Connect with us

Opinión

Margarita Robles, Zaida Cantera y Teresa Franco. El peligroso triángulo del femi-nazismo radical bífido en las Fuerzas Armadas de España.

Published

on

“El día 11 de abril de 2018, el Grupo Parlamentario Socialista, encabezado por su portavoz, Margarita Robles, mantuvo una reunión en el Congreso con la cabo y secretaria de Igualdad de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), Teresa Franco, contra la que el Ejército del Aire ha abierto un expediente de expulsión.

En esta reunión, a la que también asistieron la portavoz socialista de Defensa, Zaida Cantera, la portavoz de Igualdad, Ángeles Álvarez, la portavoz adjunta de Defensa, Miriam Alconchel, la secretaria primera de Defensa, Esther Peña y Lidia Guinart, vocal de Igualdad, así como representantes de Podemos y Ciudadanos, los parlamentarios mostraron su apoyo a la militar y le han trasladado su disposición para ayudarla desde el punto de vista parlamentario en este proceso.

El Grupo Socialista defendió la labor de Franco en su lucha por los derechos sociales de los militares y, en especial, por la búsqueda de la igualdad en las Fuerzas Armadas, y ha denunciado que ello le haya costado ser expedientada tras denunciar por acoso a su superior.” (https://www.psoe.es/search/tags/zaida-cantera/)

En la reunión también participaron por parte de Unidos Podemos su portavoz, Irene Montero, y los diputados Miguel Ángel Bustamante, Tania Sánchez y Carmen Valido. Mientras, la representación de Ciudadanos corrió a cargo de su portavoz de defensa, Javier Cano, y la diputada naranja Melisa Rodríguez.

El caso es que en aquellos días de «gloria», aunque más bien de infamia, la cabo obtuvo el apoyo explícito y activo de las otras dos comadres: Robles y Cantera; por si no lo saben la historia de esta última es idéntica a la de la cabo, sólo que Cantera era comandante por arte de birlibirloque y que contra quién arremetió fue contra su jefe, primero, y luego contra su jefa, hasta conseguir que la largaran, a ella, claro, con viento fresco de donde nunca tuvo haber entrado, o sea, en las FAS. Para más inri, Cantera confesó públicamente que entre ella y la cabo Franco había una relación muy estrecha…

Las tres principales, el trio de la bencina como se dice en el artículo de “El Español”, 7OCT2020, anduvieron metiendo la mano en el bochornoso asunto del Cap. del Ejército del Aire Fernández Galindo… hemos dicho metiendo la mano, no metiéndole mano, que conste, aunque nos da que presuntamente a una de ellas puede que le hubiera gustado meterle mano y puede que eso sea el quid de su inquina al no haberlo podido lograr… pues ya saben que del amor al odio hay sólo un paso. Y he dicho en el asunto del citado capitán, sin doble intención, que conste.

¿Qué pintan mujeres bífidas de esta calaña en las FAS? ¿Duele la pregunta, ¿verdad? Pues ajo y agua.

Y es que como las hay que son como son, más le valía a Defensa prescindir de ellas o, al menos, confinarlas, que está de moda, en puestos más que secundarios, como quiso hacer una de nuestras protagonistas con alguien al que cesó injustamente y luego tuvo que envainársela vergonzosamente y readmitirle.

Y, para conocimiento de los lectores, paso a describir los hechos de la Cabo María Teresa Franco Martínez, caso que exhumo hoy en honor a su ilustre, por D. Francisco, apellido:

Todo esto empezó con tres expedientes disciplinarios que se le abrieron a la Cabo destinada en la base de Alcantarilla. Es importante dejar claro que esos tres expedientes se le abrieron por temas militares; estrictamente militares. La Cabo Franco no está conforme con ellos y llega a recurrir esos expedientes incluso al Tribunal Supremo.

Se da la razón al Capitán en todas las instancias. Los tres expedientes disciplinarios que abrió entre 2012 y 2013 a la cabo Teresa Franco, destinada en la Escuela Militar de Paracaidismo de Alcantarilla (Murcia), fueron abiertos conforme a la normativa, según confirmó el Tribunal Supremo en otras tantas sentencias.

La Cabo Franco, entonces, agrupa estas tres sanciones que ya han sido juzgadas y presenta una denuncia por lo penal en la que se acusa al hoy Capitán Fernández Galindo de acoso laboral y extralimitación en el ejercicio del mando, por aquel entonces teniente.

