Connect with us

Sociedad

Iván Santos, el rapero «Santaflow» pide perdón a los católicos, arrepentido de sus letras ofensivas contra el catolicismo. «Dije barbaridades, lo siento»

Avatar

Published

on

Iván Santos, más conocido como Santaflow, es uno de los pocos artistas que, pese a la persecución y las críticas de la izquierda, ha confirmado su actuación en Viva22, el evento que VOX celebra este sábado y domingo en Madrid. En un mundo de raperos que hablan sobre drogas y anarquía, Santaflow se enfrenta, a través de sus canciones, a lo establecido como «políticamente correcto». Ya sea el globalismo, la Agenda 2030 o Pedro Sánchez, a quien, afirma, «hay que quitar del Gobierno».

¿Quién es Iván Santos y en qué momento se convierte en Santaflow?

Yo me dedico a la música desde hace mogollón de años. Empecé como cualquier rapero normal y corriente, haciendo mis canciones, mis letras, pero desde el principio me di cuenta de que no encajaba: no me gustaba ir vestido con ropa ancha, ni me gustaba hacer esas letras típicas del rap que reivindican muy bien por imitación y no por razonamiento. Tampoco me gustaba la parte musical tan purista, tan cerrada, tan oscura. Yo soy fan de Héroes del Silencio, entre otras muchas bandas de rock. En realidad soy un rapero con corazón de rockero, o al revés, un rockero que hace rap. Estoy completamente fuera del circuito del rap español, que es muy sectario. En cambio, en Iberoamérica sí que tengo muchos seguidores, porque allí no son tan puristas. No me gusta toda la temática sectarizada, así que se puede considerar que soy un roquero que hace rap y que tiene una mentalidad mucho más libre y mucho más abierta que las de las sectas y los grupos urbanos del hip hop. Creo que hago rap, pero no hip hop, que es lo que ellos llaman cultura.

Llevas ya bastantes años en este mundo del rap y no se te ha dado nada mal: tienes más de 1 millón de seguidores en YouTube y tus canciones tienen millones de visitas. Eres conocido aquí en España y también al otro lado del Atlántico. Incluso tienes tu propia productora, Magnos Enterprise. ¿Por qué decidiste ir por tu cuenta?

Por ser libre. Primero estuve con un sello independiente y, aunque lo fuera, me intentaban dirigir un poco y no iba conmigo. Luego firmé con Universal con mucha ilusión pensando que eso era llegar y besar el santo, pero no fue así. Además, firmé en un momento en el que había un cambio muy importante en la industria, se estaba dejando de vender discos. Fue un momento muy complicado porque Universal no pagaba entonces por hacer grande a un artista, sino que se dio cuenta de que, si fichaba a 30 artistas y alguno se lo curraba él solo en las redes sociales, en ese apostaba un poco más, así que estar en una multinacional no tenía sentido. En cuanto pude, con mucho sufrimiento porque no me querían dejar ir, dije que no quería estar con esa gente para que se llevasen el 90% de los beneficios sin gastar dinero en mi promoción. Así que montamos el sello para lanzar uno de los discos y vimos que funcionó mejor de lo que esperábamos, y hasta hoy, hemos seguido creciendo con el sello poquito a poco. Nunca hemos sido artistas de boom, siempre ha sido muy poquito a poco, y eso creo que es bueno para mantener los pies en la tierra porque conozco gente que ha tenido éxito muy rápido y a la gente se le va la olla. No es un mito, se les va la olla de verdad.

¿A qué te refieres exactamente cuando dices que el mundo del rap está en España metido en una secta, pero en Iberoamérica no es así?

Se supone que la historia del hip hop viene de los guetos de Estados Unidos, de gente con menos recursos. En aquel momento, a finales de los 70, principios de los 80, se podía hablar de que podía haber cierto racismo todavía y el rap era un movimiento o una música que acompañaba una cultura de protesta. Cuando quieren importar eso a España deja de tener sentido, porque aquí no hay guetos, no hay negros, y se duplica el mensaje sin tener tanto sentido. Poco a poco lo van adaptando y al final llega a ser un “estoy orgulloso de fumar porros, beber mucho, de estar en el barrio todo tirado”. Yo he sido joven, me he desmadrado como todo el mundo, supongo, pero no me parece que eso sea algo de lo que estar orgulloso. Yo estoy orgulloso de tener diez discos, de haber aprendido a tocar el bajo y la guitarra, de haber montado un sello discográfico sin haber tenido estudios de empresariales.

En Estados Unidos ha evolucionado más rápido que aquí. Allí hay raperos de izquierdas, de derechas, liberales, cristianos… y los que empiezan a salir del gueto, que no todos provienen de ahí, de repente hablan de Ferraris, de jacuzzis, de dinero, y tienen esa capacidad de adaptarse. En España es un movimiento, como el cine, secuestrado por una ideología. Yo soy claramente defensor de que uno puede hacer rap, rock o flamenco y pensar lo que le dé la gana; el arte es libre expresión y si voy a tener que hacer una música con unos mensajes que están atados a la música que yo hago, ya no es libre expresión, ya es otra cosa entre artesanía y activismo barato, y no va conmigo.

