Connect with us

Internacional

INFORME COMPLETO: Advierten que el próximo informe del Pentágono sobre OVNIS podría revelar «un potencial fallo catastrófico de inteligencia»

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«Si sucedió porque los burócratas escépticos se decían a sí mismos: ‘no puede ser, por lo tanto no lo es’, entonces debe haber un ajuste de cuentas», advierte un experto británico.

El informe sobre ovnis del Pentágono y de las agencias estadounidenses pertinentes que se publicará el próximo mes de junio podría arrojar luz sobre «un potencial fallo catastrófico de inteligencia», según lo advirtó Nick Pope, exfuncionario de Defensa británico, en el programa ‘Tucker Carlson Tonight’ de Fox News.

«Si sucedió porque los burócratas escépticos se decían a sí mismos: ‘no puede ser, por lo tanto no lo es’, entonces debe haber un ajuste de cuentas», opina Pope, que trabajó para el Ministerio de Defensa del Reino Unido durante más de dos décadas e investigó los avistamientos de ovnis reportados durante parte de ese tiempo.

Los comentarios del experto son una respuesta a las declaraciones de Luis Elizondo, el exjefe del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas del Pentágono, que advirtió a New York Post que el próximo informe podría revelar un fracaso de las agencias de inteligencia estadounidenses «al nivel del 11 de septiembre». Elizondo también planteó la posibilidad de que los llamados ovnis sean en realidad «tecnología extranjera adversaria que durante varias décadas ha logrado superarnos y evadir a los 18 miembros de la comunidad de inteligencia».

«Eso sería una falla de inteligencia que eclipsaría casi cualquier otra cosa que este país haya afrontado, especialmente si esto ha ocurrido durante décadas», aseveró Elizondo.

«Hay mucho más que está por venir»

Pope señaló durante el programa del viernes que «todos los días, parece que sale nueva información, cosas que no se habían contado a la sociedad y a los medios de comunicación» sobre los ovnis.

En este sentido, el experto cree que «antes de que este informe vaya al Congreso, habrá muchas cosas por detrás de la escena, mucha politiquería», al tiempo que anticipa «más filtraciones de información, fotos, videos, documentos». «Hay mucho más por venir», indica el exfuncionario, que considera que el esperado informe debe dar explicaciones claras de los encuentros con ovnis y el Congreso debe prestarle mucha atención.

Análisis: ¿Son los OVNIS del Pentágono una asombrosa farsa ideada por un país enemigo?

 

Eso al menos es lo que se desprende de las investigaciones emprendidas por Tyler Rogoway que asegura que las noticias filtradas desde 2017 referentes al interés del Pentágono en los OVNIS podrían esconder una escandalosa operación de espionaje sin precedentes en los Estados Unidos.

En un artículo titulado «Adversary Drones Are Spying On The U.S. And The Pentagon Acts Like They’re UFOs» (15/04/2021) Rogaway admite que: «Puede que no conozcamos las identidades de todas las naves misteriosas que el personal militar estadounidense y otros han estado viendo en los cielos en los últimos tiempos, pero he visto más que suficiente para decirles que está claro que un adversario muy terrestre está jugando con nosotros en nuestro propio patio trasero utilizando tecnologías relativamente simples (drones y globos) y consiguiendo lo que podría ser el mayor logro de inteligencia de una generación”.

Si bien eso puede decepcionar a algunos que esperan que los orígenes de todos estos eventos sean de naturaleza mucho más exótica, las implicaciones estratégicas de estas audaces operaciones, que han estado sucediendo durante años, sin inmutarse, son absolutamente masivas. Nuestro equipo aquí en The War Zone ha pasado los últimos dos años presentando indirectamente una hipótesis de que muchos de los eventos que involucran supuestos ovnis, o fenómenos aéreos no identificados (UAP), como se les llama ahora a menudo, durante la última década son en realidad, la manifestación de adversarios extranjeros que aprovechan los avances en la tecnología de vehículos aéreos no tripulados de gama baja, e incluso plataformas más simples, para recopilar información de inteligencia de extrema fidelidad sobre algunas de las capacidades de guerra más sensibles de los Estados Unidos».