Es necesario especificar, para conocimiento los motivos de los tres expedientes:

1º.- No abrió las puertas de la base en el momento en el que debía hacerlo. Esto provocó un atasco monumental a las puertas de la base con un problema añadido; al lado de la base hay un polígono industrial y todos los trabajadores que se desplazaban al polígono se encontraron con que no llegaban a tiempo a su trabajo porque ella no cumplió con lo que era su obligación.

2º.- En una alerta terrorista se dio orden a las personas que estaban de guardia, entre ellas la cabo Franco, de que no entrara ni saliera gente de la Base vestida con uniforme o con monos de trabajo con los que pudieran ser identificados como miembros de la unidad. Un teniente coronel vio que una persona salía vestida de militar y justo lo hacía por delante de la garita que ocupaba la cabo Franco Martínez. El parte era evidente.

3º.- El Ejército del Aire abrió una investigación para estudiar si la cabo Franco se estaba extralimitando en sus declaraciones a la prensa –no tenía la autorización– y si estaba vulnerando la debida neutralidad política publicando mensajes en sus redes sociales a favor del PSOE.

Aquí no quedan las cosas, no, todo lo contrario ya que aparte del total incumplimiento de sus deberes más elementales en el ejercicio de sus funciones, el Ejército del Aire, justificaba también la expulsión de la Cabo Teresa Franco, porque en los últimos 3 años, no había sido capaz de superar los Informes que anualmente se realizan con carácter obligatorio a todo el Personal Militar de las Fuerzas Armadas Españolas, dándose también por asegurado que de igual manera, no había superado, el Plan de Instrucción de la Policía Aérea de la Base de Alcantarilla, donde se encontraba Destinada.

Hay que reiterar que lo primero que hace Margarita Robles nada más llegar a su puesto fue dar por cerrado el expediente por el que M.ª Teresa Franco tendría que haber sido expulsada del Ejército. Y al poco tiempo obligan al togado militar del 14 a volver a abrir un proceso por el que se declaraba el caso como sobreseído, pasando de nuevo a procesar al Capitán. En total se acumulan ocho resoluciones favorables a la causa del Capitán y ninguna en contra; aun así, han llegado a separarle del servicio. Incluso una de las jueces, en uno de sus autos reconoce no encontrar motivos para procesarlo y se da a entender incluso que se le procesa para cumplir órdenes.

Pero vayamos más lejos aún, hay que carecer de escrúpulos y valores morales, para cerrar un expediente sancionador en base a una simpatía ideológica por parte de la propia ministra de Defensa, la Sra. Margarita Robles, que estima como no merecedores de reproche alguno, como prueba el hecho de que la cabo M.ª Teresa Franco Martínez estuviera nombrada como número dos al ayuntamiento de Murcia por el PSOE, el partido de la Ministra, qué casualidad, estando en activo y sin que se le iniciara expediente disciplinario alguno, desprestigiando al Mando y al Ejército del Aire.

Sí Sra. Robles, el hecho de que usted en su resolución le diera antigüedad de 29 de mayo para darle cierta cobertura legal a la sancionable acción de la Cabo Franco, sólo tiene validez a efectos administrativos, como debiera saber, ya que, disciplinariamente hablando, la cabo Franco tenía prohibido romper su neutralidad política mientras no hubiese sido firmado y publicado su pase a situación de servicios especiales.

Y aunque, finalmente, todo le dio la razón al capitán, incluso la justicia civil que archivó por estúpida la demanda de la cabo, ocurre que llega Robles al sillón de ministro de Defensa y… efectivamente, lo han adivinado ¡pero qué listos son nuestros lectores!: el oficial fue separado del servicio, o sea, le dieron la patada, esa a la que Robles es tan aficionada, ella toda una demócrata de toda la vida, imponiéndosele la peor de las penas que había y hay a mano; eso sí, con el cobarde y vergonzoso silencio de jefes, oficiales y suboficiales que aunque en el bar le daban palmaditas al capitán, a la hora de dar la cara corrían como ratas. Ah, y detalle importante: para entonces la cabo Franco conseguía acta de diputada por Murcia por el… claro, el PSOE, ese partido de historia tan criminal o más que el nazi e igual a la del comunista de cualquier lugar, que ya es decir.