El rap nació con esa vocación de protesta, ¿de qué es necesario protestar hoy en España?

Yo pienso que ahora mismo hay que quitar del Gobierno al señor que tenemos y a toda su patulea de ministros y ministras que lo único que hacen es enfrentarnos y sacarnos el dinero de mala manera. Yo me fui de España un año a vivir a Buenos Aires y, cuando me fui, en 2015, no había ningún problema de machismo, en mi casa mandaba mi madre y todo estaba bien. Cuando volví, no sé qué cojones pasó en un año que dije: “No se os puede dejar solos”. De repente, me llegaron un puñado de informaciones y mensajes que si el patriarcado, que si no sé qué… Es decir, creo que el Gobierno socialista está inventándose un problema para recaudar votos, y aparte está comprando votos. Dicen que cuando la derecha roba, saben que está robando y si les pillas van a la cárcel porque hacen algún trapicheo con el ladrillo y tal, pero cuando la izquierda roba, no es que robe, es que cambia la ley para que robar sea legal, y entonces roban a manos llenas sin parar, un año tras otro. La ideología de género es terrible, terrible, nos está enfrentando y no está ayudando a nadie, y es algo que incluso ha hecho daño a raperos. Recuerdo que a SFDK les censuraron en un festival porque una frase, que ni siquiera era machista, simplemente era grosera, ofendió a una señorita que fue a un punto de esos verdes o morados de Podemos a decirlo y les dijeron: o salís al escenario a pedir perdón o no volvéis a tocar en este festival, y creo que no salieron, que les censuraron y aun así no tienen los huevos de manifestarse en contra de todo eso, porque les da miedo el qué dirán. Es una cosa que hay que acabar con ella porque lo que está haciendo, independientemente de la parte política, es cargarse el arte. O sea, en España ya no hay arte ni en los cineastas ni en la música quitando a cuatro personas. Como las ayudas están condicionadas a tu mensaje, pues lo que están haciendo es una campaña de propaganda a costa de mi trabajo, del tuyo y del de cualquiera que paga impuestos. Como artista hay que protestar contra cualquier cosa que vaya contra el arte, y como ciudadano creo que también.

¿Fue a partir de tu vuelta de Buenos Aires cuando decidiste cambiar el sentido de tus letras?

Antes de irme a Buenos Aires me daba igual la política, pero igual. Sabía que había uno con barba, otro con bigote, otro sin barba y me daba absolutamente todo igual. Pero allí vi a la gente súper polarizada. Cuando te da exactamente igual la política hay situaciones que no entiendes y recuerdo una. Un chico me fabricaba sudaderas para vender en los conciertos y de repente cortó conmigo toda relación y yo no entendía qué estaba pasando. Y al final me di cuenta de que yo había dicho algo, sin entender de política, que a él le parecía mal porque era muy kirchnerista y yo había dicho en Twitter que me parecía que el kirchnerismo iba contra la libertad. Entonces empecé a investigar, a darme cuenta qué pasaba y qué no pasaba y me pareció increíble.

Además, no se puede ir por la calle, hay mucho crimen. Los que aquí llamamos gorrillas, que allí se llaman trapitos, están en toda la ciudad, es suya. Yo había estado (en Argentina) diez años antes de gira y me había parecido muy bonito y muy agradable aquello y me parecía que después de diez años de kirchnerismo todo se había ido un poco al carajo. Eso estaba destrozado. Entonces, cuando después de ver eso, vengo a España y descubro qué es eso de Podemos, empiezo a pensar un poco. Y tenía amigos de Cuba, de Venezuela que me decían: “Iván, lo que estáis viviendo en España, yo esa peli ya me la sé y no acaba bien”. Ahí es cuando me preocupo. Sigo siendo artista, pero es cierto que es una cosa que me ha nacido y que ha sido un poco natural. Obviamente, aunque a mí la política en principio me interesase menos, viendo toda la situación y viendo que en España la cosa se tuerce y que nacen problemas que no existen, pues uno se preocupa. Supongo que si la situación no estuviera tan mal, quizá en mis letras habría menos reivindicación de eso. A veces pienso que si no hablase de esto me metería en menos problemas, pero otras veces digo joder, creo que si me oye más gente que a la mayoría cuando hablo, es mi obligación, sobre todo dar ejemplo a los artistas que tienen miedo a decir algo que no vaya con lo políticamente correcto. Me siento responsable de que los artistas vean que no pasa nada. No pasa nada por pensar distinto.

Hablemos de las letras de tus canciones. Una de las más polémicas y de las más conocida es ‘Facha’. ¿Tú lo eres?

Yo ya tengo que decir que sí. Si te están acusando de algo y tú te estás defendiendo todo el tiempo, les estás dando poder. ¿Queréis que sea facha? Pues soy facha. O sea, ¿qué puedo decir? Prefiero ser facha que un descerebrado al que están manipulando todo el tiempo. Como digo en la letra de la canción, la palabra se ha desvirtuado tanto que ya no se sabe qué es un facha. ¿Un facha es alguien que está más preocupado por la pensión de su madre que por lo que cobran los menas? Pues entonces soy facha. Si facha es que puedo llevar un día una pulserita con la bandera de España, que es donde vivo, soy facha. Si nos remontamos a lo que significa facha de verdad, no creo que haya prácticamente fachas en España. Si quieren que sea facha, soy facha. Yo no me voy a defender.