Rogaway está convencido que los servicios secretos de un país extranjero han aprovechado que los militares norteamericanos pensaban que estas incursiones aéreas podrían ser «platillos volantes», para realizar todo tipo de labores de espionaje a sabiendas de que no iban a informar convenientemente de estos sucesos por temor al ridículo. El periodista lo deja claro cuando dice que: «Los despropósitos del Pentágono con respecto a los OVNIS parecen haber amenazado la seguridad nacional al más alto nivel: literalmente, dejar la patria con una puerta abierta para que la atraviesen humildes drones y permitir que se juegue con nuestras capacidades militares más preciadas por su valor de inteligencia. en su propio terreno. He dicho en numerosas ocasiones que el próximo 11 de septiembre vendrá de un enjambre de drones de gama baja y esta situación subraya aún más lo plausible que es. Pero realmente ni siquiera necesitamos usar nuestra imaginación». Y es que el miedo al ridículo de muchos oficiales y pilotos han podido posibilitar que muchas de estas operaciones de espionaje hayan pasado desapercibidas para el alto mando bajo el epígrafe de OVNIS. Además, Rogaway insiste que las autoridades nunca se han tomado en serio estas investigaciones al creer que estaban relacionadas con «marcianos verdes»: «La evidente pasividad y el estigma que rodea a los fenómenos aéreos inexplicables en su conjunto ha llevado a lo que parece ser la paralización de los sistemas diseñados para protegernos a nosotros y a nuestras tecnologías militares más importantes, lo que apuntaría a un fracaso masivo de la inteligencia militar de los EE. UU. Este es un punto ciego que nosotros mismos hemos creamos literalmente a partir de tabúes culturales y un complejo militar-industrial que no es adecuado para prever y contrarrestar una amenaza de nivel inferior que es muy difícil de defender».

Recordar que en 2019 el ministerio de Defensa actualizó sus directrices internas para permitir que sus tropas pudieran informar con mayor celeridad, y sin ninguna desconfianza, sobre cualquier tipo de avistamiento de fenómenos aéreos no identificados (UAPS). Además, Rogaway cree que estos países han utilizado incluso drones comerciales para llevar a cabo algunas de sus incursiones, pero no obstante es obvio que han utilizado todo tipo de aeronaves que han podido llevar a la confusión a los militares estadounidenses: «Si bien los globos pueden parecerse a prácticamente cualquier cosa, los drones también pueden verse muy extraños debido a la gran cantidad de diseños que existen”.

Cuando la mayoría de la gente piensa en drones, se imagina un pequeño avión de ala fija o una configuración tipo quadcopter. Eso puede ser cierto para la industria floreciente en el mercado civil, pero hay muchos más diseños, algunos de los cuales parecen francamente naves extraterrestres y funcionan de manera diferente a un avión tradicional de ala fija o quadcopter. Estos incluyen todo, desde alas voladoras en forma de triángulo hasta aeronaves híbridas de rotor / ala fija o incluso un tubo vertical con un rotor en cada extremo. Incluso hay drones que lanzan drones parásitos más pequeños y actúan como su nave nodriza». El mayor peligro es que estas aeronaves pueden estar equipadas con diverso armamento para ejecutar un preciso ataque a puntos vitales de la seguridad nacional: «Los drones armados de pequeño tamaño, especialmente los que llevan una carga explosiva, se han convertido en una baza estratégica asimétrica barata y, tal y como predije hace años, están evolucionando rápidamente para convertirse en un elemento de cambio en el campo de batalla moderno».

¿Ha podido un país extranjero engañar a la inteligencia norteamericana?

Incluso el experto cree que algunas de las supuestas capacidades extraordinarias registradas en estas aeronaves podrían ser resultado de una guerra electrónica para confundir a los norteamericanos sobre lo que realmente estaba sucediendo: «muchas de las extrañas características de alto rendimiento que los barcos y los aviones detectan a veces por radar más allá del alcance visual durante estos incidentes pueden y probablemente son el resultado de una guerra electrónica. De hecho, cosas como las aceleraciones rápidas de velocidad y las caídas repentinas de altitud en el radar representan principios muy básicos de las tácticas de guerra electrónica.

En el caso de los eventos de la costa este, por ejemplo, hasta donde se nos ha dicho, las capacidades de alto rendimiento de estos objetos nunca se observaron visualmente, pero sí en el radar. Los encuentros visuales describen objetos parecidos a globos que hacen cosas parecidas a globos, sin moverse rápido en absoluto, mientras que otros objetos presentan un rendimiento más similar al de los drones que a cualquier otra cosa».

