actualidad es Presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco.

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Guerra sin cuartel entre Podemos y Sumar. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

La guerra entre un sector de Podemos que ha disfrutado de la alfombra roja y el Movimiento Sumar, de Yolanda Díaz, no parece encontrar caminos de apaciguamiento. Hasta la señora Turrión, mamá de Pablo iglesias, ha salido en defensa de su barragana-nuera y de Hundidas Podemos. La señora citada ve en  Belarra la línea dura de Hundidas Podemos. Como abogada no traga a la Yoli, a quien no hace mucho calificó de «traidora». Como ven, corren aguas turbulentas y en diez días no veo tiempo suficiente para calmarlas. El caso es que nadie quiere ir en la misma lista que Belarra, Montero, Rodríguez PAM, Echenique, etc. En todas comunidades pretenden orillarlos y apartarlos de puestos de salida, de ahí que ya se conozca al grupo de indeseables bolivarianos como «comando mofetas»

A Yolanda le va a tocar dar la cara con prisas, pero sin pausas. Cuentan en el PSOE que tiene el encargo específico de Sánchez de cargar tintas contra los podemitas, que tanto daño han hecho al Gobierno y a la ciudadanía, así como «azotar» políticamente a Belarra y Montero por tierra, mar y aire. Un encargo semejante al que hizo a los socialistas madrileños contra la ínclita Díaz Ayuso quien, dicho sea de paso, acaba de perder un escaño en el recuento de extranjeros en favor de VOX, por lo que la mayoría absoluta solo está a dos escaños del límite. Desde mi punto de vista, Yolanda Díaz ha perdido mucho tiempo sin construir su proyecto. Dado que no es trabajadora y sí más bien vaga, como su propio equipo, puede acabar haciendo un pan como unas tortas, eso si no estalla una guerra de personalismos en el seno del Movimiento Nacional de Sumar. Toda la izquierda anda como loca buscando puertas giratorias para no perder los sustanciosos sueldos y prebendas varias que conlleva cada cargo. Vean el ejemplo del alcalde de Valladolid o de Belarra o de Ada Colau. En fin, como suele decirse en Castilla: «maricón» el último.

Ahora mismo, Hundidas Podemos está con las posaderas al aire y sus resultados del 28-M no le dejan margen para elegir. Lo que está claro es que la izquierda bolivariana ya ha fenecido, está enterrada y lo poco que se ve estará sometido a Yolanda Díaz sin tardar. Ahí tienen el ejemplo de Jesús Santos –antiguo recogedor nocturno de basura en Alcorcón y a quien Pablo Iglesias ascendió a barón regional—que no duda en pedir a Belarra, Montero y Rodríguez PAM que se hagan a un lado, como ha hecho el torpe Garzón, para facilitar la negociación. Tiembla solo de pensar que va a perder la mamandurria y tiene que volver a su camión de recogida de basura. Un traidor a la causa bolivariana que ahora defiende que «primero es el país y no los partidos». ¿Qué nos hemos perdido? Algo sin duda, pero lo que no hace es dimitir de Hundidas Podemos, poner sus cargos a disposición del partido y pasarse con todos sus ambages al Movimiento Nacional de Sumar. Sin duda, la señora Turrión ha demostrado más visión política que Podemos al completo y que sus dirigentes siempre dirigidos desde la sombra por el «macho alfalfa» y refrescador de jovencitas en los aseos.

Sumar, Podemos, Izquierda Unida, Equo, Compromís, En Común, Más País, Mareas… ¡Joder, qué tropa! Una jaula de grillos donde todos vociferan a la vez, carece de ideas claras y de proyectos, quieren protagonismo en su parcela y anhelan estar en puestos de salida. Nadie quiere perder el sueldo y las prebendas que conlleva estar en las instituciones; luego se tumban en la poltrona, como en la izquierda es habitual, pero solo lo hacen cuando tienen garantizado el momio. Si bien nunca trabajaron, ni aportaron nada a las arcas del Estado, han descubierto un nuevo camino para que el Estado cotice por ellos; cualquier día piden su funcionarización.