Otra de tus canciones es ‘Feminazi’. ¿Se ha convertido el feminismo en una profesión como dices en la letra?

No, porque trabajar no trabajan. Es como una profesión gratis. Es como que lo sectarizan todo y trabajan gratis para la izquierda radical. Les convencen de que son especiales sin haber hecho nada meritorio. ¿Tú qué has hecho en la vida? Yo nada. Yo me he teñido el sobaco de morado, doy voces y de vez en cuando hablo de que me cosifican, pero enseño las tetas en manifestaciones. Ah, pues ya está, eres especial. ¿Cuánto me pagas por hacerte la campaña de publicidad de la izquierda radical? Nada, pero te digo que eres especial y son tan limitados que, por sentirse especial, hacen la campaña a la izquierda radical.

Cuando hablas con un pro LGTB y con una pro feminista, parece que esa es su vida, es como un trabajo pero sin cobrar. O sea, que muy tontos son porque están haciendo la campaña política gratis. Y lo digo: solo por sentirse especial. Haced algo con vuestra vida, algo que no sea un máster en sociología de género que no vale para nada. Haced algo con vuestra vida y, cuando seáis muy buenos en algo, ya no necesitaréis ser muy buenos en el feminismo o ser muy buenos en el colectivismo, que no vale para nada.

Está claro que no te importa decir lo que piensas, ni lo que piensen de ti. Este fin de semana vas a actuar en Viva 22, el evento de VOX. Mucho artistas lo rechazan porque no quieren que se les vincule con el partido, ¿por qué tú sí?

Te voy a ser muy sincero, a nivel egoísta, a mí me interesa que me vean 20.000 personas y también creo que es un sitio donde tengo mucho en común con la gente que va allí. Mis letras no son las típicas letras de los artistas de música urbana y seguro que van a encontrar muchas más simpatías en el VIVA 22 que en un festival típico de metal punky donde va Sociedad Alcohólica. Seguro que en uno de esos festivales acaban tirándome ladrillos al escenario. Creo que hay una compatibilidad entre mi mensaje y el público que va. Yo tengo muy buenos números en Latinoamérica, y en España, por hacer algo complicado en un género que no encaja del todo, para mí es muy importante empezar a tener también repercusión y poder trabajar aquí.

¿Qué cosas crees que tienes en común con los asistentes de Viva22?

No me da tampoco ningún ningún reparo decirlo, creo que el mensaje de VOX y el mío son muy compatibles. Y, ojo, no es que estemos de acuerdo al 100%, pero está a años luz mi compatibilidad con el mensaje de VOX que con cualquiera de los otros partidos, y eso no significa que tenga que estar al 100% de acuerdo con VOX o que a VOX alguna canción mía le pueda parecer que se sale de lo que es su mensaje. Pero, coño, es que eso es normal. Somos personas con cerebro. Si fuéramos 100% iguales seríamos una especie de monigotes sectarios. Te pongo un ejemplo claro, yo no estoy a favor del tema toros, pero es una cosa y supongo que habrá algunas más. Hay muchas más que me parecen más importantes. A mí me parece mucho más positivo que siga existiendo la fiesta taurina, aunque no sea algo que a mí me guste, y que los hombres recuperemos la presunción de inocencia. Hay gente que se encierra en tonterías y no se da cuenta de que otras opciones, aunque les den un caramelo que les hace sentirse especiales, les están quitando derechos.

Yo cada día soy más pro familia. Con la edad, uno se va volviendo más tradicional en ciertos aspectos. Yo soy muy liberal. En la parte económica para mí es muchísimo más importante que te dejen trabajar y que no intenten crear ciudadanos de primera y de segunda. Si están dando ayudas con el dinero de los que trabajan, llega un día en el que los que trabajan dicen: “Mira, paso de dejarme el lomo toda la vida para que me quiten la mitad de lo que gano para dárselo al que no curra”. Lo que están promoviendo es que a la gente se le quiten las ganas de currar. Los que no curran van a currar menos porque ya tienen ayudas, y los que curran se hartan o se van, se va el talento de España. Se van a Portugal y yo lo entiendo, que te vayas y te hagas ciudadano portugués y pongas tu empresa en Estonia. Porque aquí te están destrozando.

La cosa patriota, que es una cosa que yo de pequeño no entendía, ahora sí la entiendo. Si nuestro país es fuerte, todos somos fuertes, nuestra economía es fuerte y podemos acabar con lacras como la delincuencia que se incrementan con otro tipo de políticas. Mira el paraíso multicultural de Barcelona.

Compartes cosas con VOX, pero no todas. Hace unos daños escribiste unas letras que han ofendido a los católicos, también a muchos que te verán este sábado en Viva22. ¿Qué queda del Santaflow que escribió esas cosas?

