Connect with us

Religión

El gran ritual satánico en la catedral de Notre Dame: el 11-S del Cristianismo

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- «París será quemado y Marsella engullida… Se creerá que todo está perdido». (Melanie, revelación de la Virgen en La Salette)

Resulta a la vez insoportable y divertido echar un vistazo a los artículos de opinión de los medios de comunicación del sistema sobre el incendio de Notre Dame: algunos relatan aburridas historias biográficas de cuando estuvieron en París, otros lamentan elegíacamente el infortunio accidental que se abatió sobre Europa ―sí, sobre Europa, no sobre el cristianismo―, y otros, los más despiporrantes, aprovechan la ocasión para ver en tan trágico suceso la necesidad de consolidar una Europa más global, renunciando a los particularismos soberanistas (sic). Demencial, globalista a tope.

Obviamente, nadie se atreve a decir la verdad que saben, suponen, o sospechan, pues no van a poner en jaque sus lentejas por minucias conspirativas contra el cristianismo a cargo del satánico Nuevo Orden Mundial. Posiblemente la mayoría, tan adocenados y lacayunos, no tienen neuronas para llegar tan lejos, pero estoy absolutamente convencido de que saben que la destrucción de la catedral parisina no fue ningún accidente. Y es que hay que ser un borregomatrix supino para no verlo.

Naturalmente, basta ver este electroencefalograma plano de los paniaguados del mundialismo, esta unanimidad burocratizada sobre la versión oficial de la tragedia para irse ipso facto al lado contrario, arribando a los terrenos de la conspiración luciferina por el NOM, que ataca de nuevo.

Este asalto a la catolicidad tiene como prueba incontrastable las numerosas profanaciones y destrucciones de iglesias que se venían produciendo en los últimos tiempos en Europa, a cuya luz no hay que tener especiales capacidades visionarias para predecir un acontecimiento de tanta gravedad como el incendio de la catedral de Notre Dame.

En lo que respecta a Francia, en el año pasado han tenido lugar 1.063 ataques contra templos católicos, hasta el punto de que producen una media de 3 ataques diarios. En la semana anterior al incendio, 12 iglesias fueron asaltadas, destacando el incendio de la iglesia de Saint-Sulpice, no lejos de la de Saint-Germain-des-Prés, dos emblemáticos monumentos nacionales. Este acto vandálico tuvo lugar el pasado domingo, poco después de la misa de doce, con el templo ya vacío de fieles. Que se sepa, en ningún caso dijeron las autoridades que se tratara de accidentes… pero llega lo de Notre Dame, la iglesia más importante de Francia y, ¡oh, fatalidad!, se produce el lamentable accidente de una chispa soltada por un fantasmal soplete, cuando ya no quedaba en el recinto ningún obrero de la empresa encargada de la restauración del templo. Y es que así opera el NOM, que tiene siempre a su favor el contar con la tremenda suerte de un sinfín de casualidades que le ayudan en sus objetivos.

Los motivos para avivar la sospecha de que Notre Dame ha sido presa de un ataque total son tan numerosos y evidentes, que produce verdadero pasmo ―a la vez que indignación― que solamente algunos diarios alternativos y un puñado de documentales de la Red los hayan sacado a la luz. Entre éstos brilla con luz propia el hecho sorprendente de que, a los pocos minutos de que el edificio comenzara a arder, sin que se hubiera hecho todavía ninguna investigación pericial por expertos con vistas a determinar las causas del siniestro, ya se afirmaba que se trataba de un accidente.

Otra circunstancia sospechosa es que días antes el Estado Islámico había lanzado una campaña llamando a sus bases a atentar contra la Semana Santa.

Una catedral que llevaba en pie 650 años, que había sobrevivido a cataclismos, guerras y revoluciones ―incluso a un incendio, en 1871, durante «La Comuna» de París―, es destruida por un cortocircuito, qué mala suerte, justamente en la era de la tecnología, cuando poseemos los medios más variados para evitar estas tragedias, como cámaras de vigilancia, medidas contra incendio, materiales ignífugos, bomberos en formación, drones y todo eso. Por cierto, no se emplearon hidroaviones para apagar más rápidamente las llamas, a pesar de los consejos de Trump.

A todo esto hay que añadir que hay testimonios de varios testigos que afirman haber oído explosiones en el templo antes de que comenzara a arder.

Ante la tragedia, Macron ―que fue empleado de los Rothschild, por cierto― suspendió un importante discurso que iba a hacer hacer sobre el tema de la revolución de los «chalecos amarillos», que tiene en jaque a su gobierno desde hace varios meses.

Y la catástrofe sucedió al comienzo de la Semana Santa, para más inri… ¿hay quien dé más?

