Connect with us

España

Lepanto: la batalla naval, religiosa y cultural más importante de la historia

Avatar

Published

on

 

La batalla de Lepanto fue el gran triunfo de la Cristiandad frente al Islam gracias a la unión en torno a un mismo ideal: Cristo.

 

Miguel de Cervantes, el llamado «manco de Lepanto», escribió en el prólogo de sus Novelas Ejemplares que la batalla de Lepanto había sido «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros».

Hace 450 años, el 7 de octubre de 1571, se libró una de las mayores batallas navales de la Historia. Sin embargo, su alcance fue mucho más allá de las aguas del Golfo de Lepanto. Fue una batalla por el control económico, cultural, político y religioso de Europa. El documental «Lepanto, ahora como entonces» es una buena oportunidad para recordar esta efeméride.

Los turcos habían conquistado varias ciudades marítimas en el Mediterráneo, controlaban rutas comerciales, amenazaban ciudades cristianas y querían extenderse casi llegando a conquistar Malta pues ya habían conquistado Chipre después de un asedio de más de un año. Incumplieron el tratado de Paz con Venecia al atacar y después hicieron lo mismo con el acuerdo de rendición en el que se acordaba dejar salir a soldados y población. El degüello y el remo en las galeras turcas fue el destino de la mayor parte de la población. El comandante de Chipre, fue despellejado después de cortarle las orejas y nariz. El objetivo turco final bien sería el resto de Europa y, por supuesto, España.

La Historia nos indica que, después de la pérdida de Chipre y viendo la necesidad política, económica y religiosa se creó la Liga Santa. D. Juan de Austria, hijo natural del emperador Carlos V y hermanastro del rey Felipe II, dirigió, desde «La Real» a la flota fletada y sufragada por España, la República de Venecia, los Estados Pontificios, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya. Tendría también al almirante Marco Antonio Colonna, por parte de los Estados Pontificios y, enviado por Venecia, al almirante Sebastiano Veniero. Al lado de D. Juan de Austria estaban otros generales de prestigio como Álvaro de Bazán, Doria, Luis de Requesens o Farnesio. En el lado opuesto se encontraba al mando de la flota turca, el almirante Ali Pachá, a bordo de «La Sultana».

Recomiendo el artículo de la historiadora María Menéndez en el que se describe la batalla en mayor profundidad y se hace una reflexión que bien nos podría valer en nuestro análisis:

«Los pueblos no se unen por ‘concordia’, se unen por un ideal común por el que merezca dar la vida y de esa unión surge la concordia como algo natural. Los pueblos unidos no son aquellos en que unos se miran a los otros, de frente o de reojo, son aquellos en los que todos miran en la misma dirección. Como en Lepanto, donde españoles, genoveses y venecianos se unieron frente a un ideal común: Cristo».

La batalla comenzó al amanecer. Los cristianos habían hecho varios días de ayuno, se habían confesado y habían asistido a la Santa Misa y recibido la Eucaristía. Una preparación espiritual muy importante para una muerte que era muy probable.

Al principio del día, las fuerzas eran similares; poco más de 200 galeras y unas decenas de barcos de apoyo por cada bando. Alí Pachá, el bravo almirante turco, formó a sus tropas en forma de medialuna, quería rodear y capturar a las naves cristianas y aprovechar el viento que tenía a su favor. Además, no podemos olvidar el contexto religioso de la contienda.

Los cristianos se prepararon, pusieron sus mayores y mejores medios y confiaron en Dios. El Cristo de Lepanto en la nave principal, la Virgen bajo varias advocaciones, el rezo del Santo Rosario, el tener reliquias de «lignum crucis» la Cruz de Cristo en las naves y la devoción particular y la fe de cada soldado.

La batalla de Lepanto no fue sólo naval ya que, una vez que se embestían las galeras, la forma de batalla se acerca mucho a un combate terrestre librado en el mar en el que participaron los tercios y jenízaros, que eran los mejores cuerpos de infantería del momento.