Para el autor del reportaje no hay dudas cuando afirma que la inteligencia norteamericana era consciente que muchos informes procedentes de sus pilotos señalaban claramente la existencia de vuelos de aviones no tripulados en sus inmediaciones: «adquirimos los informes de incidentes del Centro de Seguridad Naval que abarcan la mayor parte de la década de 2010 con respecto a objetos anómalos que los pilotos de combate encontraron frente a la costa este de los Estados Unidos. Lo que encontramos fue impresionante. Si bien hubo solo un número limitado de informes, y es muy probable que otros informes nunca se presenten en el centro de seguridad y, en su lugar, se archiven como eventos de inteligencia clasificados, los que estaban allí no describían naves extraterrestres en absoluto. En cambio, describieron aviones no tripulados con propulsión a chorro, similares a misiles y otros aviones no tripulados de ala fija que volaban en los niveles de vuelo, así como aviones no tripulados de múltiples rotores que volaban a alturas muy altas mar adentro. Allí hay objetos en forma de globos, cuyos orígenes fueron inexplicables incluso después de investigaciones oficiales». Y es que Rogaway cree que el enemigo ha potenciado deliberadamente la pantalla OVNI para pasar desapercibido e incluso, ha podido «disfrazar» sus drones para engañar a los pilotos: «Como hemos señalado antes, estos drones y globos, en particular, también podrían tener un aspecto muy extraño para casi cualquier persona que se encuentre con ellos, incluso como un cubo dentro de una esfera, o un dirigible metálico con apéndices extraños. De hecho, cuanto más raros parezcan, mejor será la cobertura para las operaciones en curso. Poner elementos infrarrojos en los drones, dándoles enormes firmas IR, o hacer que los globos reflectores de radar tengan una forma extraña, no sólo confundiría al adversario, sino que probablemente permitiría que estas operaciones continuasen durante mucho más tiempo sin ser controladas, y que aumentara enormemente la calidad de los datos de inteligencia que reciben. Teniendo esto en cuenta, hacer que las cosas parezcan más extrañas y menos amenazantes de lo que realmente son, es probablemente una táctica que el enemigo ha utilizado para estas operaciones, y esto a menudo puede tener un precio muy barato”.

Hemos hablado de cómo a veces los efectos más sencillos pueden crear las ilusiones más impactantes, y de cómo incluso trucos similares a los que Disney utiliza para sorprender las percepciones de los asistentes a los parques temáticos podrían emplearse de forma astuta para confundir a un adversario. Esto parece ser parte de la operación que se está ejecutando aquí, y ¿qué mejor tapadera reforzada pasivamente hay en los Estados Unidos que los OVNIS y todo el estigma que conlleva?

El hecho de que los pilotos se hayan abstenido históricamente de informar sobre naves inexplicables en los cielos por miedo a que sus carreras se vean afectadas es todo lo que realmente se necesita saber para cuantificar lo relevante y eficaz que puede ser esta táctica». El autor cree que los drones son lanzados desde submarinos y barcos camuflados para acercarse sin llamar la atención a los sitios estratégicos. Y para terminar Tyler Rogoway expone cual deberían ser los tres pasos que debería ejecutar el gobierno para contrarrestar estas operaciones: «El primer paso es admitir que tenemos un problema importante con drones mucho más cerca de casa de lo que nadie quiere admitir y que al menos uno de nuestros adversarios se ha burlado de nosotros y ha comprometido capacidades clave utilizando tecnología notablemente de gama baja. En pocas palabras, han ganado y de una manera increíblemente irónica e ingeniosa. Solo una vez que lleguemos a admitir esto, podremos pasar a resolver este problema y confrontar quién está detrás de este asunto, aunque creo que está bastante claro quién podría ser, considerando que existe una lista con solo dos nombres.

Paso dos, solo tenemos que detener el tabú OVNI y tomarnos en serio la búsqueda de cada fenómeno anómalo observado, independientemente de sus connotaciones culturales. Debemos financiar completamente un centro de fusión de inteligencia real para trabajar en estos casos y exigir que nuestro aparato militar y de inteligencia canalice todos los nuevos datos a esta célula agrupada. Esta directiva debe provenir de los niveles más altos de la comunidad militar y de inteligencia. No puede ser otro programa «subcontratado» impuesto al Departamento de Defensa por legisladores que ni siquiera pueden estar en el cargo durante un par de años. Esta unidad de investigación debe tener acceso ilimitado a todas las fuentes de datos y productos de inteligencia relevantes que exista en el ejército de los EE. UU. y la comunidad de inteligencia tiene que colaborar. Si descubrimos que los extraterrestres están visitando la Tierra en el proceso, ¡genial! Pero ese no es el punto.

Paso tres, cambiar totalmente la estrategia de comunicación en torno a este tema. Proporcionar toda la información que se pueda sobre este asunto, incluso si es inconveniente, aunque ha de protegerse las fuentes y los métodos cuando sea relevante. Si no llevamos a cabo este camino, los drones que espían nuestras emisiones electrónicas, tácticas y demás, pueden ser la menor de nuestras preocupaciones. A esas mismas aeronaves se les puede asignar fácilmente la tarea de derrotar a los mismos sistemas que nos están vigilando. Pero por encima de todo, en la actualidad pueden ser drones y globos, pero parece que nos estamos tapando los ojos intencionalmente a lo que podría ser el próximo gran avance tecnológico de nuestro adversario, que muy bien podría parecer extraño a primera vista. Tal y como está ahora el asunto, probablemente sólo descubriremos que no lo es cuando sea demasiado tarde».

