La guerra de Ucrania que se iba a resolver en 72 horas se dirige el 16 de octubre, tras 235 días, camino de superar el año. Los indicios que parece indicaban que los hados eran favorables a las hipótesis de Putin no se han cumplido.

La 1ª Guerra del Golfo en 1991 desatada por la invasion de Kuwait por Irak, con Resolución de ONU y demostración de capacidades militares sobre Irak, quedaba la Coalición (aprox. 60 países) detenida por voluntad propia en la frontera de Irak.

En 1999 la OTAN bombardeaba, sin resolución inicial de ONU y durante mas de 70 días, tanto Kosovo como Serbia. Terminaron los bombardeos aéreos con aviones y misiles cuando se alcanzaron el Acuerdo con Serbia/Antigua Yugoslavia y Memorandum (MOU) con el UÇK/albano-kosovar.

Entraban las fuerzas OTAN en Kosovo y Putin, tradicional aliado de Serbia, lanzaba sus paracaidistas en una acción audaz por tierra sobre el aeropuerto de Pristina (Kosovo/Antigua Yugoslavia). El entonces Mando Aliado Supremo en Europa (SACEUR) General Clark (USA) ordenaba al Mando de la Fuerza (COMKFOR), Michael Jackson (UK) expulsarlos por la fuerza a lo que este se negaba para evitar un conflicto y así fué como se fueron a una zona que se les asignó en la carretera entre Pristina y Peç.

En marzo de 2003, tras mas de 10 años de embargo por ONU y establecimiento de una NFZ y tras bombardeos con armas químicas de civiles kurdos,  se desencadenaba la 2ª Guerra del Golfo, en ella, de la Coalición de mas de 60 países (incluidos mas de 10 musulmanes) se autoexcluían Francia y Alemania que junto a Rusia creando una fractura que  abría una ventana de esperanza a Sadam H. que no rectificaba.

Estas imágenes quedaban guardadas en la mente de Putin. Y en febrero 2014 decidía invadir Ucrania ocupando la península de Crimea y facilitando a través de sus agentes la secesión en el Donbass y ello a pesar de los acuerdos de no agresión entre Rusia y Ucrania de 1991,1994 (desnuclearización con compromiso británico estadounidense de defensa de Ucrania) y los dos de amistad y acuerdo de fuerzas y bases de 1997. Las protestas y sanciones fueron mínimas y con el apoyo de dirigentes politicos alemanes se apoyaba el nuevo gasoducto para exportar, iniciando las obras en 2018.

Y así, valoradas como aceptables las consecuencias de su invasión, el presidente Putin se animó, ademas de llevar a cabo referendums para incorporar el Donbass, a construir el puente sobre el Estrecho de Kerch controlando este y dificultando la importante actividad de los puertos ucranianos de Berdiansk y Mariupol para la exportación de grano y mineral. El nivel de protestas y sanciones y despliegues tampoco impresionaron a Putin que mantenía una delegación rusa en OTAN y acogía una OTAN en Moscú desde 1998 hasta 2021.

Putin predicaba un nacionalismo y unos principios de moralidad cristiana  ortodoxa contrarios a doctrinas que se iban imponiendo en Occidente tales como aborto, la eutanasia, el transgénero,…Pero no admitía oponentes en la política, en la prensa o en la economía y enviada sus sicarios a acabar con ellos.

La llegada del presidente Biden y la retirada de Afganistan, a punto de convertirse en huida, le mandaban un nuevo mensaje de debilidad moral y material de Occidente.

En Febrero de 2022 Putin “se venía arriba” y lanzaba su invasión de Ucrania anunciándola a los 4 vientos.

Su estrategia inicial era el empleo de una fuerza abrumadora en personal (200.000 h) y material (+ de 3.000 CC) atacando sobre 4 frentes con métodos de la guerra fría, procedentes de la Guerra Relámpago alemana de la 2ª Guerra Mundial con decenas de miles de Carros de Combate (CC/ tanques) y asalto aéreo sobre el aeropuerto de la capital.

