Connect with us

Opinión

Facebook, Zuckerberg y El Apocalipsis del Metaverso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Lo que busca Mark Zuckerberg es cobijar bajo el anonimato a los que delinquen a través de sus redes (Facebook, Instagram y WhatsApp), reemplazando a los seres humanos por avatares que van a interactuar en un universo paralelo, llamado el Metaverso. Una narrativa que busca la deshumanización de los criminales para que no puedan ser judicializados.

 

Mark Zuckerberg decidió cambiarle el nombre a su grupo empresarial Facebook y rebautizarlo con el nombre de Meta. Cambiarse la identidad se convirtió en una práctica común entre los delincuentes cuando se ven descubiertos.

Modificar el nombre, borrar los registros contables o hacer desaparecer a la empresa desde la que cometen sus crímenes tiene como objetivo destruir las pruebas de los delitos para evadir la acción de las autoridades competentes. En Colombia, la desaparición de la Fundación Buen Gobierno, es un ejemplo de lo que digo.

Todas las semanas aparecen demandas en contra de Facebook (Meta) que van desde haber influido en el referendo del aborto en Irlanda, censurando la voz y la opinión de los grupos provida irlandeses, hasta haber hecho pactos millonarios con el Partido Comunista de Vietnam para censurar y retirar de su plataforma la información o manifestaciones adversas a la dictadura comunista.

La demanda colectiva fue presentada en Estados Unidos y va a ser replicada en el Reino Unido y en Bangladesh, lugares a los que tuvieron que huir los rohingyas y en este momento son refugiados. El ejército birmano y los civiles extremistas usaron Facebook para incitar al odio y a la violencia contra la minoría étnica. Acusan a Facebook de no actuar contra el contenido de odio antirohingya como sí lo había hecho con otros contenidos que no incitaban al genocidio pero que eran contrarios a la ideología de ultraizquierda de Zuckerberg y de sus secuaces.

Advertisement

Marck Zuckerberg terminó tejiendo su propia mortaja por haberse dedicado durante años a censurar y a entrometerse en los contenidos, suspendiendo las cuentas de todos los que no pertenecieran a la secta del progresismo global, acusándolos de promover un supuesto “discurso de odio” para justificar su sesgada censura.

Cuando llegó la avalancha de demandas por dejar promover el discurso de odio de los que traficaban con niños y de los genocidas, rápidamente salieron los abogados de Facebook (Meta) a invocar la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones que los exonera de la responsabilidad de censurar o de modificar los contenidos publicados por terceros en su plataforma, en una abierta contradicción a su proceder, en el que habían decidido apropiarse de los contenidos de los usuarios de la red para cerrarles sus cuentas y bloquear los contenidos de todos aquellos que no militaban en su secta de fundamentalistas de ultraizquierda.

En ese mismo sentido, la Corte Suprema del estado de Texas ha dictaminado que Facebook (Meta) no puede ser una empresa “sin Dios ni Ley” frente a la que los Estados son impotentes para imponer responsabilidad a los sitios web que, a sabiendas o intencionalmente, participan en la trata de personas en línea, y debe ser responsable de la conducta de los pedófilos que utilizan su plataforma para reclutar y cazar en línea a niños indefensos. El director ejecutivo del Human Trafficking Institute, Víctor Boutros, dijo a CBSN: “Los traficantes utilizan, abrumadoramente, a Facebook para reclutar víctimas en casos de tráfico sexual”.

Las víctimas de los crímenes que promueve Facebook esperaban que la plataforma fuera igual de eficiente para censurar los contenidos publicados por hampones, como son de “eficientes” para censurar los videos publicados por el periodista John Stossel sobre el manejo forestal y el uso de la tecnología para adaptarse al clima que fueron censurados por uno de los fact checker de Facebook, Science Feedback, que los calificó de «falsos» y «sin contexto».