DOS PUNTOS DE VISTA

Evidentemente en los últimos días el affaire de los OVNIS del Pentágono está tomando unos derroteros inesperados. Si en los primeros compases de las informaciones que se hacían públicas se destacaba sobre todo el alto índice de extrañeza de las aeronaves observadas, a medida que pasa el tiempo, se está dejando entrever, cada vez con más fuerza, la tesis de que estas misteriosas incursiones podrían ser obra de drones y aviones sin tripulación enviados por alguna potencia extranjera, que no extraterrestre, para espiar a los Estados Unidos.

Lo curioso es que ahora se introduce en la ecuación el facto engaño y se sospecha que la inteligencia de Rusia o China han podido utilizar una cortina de humo para facilitar su tarea. En este caso la pantalla OVNI, ya que conocían de antemano, tanto su poder cultural como la enorme reticencia que tienen los militares de informar de avistamientos extraños a sus superiores, y mucho menos de dejarlo por escrito en un informe o documento oficial. De hecho, la propia CIA reconoció que en los años 50 y 60, en plena guerra fría con el bloque soviético utilizó las creencias generadas por los platillos volantes para enmascarar el vuelo de sus prototipos y aviones espías para no llamar la atención de Rusia. Y ahora, en pleno siglo XXI, según se desprende de las investigaciones de Tyler Rogoway se ha utilizado la escenografía OVNI para engañar a la inteligencia norteamericana y poder llegar con drones, incluso comerciales, hasta lugares y emplazamientos muy sensibles para la seguridad nacional.

Gerald K. Haines, un historiador perteneciente a la Oficina de Reconocimiento de la CIA aseguró que muchos avistamientos que se produjeron durante la década de los años 50 y 60 fueron ocultados bajo el paraguas OVNI, promovidos por la agencia de inteligencia para no revelar que se trataba de aviones espía de reconocimiento U-2 y SR-71 Blackbird.

 Pero estas suposiciones chocan aparentemente contra las conclusiones que según Lue Elizondo, exdirector del AATIP había llegado mientras estuvo al mando de las investigaciones OVNIS del Pentágono. Y es que, tampoco parece casual, que Elizondo en las últimas semanas ha clarificado enormemente su discurso ambiguo, y asegure que estos fenómenos no tienen nada que ver con drones (y mucho menos comerciales) ni de ningún tipo de aeronave no tripulada.

Además, para despejar aún más las dudas asevera sin ruborizarse que probablemente, estos OVNIS estudiados por el Pentágono provienen de otras dimensiones. Obviamente se trata de dos respuestas que se hallan en las antípodas, mientras Tyler Rogoway afirma que muchas de las supuestas extraordinarias capacidades de los OVNIS solo han sido confirmadas a través de radar y otros medios técnicos, y nunca de manera visual, Elizondo insiste es que las pruebas reunidas por su grupo confirman la procedencia extrahumana del fenómeno.

Pero, por otro lado, de forma muy sospechosa, hasta el momento, tanto las filmaciones y las fotografías filtradas a la prensa no muestran una extrañeza de tan envergadura que pueda desequilibrar la balanza definitivamente. Lo que puede cuestionar seriamente el verdadero propósito de estos últimos movimientos emprendidos por el Departamento de Defensa para esclarecer que hay detrás del fenómeno OVNI. Rogoway señalaba en su escrito que: «Otro conjunto de imágenes tomadas por el submarino de ataque de la clase de Los Ángeles USS Omaha y filtradas alrededor del mismo período de tiempo, muestran lo que algunos afirman es una “nave transmedia’” que desaparece en el océano. Los fotogramas proporcionados no prueban nada por el estilo. Parece un globo u otro objeto que golpea el agua como se ve a través de un sistema de imágenes térmicas.

Una vez más, tal vez existan otros datos que sean convincentes y verdaderamente exóticos, pero esto ciertamente estos no lo son». Y tampoco puede olvidarse que Elizondo ha deslizado en muchas declaraciones que, si se demostrara que estos objetos son de origen terrestre, sería uno de los mayores errores de la inteligencia norteamericana de todos los tiempos.

Aunque pocos dudan que a estas alturas debe de existir algún tipo de material o documento en poder de las autoridades para demostrar fehacientemente, fuera de cualquier discusión o debate, alguna de las hipótesis mostradas ante la opinión pública… Ahora solo queda ver sobre qué lado quieren desequilibrar la balanza…

La marina de los Estados Unidos dice conocer la procedencia de los OVNIS que sobrevolaron sus destructores: ¡son chinos!

Desde que se hiciera público que varios destructores de la marina estadounidense confirmaron la presencia de OVNIS durante unas maniobras rutinarias las alarmas volvieron a saltar en todos los medios de comunicación. Y lógicamente las preguntas volvieron a amontonarse ante el Departamento de Defensa en busca de respuestas: ¿Qué son estos UAPS/OVNIS? ¿Drones militares o naves del espacio exterior? Y es que cada vez parece más inviable que las autoridades puedan salir de este atolladero mediático sin esgrimir una declaración contundente y concisa que despeje todas las dudas.