El remate de la situación se produjo el 2 de diciembre de 2019, cuando el entonces subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre, –fue cesado del Ministerio el pasado mes de junio de 2020– decidió suspender de empleo y sueldo al capitán Fernández Galindo en contra del criterio de los tres expedientes que se debían solicitar para tomar la decisión. Los mismos mencionados al inicio de la noticia. Una purga que los tribunales han desbaratado y por lo que ahora obligan a Defensa a pagar las costas del proceso judicial.

En la actualidad y como militar, la Cabo se encuentra en Servicios Especiales, que viene siendo lo mismo que en excedencia, y pasa a ser presentada por el PSOE cómo número 2 de la Región de Murcia, electa concejal, cobrando mensualmente y según el Portal de Transparencia la cantidad de 4.937,76 euros brutos, que son anualmente un total de, 69.128,62 euros brutos.

Pues bien, tras un calvario profesional, personal y familiar de casi ocho años del capitán por el que la injusticia militar y civil no le van a compensar, tiempo que les hemos reducido a estas pocas líneas, definitivamente, el capitán ha tenido que ser readmitido en el servicio porque la cosa era tan evidente que clamaba al cielo quien en esta ocasión sí escuchó.

Así pues, la ministra Robles sufrió un nuevo revés Judicial desde que llegó al Ministerio de Defensa, ya que la misma Justicia obligó al Correspondiente Departamento del Ministerio, a restituir al Capitán del Ejército del Aire, D. Juan Antonio Fernández Galindo.

La vida y mi propia lucha de casi ya 7 años me ha enseñado que el miedo no existe, se lo crea uno mismo.

Desde el Paseo de la Castellana, frente al Ministerio de Defensa en tienda de campaña.

Agustín Fariña

Soldado de Infantería española. (R)

¿Quien es Agustín Fariña?

En 1996, realizó su Servicio Militar de reemplazo de la ya extinguida y mal llamada mili obligatoria, dónde cumplió tras su Jura de Bandera, los 9 meses obligatorios como Artillero, en el Regimiento de Artillería de Campaña, RACA 93, Tenerife. El 6 de abril del año 2000, Juró la Enseña Nacional por segunda vez dentro del Ejército Español, en ésta ocasión ya cómo Militar Profesional de Tropa y Marinería, MPTM, donde permaneció durante casi 20 años. Entre otros Destinos destacados de máxima responsabilidad y de plena confianza del Mando estuvo en: La Secretaría Particular de S.E. Teniente General Jefe del Mando de Canarias. Asesoría Jurídica del Mando de Canarias. Redactor de la Revista Militar del Mando de Canarias “Hespérides” y a su vez cómo Fotógrafo Institucional del Mando de Canarias. Tiene en su poder varias Felicitaciones Personales por Escrito tales cómo: Una por parte del Gabinete del Jefe del Estado Mayor del Ejército, por aquél entonces Excmo. Sr. D. Fulgencio Coll Bucher, ya que en el año 2009, participó por primera y única vez en los Premios Nacionales de Fotografía, “Premios Ejército”, donde se presentaron más de 500 trabajos quedando entre los mejores ocho Seleccionados/Finalistas en esa edición, siendo su trabajo publicado por el Ministerio de Defensa, en la Revista de Carácter Anual sobre los citados Premios Nacionales. De igual manera, fue felicitado personalmente por el aquél entonces, Teniente General Jefe del Mando de Canarias; General Jefe del Estado Mayor del Mando de Canarias, entre otros. Así mismo, el Coronel Jefe de la Revista Militar Hespérides, redactó una noticia sobre el logro del Soldado Fariña, que fue publicada con posterioridad, en la mencionada revista militar. Felicitación por escrito del Teniente General Jefe del Mando de Canarias ya qué, en las riadas acaecidas aquel domingo del mes de octubre del año 2014, Agustín Fariña se encontraba de Guardia junto a varios Compañeros más, actuando rápidamente y antes que se inundara por completo la planta cero del Palacio de Capitanía, entraron uno a uno por todas las dependencias, para levantar del suelo los equipos informáticos. De no haber sido así, hubiera sido una auténtica catástrofe por la cantidad de documentación y datos informáticos que se hubieran perdido.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Del comunismo se sale. Por Jesús Salamanca Alonso

Published

on

A Mónica García, todavía líder de Más Madrid, ya le comparan con el vino Sansón y con la Quina San Clemente que, cuanto más se investiga en esas bebidas, más propiedades nuevas encuentran en ellas.