De ese Santaflow queda muy poco porque uno va evolucionando con los años y, sobre todo, va conociendo gente, va hablando, va leyendo, y entiendo que se hayan sentido ofendidos porque lo que yo decía eran barbaridades que, ahora que tengo amigos cristianos, católicos, a los que aprecio de verdad, entiendo cómo les duele. Para ellos no es que me haya metido con ellos directamente, sino que he ofendido algo que para ellos es sagrado. Entonces es normal que se sientan ofendidos y les quiero pedir perdón por ello. Mi propósito de enmienda no es esta entrevista, que también podría serlo, es todo lo que he escrito después de esa época, en los últimos años y en los últimos discos en los que manifiesto claramente que ahora no soy esa persona.

¿Hay que pasar por el aro para tener éxito?

Sí y no, depende de a lo que llamemos éxito. Si lo que llamamos éxito es ser Rosalía, supongo que sí. Yo me considero muy exitoso, lo digo siempre. No soy un rico de Mercedes, soy un rico de Mondeo, porque no tengo un Mercedes, pero tenemos una casa donde estamos bien. Podemos ir a cenar de vez en cuando con la gente a la que queremos. Y, sobre todo, puedo decir y hacer lo que me dé la gana sin dar explicaciones a nadie. Y eso es ser rico. Yo no cambiaría mi coche por uno tres veces más caro ni mi casa, que está bastante bien, por un chalet en La Moraleja si eso me convirtiese en esclavo. Creo que ser libre es una riqueza increíble. Somos el tiempo que vivimos y si el tiempo que vives estás encabronado y fingiendo, ¿de qué te sirve tener un coche más grande o más caro? Yo me considero exitoso porque no estoy trabajando en la mina, estoy viviendo de la música. Conozco gente que, para llegar a fin de mes, está todo el día trabajando en un bar sin tener muchísima vocación. Yo creo que soy súper rico y súper afortunado, aunque no tenga un Mercedes.

¿Hay algo de lo que te gustaría escribir pero todavía no te hayas atrevido?

No, hay cosas sobre las que me gustaría escribir más. Me gustaría escribir más sobre sentimientos y sobre cosas un poco más universales y ser un poco menos duro en las letras a veces, pero no es porque no me atreva. Quizá es porque no ha llegado el momento. El qué dirán y todo eso me da igual. Quizá porque no me atreva conmigo mismo, pero por miedo al qué dirán no. De hecho todo lo contrario: si hay algo sobre lo que nadie se atreva a escribir porque la gente le va a decir algo, yo voy a ello, incluso forzando la máquina.

¿Qué le falta a Santaflow por conseguir?

Ya no me pongo metas muy a largo plazo. He conseguido llenar salas respetables en México, en Argentina, en Colombia y me gustaría empezar a llenar salas también aquí, donde vivo, en España. Me gustaría llegar a un público distinto que el típico del rap, un público con el que yo me sienta identificado y ellos conmigo. Eso sería una meta a corto medio plazo. Tampoco pido llenar estadios y no en un festival tan grande como en el que voy a tener el honor de participar, el Viva22, donde va a haber probablemente más de 20.000 personas, pero que no van a verme a mí. A mí lo que me gustaría es que vayan 1.000, 1.500 personas u 800 personas a verme a mí. Y para eso estoy trabajando duro, para llegar también al público en España y esa sería un poco mi meta a medio plazo, luego ya iré pensando en otras metas.

Sé que una de tus especialidades son los beefs. Antes has dicho que uno de los motivos por los que hay que protestar es por el Gobierno que tenemos. ¿Te atreves a improvisar uno para Pedro Sánchez?

Ya tenemos uno, en la canción ‘Disidente’, de hecho va a caer en el Viva. Cantar ahora me da un poco de apuro. Yo soy muy tímido, ¿eh? De verdad que me siento más tímido aquí, delante de vosotros, que delante de las 20.000 personas en el Viva. Cuando me pongo la ropa de salir, me meto en el papel, cojo el micrófono, salgo al escenario, suena la instrumental, ahí es cuando cambio. Pero si estamos cenando en una barbacoa y alguien me pide que cante me siento tímido.

Resume entonces en una frase qué le dirías, aunque no la cantes.

Básicamente lo que digo en la canción, que yo soy disidente y que le den al felón del presidente. En realidad digo otra palabra, pero vamos a ser un poco más correctos, vamos a decir felón en vez de la palabra completa que empieza por H.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sociedad

Pío Moa: “Franco ha sido el mayor estadista de España en siglos y Sánchez, un personajillo de tres al cuarto, un timador de esquina”

Avatar

Published

on

“La consigna ‘Echar a Sánchez’ es el peor engaño tipo PP, y si VOX cae en la trampa, estará perdido. De lo que se trata es de defender la unidad nacional y la democracia: echar al Dotor será una consecuencia. Si el PP echa al PSOE, como en Andalucía, VOX se volverá irrelevante”. Son palabras del historiador y colaborador de AD, Pío Moa, contenidas en una entrevista en la que analiza la situación de la derecha política española con perspectiva sumamente crítica. Sostiene Pío Moa que lo crucial no es echar a Sánchez y defiende la necesidad de defender determinados principios y plantear una gran batalla político-cultural. Tras lamentar “la nulidad intelectual” de la derecha, Pío Moa se opone a una “ley de la concordia” como la defendida por Feijóo, al considerar que “falsearía la historia y caería en el mismo juego totalitario por el que un gobierno podría regular, no ya los pensamientos, sino los mismos sentimientos de las personas”.