Diez días tienen para salvar la estrategia, si es que alguna vez la tuvieron, porque lo de Sánchez no es estrategia, sino estratagema, que no es lo mismo. Las listas ya van acompañadas de navajeo y por eso no avanza la negociación. Sabido es que la Ley de Régimen Electoral no es flexible: nada quiere saber de primarias directas, orden de prioridad, criterios para formar listados, distribución de candidatos por circunscripciones, etc. Yolanda se lo juega todo. Si su pérdida de prestigio ya está enfangada sobremanera, como no sepa montar el movimiento ya puede marcharse del panorama nacional. Ni en Galicia va a poder seguir haciendo daño junto a las «mareas» revueltas de comunismo trasnochado.

Estamos ante un Frente Popular a la izquierda del PSOE, destrozado por el felón Sánchez, desanimado por los resultados del 28-M, atorado por la corrupción y preocupado por los quince «diputeros» que han acabado de mutilar la casi nula credibilidad que tenía el asalvajado sanchismo, poco que ver con el socialismo de Felipe, Guerra, Rubalcaba, Redondo… Líderes que estaban a años luz del «guerracivilista» Rodríguez Zapatero y del «caudillo» de la formación mafiosa y sanchista, Pedro Sánchez, «doctor cum fraude».

Si la izquierda no va de la mano, sabrá lo que son las divisiones sucesivas de la Ley D’Hont y la penalización dura que hace a partir del tercer puesto, con la consiguiente inutilidad de miles de votos que acaban en el sumidero de la democracia. En la encuesta que acaba de publicar un medio escrito de tirada nacional, el PSOE se queda en 81 diputados y Sumar en 29. Al Partido Popular le dan 146 diputados y VOX obtendría 53. Todavía no han hablado ni Tezanos, ni su CIS, pero no tardarán en darnos cancha para mofarnos de sus curiosos cocinados.

En fin, en sucesivos días veremos cómo torea Yolanda Díaz, cómo insulta Pablo Iglesias y qué tipo de insensateces se le ocurren a Rodríguez Pam ya que otra cosa de provecho no sabe hacer.

La guerra sin cuartel entre Sumar y Hundidas Podemos ha estallado y hasta la señora Turrión ha entrado en escena. Se ha generado una tremenda división en la formación bolivariana y prochavista, más cerca de su enterramiento definitivo que de su imposible reconstrucción.

Hundidas Podemos tiene que dar aún muchas explicaciones de gastos absurdos, que suponen muchos millones, al igual que tiene que hacerlo el partido de los socialistas, «diputeros» incluidos.

Continuar leyendo

Opinión

Momento decisivo para Yolanda Díaz. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«Las presiones de Pablo Iglesias al Movimiento Sumar para que su barragana vaya de número dos por Madrid, no va a condicionar a Yolanda en su proyecto. A Murcia o nada»

 

Ya le gustaría a Yolanda Díaz tener un currículum como el de Yanis Varoufakis: economista, catedrático universitario, político, escritor y autor de varios libros de economía y política, además de líder del nuevo partido MeRA25. Toda una joya de la economía teórica y que llevados a la práctica sus conocimientos en Grecia condujeron al fracaso, al caos y finalmente a su dimisión del Gobierno de Alexis Tsipras, tras haber sido elegido consejero del Consejo de los Helenos.

El párrafo anterior es un dato a tener en cuenta para quienes no están familiarizados con el mundo de la política extranjera, ni de los personajes que han intentado enderezarla en Grecia, aunque hayan fracasado, caso de Yanis. Nada que ver esa trayectoria de formación y titulaciones del catedrático griego con la falsificación de estudios de Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda del Gobierno de extrema izquierda e izquierda extrema, conocido como socialcomunismo. Cuando accedió al Congreso de los Diputados, doña Yoli no dudó en presentar un currículum con numerosas falsificaciones de estudios que no había realizado y que, en dos casos, ni siquiera existían en las universidades españolas. Todavía pueden verlo en internet.

Ha llegado la hora decisiva de la vicepresidenta y ministra, veremos si su programa del Movimiento Sumar no trae atajos, falsedades, errores de bulto y trampas al más puro estilo comunista. Nuestra vicepresidenta se va a enfrentar a sus primeras elecciones generales como candidata y lo hace con un proyecto político sin rematar; el adelanto electoral le ha roto el calendario previsto tanto para el programa como para saber qué formaciones aglutinará el Movimiento Sumar. Veremos si, por primera vez, eso de sumar no acaba restando. Sin duda, al PSOE puede mermarle brutalmente los votos, incluso de su propia red clientelar alimentada en forma de chiringuitos y regando dinero público, que sería mucho más provechoso para los colectivos más vulnerables y para la investigación científica en su más amplio sentido.