Mónica García, alias «ME-MA» y «Pistolera», no se había percatado de que tenía un chalet en situación totalmente irregular y en un espacio reservado para la construcción de un Hospital. No sé si eso puede pasarle a cualquiera, si la gente se olvida de que tiene propiedades por el mundo o le surgen de repente como surgen los níscalos en otoño. De lo que sí estoy seguro es de que en vez de liarse la manta a la cabeza y pedir dimisiones de cuanto se mueve, debería tener la dignidad de dimitir, pero antes debe pedir perdón a cuantos lleva años insultándolos, engañándolos y mofándose de los madrileños. Este personaje de cuento verdulero no puede permanecer en política ni un minuto más.

No hay que echar la vista muy atrás para comprobar cómo, apenas hace unos días, la tal Mónica García, de alias consabidos y comunista del niño Jesús en la formación de «patadones» Errejón, salió cual vulgar energúmena de vena hinchada contra Enrique Ossorio, miembro del equipo de Díaz Ayuso. Le faltó tiempo a Mónica para exigir con entusiasmo y mala fe su dimisión «ipso facto». Y todo por cobrar el bono social térmico; un bono que otorga el Estado a las familias numerosas, independientemente de sus ingresos y patrimonio.

Resulta que la ME-MA, que tantos errores ha cometido en su cortita carrera política, consideraba «indecente» que el vicepresidente de Díaz Ayuso percibiera 196 euros anuales en forma de ayuda para calefacción y electricidad.  «Dimita hoy por vergüenza, por saltarse todas las líneas de falta de ética pública», vociferaba quien, apenas unos minutos después, se enteraba de que su familia también cobraba el bono social energético. Lo curioso es que dejó de pedir la dimisión ajena y no se planteó pedir la propia.

Su desorganización familiar ha quedado plasmada en este acontecimiento y debe de ser tal, que demostró no saber dónde llegaba, así como que las actuaciones propias y las del cónyuge o barragán son como las de Doroteo Arango, salvo que mintiera una vez más. No puede seguir ni un instante más predicando para el comunismo de Más Madrid. Debe abandonar la formación, salvo que quiera cubrirse de vergüenza o que le apunten con el dedo para indicarle que es ella la corrupta, la corrompida, mentirosa, boicoteadora, hipócrita, abanderada de la desidia de la izquierda e incumplidora de la ley. Pero tranquilos porque del comunismo se sale. Muchos han salido con honra, aunque la ME-MA no parece tener intención de hacerlo, si bien la «cohorte» de Errejón ya se ha planteado invitarle a que reflexione sobre la posibilidad de abandonar la formación o se quede en las bases. A ME-MA pueden quedarle dos telediarios y una sesión de dibujos animados en la formación comunista a la que ha avergonzado y defraudado.

Cada vez que se escarba un poco le sale una nueva propiedad en su patrimonio, algo que hay que investigar en serio porque huele a podrido, empezando por el fastuoso ático en la zona noble del Retiro hasta terminar con el chalet de Cercedilla, que lo tiene de forma ilegal y es simple ‘okupa’ de algo que el Ayuntamiento ya le pidió hace dos o tres años la devolución. Nuevo acto de sinvergüenza impropio de quien pretende decir a los demás qué deben hacer y cómo hacerlo.

Lo más curiosos de este personaje sonajero es que nunca se entera de nada, como le pasaba a Felipe González cuando –según él—se enteró de la corrupción de Luis Roldán y de la cal viva por los periódicos o del reciente «caso Patxi López y los 15». Ridículo, no, lo siguiente. Tras verse atrapada en sus mentiras, la «pistolera» decía no saber nada. Pero es que tampoco se había enterado en 2021 de que había cobrado de forma irregular los famosos 13.000€ de la Asamblea madrileña, estando de baja. Tuvo que ser la Intervención quien pusiera orden donde no lo había. Ahí empezó a quedar como abanderada del latrocinio madrileño. No duden de que no lo hubiera devuelto, de no ser por la reclamación de devolución que llevó a cabo la propia Administración. Ni siquiera en ese momento hubiera salido del comunismo rabioso, desnortado y estalinista, pero del comunismo se sale, doy fe.

