Connect with us

Opinión

Es una troupe, no un Gobierno

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Mascarada es el término que les dibuja y la de troupe de comediantes, de circo, de cómicos y payasos malos, sin otra apelación posible que la de que son la prueba de que lo legal, ni es legítimo per se, ni bueno para nadie porque sí, que no sea para devengar una pensión o viajar gratis en clase prime-prime, haciendo de que se es lo que no se es y que donde las dan las toman y que la pura ambición no conduce a ningún sitio que no sea colarse en calidad de trampantojo y cosas de esas y al final un ridículo esperpéntico.

Es purita farsa y chichinabo que permite contemplar el cartón que les fundamenta –trapos y fajina al decir de Quevedo- y la falsedad de sus capacidades, tanto como su incompetencia manifiesta y manifestada a más no poder.

Como a los pepones malos, a los muñecos baratos de mala factura que carecen de cualquier calidad que les haga viables o apreciables, se les cae el pelo –el de la dehesa permanece incólume quieras que no- y suenan a suplantación, a usurpación bolchevique, además de a “reina por un día” –“quítate tú para ponerme yo y hágase la foto para la Historia”- y van , encima, revestidos de un gesto osco, de una pintura mala y desportillada propia de una reivindicación que no les corresponde –lo saben- y lo que en el fondo hace que inspiren pena, sí, pena negra, e incluso ternura si nos dejamos llevar por la hembra –la madre- que llevamos dentro en los genomas (XY), si no fuese por el peligro que representan por lo de la carga hueca y el odio africano que destilan en su retorcimiento y que se transluce en sus miradas de incapacidad permanente absoluta, tirando a gran invalidez.

No les sale una a derechas, resuena el vacío de los rebotes en la distancia y gracias a Dios el pueblo soberano les cala, les guipa en el volatín sucesivo y los jeribeques que dibujan en el vacío y toma nota y lo interioriza antes de salir a la puerta a abrir al de las encuestas que lo trae calentito y al que le cuenta lo contrario de lo que se piensa y tan terne.

Advertisement

Hacen bueno eso de que donde no hay gato los ratones hacen fiesta y fiesta rápida en este caso y a lo que cueste, aunque se lleven por delante a la bella Letizia, porque les diga quién quiera que les diga desde el CIS, desde Correos o desde la consejería áulica –o cocinita de campaña- de Iván Redondo Bacaicoa, o incluso ¿por qué no? sus propias abuelas Valentinas, saben que el tiempo se les termina, la happy hour del sorteo infrarrojo, y quieren cagarlo, y bien cagado, todo antes de que sea tarde ¿verdahíjo? y les quedan las paredes aún y los techos, que llevan tiempo y mucha mano de obra. Así que ¡Ojo! Que esto no ha terminado y puede terminar mal. Mientras: ni sirvas a quién sirvió, ni ames a quién amó.

 

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Ley de amnistía: más porquería al fango presidencial. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«El plazo de dos meses se detendrá si es elevada cuestión alguna a la Justicia europea. Ahora, el BOE abre el plazo de presentación de recursos de inconstitucionalidad»

Ya tenemos en vigor la Ley de Amnistía. No se han atrevido a publicarla en el periodo comprendido entre su aprobación y la fecha de las elecciones europeas. Siempre pasa lo mismo; no hay puntada sin hilo del PSOE: desde que desapareció Felipe González de la escena política, las campañas electorales y las propias elecciones no han dejado de ser enrevesadas. Aquella limpieza de partido, institucional y personal de la transición ha pasado a la historia. Nunca mejor dicho.

En los años del “Sanchismo” cada momento electoral tiene su guindilla y su culebrilla. Las elecciones madrileñas llevaron aparejadas balas ensobradas y cuchillos ensangrentados. Bien es verdad que las primeras procedías del ámbito de la izquierda en un intento de ganar preeminencia y culpar al lucero del alba, pero les salió rana. Se investigó y… ¡nunca más se supo! Confieso que, desde mi punto de vista, el sobreseimiento sucedió porque se las habían mandado a sí mismos y con ello había que culpar a la ultraderecha. Hay suficientes indicios para pensar que fue la propia ultraizquierda y la siniestra socialista donde se instaló la sospecha. Ahora el peligro está en el Ministerio de Transportes donde ejerce de trilero, insultador y ‘clown’ el tal “Torrente” Puente.