El problema mayor que observo, entre los varios que saldrán estos días, es que afronta su primer proyecto de coalición con excesivos partidos o formaciones asalvajadas y con tintes antidemocráticos. A ello se une la radicalidad y el caos que suele acompañar a los pequeños partidos de la siniestra política española. «Espero que se estrellen antes de que sea una realidad ese nido de grillos, que solo buscan aposentar sus posaderas en alguna institución que les garantice un sueldo que, en la mayoría de los casos, no tuvieron hasta que descubrieron la política como activistas. Jamás habían trabajado, ni contribuido a las arcas del Estado», en palabras de Pedro Sánchez, prevaricador presidente del Gobierno socialcomunista.

Yolanda Díaz será líder de cartel y, a partir de ahí, no faltarán problemas de encaje en las listas, egoísmos descontrolados y afán de figurar. Bien es verdad que, si quieren fracasar cuanto antes, no hay mejor encaje que poner en las listas a Irene Montero, persona que genera un claro rechazo, desprecio e insultos por naturaleza tras su abandono a miles mujeres y menores, junto con la rebaja de penas a agresores sexuales y violadores, además de su machismo descontrolado, su hipocresía homofóbica y su carácter neurótico. Otra que haría perder votos a chorro sería Alejandra Jacinto, ridícula y degenerada exparlamentaria de la Asamblea de Madrid, cuyo monotema de Tomás Díaz acabó por asquear hasta a los disidentes de Hundidas Podemos y que ahora se verá en los tribunales, ya perdida su inmunidad parlamentaria, por calumnias y mentiras conscientes, dado que Tomás e Isabel fueron exculpados por la fiscalía española, la europea y los tribunales españoles.

Las bases del movimiento Sumar no ponen problemas a las formaciones que pretenden coserse dentro, con excepción de Hundidas Podemos. Pretenden desechar a quienes harán perder votos y confianza en sus listas. Belarra va a ir a Navarra para no hacer más daño en Madrid; de Irene Montero no quieren ni oír hablar, no la quieren en las listas: es una rémora, gafe, xenófoba, engreída, hipócrita y falsa para sus compañeros, además de acomplejada que usa mecanismos de compensación. Yolanda solo le ofrece ir cabeza de lista por Murcia o abandonar; Rodríguez PAM irá en las listas de Pontevedra o nada; Verstrynge, Echenique y demás «ganado» comunista, no lo quieren en el Movimiento Sumar. Sin duda es un buen filtro el que está haciendo Díaz, y lo está haciendo a tiempo, según me contaba esta misma mañana un fijo en las listas y cuya identidad no revelaremos para no dañarlo políticamente.

Los plazos mandan. El reto está ahí. Tan solo los problemas con Belarra se han apaciguado porque la navarra se ha humillado ante Yolanda Díaz, por ella y por su barragán. Ni oficio, ni beneficio, pero hay que vivir del erario público como sea. Esa estupidez que llaman Agenda 2030, y que exigía primarias abiertas a Yolanda, se ha callado como un muerto. No se atreve a abrir la boca. Peligra en exceso su sueldo, su poltrona y sus prebendas. Tan solo el momento de cerrar el proyecto político, concluir las listas y acordar el lugar y orden de los candidatos culminará el reto del que hablamos.

El PSOE podría no llegar a los 85 diputados. Dos encuestas dan una horquilla de 28-31 diputados al Movimiento Sumar, si llega a fraguar. Con resultados así pintarían bastos en la extrema izquierda y en la izquierda extrema, con lo que serían irreconciliables. A día de hoy, esa izquierda insultadora y vengativa con alta carga de odio se queda muy lejos de la derecha en intención de voto. A Sánchez le va a saltar otro asunto de prostitutas y diputados en plena campaña electoral y compra de votos que se ocultaron para sacarlos en otro momento. Lo que faltaba: Villén reconoció al juez que sí iban a prostíbulos en Andalucía, pero él solo fue diez veces. ¡Éramos pocos…! Y Tito Berni haciendo campaña para el okupa, Sánchez.