No olvidar que lo único que se puede decir en Facebook sobre el clima es que nos vamos a morir todos por culpa del clima, que es el peor desastre en la historia de la humanidad y que debemos darle varios trillones de dólares americanos a las oenegés para combatirlo. Zuckerberg confesó ante una corte de los Estados Unidos, finalmente, que los fact checkers eran solo “opiniones” que no se basaban en ninguna comprobación de contenido de ningún tipo, ni científico, ni técnico o menos legal. Simples opiniones que cuestionaban a todos los que no pertenecieran a su secta de fanáticos progresistas de ultraizquierda.

Advertisement

Por su amplia experiencia en la creación de la JEP y en la generación de un entorno propicio para evitar que los terroristas de las FARC tuvieran que responder por los crímenes de lesa humanidad perpetrados durante 50 años, Mark Zuckerberg le encomendó la labor de evadir las regulaciones locales para evitar los líos judiciales en los que está metido él y sus empresas, a la abogada colombiana Catalina Botero Marino, que dejó tirado su cargo de decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de los Andes para atender el llamado del Grupo Facebook (Meta).

Botero Marino ya se lo había dicho al periódico de ultraizquierda español El País, en mayo del año 2020, refiriéndose a la labor de la Súper Corte de Facebook que ella preside, “evitará la tentación de las regulaciones estatales que son tan peligrosas”, por eso era necesario un modelo alternativo ante las fallas de moderación de las plataformas y los intentos de regulación gubernamentales. Dicho de otra manera, la labor de Catalina Botero ha sido crear una gran JEP que le lave todos los crímenes a Facebook (Meta) pero, por lo visto, fracasó en su intento. Una dinámica que va acompañada de la naturalización de los delitos y la protección a ultranza de los derechos de los hampones por encima de los derechos de sus víctimas.

El concepto desarrollado por Mark Zuckerberg va más allá de un simple cambio de identidad para evitar ser responsabilizado, si es hallado culpable de los delitos de lesa humanidad que lo acusan. Lo que busca Zuckerberg es cobijar bajo el anonimato a los que delinquen a través de sus redes (Facebook, Instagram y WhatsApp), reemplazando a los seres humanos por avatares que van a interactuar en un universo paralelo, llamado el Metaverso.

Una narrativa que busca la deshumanización de los criminales para que no puedan ser judicializados. Darrell Brooks, un racista supremacista negro que odia a los blancos y que acababa de salir de la cárcel después de pagar una pena por abuso sexual contra niños, atropelló y mató a seis personas en un desfile de navidad en Waukesha, Wisconsin. Los medios de comunicación tradicionales registraron la noticia de que una camioneta había matado a 6 personas, no Brooks. Alec Baldwin dijo en una entrevista con ABC News que no había disparado el arma con la que había asesinado a Halyna Hutchins, sino que el arma “se había disparado sola”. A Hutchins la mató la pistola, no Baldwin.

Allyn Walker, militante del grupo de ultraizquierda WOKE, no usa el término “pedófilo” porque lo considera un estigma, a cambio propone que mejor se utilice el eufemismo «personas atraídas por menores», porque a su juicio pederasta, pedófilo, abusador de menores, violador de niños, torturador de niños, reclutador de niños, secuestrador de niños, son todos términos que estigmatizan. 

marchas del movimiento de ultraizquierda, Colombia Humana, han aparecido letreros que dicen que la pedofilia es una preferencia sexual. La misma teoría de Juan Manuel Santos cuando decía que no se le podía decir terroristas a los terroristas de las FARC. Una dinámica semántica que va acompañada de la naturalización de los delitos por la mutación o la desaparición del nombre del delito.