Con ese ideal común y teniendo claros sus objetivos, la Santa Liga alcanzó la victoria. Capturaron más de la mitad de las naves otomanas (117 galeras y 13 galeotas), unos 3.500 prisioneros y habían liberado a unos 15.000 esclavos cristianos.

Como nos indica Claramunt Soto, la victoria resuena hasta hoy, el reconocimiento a la Liga Santa llegó hasta de enemigos en la Fe.

«El triunfo, que rompió el mito de la invencibilidad turca en las batallas navales, se celebró en todo el mundo cristiano, desde Roma hasta México, pasando por París y Londres, donde la reina protestante Isabel I, según se jactó el embajador español Diego Guzmán de Silva, se vio obligada a regañadientes a organizar festejos por el triunfo católico. Y es que, para los cristianos del siglo XVI, tanto católicos como protestantes, los turcos eran equiparables a los hunos del siglo V»

La victoria se entendió como milagrosa pues cambió el curso de la Historia. En el ámbito religioso, fue el Papa Pio V, quien, agradeciendo la victoria por la batalla en Lepanto, añadió la letanía de «Auxilio de los Cristianos» al Santo Rosario. Su sucesor, Gregorio XIII, en 1573 instituyó el 7 de octubre la fiesta de Nuestra Señora del Rosario y afirmó «Denme un ejército que rece el Rosario y vencerá al mundo».

Hoy en día las batallas por el poder político, religioso, económico o cultural aparentan menos cruentas y no incluyen miles de muertos en un corto periodo de tiempo, como pasó en la Batalla de Lepanto. En el medio y largo plazo, las batallas son incluso más devastadoras, cuentan con más muertos, o con millones de personas perdidas, desorientadas y sin un camino o anhelo a seguir.

El Archiduque Imre de Habsburgo-Lorena en un gran artículo histórico y político, hace un importante apunte sobre el hecho de que una copia de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe viajó desde Ciudad de México para acompañar a Don Juan de Austria en «La Real» indicando que la defensa de la Cristiandad y la civilización occidental en Lepanto no era solamente una empresa europea sino mundial. Además, se interroga sobre el liderazgo existente en Europa, sobre la existencia de hombres y mujeres que piensen en las generaciones venideras y no en la próxima elección, deseando, y en ello me uno a él, que hubiera líderes que conocieran el momento clave para la herencia cristiana, la civilización y la identidad europea.

La pregunta que nos debemos hacer es si existe la misma Fe que en la Batalla de Lepanto. Debemos interrogarnos sobre la preparación espiritual como sociedad e individualmente o incluso si, católicos o no, buscamos respuestas en Dios o si las grandes empresas se encomiendan a Él o no.

¿Podríamos decir que acertó Miguel de Cervantes, el manco de Lepanto, cuando describió a Lepanto como «la más memorable y alta ocasión que vieron los pasados siglos, ni esperan ver los venideros«?

 

 

Rubén Navarro.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

España

¡ATENCIÓN IMÁGENES MUY DURAS! Vídeo en primer plano de la ejecución de un prisionero del ejército ruso en Ucrania

Avatar

Published

on

Si algo se pudo aprender del Ejército Rojo en 1944, fue la capacidad de convertirse en animales salvajes contra personas indefensas, y su necesidad de beber vodka para extraer algo de valentía de sus podridas mentes comunistas. 

Hay cosas que nunca cambian: pese al cataclismo comunista, pese al hundimiento del socialismo, la brutalidad del ejército de Putin sigue siendo la  misma que en 1944.

Podemos entender que en el frente se ejecute a un prisionero o un traidor. No es legal, pero ocurre. En todas partes, en todas las guerras.

Pero en general, se les suele pegar un tiro. Los rusos, como no podía ser de otra manera, tienen diferentes costumbres. Y ya saben; hay que respetarlas. 

Pasen y vean.