En un artículo titulado «Navy knows more about 2019 “mytery drones” incident than it says» (10/04/2021) el especialista Sean Spoonts en temas militares indica que:

«En julio de 2019, aproximadamente a 50 millas náuticas al oeste y suroeste de la isla de San Clemente frente a California, tres barcos de la Armada de los EE. UU. se encontraron con varios vehículos aéreos no tripulados (UAV) en cuatro incidentes separados. Originalmente, los avistamientos de los misteriosos drones fueron reportados por el documentalista Dave Beaty en su cuenta de Twitter. Un amigo de uno de los miembros de la tripulación del USS Kidd dijo que los UAV se parecían a la forma TicTac citadas en el famoso encuentro OVNI de los FA-18 del USS Nimitz en la misma área en noviembre de 2004. Como era de esperar, este vínculo con un avistamiento OVNI previamente documentado provocó en la prensa un frenesí especulativo. Un artículo de Adam Kehoe y Mike Cecotti para The Drive avivó aún más el ángulo del misterio de estos acontecimientos. Los escritores utilizaron las entradas de registro de los barcos y los datos de seguimiento de barcos de origen público para argumentar que las intrusiones «descaradas» de estos drones representaban una grave violación de la seguridad. Otros medios de comunicación como Yahoo News, Forbes, Fox News, Daily Mail y el New York Post también presentaron historias sobre los «drones misteriosos» y el supuesto pánico en la Marina de los Estados Unidos por estos cuatro incidentes».  Pero desde el punto de vista de Sean Spoonts no se ha contado toda la verdad sobre la naturaleza de estos acontecimientos: «Oficialmente, la Marina dijo que no tenía idea de lo que eran, pero los detalles informados sobre cómo reaccionó a estos misteriosos drones sugieren que probablemente sepa mucho más de lo que deja entrever».

¿El ejército chino está detrás de los últimos avistamientos OVNIS?

El autor del reportaje insiste en que los propios detalles de los encuentros contienen la información para esclarecer el enigma: «El esquema básico de los incidentes es simple. En el transcurso de cuatro noches, hasta seis vehículos teledirigidos se acercaron a un ejercicio de entrenamiento que consistía en seis buques de guerra estadounidenses desplegados en las aguas de la isla de San Clemente. Los UAV volaron a varias altitudes desde el nivel del mar hasta más de 1,000 pies. Flotaron sobre los barcos y sus cubiertas de vuelo de helicópteros en la popa y mantuvieron la posición fuera de su babor y estribor. No estaban apagados, pero tenían luces rojas y blancas visibles. Aparte de acercarse a los buques de guerra, no pusieron en peligro la operación de ninguno de los buques de acuerdo con las entradas de registro de la Marina». Además, este escrito responde a una de las grandes dudas que suscitaron estos avistamientos ¿activó la marina sus protocolos de defensa y respuesta para interceptar a los invasores?: «Los buques de la Armada se prepararon inmediatamente para el Control de Emisiones o «EMCON«. Bajo la activación del EMCON, cualquier cosa que emita señales electromagnéticas a bordo de la nave, como radios y radares, se apaga y la nave se oscurece. La pregunta entonces es, ¿por qué los barcos apagaron todos sus emisores? La respuesta es doble. En primer lugar, esto reduce la firma de emisiones de las embarcaciones que, de otro modo, podrían detectarse a muchas millas de distancia por sus radios y transmisiones de radares. Es obvio que los barcos de la Armada estaban privando a estos misteriosos drones de cualquier capacidad para detectar y registrar sus frecuencias para su posterior análisis por quien los lanzó.

