Connect with us

Sucesos

Una mujer dispara a un atacante y evita una masacre en una fiesta de graduación en Virginia Occidental

Published

on

‘ENCARÓ LA AMENAZA Y SALVÓ VARIAS VIDAS’

Si el presidente Biden y todo el operativo demócrata ha tratado de convertir la espantosa tragedia de Uvalde, en Texas, en un argumento electoralista de cara a las elecciones de medio mandato, responsabilizando de la masacre a la Segunda Enmienda (el derecho a portar armas), ignorando cualquier otro factor, no puede decirse que le esté saliendo demasiado bien.

Primero se ha ido sabiendo, como ya hemos informado, que la Policía tardó casi una hora en entrar en el colegio para detener al asesino mientras perpetraba la matanza e incluso detuvo a los padres que acudieron a salvar a sus hijos. Y ahora, solo unos días después, una mujer en Virginia Occidental evitó una baño de sangre similar al detener con su arma a un perturbado con un AR-15 que estaba a punto de matar a decenas de personas en una fiesta de graduación. Sin esperar a la policía, esta vez.

Así lo explicaba el jefe del Departamento de Policía de Charleston, Tony Hazelett, en la cadena local WCHSTV: «En lugar de huir del peligro, encaró la amenaza y salvó varias vidas anoche».

Todo empezó cuando Dennis Butler, de 37 años, se enfureció con un grupo de personas que organizaban una fiesta de graduación y le dijeron que redujera la velocidad en un complejo de apartamentos en Charleston. Volvió media hora más tarde, aparcó el coche y, desde el asiento trasero, disparó hacia el grupo de unas cuarenta personas su AR-15, el mismo tipo de rifle automático que se ha usado en masacres como la de Texas.

Pero en el grupo en cuestión había una mujer que llevaba un arma oculta y no dudó en sacarla y responder al fuego, hiriendo fatalmente a Bulter con fuego directo, hiriéndolo fatalmente. «Era una fiesta de graduación, una fiesta con niños, unida a una fiesta de cumpleaños”, señaló el jefe Hazelett, convencido de que, sin la rápida intervención de la mujer, se hubiera producido una matanza.

Gracias a esta ciudadana, sin antecedentes penales y con permiso para llevar un arma oculta, el único herido en esta ocasión fue el potencial asesino.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sucesos

Las noticias de verdad, 31 de Enero de 2023. Por Alvise Pérez

Published

on

Las noticias de verdad:

1. Feijóo ofrece en privado a Cayetana Álvarez de Toledo volver al Grupo Parlamentario Nacional: el líder del PP le ofrece reconstruir electoralmente el discurso duro del partido para arrastrar votantes de VOX.

2. Continúa la crisis de la mafia mediática: La plantilla de la Agencia EFE amenaza con huelgas en una crisis del sector que genera incumplimientos de convenio y conflictos laborales en la mayor agencia de medios del país. PRISA, a su vez, estudia ampliación de capital en plena guerra interna.

3. . Ninguno de los 109 diputados del Parlamento andaluz devolverá las dietas cobradas en el mes inhábil de Agosto, incluido VOX y PP. Ambas formaciones tampoco devolverán las dietas de Agosto cobradas por sus diputados nacionales en mes inhábil, ni devolverán los nuevos Iphones recibidos en el Parlamento que tanto criticaban.

4. TVE dio 250.000 euros a Incís Film; la productora condenada por violar la Ley Electoral y ser instrumento separatista que ensalzaba a Junqueras y a los presos del golpe de Estado.

5. La Policía Nacional investiga a Alvise Pérez por revelación de secretos; fuentes de la Dirección Adjunta Operativa de la que depende la Unidad de Asuntos Internos reconocen que existe una investigación contra el influencer político para intentar captar sus fuentes en Policía, Guardia Civil, Ejército e Inteligencia.

 

Especial Justicia:

🔴 Tras 12 años en silencio, el nuevo Tribunal Constitucional del PSOE ha tardado 5 días en darle la razón a la Ley del Aborto del PSOE.

El Partido Popular ha tirado 12 años de mayoría, y Sánchez lo ha resuelto en menos de una semana.

Conclusiones:

1. La Justicia no existe; sólo poder entre partidos políticos.

2. Por lo tanto; sin contrapoderes, no existe democracia en España. Mayor acción fuera de los márgenes de la Ley contra esta dictadura partitocrática tiene legitimación moral.

3. Votar al Partido Popular es un acto moralmente criminal, gobiernen quienes gobiernen la estructura de poder detrás de dichas siglas.