26 reproducciones

 

 

 

Continue Reading

España

Otro traidor nacionalista del PP: Moreno Bonilla va más allá que el PSOE en su felación a la figura del soplagaitas de Blas Infante

Avatar

Published

on

Día de la bandera andaluza: Moreno Bonilla llega más lejos que el PSOE en 30 años

 

Moreno Bonilla ha llegado más lejos que el PSOE en 30 años: habla del andaluz como lengua y se inventa un día de la bandera. Como todo nacionalismo precisa de mitos, el presidente aporta el suyo al proyecto autonomista construido sobre la visión que Blas Infante inventó de la región.

Un proyecto, por cierto, que nació viciado en el referéndum del 28 de febrero de 1980. Recordemos. La Constitución establecía requisito para constituirse en autonomía que en todas las provincias la mitad más uno del censo electoral votase a favor. No sucedió así en Almería, que obtuvo un 42,07% del voto afirmativo (119.550 síes sobre una población de 285.139 habitantes). Este imprevisto se resolvió con una sonora golfada: la reforma de la ley orgánica 2/1980, de 18 de enero, sobre Regulación de las Distintas Modalidades de Referéndum, cuyo artículo 8 se redactó de nuevo para permitir que la consulta fuera ratificada si la mitad más uno de los electores andaluces (en su conjunto y no provincia por provincia) votaran afirmativamente.

Esa fecha, la del controvertido 28 de febrero, es la que la clase política local estableció como día de Andalucía. Sin embargo, Moreno Bonilla fija otra complementaria, el 4 de diciembre, como su contribución a la historia del mito. «Conmemoremos juntos la defensa del pueblo andaluz de una autonomía plena. Creo en un andalucismo inclusivo y transversal», dijo el mes pasado.

Moreno Bonilla escoge el 4 de diciembre porque ese día de 1977 se produjeron manifestaciones en las capitales de las ocho provincias andaluzas reclamando la autonomía. Una de las pancartas más repetidas entonces llevaba como lema «autonomía plena es nacionalidad». Así, Moreno Bonilla logra que los andaluces tengan dos fechas que celebrar, una en febrero y otra en diciembre.

Habrá quien se sorprenda de que Moreno le dispute la bandera al PSOE, pero sus mítines son desde hace tiempo una marea verdiblanca en la que es difícil ver rojigualdas —en realidad, como en casi todos los 17 pepés regionales—. No fue casualidad, por tanto, que lo primero que hiciera al subir al atril en su aplastante victoria del 19 de junio fuera desplegar la blanca y verde de inspiración islámica que inventó Blas Infante con unas telas que su mujer le trajo de Marruecos.

Toda nación necesita símbolos, de modo que, si Blas Infante diseñó la bandera y escribió el himno, Moreno Bonilla se atreve incluso a hablar de un idioma propio, majadería hasta ahora al alcance de Teresa Rodríguez. «El andaluz se habla principalmente en Andalucía, Ceuta, Melilla y parte de la provincia de Badajoz. Se practica en Gibraltar y convive con el portugués en localidades colindantes con Huelva», soltó la semana pasada.

Otra de sus más recientes perlas fue decir que «hace falta un poder andaluz que influya en Madrid», es decir, el chantaje a la nación que vemos cada legislatura perpetrado por separatistas vascos y catalanes. ¿Qué diferencia tiene con el PNV quien pronuncia una frase así? De momento, la única apreciable es que en San Telmo aún no se bailan aurreskus, aunque cualquiera lo diría viendo lo firme, serio y marcial que posó Moreno Bonilla el último 5 de julio ante la estatua de Blas Infante del parlamento andaluz.

Este rapidísimo avance andalucista —que firmaría Rojas Marcos— recuerda a lo que el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, dijo de Aznar cuando llegó a la Moncloa. «He conseguido más en 14 días con Aznar que en 13 años con Felipe González». En este caso, el PP no actúa por cesión sino por voluntad propia, lo que nos recuerda que en Andalucía nunca fue necesario el Partido Andalucista por una razón: el PSOE ocupó ese espacio que ahora hereda el PP. El bipartidismo, versionado en 17 tonalidades, parasita en casi todas partes el regionalismo impulsando, si hace falta, estatutos de segunda generación.