En segundo lugar, el silencio hace que los sistemas de vigilancia electrónica de los barcos funcionen mejor. Esos drones estaban dirigidos por señales de control remoto y los barcos estarían «aspirando» esas señales de radio para analizarlas con más detalle. Nuestros destructores están cubiertos por antenas de recepción de vigilancia electrónica que están recogiendo todo lo que pasa por su camino en el espectro electromagnético de señales. Existen 12 bandas de radio diferentes que van desde la frecuencia extremadamente baja a la frecuencia extremadamente alta en un espectro que abarca desde tres hercios hasta 3000 gigahercios. Dentro de estas bandas de frecuencia, las señales de comunicación se envían a radios de automóviles, submarinos debajo de la superficie e incluso satélites en el espacio. Al escuchar las frecuencias que usaban estos drones, podríamos saber mucho sobre desde dónde podrían ser controlados y por quién. Y al parecer la marina puede estar guardando celosamente el resultado de sus indagaciones: «Estados Unidos tiene un aparato de inteligencia para detectar y analizar señales enormemente poderoso y capaz, que se remonta a antes de la Segunda Guerra Mundial. Pudimos romper los códigos de los ejércitos tanto alemán como japonés; algo invaluable para ganar esa guerra. Durante la Guerra Fría, pudimos distinguir entre los submarinos soviéticos individuales porque nuestro equipo de detección de sonido era tan sensible que podía saber si un submarino tenía una abolladura en una de sus palas de la hélice o si un eje de transmisión tenía una ligera deformación o «latigazo». a él cuando giró. La Inteligencia y Vigilancia de Señales es una misión importante de la Marina de los EE. UU. Puede navegar con sus barcos fuera del registro de la costa de otra nación y analizar transmisiones de radio y radar y crear un catálogo de estas señales para su uso futuro en un conflicto. Si conoce las frecuencias que utilizan sus adversarios, puede falsificarlas para enviar comunicaciones falsas o bloquearlas por completo». Entonces ¿conoce el gobierno estadounidense que el ejército chino está espiando a su flota? ¿tiene más datos de lo ocurrido?: «Durante los encuentros con los drones misteriosos, los barcos emplearon equipos de “SNOOPIE” (interpretación y explotación náutica o fotográfica del barco) para grabar y fotografiar los drones cerca de los barcos. Esto también es parte de la misión de recopilación de inteligencia de señales en la que participó la Marina durante estos encuentros”.

El análisis de esas fotos y videos será granular, prestando especial atención a cada fotograma. La tecnología de drones no es muy complicada: podremos deducir bastante sobre los sistemas de control, propulsión, sensores y capacidades de comunicación de estos drones a partir de fotos y videos.

Quien los envió también lo sabe, por lo que los drones llegaron de noche y en condiciones climáticas de baja visibilidad. Sus controladores esperaban dificultar un poco la recopilación de inteligencia visual». Pero la pregunta básica es ¿por qué la marina no derribó a ninguno de estos drones?: «Puede haber tres razones para esto. Primero, los drones no estaban realmente poniendo en peligro a los barcos.

En el mar, no es raro que los aviones de combate de varias naciones sobrevuelen los barcos de los demás. En mi propia experiencia, nuestros helicópteros sobrevolaron los buques navales soviéticos y pasaron junto a ellos tomando fotografías. Los soviéticos también nos tomaron fotos. Según la información publicada hasta ahora, los drones operaban fuera del límite exterior de 12 millas de nuestras aguas territoriales: no estaban cometiendo un acto de guerra. En segundo lugar, fotografiar y grabar en video los drones y capturar sus emisiones electrónicas es una oportunidad de recopilación de información para nosotros. Conocer las capacidades y vulnerabilidades de nuestros adversarios es parte del trabajo de los barcos de la Armada como el USS Kidd.

Ciertamente son buques de guerra, pero también son plataformas de recopilación de inteligencia. Finalmente, disparar a estos misteriosos drones en mar abierto podría proporcionar un golpe de propaganda a un adversario. Podían afirmar que los drones estaban llevando a cabo una misión oceanográfica, tenían instrumentos meteorológicos a bordo o estaban investigando la vida marina, y fueron derribados por los estadounidenses agresivos y paranoicos en aguas internacionales. Y eso no es bueno».

Después de analizar toda la situación Sean Spoonts tiene claro que, al menos en este suceso: «Creo que los drones misteriosos probablemente eran chinos y estaban dirigidos por comunicaciones vía satélite desde el espacio. Hubo otras naves civiles en el área a las que se les preguntó sobre la operación de drones simplemente como una forma de confirmar lo que la Marina ya habría sabido solo por la energía de transmisión de las frecuencias de radio de los drones. Estos drones también parecían ser rápidos y duraderos, lo que sugiere que pueden haber venido de una distancia considerable, tal vez hasta 100 millas». Sean Spoonts cree que los drones son lanzados desde «barcos de pesca» para pasar desapercibidos. Lo más curioso es que el autor del reportaje asegura que muchas de estas grabaciones obtenidas por los drones chinos, son utilizadas, a modo de reclamo, para vender con garantías su tecnología a otros países. El problema sería resolver si todos los avistamientos UAPS/DRONES/OVNIS denunciados por la marina obedecen a la misma causa o si estamos tratando con fenómenos diferentes. Sin duda el asunto de los OVNIS del Pentágono está adquiriendo cada vez más relevancia y la opinión pública espera una respuesta a la altura de las expectativas.

José Antonio Caravaca

Advertisement
2 x COMMENTS
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Internacional

Los servicios secretos británicos creen probable que Rusia esté quedándose sin misiles

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Rusia estaría lanzando proyectiles diseñados para cabezas nucleares, posteriormente adaptados 

El Gobierno británico ve «probable» que Rusia esté lanzando contra Ucrania misiles concebidos para ser utilizados como armas atómicas pero desprovistos de cabezas nucleares, lo que pondría en evidencia que está agotando su reserva de proyectiles de largo alcance.