Si fue una tragedia provocada, ¿quién la llevó a cabo? O, mejor dicho, ¿quién la planificó, porque los agentes de este tipo de sucesos suelen ser «carne de cañón» de los mandamases que rigen en el mundo. En efecto, en un planeta donde no cae una hoja al suelo sin que lo dispongan las jerarquías luciferinas que nos dominan, ¿es posible creer que se puede dejar al albur de lo fortuito o casual un acontecimiento de la magnitud del desastre de Notre Dame?

Como siempre que sucede un megaatentado de gran relevancia para la historia, para comprender su verdadero significado es necesario fijarse muy detenidamente en la fecha en la cual tiene lugar, pues la élite que gobierna el mundo, la que planifica meticulosamente estos hechos espectaculares con los cuales quiere ejecutar un giro importante en el advenimiento del Nuevo Orden Mundial, desarrolla estos acontecimientos revolucionarios siguiendo un ritual perfectamente diseñado, que se ajusta a códigos iniciáticos y simbólicos cuya perfecta ejecución es fundamental para el éxito de sus empresas. Esta metodología iniciática viene a constituir una especie de liturgia iniciática, consustancial al proyecto que ejecutan, puesto que no hay que olvidar que todos estos atentados no son sino un sacrificio en el que inmolan víctimas ―edificios y/o personas― al señor al que sirven.

El 15 de abril de 2019 suma 22, múltiplo del 11, el número omnipresente en la mayoría de megaatentados. Además, este año estaba justo al comienzo de la Semana Santa, y es el día en el cual comienza el mes celta dedicado al sauce en los ritos druídicos, que termina el día 12 de mayo. Este mes se conoce con el nombre de «mes de las brujas», y tiene su clímax en la noche del 30 de abril, la llamada «Noche de Walpurgis». Curiosamente, fue la noche en la que Adam Weishaupt fundó la secta de los Illumninati, ya en la madrugada del día 1 de mayo, fecha que, curiosamente también, es festiva en todo el mundo.

Para seguir con las curiosidades, la palabra «sauce» en inglés es willow, término de cual proceden las palabras «witch» ―«bruja»―, y wicca ―«brujo»―. En las zonas rurales de Inglaterra el besom ―«escoba»― de las brujas todavía lleva en su confección amarres de sauce. Los sacrificios humanos de los druidas se ofrecían en canastas de sauces bajo la luna llena.

Otro hecho recurrente en estos megaatentados es que son anunciados años antes de que sucedan, a través de variados medios, pero presentados de tal manera que pasan inadvertidos para las mentes poco observadoras. Recuerdo que con motivo del atentado de las Torres Gemelas, éste apareció claramente en varios cómics americanos, especialmente en un par de viñetas de «Los Simpsons» ―en una se ve incluso el avión antes de estrellarse contra una de las torres― y en alguna que otra escena de la filmografía de Walt Disney.

En cuanto al incendio de Notre Dame, aparecía en la película «El jorobado de Notre Dame» de la factoría Disney, pero ésta, a su vez, no hacía sino reflejar el argumento de la novela de Víctor Hugo «Nuestra Señora de París», escrita en 1831, con la intención de llamar la atención de la sociedad francesa sobre el deterioro de las catedrales góticas, que la mentalidad de aquel tiempo consideraba como bárbaras. Y lo consiguió, por cierto, pues a raíz de su libro se restauraron muchas.

Desde este punto de vista, resulta curioso y sorprendente que un pretendido benefactor de la catedral gótica describa un episodio destructivo referente a la misma, un incendio, que resultó premonitorio, a la vista de que finalmente se ha hecho realidad:

«Todas las miradas se dirigían a la parte superior de la catedral y era algo extraordinario lo que estaban viendo: en la parte más elevada de la última galería, por encima del rosetón central, había una gran llama que subía entre los campanarios con turbillones de chispas, una gran llama revuelta y furiosa, de la que el viento arrancaba a veces una lengua en medio de una gran humareda.

Por debajo de aquella llama, por debajo de la oscura balaustrada de tréboles al rojo, dos gárgolas con caras de monstruos vomitaban sin cesar una lluvia ardiente que se destacaba contra la oscuridad de la fachada inferior. A medida que aquellos dos chorros líquidos se aproximaban al suelo, se iban esparciendo en haces, como el agua que sale por los mil agujeros de una regadera».