Esta inercia autonomista permite crear mitos y perseguir verdades. Por eso, celebrar un hecho histórico trascendental como el fin de la reconquista con la toma de Granada (1492) está mal visto, mientras que la víspera del 28 de febrero (invención de apenas cuatro décadas) los niños de los colegios andaluces salen al patio a cantar el himno y ondear banderitas. Esto mismo pero con la rojigualda es considerado fascismo y adoctrinamiento. Ahora sólo nos falta saber cuánto tiempo tardará Moreno Bonilla en decir —como Feijóo de Galicia— que Andalucía es una nación sin estado.

Continue Reading

España

Vox recurre al Constitucional la Ley Montero del «solo sí es sí»

Avatar

Published

on

Vox ha registrado este viernes un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional contra la Ley de garantía integral de la libertad sexual del Gobierno por considerar que «vulnera todos los principios más básicos» del ordenamiento español y la Constitución, en palabras de la vicesecretaria jurídica del Partido, Marta Castro.

«No hay nada positivo en esta ley que deba ser salvado», ha asegurado Castro, quien ha estado acompañada del vicepresidente de Vox, Javier Ortega, para quien la Ley del solo sí es sí causa la «más absoluta desprotección a las mujeres».

Castro y Ortega han abogado por endurecer las penas para los delitos más graves, eliminar la unificación de los delitos de agresión y abuso sexual, y «restablecer» la presunción de inocencia, ya que, a su parecer, el consentimiento expreso que contempla la norma «instaura la presunción de culpabilidad».

Sobre la proposición no de ley presentada por el PP en el Congreso para reformar la norma, Ortega ha declarado que los populares tienen «una clara intención de ser solamente una alternancia en el poder» con el PSOE, frente a cuyas leyes «la respuesta de Vox no es retocarlas, ni reformarlas, ni maquillarlas, es derogarlas de principio a fin», en sus palabras.

Ortega y Castro han acudido al TC junto al secretario general de su grupo parlamentario, José María Figaredo, y su portavoz en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Carla Toscano. Una veintena de personas con banderas de España les esperaban en la entrada, donde les han aplaudido a su llegada.

Continue Reading

España

Abascal: “No hay nada que negociar con un Gobierno que destruye las instituciones”

Avatar

Published

on

 

Abascal, al Gobierno: “No es ninguna víctima, sino el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, inseguridad y odio que trae el Gobierno”

 

 

El presidente de VOX, Santiago Abascal, se ha dirigido este domingo a los más de 80.000 españoles que abarrotaban la plaza de Colón de Madrid -en torno a 100.000 en el conjunto de la Nación-, en respuesta a la convocatoria de VOX para protestar contra el Gobierno Sánchez, “entregado a los enemigos de España y de las libertades de los españoles”.

Hemos cumplido con nuestro deber

Tras denunciar que “no existe en España ninguno de los pilares esenciales que un país necesita para mantenerse en pie y prosperar -no hay libertad, seguridad, no hay instituciones sólidas e independientes, no hay unidad nacional garantizada…- Abascal ha subrayado la obligación de reaccionar socialmente: “Hoy hemos cumplido con nuestro deber, y nadie nos lo debe agradecer. Estamos donde debemos estar”, ha dicho a los miles de ciudadanos que abarrotaban la plaza de Colón y a los que han llenado las plazas de distintas ciudades españolas.

Además, el presidente de VOX ha enviado un mensaje al Partido Popular recordándole que no caben pactos con Sánchez ni con los enemigos de España: “Nuestro deber es tener las cosas claras; no valen las medias tintas. Hay que levantar la voz en las calles, en los tribunales y no cabe tender la mano a quienes la han estrechado con los enemigos de España y el enfrentamiento.

Basta ya de mitos, de esos que nos dicen que hay un nacionalismo moderdo o un PSOE moderado. No lo hay. No es el sanchismo, es el PSOE de siempre”, ha recordado Abascal, que ha subrayado cómo el PSOE en bloque se levantó para votar a favor de derogar el delito de sedición. “Basta ya de engañar a los españoles diciendo que hay un PSOE bueno y uno malo».