Continue Reading

Sucesos

Las Noticias de Verdad, por Alvise Pérez

Published

on

Las noticias de verdad:

1. 24 magrebíes detenidos en España durante el fin de semana: Agresiones sexuales, violaciones, asesinatos y robos son los delitos causados por todo el país. El último, un grupo de magrebíes apuñalando ayer sábado a un joven para robarle una chaqueta de chándal del Manresa, y otro apuñalamiento en Terrassa por tres extranjeros en la carretera de Montcada número 604.

2. La CNP y Guardia Civil también acaban de detener en Barcelona a un hombre de nacionalidad española y origen marroquí que contactó con grupos yihadistas y buscaba tutoriales para matar y atentar en España.

3. La Guardia Civil descubrió la trama de corrupción en el PSOE valenciano gracias a la denuncia que entregamos y las fotos que recibió de los cabecillas comiendo juntos: un diputado del PSOE (Vicent Sarriá) comió con los cabecillas que pagaban mordidas en Valencia, y días después recibió sobornos en efectivo de hasta 120.000€.

4. Casi 300 beneficiados después por la Ley ‘Solo sí es sí’, el Gobierno anuncia que la reformará, lo que, según el Supremo, no servirá para nada: “Una reforma no paralizará las excarcelaciones porque hemos de aplicar la legislación más favorable, ahora y en el futuro”.

5. Eduardo Inda mantiene a su pareja Estefanía Cantos pese a su detención por la Policía Nacional por malos tratos a sus hijos y la okupación ilegal de un chalet en La Moraleja. Hoy han comido juntos en el lujoso Flanigan, Puerto Portals, pese a que esta semana ella fuera desalojada por okupar ilegalmente sin pagar durante más de 6 meses.

6. La Jefatura Superior de Madrid vigilará desde esta semana, también con motos y Caballería, la zona de Casa de Campo: el auge de atracos de menores que llegan de otros barrios de Madrid rompe récords de criminalidad.

7. Sánchez estudia una inédita coalición con Feijóo en caso de perder la mayoría. El gallego, a su vez, pedirá la abstención al PSOE para no tener que gobernar con VOX en caso de necesidad.

Continue Reading

Sucesos

Un soldado del Ejército del Aire persigue y retiene a un delincuente que había robado a una mujer en Madrid.

Published

on

El soldado Ricardo Márquez Romero, destinado en el Grupo de Apoyo de la Agrupación del Cuartel General del Ejército del Aire y del Espacio, ha evitado el robo de las pertenencias de una mujer.

La intervención del militar se produjo el pasado 16 de diciembre sobre las 21:00 horas en las inmediaciones del cuartel cuando tras advertir que se había producido un robo y que el presunto ladrón se daba a la fuga a la carrera, el soldado Márquez siguió tras él logrando retenerlo hasta la llegada de una patrulla de la Policía Nacional.

Posteriormente, percatándose del estado de nervios de la mujer, la acompañó a dependencias policiales con el fin de ayudarle a interponer la correspondiente denuncia.

Continue Reading

Sucesos

Ante los atentados terroristas islámicos, la mamporrería mediática reacciona: «¡El peligro es la islamofobia!»

Published

on

«El peligro es la islamofobia»: así actúan los negacionistas del terrorismo islámico

Son más peligrosos quienes advierten del terrorismo islamista que los yihadistas que pasean machetes por España. Es peor caer en la islamofobia que entrar en una iglesia a matar curas a sangre fría. Sólo así es posible que el asesinato de un sacristán en Algeciras no suscite tanta indignación como la posibilidad de criminalizar a los musulmanes, esto es, revelar la nacionalidad y religión del criminal. Contar la verdad es delito de odio.

Porque, que maten al grito de «Alá es grande», ¿acaso demuestra que el terrorismo islámico tenga algo que ver con el islam? Relacionar ambos fenómenos está fuera de lugar, es racismo. Esos crímenes deben ser cosa de lobos solitarios que, vaya coincidencia, siempre actúan bajo el mismo patrón: matando al infiel. En Europa, a cristianos. 

A ese empeño, el de distorsionar la realidad, se entrega con entusiasmo la gigantesca brigada propagandística comprada por el poder repitiendo consignas que hablan de ‘stop islamofobia’, discursos de odio y otros tópicos de pegatina. Se trata de ir siempre al ataque, de no retroceder ni un centímetro incluso cuando los hechos contradicen su narrativa.