La estrategia de Mark Zuckerberg y de sus secuaces, hizo que se terminaran pisando la cola. En este punto, poco importa que Facebook (Meta) siga censurando la información sobre el desarrollo del juicio en contra de Ghislaine Maxwell, para proteger el nombre de miles de burócratas, nobles, políticos y celebridades de muchas partes del mundo que han sido mencionados durante el juicio que se le sigue a la esposa de Jeffrey Epstein, acusada de tráfico de niños y abuso sexual contra menores de edad. Nada impedirá el éxodo, el cierre masivo de cuentas de todos los usuarios de Facebook, Instagram y WhatsApp que no quieren seguir perteneciendo a la misma red en la que delinquen, sin mayor afán, los grandes criminales del mundo.

Nada impedirá el final del universo del mal creado por Zuckerberg.

Advertisement
Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Siniestra amnistía que atenta contra la igualdad. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«No hay delito, falta o acción que no se perdone, olvide y borre con la Ley de Amnistía, tramposa, atentatoria y con muy mal precedente contra la igualdad de la ciudadanía».

Desde el martes pasado, los jueces y tribunales tienen dos meses para aplicar esa brutal injusticia que llaman Ley de Amnistía. Tal plazo quedará paralizado si se eleva cualquier cuestión prejudicial al TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea). Puedo garantizar, y así lo hago, que cualquier español serio se avergonzará de gran parte del contenido a medida que avance en su lectura; es evidente que está hecha a la medida de quienes hay que amnistiar y cualquiera diría que ha sido redactada por ellos. Exageremos un poco: estoy convencido que, si un lobo redactara esa ley, no consideraría delito matar ovejas. A pesar de lo mal que se ha redactado el contenido, el «puto amo» no las tiene todas consigo, ni siquiera los golpistas y demás «amparados» lo ven claro.

Con las declaraciones del presidente Sánchez en Televisión Espantosa (antiguamente TVE), durante la entrevista que le hizo la activista Inchaurrondo, ha acabado por soliviantar al ámbito Judicial, que es como disfruta de lo que él llama política; bien es verdad que sus entrevistas las blinda con cobardía controlada y no admite pregunta con las que deba decir verdad. ¿Recuerdan cómo elegía su gabinete de comunicación a los periodistas en las ruedas de prensa durante la pandemia? Pues esa actitud de dictadorzuelo bananero sigue practicándola en el día a día. Decía Rosa Díez que muestra el fraudulento presidente un perfil sicópata que le hace ser ajeno a la realidad. El tiempo le da la razón a la exdiputada de UPyD y exsocialista.

No me sorprende nada cómo se centra para el perdón en los delitos ya tipificados durante el mal llamado «procés». Me recuerda cómo en concursos de traslados para funcionarios, donde primaba la puntuación de un baremo concreto, primero se elegían los candidatos y, después, se completaba la relación de méritos y puntuación de esos. Con los tiempos se ha hecho lo mismo que con la tipificación de delitos. Si el desaguisado de esa ley no lo frena la Judicatura española, tendrá mucho trabajo la europea para no quedar como algo inútil, que es lo que hasta ahora viene demostrando. La UE empieza a tener menos control y credibilidad que el fiscal general del Estado, la ministra de Sanidad o el actual TC español.

La ley abarca actos cometidos desde noviembre de 2011 y noviembre de 2023, 1-O y 9-N. Vamos, que se va a librar hasta el apuntador y ya verán cómo no abarca a las fechorías delictivas de Puigdemont, a la vez que quedarán desamparados los policías que dieron la cara por obligación y con demostrada profesionalidad. La Justicia no es tonta y el tiempo demostrará que Sánchez va a quedar como Cagancho en Almagro y como un mentiroso que engañó al cobarde fugado en el maletero. No se extrañen porque fiarse del mentiroso y fraudulento Sánchez es más peligroso incluso que fiarse de las promesas de la ultraizquierda o siniestra discordante.

Advertisement

Tal vez el dato más curioso es que nadie sabe a cuántos va a afectar la Ley de Amnistía. Por ejemplo, el ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix “Gracita” Bolaños incide en que la norma puede amparar a 372 personas, pero el colectivo de abogados Alerta Solidaria habla de más de 400, en tanto que la fiscalía general del Estado habla de cerca de 500 personas. Incluso el Ministerio habla de más de 80 procedimientos penales aún en tramitación. La traición de Sánchez a la Judicatura persigue ridiculizar a esa institución, a la vez que se aprovecha de los siete votos que le sustentan en «Moncloaca» y al frente del Ejecutivo.