Guiado por una intuición que me falla pocas veces, investigué un poco y, claro, resulta que Víctor Hugo era masón. Y aún hay más, ya que este novelista visionario también predijo más acontecimientos, lo cual hace colegir que ya habían sido diseñados para el futuro advenimiento del NOM: impresiona saber que fue uno de los primeros que propuso la idea de una sola moneda para Europa, y que en una fecha tan temprana como 1855 hizo un llamamiento apasionado para creación de unos «Estados Unidos de Europa». ¿Profeta, o simple transmisor de un plan que ya había sido elaborado?

Otro desasosegante vaticinio del incendio de Notre Dame apareció en 2017 en una portada de «The Economist», donde se ve la carta del Tarot titula «La Torre», en cuya imagen se observa una torre incendiada por un rayo, a su izquierda u conjunto de personas portando el estandarte con la hoz y el martillo, y a su derecha una gente que porta una cruz.

Para quien sepa algo sobre el Tarot, este arcano significa que el cambio se va a producir, sí o sí, y que no hay manera de evitar la destrucción que simboliza esta carta.

Realmente, estas aparentes profecías no constituyen ningún caso de predicciones, ya que las factorías que adelantan estos trágicos acontecimientos están generalmente incluidas dentro de los círculos plutocráticos e iniciáticos que después los ejecutan, con lo cual tienen acceso a un información privilegiada: por ejemplo, Walt Disney pertenecía a la orden DeMolay, en el ámbito de la masonería. Y, por cierto, De Molay fue el último Gran Maestre del Temple ―los templarios fueron los creadores de la masonería―, el cual fue ejecutado en la plaza de Notre Dame el 18 de marzo de 1314.

De otra naturaleza, por supuesto, es la profecía que la Virgen María hizo durante sus revelaciones el 19 de septiembre de 1846 en el pueblo de La Salette et-Fallavaux, en Francia, a dos niños, Melanie (15), y Maximino (11), a cada uno de los cuales le entregó un mensaje secreto.

En un documento entregado en 1851 a Pío IX, los niños dieron a conocer al Papa estas profecías, que fueron reveladas recientemente por el sacerdote venezolano José Palmar. En la revelación a Melanie ―en el apartado 20 de las 33 profecías― se vaticina que la catedral de Notre Dame y la Basílica de San Pedro sufrirían incendios. Junto con esta revelación, el sacerdote también mostró una estampa hecha en 1956, donde se distingue perfectamente que detrás de Jesucristo señalándose el corazón se ve arder a Notre Dame, mientras que a su izquierda aparece en llamas la basílica de San Pedro. Más abajo a la izquierda, se observa a un ángel fusilado por soldados, lo cual remite al tercer secreto de Fátima.

Y también remite al atentado de las Torres Gemelas, por cierto, con el que el incendio de Notre Dame guarda un paralelismo evidente, y no solo por la semejanza entre su arquitectura de dos torres juntas (el número 11, tan caro al simbolismo ocultista), sino por un hecho que, en mi opinión, resulta demoledor, porque si la destrucción de las Torres Gemelas supuso el asalto a un símbolo económico, que fue seguido unos años después por una devastadora crisis económica, no es nada difícil imaginar lo que supone el ataque al símbolo cristiano de Notre Dame, la catedral más famosa del mundo: una intensificación hasta el paroxismo de la persecución al cristianismo que ya estamos padeciendo en Occidente. Es decir, el incendio de Notre Dame es el 11S del cristianismo.

Estamos a las puertas de un Armageddón total, de una aceleración del NOM que se asentará sobre la sangre derramada por un nuevo holocausto católico, el cual está abrumadoramente profetizado en infinidad de relatos ―incluidos los evangélicos― sobre el Apocalipsis final donde seremos juzgados.

Pero la profecía más significativa sobre la destrucción de Notre Dame se debe al mismo Víctor Hugo, quien la realizó en el transcurso de una discusión sobre la libertad de enseñanza en la Asamblea legislativa de Francia, el 14 de enero de 1850, cuando pronunció estas tremendas palabras, en las que acusaba a la Iglesia de obstaculizar la laicidad de la enseñanza con estas palabras: «Pues bien, lo repito con profundo dolor, yo que odio las catástrofes, los derrumbamientos, lo repito con la muerte en el alma: “Vosotros no queréis el progreso. Tendréis la Revolución Social”.

https://www.youtube.com/watch?v=PWPzUYxDwag

Advertisement
Deje aquí su propio comentario
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Cultura y Tendencias

La Asociación Amigos de Louga se ocupa de niños sin hogar en Senegal

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Una asociación benéfica completamente independiente

 

Se trata de una asociación benéfica completamente independiente de Administraciones Públicas y otros organismos. Solo se tienen a sí mismos y por eso no funcionan bien, a base de las distintas ayudas que les proporcionen la gente. El objetivo es claro: ocuparse de los niños que deambulan por las calles de la ciudad senegalesa de Louga. Unas criaturas que han sido abandonadas por sus familias y se pasan el día en la calle, o se pasaban, antes de que Marian y sus colaboradores se ocupasen de ellos.