El hecho de que la izquierda –en su versión extrema, sectaria y reaccionaria– no toque poder ya es una ventaja para poner orden y soluciones en el país, además de eliminar toda legislación ideológica, sectaria y mugrienta que ha parido la siniestra en estos cuatro últimos años. Habrá que empezar por rescatar la malversación y la sedición para volver a plasmarlas en el Código Penal. Marruecos ya prepara y fleta cientos de pateras para hundir los proyectos de Pedro Sánchez, salvo que éste pague los compromisos contraídos tras la exposición del «Pegasus».

Las presiones de Pablo Iglesias al Movimiento Sumar para que su barragana vaya de número dos por Madrid, no van a condicionar a Yolanda en su proyecto que, dicho sea de paso, no quiere en él a la que vuelve a casa «sola y borracha».

Irene Montero ni a Murcia puede ir de cabeza de lista porque los murcianos contestan sin remilgos con eso de que «Irene Montero al estercolero», remedando lo que ella dijo en su día de Felipe VI: «¡Los Borbones a los tiburones!». Las cañas se han vuelto lanzas.

Continuar leyendo

Opinión

“En España empieza a amanecer” por Fátima Pellico

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Los comicios del domingo pasado han traído a la escena nacional un revés que el partido que detenta ostentosamente el poder y sus socios y amiguitos de sinvergonzonerías claramente no esperaban.

Para empezar, el mapa político se ha teñido de azul, que viene a traducirse en una aplastante victoria del Partido Popular, ése que salió del poder por una moción de censura del Psoe y adláteres por la corrupción que había entre sus filas, de la que precisamente se cumplen ahora cinco años.

En cinco años el Psoe y todo aquel que ha querido compartir letrina política con él ha protagonizado todo tipo de escándalos, corrupción, mentiras, calumnias, insultos y ataques físicos contra los adversarios políticos…En fin, que han dejado el país hecho un guiñapo en todos los sentidos. Cualquier país tercermundista a nuestro lado es el Edén.

Lo primero que hay que tener muy claro es que no se hubiera llegado a esta situacióin de haber hecho Mariano “Cobardiano” Rajoy lo que tenía que hacer, que era dimitir y que Soraya Sáenz de Santamaría ocupara su puesto y convocara elecciones anticipadas. Pero no, el excelso registrador de la propiedad, que desde luego de ejemplar presidente tuvo poco, no cedió porque él no había hecho nada malo. Y de esos polvos vinieron estos lodos, donde estamos todos metidos hasta las orejas.

Durante este tiempo hemos disfrutado hasta la náusea de todo lo peor que se podía imaginar, y no es cuestión de recordarlo dado que está muy cercano en el tiempo y no hay día que no salte otro escándalo.

Claramente estas elecciones se debían leer en clave nacional. España ha venido a decir algo así como “basta ya a la corrupción de los que encima no saben ni gestionar ni su propia casa”. No olvidemos a esa dirigente política que recibe el bono térmico porque no sabe el dinero que entra en su hogar. Y ahora que lo pienso, no sólo no dimitió, como había exigido a otro del PP, sino que sólo pidió disculpas, como si eso fuera el colmo de la honradez personal y política. En román paladino, “no dimito porque no quiero pero debo pedir la dimisión del otro porque para eso vivo del erario público y está en mis funciones”.

Y en clave nacional España no quiere malos gestores, ahítos de coca, putas y mariscos (con el dinero del pueblo, queridos niños), que tienen como socios a los bildutarras y a los independentistas catalanes y vascos que chantajean a diario al Ejecutivo y que ahora dicen sentirse usados por Pedro “Antonio” Sánchez. No se puede ser más despreciable que un independentista vasco o catalán (al menos hasta el momento, claro).

España también ha dejado claro que Vox no es ese monstruo asesino y sediento de sangre que la izquierda pretende pintar y al que apedrea siempre que puede. Ha logrado 1148 concejales más que 2019, lo que indica claramente que a España no se la amilana con calumnias ni injurias. La táctica izquierdista en general de intentar degradar y deshumanizar al oponente, cual buhonero de baja estofa, no funciona.

Ahora, ante unas generales en julio, mi pregunta es: siguiendo al ínclito Largo Caballero ¿piensan que “hay que apoderarse del poder político, pero la revolución se hace violentamente: luchando y no con discursos”?.

Miedo me da y no creo ser la única de lo que pueda pasar de aquí al 23 de Julio. Antonio ya ha demostrado no dar puntada sin hilo. Parafraseando a Infovlogger, ante la duda no cogeré transportes públicos.