– Ha dicho Pedro Sánchez que pasará a la historia por haber profanado la tumba de Franco.

Franco ha sido el mayor estadista que ha tenido España en siglos. Sánchez, un personajillo de tres al cuarto, no mejor que un timador de esquina, ha podido cometer su desmán gracias a la complicidad de un tribunal supremo corrupto, de una Iglesia autodegradada y de una monarquía que intenta olvidar en vano su origen. Nada mejor que señalar estos hechos para entender el grado de bajeza y podredumbre a que ha llegado la política española.

– ¿Se adhiere usted por tanto a la necesidad de echar a Sánchez?

La consigna ”Echar a Sánchez” es el peor engaño tipo PP, y si VOX cae en la trampa, estará perdido. De lo que se trata es de defender la unidad nacional y la democracia: echar al Dotor será una consecuencia. Si el PP echa al PSOE, como en Andalucía, VOX se volverá irrelevante.

Recordemos el gran precedente: cuando Zapatero rescataba a la ETA, la COPE promovió la resistencia con grandes movilizaciones de masas. El PP, ante el éxito de una iniciativa que no deseaba, se puso al frente de ella para llevarla a la nada. Lo hizo con la consigna “hay que derrotar a la ETA”, cuando la ETA estaba prácticamente derrotada por Aznar (fue de lo poco bueno que hizo), y a quien había que derrotar era al gobierno cómplice de los terroristas, a quienes estaba sacando del hoyo. Entonces solo existía el PP como oposición aparente, y era difícil impedirle su fechoría. Pero ahora está VOX. Si su consigna es “echar a Sánchez”, el PP volverá a ponerse en cabeza y ocurrirá lo que en Andalucía.

– ¿Dejamos entonces que las cosas sigan como están por aversión al PP?

No hay trampa más peligrosa que la de “unir fuerzas contra Sánchez”, en lugar de defender unos principios que el PP jamás defendió ni defenderá. Y hoy existe una gran posibilidad contra la memoria chekista, si se coge la oportunidad con las dos manos y se plantea una gran batalla político-cultural.

Una cosa es que VOX centre su discurso en denunciar al gobierno y al nuevo frente popular y otra que finja que el PP también es partidario de la unidad de España y de las libertades. La línea principal contra el FP debe acompañarse de otra secundaria contra el PP como apéndice del frente popular.

– Lamentablemente nos topamos con la nulidad intelectual de la derecha

Es la nulidad intelectual de la derecha de todos los colores la que les impide ver la trascendencia estratégica de la ley de memoria chekista, y por ello la oportunidad de infligir una derrota fundamental al nuevo frente popular en su fundamento histórico, moral y político. Incluso VOX la entiende como “una cosa más”, importante, si se quiere, pero una entre tantas… Eso puede y debe cambiar.

– ¿Defendería usted una “ley de la concordia”, como propone Feijóo?

Nada sería más erróneo que oponer a la ley de la cheka una ley de “la concordia” que por un lado falsearía la historia, y por otro caería en el mismo juego totalitario por el que un gobierno podría regular, no ya los pensamientos, sino los mismos sentimientos de las personas.

VOX puede y debe impulsar una ofensiva contra la ley chekista, en los tribunales y la calle, bajo el lema de la defensa de las libertades y de España. La defensa de las libertades, junto con la de la unidad de España, es la clave, la Gran Política en que debe basarse la batalla ideológica contra el nuevo frente popular.

– ¿Por qué cree que Vox es tan renuente a defender el franquismo?

VOX no tiene por qué defender el franquismo. Debe defender el derecho de todos a investigar, leer y pensar libremente sobre el pasado. Y señalar que si la versión del nuevo frente popular fuera veraz, no tendría que apoyarse en una ley de tipo soviético, sino debatirse libremente en democracia.

La labor de investigar y explicar el pasado no corresponde a VOX como partido, sino a los historiadores e intelectuales que den la batalla cultural contra los farsantes y charlatanes que hoy dominan una universidad degradada.

Defender la unidad de España es defender indirectamente al franquismo, porque él fue quien la salvó. Y también defender la democracia, porque esta vino, y solo podía venir, del franquismo. Pero explicitar estas cuestiones no corresponde a VOX, sino a una labor intelectual independiente.

– ¿Cree usted que existe una actitud malevolente hacia España del resto de Europa?

Por supuesto, hay esa malevolencia y prejuicios, que vienen de muy atrás. Y sospecho que avivados por causas más recientes. El resto de Europa occidental lo debe todo, empezando por la democracia, a los ejércitos soviético y useño, y el comienzo de su prosperidad a las finanzas useñas. En cambio España, lo repito mucho, aunque nadie se hace eco de esta evidencia, se lo debe todo fundamentalmente a sí misma: derrotó a los partidos sovietizantes y disgregadores, se libró de la guerra mundial, se reconstruyó con sus propias fuerzas, y su democracia ha venido por su propio desarrollo interno, y no por bombardeos de otras potencias.