 

Lo peor tal vez sean sus llagas en los pies de los niños

 

Nos pueden llamar la atención muchas cosas de estos niños y su situación. En primer lugar, el hecho de que se puedan tumbar a dormir en cualquier sitio a la sombra, sin preocuparse demasiado de que haya huellas de ruedas en el suelo a su alrededor. Que vistan con auténticos harapos, de los cuales les cuesta desprenderse, incluso cuando les regalas ropa nueva. Ropa que en muchos casos es donada por la gente, en buen estado y sobre todo si tenemos en cuenta lo que visten estas pobres criaturas. Y lo peor tal vez sean sus llagas en los pies de los niños. Y estamos hablando de niños muy pequeños, a los que se da de desayunar en este centro, se les cura de sus heridas y se les intenta enseñar un oficio para que puedan ganarse la vida en un futuro próximo.

 

 

En África es muy fácil ayudar

 

En África es muy fácil ayudar, nos dice Marian, dado que las necesidades son enormes y un poco de nuestra colaboración se nota allí muchísimo. Sin embargo, a veces hay barreras culturales y de otros tipos, y uno de los principales problemas es que no es fácil que se dejen enseñar. Pero aquí no se trata de que los niños vengan a mesa puesta y ya está. Es importante pensar en el mañana próximo. En que ellos mismos se puedan ganar la vida y no necesiten de nadie más.

 

Hasta que llegó la Asociación de Amigos de Louga, el único refugio para los niños sin hogar era la escuela coránica, pero el maestro de allí se limita a darles cobijo y unas latas para que puedan mendigar por la calle y recaudar para este alojamiento.

 

Dar dinero por la calle no es la manera de ayudar

 

Cada vez menos gente les da dinero a estos niños, porque se dan cuenta de que no es esa la manera de ayudar. Nunca es la manera de ayudar, como bien nos recuerda Marian.

 

Si quieres ayudar a alguien, como se suele decir, no le des un pez, sino una caña de pescar. y ponemos el ejemplo de estos niños a los que ayudamos. Lo más fácil, entre comillas, es servirles cada mañana el desayuno por allí un rato, fuera de los peligros y los problemas de la calle. Pero otra cosa muy distinta es hacer unos talleres para que aprendan un oficio mucho más de su tiempo pasado aquí. Y otro problema es la mentalidad que tienen en África a la hora de cuidar las cosas: no le dan tanta importancia al mantenimiento y tienden un poquito al destrozo.

 

Sobre la financiación de la Asociación Amigos de Louga, Marian nos cuenta que se deben 100% a los donativos y al Mercado Solidario que suelen organizar en Reinosa.

 

 

La mentalidad que hay en Senegal con respecto a los niños y las mujeres

 

Incluso los que vienen de ayudantes para colaborar se pagan ellos todo el viaje y la estancia. No se puede hacer de otra manera. Los fondos que recaudamos y los recursos son para el tema de los niños 100%.

 

Con respecto a la mentalidad que hay en Senegal con respecto a los niños y las mujeres, nos cuenta Marian, el panorama es muy diferente al que a veces se nos vende desde los medios. También hay que recalcar que es un país que no tiene guerras ahora mismo, aunque sí una alta tasa de corrupción, con todos los ex presidentes en la cárcel.

 

La homosexualidad está penada en Senegal

 

Senegal es un país muy tradicional. En todos los efectos están como España en los años 60. El núcleo del país es la familia, a la cual se dedican 100% desde que se casan. Las mujeres gozan de bastante protección, es una sociedad matriarcal.

 

En este sentido, puede sorprender que no haya niñas deambulando por la calle, sino sólo varoncitos. Y no hay tanto tema de abuso sexual a los menores o yo por lo menos no lo he visto. Sí hay prostitución en forma de mujeres muy jóvenes que acompañan a turistas extranjeros mayores. Eso sí. Por otro lado, la homosexualidad está penada en Senegal, por lo que no verás parejas de este tipo en ninguna parte.

Continue Reading

Aragón

Los últimos días de La Olmeda: un cuento sobre el final de la villa romana palentina

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Cómo sería la vida diaria en la villa romana de La Olmeda

 

Es un relato sobre cómo sería la vida diaria en la villa romana de La Olmeda en sus últimos años, cuando muchos peligros amenazaban directamente ese cosmos social previo a la invasión de los bárbaros. Un sistema de castas en el cual estaban los minoritarios millonarios y toda una gran mayoría social que les servían, casi sin poseer nada porque yo. En definitiva, lo mismo que quiere ahora traer el Nuevo Orden Mundial.