Santiago Abascal se ha referido, además, a la permanente victimización de un Ejecutivo que ha convertido en “violencia política” llevarles la contraria. “Lo que hemos tenido que aguantar esta semana porque decir la verdad en el Congreso se ha convertido no ya en una osadía, ya es la antesala del delito: decir la verdad en el congreso es violencia”, ha denunciado el presidente de VOX que se ha hecho eco de la portada del diario de Prisa, El País, que titula este domingo con un: “La violencia verbal de VOX desborda el Parlamento”. “Dice El País que los partidos piden medidas par impedir la degradación del Parlamento. Si es justo lo que hemos pedido, que en el Parlamento no haya golpistas, no haya delincuentes que no juran la constitución…pero ¡cómo se atreven!”.

Nada que negociar

“Hemos visto como el Gobierno se victimiza, pero el Gobierno no es ninguna víctima, sino el verdugo de millones de españoles que padecen la ruina, la inseguridad, el odio y la falta de libertad que trae el Gobierno… Esa es la verdad que no callaremos ante ninguna amenaza”, ha dejado claro Abascal, tras repasar los ataques del Gobierno a la unidad de España y la soberanía nacional, con los últimos acuerdos -derogación del delito de sedición; expulsión de la Guardia Civil de Navarra; suelta de delincuentes sexuales a la calle tras la ley del ‘sólo sí es sí’ como máximos exponentes del legado Sánchez. “No hay instituciones sólidas e independientes. Padecemos un Gobierno inmerso en un proceso destituyente de España”, ha asegurado.

Por eso, ha dejado claro que “no hay nada que negociar con un Gobierno que destruye las instituciones”. “No hay nada que negociar con los socialistas; no hay nada que negociar con Pedro Sánchez. Sólo cabe combatirles, derrotarles, votar masivamente para echarles del poder”, ha dejado claro el presidente de VOX que ha apelado, una vez más, a la necesidad de que se consulte a los españoles sobre cuestiones trascendentes como la ilegalización o no de los partidos separatistas.

Responsables

Por su parte, el secretario del sindicato Solidaridad, Rodrigo Alonso, ha acusado al Gobierno de ser los responsables de que “una generación entera no pueda echar raíces y formar una familia; de la inseguridad en las calles; del adoctrinamiento en los colegios o de que los trabajadores y sus familias no puedan pagar la cesta de la compra, la factura de la luz o el depósito de combustible”.

“¿Y quién sufre todo esto?”, se ha preguntado Alonso: “Ellos -el Gobierno- no”. Porque, tal y como ha explicado, el Ejecutivo “tiene seguridad privada y va a los mejores hospitales o colegios privados. Los que pagan las injusticias somos nosotros, la clase trabajadora, la gente normal y corriente que lucha cada día por sacar adelante a sus familias”.

Además, el secretario general de Solidaridad se ha referido a UGT y CCOO para denunciar que, mientras “los autónomos cierran sus persianas y los trabajadores están condenados a la ruina, estos sindicatos corruptos, que están comprados con subvenciones millonarias, están callados y se llenan los bolsillos a costa de todos nosotros”. Por eso, para Alonso, UGT y CCOO “han traicionado a los trabajadores de España.

Sin embargo, “todavía hay esperanza ante la situación que padece nuestro pueblo”, ha dicho Alonso, tras asegurar que es necesario “formar parte de esta alternativa social -VOX-”, porque “es nuestro deber preservar todo aquello que construyeron nuestros padres en el pasado y batallar por el futuro de nuestros hijos”. Por ese motivo, “ahora que el sindicato Solidaridad está entrando en todos los comités de las empresas, y hemos conseguido sacar nuestra candidatura y presentarnos a las elecciones sindicales, vamos a luchar para defender a los trabajadores de la mafia y la corrupción sindical”.

En definitiva, “es el momento de levantar la bandera de la unidad, de la justicia social y de la solidaridad contra las élites, que son enemigas de las libertades y el bien común. Porque la Patria es la única defensa que tienen los trabajadores”, ha sentenciado Rodrigo Alonso.

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X