A las 72 horas, cuando la agencia  Novosti publicaba que Ucrania ya no existía, que era lo previsto tras la toma del gobierno y la capital, las noticias del frente decían a Putin que había perdido la iniciativa y había fracasado frente a Kiev, a pesar de emplear sus mejores unidades Aerotransportadas y Acorazadas de la Guardia y con material moderno y entonces Putin empezaba a amenazar con el arma nuclear.

La aviación rusa, con su posibilidad de ataque al suelo imprescindible en aquella guerra relámpago de 1939, no aparecía, al parecer por carecer de bombas guiadas y el temor a la artillería antiaérea ucraniana y no lograba la superioridad y menos la supremacía que se habían conseguido en las Guerras del Golfo.

Se había producido una sorpresa tanto en el campo occidental como en el de Putin Ucrania había resistido la embestida de la 3ª potencia militar mundial con apoyos de armas colectivas ligeras contracarro (C/C) tipo  Javelin y misiles superficie aire (SAM) tipo Stinger y con un apoyo clave de USA en (C4I) Mando, Control Comunicaciones, Cyber e Inteligencia que permitieron al mando ucraniano planear sobre datos concretos y manteniendo comunicaciones satélites a pesar de los ataques tanto a los repetidores como a las redes internet.

Polonia, con el despliegue de EEUU, iniciado por Trump, resultaba la tierra de acogida de millones de refugiados ucranianos, los países bálticos también veían con temor la invasion, y Finlandia y Suecia, muy conocedores del oso, se pasaban a la OTAN. Los “grandes” europeos Francia y Alemania abogaban por regalar Crimea a Putin y “no se hable mas”. ¿Hubiera regalado Francia Alsacia y Lorena o Alemania la Baviera?

Putin que perdía la iniciativa con decenas de miles de bajas de soldados, mil CC y más de 10 generales cambiaba su estrategia y pasaba a la 1ª Guerra Mundial con empleo de masas de artillería sobre las ciudades. Con falta de alcance para una contrabatería, los ucranianos aguantaban heroicamente hasta que Biden se despertaba y entonces empezaban a llegar materiales pesados de artillería remolcada pero también MLRS e HIMARS. Con un cierto cuentagotas llegaba la munición procedente de las reservas de los propios ejércitos, que a excepción del de EEUU, estaban por debajo de las reservas de guerra necesarias para cada arma. Esta falta sirvió de lección para algunos países y debiera servir para todos los que quieran la paz y no la esclavitud. Los demás países, con algunas excepciones, aumentaban sus apoyos a Ucrania siguiendo a EEUU.

La guerra continúa y la perdida de la iniciativa en los frentes Norte Este y Sur han llevado a Putin a decretar una movilización de 300.000 hombres que ha provocado la salida del país de otros cientos de miles. Por otra parte los movilizados, en una semana y apenas vestidos y con armamento individual, pero sin instrucción, han sido enviados al frente donde ya algunos han sido capturados y otros han muerto.

Putin de nuevo contra las cuerdas, con más de 63.000 bajas humanas, 2,500 CC y 5.000 vehículos blindados perdidos, 265 aviones y 235 helicópteros derribados y el ataque a su puente de Kerch ha vuelto a perder la iniciativa y la ha pretendido recuperar mediante ataques a población civil e infraestructuras, con drones iraníes recién adquiridos y con misiles tierra aire o antibuque reconvertidos a tierra-tierra (SSM). Esta transformación es un  indicativo de que sus reservas no están muy boyantes. Según El Pentágono en los primeros 11 días de la invasion Rusia lanzó 600 misiles. A principios de agosto Rusia habría lanzado 3650 misiles, que en la actualidad podrían llegar a 4.200, de diferentes gamas y desde diferentes plataformas, terrestres navales y aéreas. O. Danilo Secretario nacional de Defensa y seguridad Ucrania decía recientemente que Rusia habría usado 2/3 de los misiles de alta-precision que tenía el 24 de Febrero.