 

Los últimos días de La Olmeda: un homenaje al clásico Los últimos días de Pompeya

 

En el libro hago constantes referencias a lo que podría ser nuestro modo de vida y temores actuales. Sin ir más lejos, el propio título del libro ya nos habla de un volcán a punto de estallar, como homenaje a un clásico que tanto me gustó cuando era pequeño y que es Los últimos días de Pompeya. Un libro que conservo aún de mi bisabuelo, Jesús Rodríguez Reinos, quien por cierto tuvo participación en el descubrimiento de las tumbas de los Condes de Carrión, en el monasterio de San Zoilo tan cercano a La Olmeda. Un tema volcánico que tanto está de moda hoy en día y no creo que sea el único que tiene miedo de que las teorías catastrofistas del Nuevo Orden Mundial se cumplan con toda intensidad con este volcán de La Palma y ese anuncio con preaviso de 10 años de un mega tsunami que arrasaría todo el Atlántico Norte. Un asunto para el que incluso habría fecha concreta: el 9 de noviembre.

 

 

Ilustración de José Ramón Almeida Olmedo

 

Una de la lucha entre hermanos por la herencia

 

El tema de las familias y las herencias siempre me ha llamado mucho la atención. En el caso de Los últimos días de La Olmeda, asistimos al espectáculo de unos jóvenes herederos que no están del todo de acuerdo en el reparto: por qué el primogénito legítimo tenía derecho a heredar todo y los demás debían conformarse con ser sus empleados. Definitivamente no era justo y es un drama que se ha repetido a lo largo de todas las épocas, pero que tiene su lógica en que las fortunas de antes eran de terratenientes que no querían dividir que se llamaba el mayorazgo. Y por eso sólo podía heredar el primogénito varón, lo que hasta hace poco se conoció en Cangas de Narcea como el meirazu.

 

El anterior señor de la Villa romana de La Olmeda: un gran terrateniente, general y mujeriego

 

En este relato, además, se da la circunstancia de que el anterior señor de la villa romana de La Olmeda era un gran terrateniente y general, pero también un grandísimo mujeriego que engendró al menos un hijo fuera del matrimonio que será muy importante en la historia. Un joven de grandes cualidades que no va a acertar el orden establecido y que su hermanastro se convierta en su patrón, por lo que decide lanzarse al monte junto a los que quisieron seguirle y formar su propia bagauda local, es decir, su propia milicia de pueblo. Y desde los montes apartados, en torno a la Casa, se dedicará a hacerle la guerra a su hermano y también a otros terratenientes, por lo que todos éstos le pondrán precio a su cabeza.

 

Los cronistas de la época nos hablan de una gran multitud de cadáveres

 

También hay otros factores que se encuentran en el relato muy de actualidad. El asunto de las desigualdades sociales, por ejemplo, cada vez más marcadas con el avance de las medidas supuestamente sanitarias y políticas, pero que van en contra de toda lógica si queremos pensar en el bien común. Y me refiero a todos estos impuestos y la velas e incluso a las descaradas interferencias del poder en el tráfico mundial de todo tipo de víveres, equipos y fuentes de energía. Todo esto recuerda un poco al caos social y de seguridad que se vivía en los finales del Imperio Romano, cuando la Villa de La Olmeda sin duda vio su final. De hecho, los cronistas de la época nos hablan de una gran multitud de cadáveres por todas partes, sin duda más causados por las hambrunas que producían los saqueos que por la violencia de los bárbaros.

 

 

Una decadencia total con guerras civiles entre los romanos

 

Porque la entrada de los bárbaros sólo fue un síntoma más de una decadencia total en la cual había guerras civiles entre romanos, una economía hundida por la inseguridad los caminos y en definitiva una auténtica autarquía, en la cual los más ricos se independizaron del todo y de todo, con las consecuencias que eso trajo para toda la sociedad. El descuidar las fronteras fue sólo la consecuencia lógica y directa de todo esto y los bárbaros de hecho entraron como invitados de los distintos bandos en lucha. Algo que sucedió más tarde con los moros y los godos, algunos de los cuales dejaron pasar a los vecinos norteafricanos. Y qué sucede ahora con el descontrol total que vivimos en las fronteras de Europa y todo Occidente. Una anarquía que pronto pagaremos todos.