Claro que esto ya lo hemos visto antes. El manifiesto del movimiento 8-M en 2021, lejos de pedir perdón por salir a la calle el año anterior cuando el virus chino campaba a sus anchas, dio la vuelta a la película: «El feminismo es la cura: contágiate y propágalo. Vacúnate contra el machismo».

La repetición sistemática de mantras propicia que el bien y el mal dejen de ser conceptos objetivos, de modo que a un mismo hecho se le aplica un rasero diferente dependiendo de quien lo cometa. Así, la violencia islamista no tiene nada que ver con el islam, pero si un hombre mata a su mujer entonces es violencia con apellido, violencia machista. Las condenas públicas, minutos de silencio, alertas en medios, campañas de acoso a la justicia, pactos de Estado, leyes de género y hasta un ministerio con casi 600 millones de euros de presupuesto son las divisiones acorazadas que imponen el discurso único y amenazan al disidente. Cuestionar este tinglado es negacionismo.

La presión es tal que ha logrado colonizar a la oposición, ya indistinguible en términos ideológicos y semánticos del Gobierno. Si Sánchez se refirió a la víctima como «el sacristán fallecido en el terrible ataque de Algeciras», Feijóo habló de «ataques cometidos esta tarde en Algeciras». Ataques, obsérvese qué coincidencia, como eufemismo para evitar palabras clave como marroquí, inmigrante ilegal, terrorismo islamista, islam o yihadismo.

Lo mismo sucede en los medios de comunicación e incluso en los de la Iglesia. La mañana del jueves fue frenética y en COPE, donde ya criticaron medidas provida, Carlos Herrera trazaba las líneas rojas: «Marruecos es un aliado contra el yihadismo y los musulmanes no yihadistas son las primeras víctimas del yihadismo». Naturalmente que sí, si alguien tiene derecho a quejarse son ellos, los musulmanes, las verdaderas víctimas cuando los cristianos son pasados a cuchillo.

Como es habitual, la Conferencia Episcopal –su reino sí es de este mundo– no se ha salido del guion. Su secretario general y portavoz, César García Magán, ha dicho que «no podemos caer en provocaciones, no podemos echar leña al fuego, no podemos caer en demagogias y no podemos identificar el terrorismo con ninguna religión ni con ninguna fe». Estas palabras han merecido el aplauso de Ferreras, el monaguillo laico que nos hemos dado: «Qué bien ha reaccionado la conferencia episcopal». 

Telecinco entrevistó a un vecino de Algeciras que presenció el atentado. «No podemos mirar a otro lado y ser políticamente correctos con estas cosas, es que nos viene una tormenta gorda». Sus declaraciones incomodaron a Ana Rosa, que se desmarcó rápido: «Habría que pedir a las comunidades, a los políticos, que no alteren, que no provoquen con sus declaraciones enfrentamientos que no existen en este momento en la población». A su lado, un tertuliano remataba: «Todas las reacciones han sido las adecuadas excepto la del presidente de VOX».

Con el periodismo español no conviene usar la expresión no se puede caer más bajo. Susana Griso le soltó al párroco de la iglesia de nuestra Señora de la Palma, que acababa de salvar la vida de milagro, si quería «aprovechar para pedir a sus feligreses que no ataquen a personas creyentes de otra religión».

Por si escaseara la basura en Atresmedia, La Sexta se animó (¿quién dijo miedo?) a hacer un reportaje titulado «los cristianos también han matado en nombre de la religión: ¿cuáles han sido los casos más recientes?». En él, incluían a Anders Breivik, que asesinó a 77 personas en Noruega en 2011. Un pequeño detalle: Breivik no es católico, ni siquiera cristiano.

No podemos decir, de momento, que el martirio de Diego Valencia haya cambiado nuestro mundo. Será difícil con unas élites –las occidentales– que no mueven un dedo ante la sangre derramada por cristianos, ya sea en Oriente u Occidente. A quienes sí rechistan, sin embargo, son a Hungría y Polonia cuando reivindican las raíces cristianas de Europa. Aquí se retrata el burócrata, que prefiere talleres de iniciación sexual para nuestros hijos en los colegios antes que una secretaría de Estado –como tiene Hungría con Tristan Azbej– dedicada a ayudar a los cristianos perseguidos. 

Desconocemos si a estas horas del sábado podemos confirmar ya que se trata de un atentado yihadista, no convendría precipitarnos por más que el asesino gritara «Alá es grande» cuando hundió su machete en el cuerpo del sacristán gaditano.

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X