No es delito tener propiedades, pero si son ilegales no es ético y sí patético. Afectadas 80 familias, y destapada Mónica García, la presión mediática hará que se acelere la devolución de la propiedad y acabará perjudicando a todos. Empezó haciendo daño a los madrileños con el boicot y las presuntas comidas con moho del Hospital «Enfermera Isabel Zendal», siguió embolsándose los 13.000€ que no le correspondían, cobrando dos sueldos sin legalidad, poniendo el grito en el cielo por las ayudas del bono energético que publicó el Gobierno central y ahora llega la casa en Cercedilla, ilegal y sin escrituras. Vamos, que vive de ‘okupa’ integral. Ni el aceite virgen de oliva tiene tantas propiedades.

Ahora entiendo que Ayuso insistiera en que no le molestaba que tuviera Mónica tanto patrimonio y viviera como vive. Lo que ella quería es que todos los madrileños vivieran como la Médico-Madre. Parece que la líder del rojerío madrileño lo quiere todo: el chalet, el terreno y cuanto no es suyo como cualquier rojales. «Lo País» y diversos panfletos de desinformación diaria callan como prostitutas engañadas y como «diputeros» socialistas sospechosos y presuntamente implicados.

A ME-MA hay que reconocerle que, para meter la pata, hacer el ridículo y aprovechar «oportunidades» o insultar al adversario, es única y sin comparación. ¿Y los medios de desinformación afines? Todos escondidos. Ni pío. Y el que píe le cortan el pico, retiran prebendas, ayudas y subvenciones, además de enviarlo al ostracismo. Empiezo a pensar si no será mejor que Mónica García siga al frente de Más Madrid, porque su caso es delirante, además de bochornoso, tanto que así la Izquierda se asegura su merecido destino en la oposición, dentro del albañal y retozando en la cochiquera.

Si el chalet (el DRAE reconoce «chalé», sin «t» final) fuese de un ciudadano cualquiera, hace tiempo que habría sido demolido y sin pagar ni un euro, pero alguien habrá presionado para que el Gobierno socialcomunista le dé una indemnización, que no procede bajo ningún concepto, por abandonarlo. Lo triste es que acabara siendo así. Ya se sabe que, al ser cosa de políticos, entre bomberos no se pisan la manguera. Creo que me volveré comunista porque todos tienen chalet. A Mónica García ya le comparan con el vino Sansón y con la Quina San Clemente que, cuando más se investiga en ellas, más propiedades nuevas encuentran.

Todos sabemos que Mónica García está acabada, menos ella. Si piensa la «pistolera» que está en el ‘Far West’ y que todo vale, se equivoca. El tiempo se lo ha demostrado. ¿Qué creen que hará ahora la ME-MA? ¿Pedirá perdón a los Ayuso tras haber sido exculpados de toda acusación por las muertes de las residencias de ancianos? ¿Acusará al Gobierno central tras sentenciar el juez que la culpabilidad es de ese, sin descartar a Pablo Iglesias? En esta España nuestra, nadie pide perdón, ni se retracta de sus acusaciones. El daño ya estaba hecho.

Ahora dirá la ME-MA que lo del chalet son bulos de la ultraderecha o del hermano de Ayuso. Compruebo que para esta mujer va a ser difícil salir del comunismo, pero de él se sale. No lo duden.

Continue Reading

Opinión

Ayuso, personificación del despropósito

Published

on

El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define el vocablo de despropósito como “Dicho o hecho fuera de razón, de sentido o de conveniencia”.

Por tu incontinencia verbal que solo pretende que permanezcas continuamente en los medios de comunicación, en tus declaraciones el 24/03/2023 a Carlos Alsina en su programa Más de uno de Onda Cero, has dado buena prueba de ello diciendo que “no lograr la mayoría absoluta sería una decepción personal” dando un duro repaso a VOX “En determinados temas Vox es la anti política (…) no van al fondo de los temas, no profundizan, no los trabajan y van siempre de polémica en polémica”.

Con estas manifestaciones demuestras la soberbia crónica que os aqueja a los dirigentes del PP, al tiempo que ofendes gratuitamente a VOX, del que necesitarás apoyo para seguir al frente de la Comunidad de Madrid, engañando al electorado cuando, dirigiéndote a Rocío Monasterio, portavoz de VOX en la Asamblea de Madrid, le has dicho “A partir de hoy, es bueno que cada uno siga su camino”.