Aprovechando las elecciones europeas con su correspondiente campaña se ha intentado por todos los medios desviar la atención sobre la “mandarina” del presidente, la misma que puso a su nombre el “software” destinado a la Universidad Complutense, que nunca se debió entregar a ella; la noche de lloriqueos de Sánchez en Rabat tras enterarse de la situación en que Mohamed VI quería poner a su compañera; el apoyo incondicional de Sánchez a Hamás, por simple y pura ignorancia; el aventamiento del lema de la banda terrorista antisemita con eso de ”Desde el río hasta el mar,” utilizado por la torpe e incendiaria vicepresidenta para hacer daño, solo para hacer daño.

¡Pobre ignorancia la de esta señora, capaz de traicionar y dejar tirados a tirios y troyanos! Alguien debería de haberle explicado que esa frase es el grito de guerra para todos los grupos terroristas y sus simpatizantes, desde el Frente Popular para la Liberación de Palestina hasta Hamás, que reclama la destrucción del Israel; dicho anhelo lo pidió en su carta de gobierno del año 1988.

Advertisement

La dimitida vicepresidenta y traidora a SUMAR, cuyo entierro ya se organiza, incluso desde Israel, debía desconocer el significado geográfico de la frase; no era el río de su pueblo, y mucho menos se refería al mar más próximo a su lugar de nacimiento. Sus asesores, incluso, demostraron ignorancia al no explicar a Yolanda “cohete” que el área geográfica abarcaba desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, zona que abarca Israel, Cisjordania y toda la franja de Gaza. Con tal despropósito de la vicepresidenta, cargada de ignorancia supina, no es de extrañar que el ministro israelí se haya mofado y haya troleado a la ministra “Tucán” con la frase: “Del río hasta el mar, Yolanda Díaz se tiene que marchar”. Está claro que donde las dan las toman y la jornada electoral le ha dado una bofetada en su resentida y ajada jeta.

Hoy parece que el día era propicio para publicar en el BOE la amnistía, coincidiendo con el caso recientemente levantado de la malversación de dinero público del hermano del mentiroso y trapacero presidente. Siempre se desvían los comentarios de interés para que la población disperse su visión. Europa está al cabo de la calle con la corrupción familiar del presidente; déjense ya de presunciones porque cada día está más claro y hay más pruebas. Veremos por donde sale la Complutense, donde ya han saltado chispas que incendian la institución. No tiene sentido que una señora sin formación, plenamente indocumentada, tramposa y ambiciosa arruine la buena prensa y buen hacer de una institución. Pero lo ha hecho, y lo ha hecho en provecho propio.

La mediocre y anticonstitucional Ley de Amnistía, resulta que se llama Ley Orgánica de Amnistía para la normalización institucional, política y social en Cataluña. Ahora tienen dos meses jueces y tribunales para aplicarla. Sánchez ha sentido miedo con los últimos pasos de Puigdemont, la ilegalidad de la constitución del Parlamento catalán y la investigación sobre su “mandarina”, sobre su hermano y sobre la propias Complutense y su decano desde el Gobierno de Madrid. ¿Alguien tiene duda de que la legislatura está emponzoñada, corrompida y enfangada? Pues ya lo ven, así es la gran capacidad del socialismo a la española para enmierdar cuanto toca.

La ley goza de una mayoría absoluta llegada a tropezones, con mentiras y cambios de opinión interesada para mantener el Falcon a nivel personal, las orgías en el mismo, merendolas mil (se demostró en el Senado) y el uso y abuso de recursos del Estado. La aprobación es fruto muy podrido de las negociaciones entre el mundo golpistas proindependentista y el Ejecutivo falsificador y sin ética ni criterio firme.

La amnistía solo tenía un objetivo: investir a Sánchez a cambio de ponerse mirando a Cuenca y extender el perdón a cuantos traicionaron a España, protagonizaron el golpe de Estado y abanderaron las movilizaciones proterroristas y falsamente soberanistas del 1 de noviembre de 2011 hasta el 13 del mismo mes de 2023.

Advertisement

Bien claro se lo dijeron a Sánchez en su visita a un hospital de Asturias: “¡Por siete votos tienes el culo roto!”. Créanme, imposible mejor tino y explicación. No habrá condenados por la consulta de 2014, ni por el referéndum de 2017, se archivarán investigaciones en curso, pisotearán cuanto ha expresado el Tribunal Supremo, etc. Se van a ir de rositas más de 380 personas muchas de ellas terroristas en toda regla.

Junts, ERC y CUP han ganado la batalla a España, se han mofado del Gobierno; han hecho la peineta a Felipe VI, quien ha arrodillado a la monarquía y tirado piedras a su tejado; los CDR no pagarán por el terrorismo callejero, ni por el armamento recogido en sus sedes.

Y el ‘Tsunami Democrático’ será considerado como una pequeña ola en un día veraniego con el mar en calma.

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement Enter ad code here