No se entiende que la ley pretenda exonerar malversaciones y determinados casos de terrorismo. Hasta ahora todos pensábamos que el terrorismo era eso, terrorismo. Pues ahora resulta que hay terrorismo bueno y terrorismo malo. La ley de referencia malversa el propio lenguaje y los redactores retuercen cada vocablo en un intento de que queden amparados todos los delincuentes, terroristas, malversadores, golpistas, alteradores del orden público y degenerados que se empeñaron en revolcar al Estado. ¡Cómo van a disfrutar también los nacionalistas!

La cobardía y bajeza del nacionalismo catalán demuestra que éste no se ha mojado más que lo justo, aunque pretenda entrar en el sorteo final para el reparto enriquecedor. Quienes no hayan matado ni torturado se salvarán. Ahora resulta que los pollos eran gansos. Va a resultar que la traición será un mérito y no un delito. Ni siquiera el golpe de Estado contra la unidad nacional cuando se considere que no hubo «una amenaza efectiva y real como el uso efectivo de la fuerza en contra de la integridad territorial», tal y como establece la ONU. ¿Y quién dice que no existió esa amenaza real? ¿Acaso tampoco se encontraron armas en las dependencias de los CDR? De los delitos de odio no quiere saber nada la Ley de Amnistía, por eso me pregunta: ¿Acaso no hubo una expresidenta del Parlamento catalán que pedía un muerto en el «procés» para ‘echárselo’ a la Guardia Civil y culpar al Estado español? ¿También ella se irá de rositas gracias al felón con delito de alta traición?

No toda Cataluña tiene las mismas causas en proceso. Lo lidera Barcelona, seguida de Gerona, Tarragona y Lérida. Los procesos judiciales abarcan cuanto quieran imaginarse ustedes. No hay delito, falta o acción que no se perdone, olvide y borre con la Ley de Amnistía, tramposa, atentatoria y con muy mal precedente contra la igualdad de la ciudadanía.

Ya es un hecho que, el día de la publicación en el BOE de la ley reseñada, fue un día negro para la Historia de España y una fecha para señalar con el dedo al denostado Ejecutivo de la nación y al golpismo degenerado de Cataluña.

Advertisement

Continuar leyendo
Advertisement
España16 horas ago

Marruecos se prepara para una guerra contra España usando el dinero que regala Pedro Sánchez. Revelaciones de ALVISE PÉREZ

¡Comparte esta publicación! 1. La UCO descubre en la incautación del móvil de Koldo la implicación del lobby de José...

Opinión4 días ago

Siniestra amnistía que atenta contra la igualdad. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! «No hay delito, falta o acción que no se perdone, olvide y borre con la Ley de...

España7 días ago

Celia Villalobos (PP) insulta a Alvise Pérez y éste responde: “¿Cuántas veces has mandado a tu escolta personal a recoger a tu hermana borracha a Torremolinos?”

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: 🐿 1. Hackean los servidores de Sigma Dos: Se ha extraído toda la...

España1 semana ago

Alvise Pérez anuncia que llevará a los tribunales el FRAUDULENTO RECUENTO DE ACTAS, y otras GRAVÍSIMAS noticias

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: 🗑 1. Begoña Gómez borra el rastro digital de su plataforma para captar...

Internacional1 semana ago

Marine Le Pen se compromete a cerrar las mezquitas salafistas y a deportar a los islamistas con doble nacionalidad

¡Comparte esta publicación! Si hay que poner un nombre al espectacular avance de los soberanistas en las elecciones europeas, ese...

Opinión1 semana ago

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! «El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora,...

Advertisement Enter ad code here