Connect with us

Internacional

España pedirá perdón y resarcirá económicamente a Marruecos por la guerra del Rif librada hace 97 años

Avatar

Published

on

Mohamed VI
¡Comparte esta publicación!

El Gobierno español podría indemnizar económicamente a los descendientes de marroquíes que “padecieron” la llamada guerra del Rif entre los años 1921 a 1927.

Esta indemnización avalaría la opinión de algunas entidades civiles marroquíes, que reclaman desde hace tiempo el resarcimiento económico a los descendientes rifeños debido a la supuesta utilización de armas químicas como el fosgeno y difosgeno, la clorociprina y, sobre todo, el gas mostaza, contra la población civil.

Aunque no existe ningún informe sanitario serio que otorgue autenticidad a ese supuesto, el  Gobierno español habría aceptado que España utilizó bombas cargadas con gases tóxicos que habían sido prohibidas por el Tratado de Versalles. De los miles de soldados españoles salvajemente asesinados y mutilados por las tropas de Abdelkrim en las laderas de Annual, ni una palabra ¿Resarcirá el Gobierno marroquí a los familiares de nuestros soldados?

Según parece, el Ejecutivo español no sólo tendrá que hacer frente a las posibles compensaciones económicas para los supuestos afectados, sino que también pedirá “perdón” a Marruecos por las acciones militares y dotará a los hospitales de Nador y Alhucemas de unidades oncológicas, enfermedad muy extendida en la zona. Sorprende el escaso rigor histórico de la ministra Jiménez al desconocer que las tropas rifeñas lucharon contra España y también contra las tropas del sultán de Marruecos, ya que su intención era la proclamación de una republica independiente en el norte de Marruecos.

Advertisement

Protectorado español

En 1912, España estableció un Protectorado en el norte de Marruecos, con capital en Tetuán, gracias a un acuerdo con Francia, que meses antes había conseguido la soberanía del país de manos del sultán Abdelhafid.La resistencia de los rifeños a la ocupación, así como contra el Sultán Yusef ben Hassan —ascendiente del rey Mohamed VI— y su colaboración con los colonizadores, hizo que España llegara a tener en la zona hasta 50.000 soldados.

La revuelta, encabezada por Abdelkrim el Jattabi, creció a partir de 1919, y tras el ‘desastre de Annual’ —en julio de 1921, cuando las tropas españolas sufrieron una grave derrota militar a manos de los rifeños— el Rey Alfonso XIII necesitaba medios para aplacar rápido al enemigo. Los consideraban bárbaros.

Advertisement
Advertisement
2 Comentarios

1 Comentario

  1. Avatar

    Ramiro

    07/07/2019 at 14:05

    Leyendo estas “noticias”, me da ganas de vomitar…
    ¿Cómo vamos a pedir que nos respete nadie, SI NOSOTROS SOMOS LOS PRIMEROS QUE NO NOS RESPETAMOS?

  2. Avatar

    Ramiro

    14/10/2018 at 16:08

    Leyendo estas “noticias”, me da ganas de vomitar…
    ¿Cómo vamos a pedir que nos respete nadie, SI NOSOTROS SOMOS LOS PRIMEROS QUE NO NOS RESPETAMOS?

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Los franceses disfrutarán a fondo de su amor por la sodomía: El comunista Nuevo Frente Popular que viene de ganar las elecciones en Francia, pide un “impuestazo” del 90% a los ricos

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

El Nuevo Frente Popular, aliado a Emmanuel Macron, propone implementar un impuesto del 90 por ciento sobre los ingresos anuales superiores a 400.000 euros y reducir la edad de jubilación.

El Nuevo Frente Popular de Francia, partido de extrema izquierda que ganó de las elecciones legislativas del pasado domingo, planea recurrir a la típica estrategia de la izquierda para generar ingresos: un “impuestazo” para los más ricos.

La coalición de izquierda ha dejado claro que su intención es implementar una tasa del 90% para las rentas más altas, similar a algunas medidas de anteriores líderes franceses como François Hollande, ex presidente de la República entre 2012 y 2017, aunque sin tener mucho éxito .

En esta ocasión, el desafío para el Nuevo Frente Popular (NFP) será aún mayor, ya que no controlan el Palacio del Elíseo, ocupado por Emmanuel Macron, quien, mediante una “campaña del miedo” contra la derecha, similar a la realizada por Sergio Massa Javier Milei, ha logrado infundir temor en la población francesa, lo que resultó en un desempeño mejor de lo esperado en estas elecciones.

Advertisement

El programa del NFP incluye varias medidas populistas: una tasa impositiva del 90 por ciento sobre ingresos anuales superiores a 400.000 euros, una reducción en la edad de jubilación de 64 a 60 años, la congelación de precios de “bienes esenciales”, un aumento del 14 por ciento en el salario mínimo y compromisos de gasto de al menos 150.000 millones de euros en tres años, según destaca el diario The Times en su análisis post-electoral.

El diario francés Le Figaro ha recopilado opiniones de expertos que cuestionan la constitucionalidad de algunas de estas medidas fiscales, sugiriendo que podrían ser rechazadas. Según este periódico, diversas opciones fiscales planteadas por el Nuevo Frente Popular en su “contrato legislativo” han sido objeto de críticas por parte de economistas analistas, preocupados por sus posibles consecuencias económicas y cuestionando su viabilidad práctica.

Entre las propuestas más discutidas se encuentra la idea de “aumentar la progresividad del impuesto sobre la renta a 14 tramos“, un proyecto cuyos detalles aún no están completamente definidos. Este plan recuerda al programa de Jean-Luc Mélenchon, quien en 2022 propuso una escala de impuestos que iba desde el 1% para ingresos entre 0 y 10.292 euros, hasta el 90% para ingresos superiores a 411.683 euros.

El equipo de campaña de La Francia Insumisa ha indicado que estos límites podrían cambiar esta vez, afirmando que “las tasas y umbrales exactos de cada tramo se determinarán en consulta con los interlocutores sociales y expertos fiscales para garantizar la eficacia y justicia de esta reforma“.

Las medidas fiscales del NFP no solo buscan aumentar los ingresos del Estado mediante el robo al sector privado, sino también “redistribuir” la riqueza y reducir las “desigualdades“. La historia reciente muestra que este tipo de propuestas suelen ser difíciles de materializar debido a la oposición de diversos grupos sociales, que saben muy bien el desastre económico que causarían.

Advertisement

Además, la propuesta de reducir la edad de jubilación y aumentar el salario mínimo también enfrenta grandes desafíos. Estos cambios requieren un manejo responsable de los recursos públicos, algo imposible para la izquierda, y una estrategia seria para incrementar los ingresos del estado, evitando impactos negativos en la economía, como la inflación o la caída de la competitividad.

El compromiso de gastar 150.000 millones de euros en tres años representa una mala noticia para el contribuyente francés, quien será la verdadera víctima de todo esto, teniendo que pagar, con el fruto de su trabajo, las demagogias de los políticos.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement Enter ad code here