A ti te importa un comino que la futura aritmética parlamentaria no satisfaga tu soberbia: un embuste más al electorado tiene la culpa.

No has desaprovechado la ocasión para la autoalabanza manifestando tener “mucha ilusión en que todo lo que se está poniendo en marcha en Madrid no se encuentre cada dos por tres con un freno”, en palmaria, gratuita y ofensiva alusión a las últimas disputas que has mantenido recientemente con VOX y a tu constante confrontación con el gobierno central haciéndole sombra a Feijóo que no se entera de nada.

Para colmo de incongruencias, te has jactado de tu ruptura con VOX y de la abstención del PP en la moción de censura  al gobierno. ¿Es así como piensas conseguir el apoyo de VOX para continuar al frente de la Comunidad de Madrid? ¡Dios no lo quiera! Espero que VOX no se preste a tamaña memez.

Igualmente has dicho que “sería nefasto” que el PP y VOX formen un Gobierno de coalición en la Comunidad de Madrid tras las elecciones autonómicas del 28 de mayo.

En evidente concordancia con tu ateísmo, y sin que hayas agradecido al Papa la entrevista que os concedió a ti, a la exdelegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González Fernández con la que mantienes una indiscutible relación ideológica, y a Martínez-Almeida, todavía alcalde de Madrid, has criticado al Santo Padre sorprendiéndote de que “un católico que habla español hable así de nuestro legado”.

Si te comportas igual con cualquier dirigente político extranjero nos metes de hoz y coz en un grave conflicto diplomático internacional.

Culminas este ranking de despropósitos uniéndote a la izquierda para tumbar 44 iniciativas, 35 de ellas en Pleno y el resto en comisión, presentadas por VOX en la Asamblea de Madrid, entre ellas dos proposiciones no de ley para suprimir subvenciones de sindicatos y de la patronal y dirigir esos fondos públicos a becas de los comedores escolares y evitar que los hombres trans puedan competir en categorías deportivas femeninas.

Es escandaloso y perseguible de oficio que cobijes en tu gobierno de la Comunidad de Madrid y premies con altos cargos y suculentos sueldos a Concepción Dancausa Treviño, actual Consejera de Familia, Juventud y Política Social, y a Luis Martínez-Sicluna Sepúlveda, actual Viceconsejero de Familia, Juventud y Política Social que, en sus anteriores cargos de Delegada y Subdelegado del Gobierno en Madrid, quebrantaron reiteradamente la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión consagrado en nuestra Carta Magna, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública, a pesar de mis numerosas solicitudes contrarias al efecto.

Solicito a los militantes, simpatizantes y votantes del Partido Popular que juzguen si los siguientes hechos responden a la definición del primer párrafo y, en caso afirmativo, actúen consecuentemente el próximo 28 de mayo.

Efrén Díaz Casal

Coronel de Infantería (R)

Continue Reading

Opinión

Alberto Núñez “Fiascóo” el autócrata. Por el Coronel Efrén Díaz Casal

Published

on

Oye “Fiascóo”:

Desde que el Partido Popular tuvo la desgracia de que okupases el despacho principal de Génova 13, he derrochado ríos de tinta en telemáticas misivas solicitándote que requieras a los militantes del PP que gobiernan ayuntamientos para que acaten la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública.

Hasta la fecha no has tenido la cortesía de contestarme: o careces de esa virtud cívica exclusiva de los bien nacidos, te faltan razones que oponer a las mías o ambas cosas.  En cualquier caso, te devuelvo tu descortesía con mi desprecio, no sin recomendándote que cambies tu ejecutoria puesto que con ella no vas a ninguna parte.

El displicente silencio con el que desde hace prácticamente 1 año me vienes penalizando constituye una ofensa a mi dignidad, pues cuando alguien dirige una correcta misiva a otra persona, el civismo más elemental exige respuesta, máxime si se trata de cumplir una Ley Orgánica como es el caso.

Consiguientemente es una verdad irrefutable que te importa un bledo el cumplimiento de la citada Ley Orgánica 9/1983 por los ayuntamientos regidos por militantes del PP. ¿Es así como piensas llegar a La Moncloa? Como no sea de visita, ya me contarás cómo.

Tu ejecutoria en el caso que nos ocupa constituye una ofensa a mi dignidad a la que, en legítima reciprocidad y si yo me rebajase a tu altura, respondería adecuadamente.