En su parte diario sobre la guerra en Ucrania, el Ministerio británico de Defensa alertó del uso de estos misiles, los cuales «aunque todavía producirán daños debido a su energía cinética y al combustible restante, es improbable que consigan efectos fiables sobre los objetivos».

El ministerio asegura en su comunicado que imágenes obtenidas en código abierto muestran los restos de un misil de cruces AS-15 KENT, diseñado en la década de 1980 exclusivamente para ser utilizado como arma nuclear y cuya cabeza habría sido sustituida por un lastre.

A juicio de Londres, Moscú está usando este tipo de armamento casi con toda seguridad como señuelo para distraer a las defensas aéreas ucranianas

«Cualquiera que sea la intención de Rusia -concluye el parte británico-, esta improvisación subraya el nivel de agotamiento de las reservas rusas de misiles de largo alcance».

Continue Reading

Internacional

El fin de Roe vs Wade salva del aborto a 10.000 bebés en Estados Unidos

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Trump puede pasar a la Historia, quién sabe, como uno de los mejores presidentes que ha tenido Estados Unidos o como un fracaso absoluto, el tiempo dirá. Pero hay ya, al menos, diez mil personas que en el futuro podrán decir que le deben la vida al expresidente. Ese es el número de abortos de menos que se calcula se han practicado en los dos meses posteriores a que el Tribunal Supremo revirtiera en junio el precedente de la sentencia de Roe contra Wade, que convirtió el aborto en un derecho constitucional. Y eso fue posible gracias a que Trump nominó a tres jueces provida, rompiendo así la mayoría progresista en el alto tribunal.

Según la Sociedad de Planificación Familiar (SFP), a escala nacional, los abortos legales disminuyeron un 6% después de entraran en vigor nuevas restricciones al aborto en 13 estados. Los estados sin nuevas restricciones al aborto vieron un aumento en los abortos, pero no lo suficientemente grande como para compensar las disminuciones que ocurrieron en otros, lo que sugiere que las restricciones a nivel estatal son generalmente efectivas para reducir los abortos.

Hubo aproximadamente 22.000 abortos menos en los estados con restricciones post-Roe, mientras que se produjeron 12.000 más en los estados sin nuevas restricciones, según la SFP; no está claro qué proporción de esos abortos se realizaron en mujeres que habían viajado desde otros estados.

Los datos se obtuvieron de centros que eran responsables de aproximadamente el 82% de todos los abortos antes de que se anulara Roe, lo que significa que no tienen en cuenta los abortos ilegales, incluida la tendencia creciente de abortos químicos ilegales inducidos por píldoras introducidas de contrabando desde países extranjeros.

Continue Reading

Internacional

Algo huele mal en Inglaterra, aparte de los ingleses en Benidorm: La justicia británica avala el aborto de bebés con síndrome de Down HASTA EL PARTO

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

El Tribunal británico de Apelación confirmó este viernes la legislación que permite el aborto de niños en el vientre de su madre con síndrome de Down hasta el momento del nacimiento, tras rechazar un recurso presentado por una mujer que nació con esa variación de cromosomas y una madre de un niño de la misma condición.

Heidi Crowter, una mujer de 27 años natural de Coventry (Inglaterra) que tiene síndrome de Down, y Marie Lea-Wilson, madre de un niño, Aidan, en las mismas circunstancias, presentaron la demanda contra el Ministerio de Sanidad y Cuidado Social con la esperanza de que se elimine una sección contemplada en la Ley del Aborto al entender que se trata de un ejemplo de «desigualdad».

Si bien en Inglaterra, Gales y Escocia la actual legislación permite abortar siempre que se haga dentro de las primeras 24 semanas del periodo de gestación, la ley también permite el aborto hasta el momento del nacimiento cuando existe un «riesgo sustancial», «si el niño que naciera sufriese de anomalías físicas o mentales o tuviera minusvalías graves», que incluyen el síndrome de Down.

El pasado septiembre jueces británicos se comprometieron a hallar «un equilibrio entre los derechos del nonato y los de la mujer», y este caso en concreto se contempló en una audiencia judicial celebrada el pasado julio.

Según determinaron este viernes los magistrados de la Corte de Apelaciones, la legislación no interfiere con los derechos de los «incapacitados que están vivos».

Al rechazar el recurso de Crowter, los jueces admitieron que «esta corte reconoce que mucha gente con síndrome de Down y otras discapacidades se sentirán disgustadas y ofendidas por el hecho de que este diagnóstico de discapacidad grave durante el embarazo se contemple por la ley como justificación para el aborto, y que podrían considerarlo como que implica que sus propias vidas valen menos».