 

Las bagaudas: antecedentes de lo que podrían ser las guerrillas actuales

 

Y tenemos el asunto de las bagaudas, que no eran otra cosa que guerrillas formadas por los antecesores hispanos y galos de los bandoleros. Unas bandas de descontentos lanzados al monte que desafiaron al orden establecido hasta el punto de formar auténticos ejércitos populares, que llegaron a tomar localidades tan importantes como Tarazona. Y no se cortaba en un pelo a la hora de ejecutar a quién se pusiera de frente, como ocurrió en esta ciudad, en la cual llegaron a ejecutar al obispo y a toda la guarnición. Otro antecedente de lo que podrían ser las guerrillas actuales en tantos países como ha sido España durante siglos.

 

Prisciliano: ese iluminado gallego que tuvo mucho éxito en todo el Imperio

 

También hay que pensar que, al igual que las ideologías han sido causa de luchas y debates apasionados, los movimientos religiosos de finales del Imperio fueron igualmente inspiradores para esas generaciones. Y no sólo hablo del cristianismo oficial de Roma, sino también de las distintas herejías cristianas que empezaron a extenderse por todas partes. Y una fue por ejemplo el priscilianismo, derivadas de las predicaciones de un iluminado gallego que tuvo mucho éxito en todo el Imperio durante siglos. Una desviación del cristianismo original que combatió otro gallego muy famoso, Hidacio, ambos como protagonistas de una lucha a muerte por los corazones y las mentes de sus coetáneos.

 

 

Los últimos días de La Olmeda: una historia del pasado para pensar en el presente

 

Hay muchos simbolismos en este cuento

 

Esa herencia de repartir de la que se habla en el relato y que no es otra que la casa y sus propiedades, con sus tierras y servidores, no es otra cosa que la nación española. Y los señores serían la casta gente que debe tomar las decisiones que nos afectan a todos, pero que bien su supremacía desafiada por unas bagaudas que no son sino potenciales aspirantes a sustituir les en el poder. No hay tanto romanticismo en esas guerrillas como no lo hay en las de hoy en día.

 

Los últimos días de La Olmeda retrata un modelo de sociedad resquebrajado y que está a punto de estallar, tan solo a falta de una chispa que lo detone todo y que es la erupción de un usurpador contrario al español César de entonces y sus apoyos en la Península. Una guerra civil que servirá para poner contra las cuerdas a ese sistema de castas, con la Villa de La Olmeda como símbolo de ese poder.

 

Para todos los interesados en el libro, no dudéis en escribirme a mbooralive@gmail.com. Hasta pronto.

 

Continue Reading

Cantabria

Una senda un poco peligrosa: el camino lebaniego de Revilla y sus amigos

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

El Camino del mamón del puro: te puede pasar de todo

 

Nuevamente tenemos que hablar del personaje más histriónico de los últimos años, no sólo nuestra región sino en todo el país. Un auténtico bufón que ha superado a Kiko Rivera en sus manifestaciones públicas poco afortunadas y siempre con algo más que el espectro de la corrupción rodeando su discutida y discutible figura. No estamos desde luego ante ningún político ejemplar, cómo acabamos de comprobar por enésima vez con el asunto del puro, aunque en realidad no es ésta una de sus peores travesuras. Pero no os aquí hablar de corrupción y de cómo los jueces le perdonan la vida al 95% de los miembros de la casta, quedando sólo en la fila de los encarcelables algunos sujetos del PP y porque todos han pactado eso previamente.

 

Pero no vamos aquí a hablar de ese tema, porque ya aburre la impunidad con que actúan estos impolutos fantasmas de la política. Y, además, vamos a volver momento a esos buenos tiempos en que el dinero público se gastaba de verdad porque lo había.

 

 

La nefasta promoción del Camino Lebaniego

 

Estamos hablando de cuando el impoluto fantasma de Revilla se dedicaba a promocionar su recién inaugurada taifa como President del Govern cántabru. Un sueño que hizo realidad a base de engañar a la mitad de sus votantes, como siempre, asegurándoles que no iba a hacer lo que a continuación hizo y que fue pactar con el PSOE para que ellos gobernasen la región mientras él iba a por los platos a contar chistes y decir que era el presidente de no sé qué.

 

Bueno. Pues en esos años gloriosos en que nuestro amigo Zapatero dilapidada alegremente la herencia del superávit de Aznar y se dejaba regalar anchoas y otros manjares por parte del bufón que venía en el taxi a la Moncloa (que tomaba donde dejaba el coche oficial, a sólo unos metros)… Pues bien, recuerdo estar en Madrid y ver unas carteleras enormes donde se anunciaba el Camino Lebaniego 2006, siendo Año Santo de Santo Toribio de Liébana. Un camino de peregrinaje que es como el Camino de Santiago en pequeñito y versión montañesa y que, al parecer, según he oído hoy mismo, cuñado en una noche de copas por un par de políticos descerebrados de nuestra región. De esos personajillos que han surgido en las taifas como chinches y que gozan de coche oficial y unos presupuestos que no los tiene ni el 1% de las empresas, siendo casi todos estos unos iletrados absolutos.