Eres un fiel representante de la enfermiza soberbia que aqueja a los dirigentes del PP; no te preocupes por tener una entrevista conmigo sobre el asunto en cuestión, en la que estoy seguro que podré mirarte fijamente a los ojos sin deslumbrarme.

Después de todo, indiscutiblemente tienes suerte, tú nunca podrás morirte de un derrame cerebral.

Como consecuencia de tu ejecutoria los ayuntamientos gobernados por militantes del PP, entre ellos el de la capital de España, continúan vulnerando la Ley Orgánica 9/1983 con tu tolerante silencio.

Tampoco te has dado por aludido cuando te he comunicado que Isabel Díaz Ayuso premia con altos  cargos y suculentos sueldos a Concepción Dancausa Treviño, Consejera de Familia, Juventud y Política Social, y a Luis Martínez-Sicluna Sepúlveda, Viceconsejero de Familia, Juventud y Política Social que, en sus anteriores  cargos de Delegada y Subdelegado del Gobierno en Madrid, quebrantaron reiteradamente la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión consagrado en nuestra Carta Magna, en la tramitación de actos religiosos en la vía pública, a pesar de mis numerosos comentarios que le he remitido en contra.

En cuanto a tu comportamiento al respecto con el desgobierno que padecemos deja todo que desear pues después de 1 año de mis reiteradas misivas, has sido incapaz de presentar acción parlamentaria alguna contra el cuestionado Marlaska, más bien al contrario, te has abstenido en la moción de censura contra el desgobierno que sufrimos: eres una oposición cómoda.

Has observado la misma indolente actitud con Isabel Díaz Ayuso, que te está comiendo la merienda, al no indicarle que dirija sus constantes críticas contra Marlaska, todavía ministro del Interior, y contra Mercedes González, ascendida a directora general de la Guardia Civil posiblemente por su contumaz vulneración de la Ley Orgánica 9/1983, al igual que tú y con la que no tiene empacho en hacer turismo en el Vaticano para ver al Papa con quien ninguna tiene nada en común y solo pretenden publicidad, en tanto que Almeida, todavía alcalde de Madrid, iba de palmero.

Confío que los militantes, simpatizantes y votantes del PP en posesión de la facultad de pensar, tengan el civismo de defender el ordenamiento jurídico de nuestro Estado de Derecho en general y la Ley Orgánica 9/1983 en particular, retirando el apoyo a la ciega autocracia que estos hechos representan.

Efrén Díaz Casal

Coronel de Infantería (R)

Continue Reading

Opinión

El CIS dice la verdad

Published

on

Jorge Vilches.

«Retenga en su mente por un momento la imagen: Sánchez sale en Ferraz en diciembre de 2023 anunciando que ha ganado las elecciones»

Imagínelo por un segundo. Piense que Tezanos no fantasea, que no es la obediente voz de su amo, y que los españoles engordan a Frankenstein en las urnas. Retenga en su mente por un momento la imagen: Sánchez sale en Ferraz en diciembre de 2023 anunciando que ha ganado las elecciones. Los feligreses sanchistas, apostados desde horas antes en la calle, corean que quieren un gobierno de coalición con Podemos -o lo que surja-, Rufián y Otegi. 

En las sedes de ERC y Bildu se descorcha cualquier botella, aunque esta vez no será para hacer un cóctel molotov. Ha ganado Sánchez, su candidato. Es el momento de avanzar en la ruptura del orden constitucional como paso previo a la independencia de los territorios. Sus regiones son naciones, y toda nación tiene el derecho a decidir. Otegi toma la delantera y sale en público acompañado del habitual coro de la herriko taberna. Ropa de Alcampo, barbas descuidadas y flequillos a media frente. «Vamos a aprovechar la ocasión. Se lo debemos a los compañeros que lucharon contra el franquismo hasta 1983», dice el viejo dirigente de ETA ante las cámaras de RTVE. 

Rufián apura el vaso de plástico, consigue abotonarse la americana y sale en rueda de prensa. «Este Gobierno depende de nosotros, y se hará lo que digamos», piensa en voz alta el independentista. Lo hace sin rubor porque es consciente de que tiene bula para el insulto y la arrogancia. Es más; sabe que Sánchez no se atreverá a discutir en público nada de lo que diga. Mientras Rufián habla, gente con banderas indepes llenan las calles del centro de Barcelona. Se abrazan y dan vivas. Al grito de «¡Ahora solo son desórdenes públicos y no golpe de Estado!» hay algún conato de tomar alguna institución, pero lo procrastinan por pereza.