Antes, el pasado julio, el abogado Jason Coppell, que representó a Crowter y Lea-Wilson, consideró que el lenguaje empleado en esa ley era considerado por algunas personas «ofensivo e inaceptable». «Estoy muy disgustada por el hecho de que los fetos que tienen síndrome de Down puedan ser abortados hasta el momento de nacer. Esto me dice que no se me valora y que valgo mucho menos que una persona que no tenga síndrome de Down», afirmó Crowter al conocer el veredicto.

La mujer, que no descarta elevar su caso hasta el Tribunal Supremo (máxima instancia judicial del país), aseguró que seguirá «luchando» por esta causa al considerar que ya ha logrado «informar y cambiar los corazones y mentes y las opiniones de la gente sobre la ley».

Continue Reading

Internacional

Giorgia Meloni aplasta a Francia aplicando el «método DeSantis» con la inmigración ilegal

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

¡CUMPLE SUS PROMESAS DE CAMPAÑA!

Si de algo estábamos seguros es de que el «método DeSantis» crearía escuela. Nos referimos a la iniciativa del gobernador republicano de Florida, recién confirmado por las urnas en las elecciones de medio mandato, de enviar cincuenta de los ilegales que le llegaban al estado al lugar más exclusivo de todo Estados Unidos, Martha’s Vineyard, que, como feudo demócrata, presumía de su acendrado amor por los que cruzan la frontera por las bravas.

Esos cincuenta ilegales provocaron una verdadera crisis en la aristocrática isla, un auténtico ataque de nervios que duró menos de 48 horas, cuando se llevaron a los recién llegados a una base del Ejército, y demostró lo que la derecha lleva décadas denunciando de la exquisita izquierda «woke», a saber: que son un puñado de privilegiados que imponen a los demás cargas que no están dispuestos a llevar ellos mismos.

Y decimos que ha creado escuela porque viene a ser lo mismo, mutatis mutandis, que acaba de completar la primer ministro (sic) italiana, Giorgia Meloni, con el Gobierno francés. Pero recapitulemos para entender el asunto de este culebrón. Europa es víctima complaciente de una serie de supuestas ONG que se dedican a recoger inmigrantes en alta mar después de haberse coordinado con las mafias correspondientes de tráfico de personas, a modo de servicio de teletaxi marino, procedentes de lugares tan remotos culturalmente como Bangladesh, Pakistán, Eritrea y el África subsahariana. Los traficantes los dejan en el mar, informan a los barcos de estas ONG de dónde dejan a sus clientes -mucho más cerca de las costas de origen que de las de destino-, y estas naves los llevan a las costas de Italia y los dejan allí, para engordar la creciente población de indocumentados en Europa.

Esta gigantesca estafa a la ley lleva funcionando prospera y tranquilamente desde hace tiempo, especialmente después de que Matteo Salvini dimitiera hace ya años como ministro del Interior en el Gobierno de Conte. Con consecuencias ruinosas, sin entrar en la sustitución demográfica a largo plazo, el Gobierno debe pagar por el bienestar y manutención de estos recién llegados, y resignarse a los efectos secundarios de inseguridad ciudadana y deterioro creciente de sus ciudades, convertidas en campamentos improvisados.

La Unión Europea está encantada con esto, y aunque la teoría es que los países deben compartir la carga que representa esta invasión pacífica, la realidad es que unos cardan la lana y otros se llevan la fama. Los países a donde llegan los inmigrantes suelen quedarse con ellos, en realidad. E Italia ha sido uno de los más castigados en este sentido.

Y en esto llegó Meloni y mandó parar. Así que cuando llegó a sus puertos uno de estos barcos hasta arriba de subsaharianos, lo reenvió al puerto francés de Toulon, cumpliendo sus promesas de campaña y, a la vez, haciendo un tácito homenaje al gobernador de Florida, Ron DeSantis.

Y con idéntico resultado: como los millonarios progres de boquilla de Martha’s Vineyard, Francia se retractó de su acuerdo con la Unión Europea para recibir inmigrantes, con el fin de asegurarse de que no llegaran más barcos de inmigrantes a sus puertos desde Italia. Que el «Welcome Refugees» está bien como consigna, pero como realidad empieza a ser inasumible.Que se los queden los italianos.

Pero Meloni no es de las que soportan en silencio este tipo de hipocresías. Más bien, al contrario. Y, conociendo bien la hipocresía de Macron, empeñado en quedar bien sin pagar el coste, hizo unas incendiarias y encendidas declaraciones públicas. Giorgia habla como hablan los romanos de clase trabajadora, es decir, sin pelos en la lengua. Se le entiende todo. No se ha limitado a exponer la hipocresía gala en este caso concreto, sino que ha ampliado el foco, recordando que el país mantiene un control neocolonial sobre sus antiguas posesiones africanas, con un absoluto dominio financiero y monetario, mientras presume de santidad multicultural y «diversa». No sé si, después de esto, Macron querrá volver a por más.

Carlos Esteban

Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x