“Alea iacta est”

Continuar leyendo

Opinión

Matonismo antidemocrático de Unidas Podemos. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

¡Comparte esta publicación!

 

Cuentan que, el día que comenzó la campaña electoral pasada, Miguel Ángel Rodríguez (M.A.R.) animó a   Isabel Díaz Ayuso con el grito de: «¡Arriba Isabel y a vencer, que en España empieza a amanecer!»

 

La campaña ha terminado. No tiene sentido que Belarra y la tal Jacinto sigan agarradas al trampantojo de Tomás Díaz como si fuera su banderín de enganche. Es el momento de acudir a los tribunales y poner en su sitio a «la niña de la curva», en palabras de Motos, y a la defenestrada de la Asamblea madrileña, Alejandra Jacinto. Una broma es una broma, pero clavar la purridera pentadiente al burdégano, no lo es.  ¡Ya está bien de matonismo comunista! Prueba de que la política que practican en Unidas Podemos no es acertada, se pone de manifiesto en que la ciudadanía rechaza esas formas inútiles y «guerracivilistas». ¿Resultado? Las representantes del cutre machismo de la formación comunista han quedado fuera de la Asamblea madrileña y de la Corporación municipal.

Toda la befa y ludibrio que Belarra ha puesto en el cartelón de Tomas debió aplicárselo cuando no dudó en derrochar dinero público en poner plantas inútiles en su despacho y gastar en lujos lo que mejor hubieran gastado colectivos más necesitados. Pero ya se sabe que la siniestra comunista mira para ella y nunca para la ciudadanía. Llegaron con pantalón vaquero y han acabado imitando a Chanel, a pesar de que la seda y la mona no encajan, ni cuadran, ni visten. Ahora, expulsados de las instituciones, tendrán que buscar «curro».  El Movimiento Sumar no los quiere cerca, ni en sus listas.

Veremos cómo encajan en el Movimiento Sumar, porque en las listas no quieren a la tropa de Irene Montero, Belarra, Verstrynge o Echenique. Yolanda Diaz entiende que son una rémora y recogerán el desprecio de organizaciones, formaciones y ciudadanos en general, incluso recibirán bloqueos durante la campaña y boicot a cada paso. El escrache era su estilo y ahora lo van a probar.

No podemos decir que esa es la gente que nos gobierna, pero sí que es la gente que ha estado inútilmente en el Gobierno. Entre el afán se asentarse Belarra en un despacho-selva; Irene Montero vestir de Chanel con la banda de la tarta y estrenar Falcon para perder el tiempo; Echenique defraudar a la Seguridad Social una y otra vez o huir despavorido de Espinosa de los Monteros y Verstrynge cantar eso de «¡Mañana España será republicana!», sin tono, ni acompasamiento, y mucho menos convencimiento, la fuerza se les ha ido por la boca y por los insultos. El matonismo y la inutilidad de su propia indigencia intelectual.

El casoplón lo dejamos para otro día, bien sea por la deuda contraída o por el afán de grupos okupas por allanarlo. Algo parecido habrá que hacer con el chalet de Cercedilla de la comunista baratera, Mónica García; otro casoplón que, mientras no entregue las llaves al ayuntamiento, no se puede hacer uso del terreno dotacional; debe ser que es más importante mantener ese casoplón ilegal que hacer el hospital proyectado desde hace año. Pero son comunistas y, como malos comunistas, prima lo particular, jamás lo colectivo. Es como el chiste del comunista y las dos vacas en propiedad.

La huida de Iglesias le ha convertido en Vallecas en un desprecio y en un mentiroso con traje-albarda durante su vicepresidencia, para escarnio y mofa de sus antiguos amigos y de su alumnado que ha puesto los pies en polvorosa. ¡Caramba con el cambio repentino de opinión!  Vuelvo a acordarme de Yolanda «Varoufakis» cuando pienso en Garzón, ese ministro vago, irresponsable y huidizo con afán de hacerse notar a toda costa, pero más ridículo que un patinete con luces antiniebla. De chuletón en chuletón y tiro porque me toca; los demás pueden comer alfalfa, gusaneo o vacas tudancas desechables. Lo de crear polémica para destacar ha sido su traje habitual, pero también ha sido quien ha ocupado el turno tonto del Consejo de ministros.