Moral y políticamente España está bastante por encima de esos países, gracias al franquismo, algo que resulta insufrible para ellos. Y sin embargo los gobiernos españoles desde el de Felipe González, se han comportado como mendigos lamiendo las botas de sus “protectores”, los de Gibraltar y Marruecos, entre otras cosas. Debiéramos ser conscientes de estos hechos, precisamente porque son hechos históricos indudables, no lucubraciones de tipo marxo o libercañís.

– Ha hecho usted recientemente una interesante reflexión sobre leyes naturales y leyes sociales que desearía compartiese con los lectores.

El plano personal, orientado hacia la subsistencia y la procreación y la idea de la libertad, necesita tanto de la sociedad como del plano metafísico, y al mismo tiempo se encuentra en conflicto con ellos, así como en la relación interpersonal. El hombre no podría subsistir fuera de la sociedad, es social por naturaleza, pero al mismo tiempo se resiente en mayor o menor grado de las limitaciones y exigencias que la sociedad le impone en nombre de la justicia o de la mera necesidad de mantener un orden general; o por las tan frecuentes discordias con otras personas. Esta tensión entre persona y sociedad es uno de los ejes del pensamiento político, al menos en la tradición europea y por extensión la del llamado Occidente.

Otras imposiciones y limitaciones vienen dictadas por la moral a los deseos de las personas. No obstante, las leyes morales, “no escritas e inmutables de los dioses, cuyo origen nadie sabe”, como decía Antígona, tendrían poco efecto ante la multiplicidad y contradicciones de los deseos humanos, si no se reflejaran en las leyes sociales, pese a ser estas cambiantes y diferentes de las morales. Las leyes sociales vienen de los hombres, es decir, de alguna oligarquía, y pueden ser despóticas, mientras que las morales provendrían del mismo ente o voluntad que habría creado al hombre y su razón.

Continue Reading

Sociedad

La derechita cobarde en su máxima expresión: La nauseabunda cobardía y el patético miedo de Alberto Nuñez Feijóo a Pedro Sánchez

Avatar

Published

on

Alberto Núñez Feijoo pide a los suyos que le ayuden a esquivar los cara a cara con Pedro Sánchez

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, no quiere más cara a cara con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La obsesión del líder del PP por mantener el resultado ha trascendido el cargo y ya no considera ni que deba tener enfrentamientos con el líder del PSOE. El Partido Popular está enganchado a las encuestas y ven que no hacer nada sirve de mucho, por no hablar de que hay gurús que consideran que Feijoo no debe hablar más de la cuenta para evitar fallos garrafales como el de los coches con más de diez años de antigüedad y la necesidad de prohibirles circular por todas las carreteras españolas. Feijoo ha llegado al extremo de pedir a su portavoz en el Senado, Javier Maroto, que no solicite cara a cara con el líder del PSOE. No quiere saber nada de los enfrentamientos.

Esta actitud «amarrategui», como la denominan algunas fuentes de la formación, no está precisamente generando tranquilidad en la formación. La sensación de que Alberto Núñez Feijoo no quiere desgastarse en ningún debate ni quiere dejarse caer por las cadenas de televisión para que no surjan problemas de ninguna clase se ha dejado notar en Génova generando a su paso un fuerte malestar. Las voces que piden en Génova que hay que morder crecen mientras Alberto Núñez Feijoo quiere pasar desapercibido para aguantar el resultado. Feijoo prefiere ahora mismo una mayoría simple garantizada que pelear por una mayoría absoluta. Todo esto desespera en Génova más de la cuenta, pero dado que Mar Sánchez y Luis de la Matta han encerrado a Feijoo en su despacho, no parece que se hayan dejado ver los enfrentamientos.

Esta actitud no es solo un cotilleo que circula por Génova. También hay hechos que dejan claro que Feijoo no quiere desgastarse con nada. El presidente del partido ha exigido a Javier Maroto que no pida un cara a cara entre el presidente del Gobierno y el propio Feijoo. Esta realidad ha trascendido y ha calado en el grupo hasta el extremo de que los hay visiblemente enfadados con los planes que han urdido en la sala de máquinas del partido. Feijoo no quiere problemas.

El gesto con Maroto también se ha trasladado a los medios de comunicación, tal y como aseguran fuentes del partido. Esta victoria aparente que reflejan los sondeos internos han motivado al equipo más estrecho del expresidente autonómico para que ni siquiera se atreva a ir a las televisiones. Tras el último fiasco de los coches y los diez años de antigüedad, en Génova no hay quien confíe en la habilidad del presidente del partido de sentarse frente a un periodista de raza para responder a sus preguntas. El presidente del PP solo atiende rondas sin preguntas. Y los canutazos con previa conversación con de la Matta, eso siempre que esté y ejerza como responsable de prensa.