En Madrid, Podemos, o el branding que se les ocurra cuando se junten o no con Yolanda Díaz, ha montado una carpa en el centro. Se oye música para el empoderamiento femenino. No faltan los sones indígenas, la batucada y las niñas del coro de Ángela Rodríguez Pam, que han montado un grupo de pop suave. Tras la pelea entre Belarra, Montero y Díaz para decidir quién habla, vence la ministra de Igualdad. «Si esta no es la victoria de las mujeres, no es de nadie», dice la vecina de Galapagar. «¿Qué es una mujer, ministra?», susurra vengativa Díaz. Irene sale cabreada al escenario, como siempre, dispuesta a meterse con la otra parte de España. «No lo han conseguido. No pasarán. Vamos a seguir», amenaza con el puñito en alto. 

«El PP de Feijóo ha perdido aunque ha subido un 8% su voto. A duras penas llega a los 105 diputados»

En otro punto de la ciudad, en la calle Génova, todo es sombrío en esa noche electoral. El PP de Feijóo ha perdido aunque ha subido un 8% su voto. A duras penas llega a los 105 diputados. El despacho del presidente empieza a vaciarse, y los afiliados populares vuelven a sus casas con la bandera al hombro. Comienzan a oírse voces para cesar a Feijóo y sustituirlo por alguien que haya triunfado en las autonómicas de mayo de 2023. «El partido necesita un revulsivo», dice uno en plan futbolístico. «España lo demanda», apunta otro. «¡Sangre nueva!», afirma alguien como si fuera una carrera de caballos. «En Alemania harían una gran coalición», apunta esperanzado el que todavía no ha pagado la hipoteca. «Tendríamos que haber sido más duros, y no tragar con la ideología de género, el rollo ecologista y demás mierda», suelta otro a quien su compañero le recuerda que Vox no ha tenido mejor suerte.

Porque el partido de Santiago Abascal ha perdido cinco puntos, y con eso llega a los 30 escaños. Ese número no da ni para sumar con la derecha «cobarde». Cuántos jarros de agua fría, y cuánta gente hay que echar. Sí, sobre todo a esa que se acercó al calor del cargo y el sueldo, a esos patriotas de última hora que se apuntaron con el lema de «#SoloquedaVox». Ya pasó en Ciudadanos y fue muy triste. «España no ha entendido nada», dice un antiguo falangista. Otro habla de la manipulación de la prensa, que «siempre intoxica». «Ya os dije que lo de Tamames era una gilipollez», suelta un oportuno. Abascal toma unos papeles y se prepara para dar la cara. «¿Quién sale con Santi?», pregunta un asesor. 

En el fragor de la noche aparece Sánchez. Oh, es él. El vencedor. En verdad no nos merecemos a su augusta persona. Cree que en su mano está todo el poder. Pasará a la historia. Justo lo que él quería. Que le den a la Unión Europea y a la ONU. Ya no necesita un cargo internacional en enero de 2024. Puede seguir en Moncloa. El Falcon calienta motores. Sube las manos como el Papa y consigue que el público congregado en Ferraz guarde silencio. Todavía se oye algún grito contra el PP y Vox. Están ebrios de victoria. Ningún escándalo de corrupción ha podido con ellos. Ni los ERE de Andalucía ni Tito Berni, o la ley del sólo sí es sí. Tampoco ha erosionado al partido su cesión a los nacionalistas. Ni la negligencia durante la pandemia, que se llevó a 150.000 personas. Ni la voracidad impositiva, la inflación y la carestía de la vida. Menos aún el deterioro de la democracia liberal. «¿De qué sirve el sistema democrático cuando gobernamos nosotros? Pues eso», piensan. 

Sánchez está feliz. Por fin tiene un baño de masas. Nadie dice ahora «Que te vote Txapote». Su Sanchidad se retrasa un poco para tomar la palabra. Le acompaña Begoña. No hace falta nadie más. El rey y la reina. Anuncia allí mismo que va a gobernar con el apoyo de los grupos «progresistas». España es suya. Su Estado, también. Gobernará por decreto, como siempre, hasta 2027. Ya lo dijo Tezanos. 

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es