Yolanda Díaz llegó al Gobierno de Sánchez por nombramiento de Pablo Iglesias, a quien le debe todo, aunque ahora le traicione, como ha hecho siempre con quienes le han dado la espuela para subir. Y de eso sabe mucho Alberto Núñez Feijóo, como buen gallego que ha seguido la trayectoria política de la «sumatoria». ¿Apostamos a que Sumar no suma y sí Resta? Va dejando tirados a cuantos confían en ella, pero está ciega de egoísmo. Tanto dar largas a su Sumar, ha llegado el momento de su Movimiento y, con la confluencia de mareas, grupos, grupitos, grupúsculos, gallinas, conejos y patitos van a crear un caos propio de una república. Sépase que, en mi diccionario particular, como en el de la RAE hasta hace unos años, la acepción «república» es sinónima de caos, desorganización, desconcierto y desorientación.

Con el mencionado conglomerado de desnortados comunistas de agrio catálogo agrietado, no han dudado en levantar la lona contra el hermano de Ayuso con las falsedades que el ruin y traidor, Pablo Casado, lanzó en COPE para salvar su pellejo, pero le salió rana y la presidenta le puso firme y en primer tiempo de saludo. Pensaba que iba a ser un camino de rosas, pero su andadura breve se convirtió en espinosa. Ione Belarra y Alejandra Jacinto se han mojado, por eso ahora tendrán que asumir responsabilidades sobre calumnias, a sabiendas de que los tribunales habían eximido a Tomás y a su hermana de todo tipo de responsabilidad. Los podemitas acabarán por destrozar el Movimiento de Yolanda Díaz. Todos reniegan de aglutinar tanta porquería política en sus filas.

Para quien no lo sepa, a Belarra se le ha olvidado pedir el dinero de los ERE de sus socios de Gobierno para devolverlo. Y de paso, que acuda a Villén y a la FAFFE a ver cuánto dinero falta y cuánto se han gastado en coca, orgías, prostitutas y lupanares más la compra de votos de los últimos días y de los meses en que venía fraguándose el tema. Hay varias poblaciones cuya compra de votos y otras fechorías se guardan para la campaña de las generales y para acabar de destrozar el «sanchismo».  

La hostilidad contra Díaz Ayuso no es casual. Pedro Sánchez incentivó a los podemitas para destrozar a la presidenta y a su hermano, pero se atravesó en el camino el fiscal general del Estado y la fiscal de la UE, que representaba a España. Todo el gozo de Sánchez en un pozo. La maldad de Sánchez, que es mucha y muy retorcida, fue pedir a todos los «frankenstein» que le ayudaran a destrozar a Isabel Díaz Ayuso ¿Qué carajos pinta ahí el cartelón de Tomás y para qué? Pues para hacer daño a Isabel, nada más. El machismo de Sánchez no soporta que una mujer le doble el brazo y encima le mande a casa con el rabo entre las piernas.

Esa lona es una borregada. La envidia y el odio atenazan a ‘Hundidas’ Podemos y en particular a la «rana» Belarra. Como haya algún ataque a Tomás apuntaremos con el dedo a Sánchez y si parten la cara a Sánchez, lo tendrá muy merecido y lo aplaudiremos. Con Belarra haremos lo mismo. Veremos cómo responde ésta cuando escrachen su domicilio, que no se va a librar, o a ella por la calle o a su familia. Donde las dan las toman. Quien siembra vientos recoge empestades. Quien a hierro mata a hierro muere. Talión no era tonto y sabía aplicar aquello de «do ut des», pero a lo bestia.

¿Y la lona de Mónica García por plantar su chalet ilegal en terreno dotacional, impidiendo la construcción del hospital de Cerdedilla? Bien, pues le ha faltado tiempo para insultar al periodista y llamarlo «sinvergüenza» por recordárselo y preguntarlo en público. ¿Acaso la sinvergüenza y fraudulenta no es ella? Recuerden que, si no actúa la Intervención de la Asamblea de Madrid, esa tiparraca se queda con trece mil euros del ala. Y decía que no sabía que se lo habían ingresado. Pues como el boicot al Zendal.

Por eso, el día que comenzó la campaña electoral pasada, Miguel Ángel Rodríguez (M.A.R.) recibió a Isabel Díaz Ayuso con el aliento de: «¡Arriba Isabel y a vencer, que en España empieza a amanecer!»

Continuar leyendo

Copyright © 2023 all rights reserved alertanacional.es. CONTACTO: correo@alertanacional.es