Sus carros T62 están siendo modernizados para mantener la masa acorazada (13.200 CC en 2021)  y para aprovechar la munición de diferente calibre de sus polvorines.

Y finalmente de nuevo la amenaza nuclear táctica. Esta amenaza procedente de la guerra fría para hacer frente a las masas de carros soviéticos, consideraba un objetivo táctico una compañía, una infraestructura o una población con el ánimo de destruir o negar un espacio. Los Pershing, Lance, Pluton, Hades, … son de aquella época y pronto fueron desechados como estrategia pues terminaba en una escalada nuclear estratégica. No obstante se planearon y existen respuestas de destrucción convencional y de respuesta nuclear con destrucción o con demostración en zonas apartadas.

Por otra parte aparecieron las nucleares sucias como amenaza terrorista o proxy, que Ucrania con sus científicos no tendría dificultad en preparar.

Es un riesgo a considerar pero, creo que  aunque es Putin y su cadena de decisión quienes pueden ordenar, hay menos probabilidad de empleo nuclear que convencional. Putin continua con su guerra de propaganda, muy bien acogida por conspiranoicos, que le ayuda a ganar tiempo esperando que los débiles occidentales se dividan y empujen a Zelensky a ceder.

Por parte occidental se dan pasos para ir respondiendo a las diferentes acciones de Putin. La acción con respecto al último ataque, es el refuerzo de la defensa antiaérea frente a drones y misiles rusos. El tiempo de ceder tierra de Ucrania ha dejado paso al de ceder armamento para Ucrania en una carrera en la que EEUU está a la cabeza con 23 billones (1.000.000.000.000) de dólares frente a 21,7 de la EU con Francia, Alemania, Turquía,… pero donde hay que considerar que el PIB per capita de EEUU casi duplica al de la union Europea. Los compromisos de abastecimiento ya se extienden  sobre 3 años

Rusia seguirá tratando de recomponer sus arsenales y reconstituir unidades. De momento, aunque el elemento humano sigue siendo considerado carne de cañón, sus unidades no están preparadas ni equipadas para una guerra nuclear y moralmente están muy por debajo de las ucranianas.

Mientras, las sanciones van haciendo efecto en los materiales militares y también en la economía donde los países europeos acumularon gas hasta el 88,4% a 1 de Octubre y petróleo. Rusia cortó el gas pasando de 170 millones de m3/día en mayo, a 33 millones a finales de julio y luego  a 0.

Durante varios meses Rusia ha quemado gas a razón de 4,5 millones m3/día habiéndose hundido los últimos 8 meses la producción un 37,5%. El principal gasoducto con China no está conectado con los campos de producción y el nuevo aun no ha recibido el OK chino.

Ahora Putin ofrece gas a Europa a través del gasoducto, al parecer “arreglado a cuenta suya”.

El petróleo ruso, embargado a partir de diciembre, ha hecho que se produzca acumulación en Europa pero China e India no podrán absorber los excesos del no suministro a Europa. La caída de exportaciones de 2 millones de barriles diarios tendrá como consecuencia el cierre de pozos y un surplus para el refinado y al final unas perdidas de hasta 3.000.000.000.000 billones de rublos.

La economía vemos que tampoco sonríe a Putin responsable de más de 100.000 bajas entre las fuerzas militares rusas y ucranianas, ademas de los crímenes de guerra de todo tipo sobre personal e infraestructura civil.

El descontento interior y las detenciones, asesinatos de “opositores”,… pueden parar la marea temporalmente pero esta terminará por llevarse puesto a Putin con un daño enorme para la Federación Rusa.

En la 1ª GM cayeron los imperios austrohúngaro y otomano, la 2ª GM terminó con el imperio británico y las colonias africanas francesas y esta guerra va a descomponer la federación rusa con independencia de repúblicas asiáticas controladas por Moscú.