 

 

Un camino sin caminantes: el Camino Lebaniego 2021

 

No me cuesta creer este argumento cuando vengo de hacer este camino por dos veces y aún no me acostumbro a las cosas que veo y siento cuando voy caminando por estas sendas olvidadas. Realmente cuesta creer que estemos hablando de un camino que se ha promocionado incluso en esas carteleras gigantes de las autopistas, además de que nunca se explicaba bien qué era eso, porque en tales carteles no salía una montaña ni una foto de nada. Y eso que estamos hablando de uno de los paisajes más bellos de toda España, similar a Suiza en todo, pero tengo que decir que el tránsito de peregrinos es prácticamente inexistente.

 

Apenas te encuentras gente cuando caminas por estas sendas donde es inevitable coincidir con personas que comparten albergues contigo y demás. Pues bien. Se trata de un camino prácticamente sin caminantes, por lo que está de más explicar el éxito de marketing de nuestro President. Siquiera en Cantabria es conocida la ruta que debería ser la más famosa de toda la región, cómo me contesta cuando hablo del tema con muchas personas diferentes, pero hay cosas más graves que quiero contar aquí. Más que nada para avisar al personal de la clase de aventura que significa hacer el Camino Lebaniego.

 

Definitivamente no es una experiencia para toda la familia ni mucho menos para cualquier persona que no tenga un mínimo de preparación física.

 

 

Los peligros del Camino Lebaniego

 

Para empezar, decir que casi todo el camino está marcado por un desnivel bastante considerable y que por algunos sitios ni siquiera hay camino, sino una especie de senda que no se sabe muy bien por dónde va. Y además está muy mal señalizada y en algunos tramos no hay ni siquiera bares en toda la puñetera etapa. Vamos, que mucho Camino Lebaniego, pero luego no hay infraestructura para nada. Ni para tomarse una cerveza ni para ir al baño o ni siquiera para si nos metemos en un problema. Y yo vengo de comprobar eso con mi grupo de amigos, pues a uno de ellos le mordió un perro y tuvimos que esperar más de media hora para que viniera una dotación de la Guardia Civil de Comillas, que está bastante lejitos del sitio donde nos ocurrió el percance. Ni más ni menos que en el paraje montañoso de Lamasón, a bastantes kilómetros cuesta arriba de ese cuartel de la Guardia Civil. Y de la ambulancia ya ni hablamos.

 

Pero, vamos a ver, Caranchoa. ¿Cómo puedes gastarte esa millonada en hacer unos carteles gigantes en las autopistas madrileñas, hacer pulseritas con los colores de tu puta bandera autonómica y seguir tirando nuestro dinero mientras no hay ni siquiera una infraestructura MÍNIMA en todo ese puñetero camino del que tanto hablas? Y conste que es una senda preciosa, pero pienso yo que no se puede vender un proyecto que ni siquiera se han tomado la molestia de desarrollar lo más mínimo.

 

No hay Guardia Civil en todo el camino lebaniego

 

Y siempre fallando en una cosa fundamental y es que no es un camino conocido para prácticamente nadie en nuestro país, fuera de los circuitos concretos de montañistas y peregrinos vocacionales, como pueda ser mi caso. Ni siquiera hay una mínima dotación de emergencias para atender a tantos turistas y en concreto peregrinos que puedan venir a disfrutar de esta preciosa pero improvisada ruta. Este año me he dado cuenta especialmente de las carencias, así como del poco cerebro que a veces gasta la gente. Para empezar porque me he enterado de que una chica hizo este camino con un niño de 4 meses a la espalda.

 

O sea, un camino que le cuesta acabar realmente una persona de cierta condición física, como pueden ser algunos amigos míos con los que he compartido esta ruta, ya está inconsciente se le ocurrió llevar a su hijo recién nacido. Pero es que además hay que saber qué tipo de camino es esto. Desde luego no es apto para personas sin una forma física de deportista, por más que lo quieran vender para todos los públicos y toda la familia. La realidad es otra. Como aspectos positivos, resaltar la belleza de la senda y la amabilidad de la gente que te vas encontrando en la ruta y que comparten muchas de las cosas que he comentado aquí.

 

 

Cómo son las etapas del Camino Lebaniego

 

Primera etapa del Camino Lebaniego: San Vicente de la Barquera Cades

 

El Camino Lebaniego puede empezar desde muchos sitios, como pasa con el Camino de Santiago, inclusive se puede hacer desde la vertiente leonesa en lo que creo que llaman el Camino Vadiniense. Oficialmente empieza en San Vicente de la Barquera, pero también se puede empezar en Santander o en Santillana del Mar, que la segunda etapa de este camino más largo.