El presidente del Gobierno, por su parte, tiene otra hoja de ruta. El PSOE ha decidido apretar el acelerador en su discurso «antiPP» y quiere buscar el choque constantemente con el líder conservador porque está de capa caída. Al mismo tiempo que Feijoo quiere aguantar el resultado, el presidente del Gobierno quiere exactamente lo contrario porque sabe que está de capa caída. Este baile ha repercutido en peticiones expresas en instituciones como el Senado para intentar buscar (o esquivar) un encuentro. De momento, el plan inicial de los dos grandes partidos es exactamente el contrario el uno del otro. Pero la diferencia es que el PP tiene la presión interna de quienes quieren que Alberto Núñez Feijoo dé un paso adelante.

 

Javier de Benito.

Continue Reading

Sociedad

El Presidente socialista de Aragón, Javier Lambán, asegura que «le habría ido mejor a España y al partido» con otro líder socialista

Avatar

Published

on

 

El presidente aragonés lanza una dura andanada contra Sánchez en la que además niega que se esté solucionado la cuestión catalana

 

Javier Lambán ha dado este miércoles un paso más en sus críticas al presidente del Gobierno. El presidente del Gobierno de Aragón ha asegurado durante un acto sobre el estado de las autonomías que «mejor le hubiera ido a este país» si el expresidente asturiano, Javier Fernández, hubiera sido el secretario general del PSOE en lugar de Pedro Sánchez. Además, el presidente aragonés ha contradicho directamente al líder de su partido al sostener que el tema catalán «no se está solucionando» sino que lo que está pasando es que los nacionalistas «están tranquilos porque su hoja de ruta se va realizando»

Así lo ha afirmado durante la clausura de la mesa sobre ‘El Estado de las autonomías: balance y mirada de futuro desde el ejercicio de la responsabilidad política’. En este acto ha elogiado al expresidente de Asturias Javier Fernández, quien también ha intervenido, lamentando que cuando dimitió Alfredo Pérez Rubalcaba -en 2014- Fernández rehusara asumir la secretaría general del PSOE federal: «Mejor le hubiera ido a este país si Javier hubiera asumido esa responsabilidad».

El presidente aragonés ha aludido al Comité Federal del 1 de octubre de 2016, «un aquelarre», en el que «no se planteaba una disyuntiva meramente nominal, sino dos maneras distintas de entender la manera de gobernar España, las alianzas políticas», cuando Fernández lideraba una opción y Pedro Sánchez otra, ya que el hoy presidente del Gobierno central «entendía que era admisible la asociación para gobernar con nacionalistas e independentistas».

«Prevaleció la visión que representaba Javier y dio lugar a la investidura de Rajoy», ha recordado Lambán, quien ha afirmado: «Cuando alguien dice que los pactos de PP y PSOE con altura de miras son imposibles, olvidan que fue perfectamente posible en esa investidura y que eso abrió un abanico de posibilidades con Javier de presidente de la gestora que pudo haber dado lugar a dinámicas bien interesantes».

Sin embargo, «después el PSOE celebró unas primarias, invento maligno donde los haya, y eso ha dado lugar, junto con la contaminación populista que, de una u otra forma, todos estamos sufriendo, a que en este momento todos los partidos sean cualquier cosa menos estructuras democráticas». «Esas primarias las ganó, de manera abrumadora y legítima, Pedro Sánchez y, aceptando aquella votación, al menos en esa parte política del partido me siento en minoría, pero es algo que en la historia del PSOE ha pasado en muchas ocasiones y es algo que conllevo con la mayor dignidad posible», ha asegurado

Contra la política catalana de Sánchez

Además, el presidente aragonés ha sostenido que el tema catalán «no se está solucionando» sino que lo que está pasando es que los nacionalistas «están tranquilos porque su hoja de ruta se va realizando», al tiempo que ha echado en falta la ausencia de grandes acuerdos entre PSOE y PP.

Asimismo, ha llamado la atención sobre «el momento en el que los partidos mayoritarios dejaron de tener la mayoría en el Congreso». «Hemos asistido a cesiones a los nacionalistas, a una progresiva desconexión que solo hubieran evitado los grandes acuerdos entre PSOE y PP o con un partido, Cs, al que deseo de verdad que, de la manera que sea, recupere su presencia» en las Cortes Generales. «Solo lo hubiera evitado eso y, como no ha ocurrido eso, estamos en esa deriva complicada que pone en riesgo el artículo 2 de la Constitución», referido a la unidad de España «como sinónimo de la igualdad de derechos entre los españoles», ha advertido.

Lambán ha considerado que las comunidades autónomas deben «involucrarse» y ha apostado por la reforma de la Constitución en el sentido de «poner con mayúsculas» el federalismo para «construir el país a base de las relaciones entre las comunidades autónomas». Igualmente, ha defendido el desarrollo del Senado como cámara territorial, similar al Bundesrat alemán, y ha elogiado la celebración de las Conferencias de Presidentes, que «todavía no han cuajado como deberían cuajar».

Ha puesto el ejemplo del acuerdo firmado, el pasado 6 de octubre, con la Junta de Andalucía para impulsar la autopista ferroviaria Algeciras-Zaragoza, o los acuerdos con otras comunidades, como Navarra, La Rioja y la Comunidad Valenciana. «Este tipo de relaciones crean país, nación, Constitución, y aposentan una manera definitiva de entender el futuro desde los Gobiernos autónomos». «Las comunidades autónomas debemos trascender el ámbito territorial que nos corresponde y sentirnos concernidas en el futuro de España desde el Título VIII de la Constitución y atendiendo a la España federal, que no es de derecho, aunque es de hecho».

Continue Reading

Sociedad

Obispo Munilla: Es inmoral el acuerdo del presidente español con un partido proterrorista

Avatar

Published

on

El Obispo de Orihuela-Alicante, Mons. José Ignacio Munilla, ha criticado con dureza los acuerdos alcanzados por el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, con un partido “heredero político de la que fue banda terrorista ETA”.

El Prelado ha explicado en profundidad el sentido de un mensaje compartido esta semana con motivo de uno de los acuerdos sellados por el socialista Pedro Sánchez con los representantes de Bildu para aprobar los presupuestos generales.

El pacto consiste en aceptar la expulsión de Navarra de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, la fuerza armada más golpeada por el terrorismo de ETA, a cambio del apoyo de Bildu.

El Obispo escribió: “El hecho de que un Gobierno otorgue a los herederos políticos de una banda terrorista la capacidad de humillar a las que fueron sus víctimas, a cambio de su apoyo para mantenerse doce meses más en el poder, es simplemente inmoral”.

El mensaje ha tenido más de dos mil “me gusta” y cerca de 1000 reenvíos en Twitter, mientras que en Facebook, generó más de 100 comentarios y fue compartido cerca de 500 veces.

Pactos inmorales

En su programa de Radio María, Sexto Continente, el Obispo de Orihuela-Alicante ha querido abundar en la reflexión porque el mensaje “quizás ha causado más revuelo de lo habitual por el hecho de que ponía el dedo en la llaga en un aspecto de la vida social en España”, ha explicado.

Mons. Munilla ha asegurado como preámbulo que, si bien en el campo político es necesario llegar a acuerdos, hay que vigilar ante “el gran riesgo de la política” que es “el practicismo”.

Esto sucede cuando “seguir en el poder” se convierte en el elemento decisor “irrenunciable”, lo que hace posibles “pactos inmorales”.

Cuando uno “para mantenerse en el poder, está pasando por encima del respeto ético del bien común, debe de renunciar”, ha señalado el Prelado.

Qué es Bildu

El Obispo, consciente de que muchos de sus oyentes son de fuera de España, ha explicado qué tipo de partido es Bildu.

Mons. Munilla recuerda que Bildu “de una manera bastante clara, es heredero político de la que fue banda terrorista ETA” y que ha mantenido una postura de “no condena de todos los atentados terroristas acontecidos en España”, donde cerca de 900 personas fueron asesinadas por la banda.

“Humillación insostenible”

El Prelado ha definido como “una humillación insostenible” que quienes no condenaron los asesinatos de ETA, hayan logrado del presidente Pedro Sánchez la expulsión de aquellos a los que asesinaban de un determinado territorio.

“Creo que debíamos poner el dedo en la llaga” ha afirmado el Obispo, para denunciar “que acontecen actitudes inmorales” con la finalidad de seguir el poder, “pasando incluso por encima de la ofensa a quienes han sido víctimas del terrorismo”.

El Prelado invitó a los oyentes a imaginar los sentimientos de una viuda de un guardia civil asesinado por ETA: “Qué cuerpo se le pondrá cuando sepa que su Gobierno ha llegado a un acuerdo con Bildu para que la Guardia Civil salga de Navarra”.

“Las víctimas del terrorismo se van a asentir profundamente ofendidas”, ha subrayado.

El obispo ha incidido en la cuestión al asegurar que el pacto alcanzado por Pedro Sánchez y los herederos de ETA “es seguir abriendo heridas”.

La venganza no es cristiana

El Prelado ha añadido a su argumentación que denunciar estas situaciones está lejos de enarbolar la idea de que los terroristas “se pudran en la cárcel” como deseo de venganza por sus actos.

“Al hacer esta reflexión, ni mucho menos anida en mí, no debe de anidar en nosotros, el deseo de venganza. Tenemos que tener mucho cuidado de eso”, ha explicado.

Para el Obispo, desear que los terroristas se pudran en la cárcel “no es nuestra sensibilidad cristiana. Nosotros no debemos alimentar esos sentimientos de venganza”.

Sociedad anestesiada

Por último, el Obispo de Orihuela-Alicante ha rogado “que el Señor nos conceda la gracia de tener capacidad de discernimiento, de no tragarlo todo”.

A su juicio, la sociedad española vive una “vorágine” social y política, de tal manera que suceden cosas que “hace 10 o 15 años hubiesen supuesto una reacción social en la que hubiese caído un Gobierno”.

Sin embargo, “hoy en día pasan y no acontece nada”. “Creo que la opinión pública está anestesiada”, ha lamentado el Obispo.

 

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X