 

También desde San Vicente hay varias opciones. La primera etapa, que es la más larga y con menos repechos que las otras, discurre entre San Vicente y Cades, donde encontraremos un simpático albergue regentado por una simpática barcelonesa llamada Érika. En los albergues suelen dar desayuno y cena, salvo en el caso de Cicera, donde tendremos que buscarnos un poco más la vida.

 

Segunda etapa del Camino Lebaniego: Cades – Cicera

 

Y a partir de aquí empiezan las subidas de verdad, con una segunda etapa que es bastante exigente, pues tiene un desnivel de más de 500 metros. Es la tapa entre Cades y Cicera, que se puede extender hasta la tercera parada en Cabañes, aunque esto no sea muy recomendable para personas con un nivel bajo de forma o para intentarlo en condiciones atmosféricas adversas. En Cicera encontraremos un bar tienda muy majo, pero olvidaos de que nos atiendan para nada en el albergue, que básicamente es una casa rural a bajo precio.

 

Tercera etapa del Camino Lebaniego: Cicera Cabañes

 

Tengamos en cuenta que entre Cicera y Cabañes hay un desnivel de 1.000 metros, claramente la etapa más dura, y además empiezas atravesando un bosque precioso que te va a recordar al Señor de los Anillos, pero que en tiempo tormentoso te puede suponer caer fulminado por un rayo. Y es importante señalar que en esta etapa no vamos a encontrar ni un puñetero bar abierto, lo que puede parecer extraño cuando dicen que el camino fue diseñado en una noche de alcoholismo por parte de políticos con gusto por darle al frasco.

 

Cuarta etapa del Camino Lebaniego: Cabañes – Santo Toribio de Liébana

 

Una vez en Cabañes, ya sólo queda bajar. Y disfrutaremos de unas vistas maravillosas antes de empezar la última etapa en dirección a Potes y Santo Toribio, donde nos espera el último gran repecho del camino.

 

 

Consejos básicos para hacer el Camino Lebaniego

 

  • El dinero mínimo que podemos gastar en total se puede calcular en a partir de unos 30 € por día, con todo lo básico incluido, también las cervezas si hace un día de calor.

 

  • Ser honestos con nosotros mismos y evaluar si podemos completar el camino y no sufrir ningún percance de salud, puesto que se trata de una prueba exigente.

 

  • Ir en grupo. Me parece fundamental, no sólo para pasarlo bien sino también para nuestra propia seguridad, pues la chica que encontramos sola haciendo el camino se expone a que le ocurra cualquier cosa. Inclusive a ser atacada por animales salvajes, que suelen rehuir la presencia del hombre, pero que podemos encontrarnos sin querer si no hacemos ruido o vamos solos.

 

  • Llevar un bastón, no sólo para apoyarnos, sino para poder ahuyentar a los perros ahuyentar a los perros asilvestrados que están por todas partes.

 

  • Llevar algo de comida y siempre agua fresca a mano, aunque existen muchas fuentes muy ricas por el camino, pero a veces aprieta el calor y no siempre vamos a encontrar bares abiertos cuando queramos.

 

Continue Reading

Religión

NAUSEABUNDA declaración del Vaticano: ‘Está bien aplicarse vacunas hechas con fetos abortados’

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

En una nueva pero no menos polémica declaración, el Vaticano ha autorizado a los católicos para que hagan uso de vacunas contra el virus del PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19, producidas con líneas celulares derivadas de fetos abortados en 1.960.

En una nota firmada por el prefecto Cardenal Luis Ladaria, así como por el secretario, el Arzobispo Giacomo Morandi, miembros de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), el Vaticano justificó el uso de vacunas elaboradas con fetos en medio de la pandemia.

“Todas las vacunas reconocidas como seguras y efectivas pueden ser utilizadas con el conocimiento cierto de que el uso de tales vacunas no constituye una cooperación formal con el aborto del cual las células utilizadas en la producción de las vacunas derivan”, indica el documento.

Según el documento que fue firmado por el mismo Papa Francisco el 17 de diciembre, “es moralmente aceptable recibir vacunas Covid-19 que han utilizado líneas celulares de fetos abortados en su proceso de investigación y producción”, informó Vatican News.

La Congregación para la Doctrina de la Fe no detalla nada relacionado con la seguridad o la eficacia de las vacunas y asegura que no es su intención juzgar esos aspectos, señalando que es responsabilidad de los investigadores biomédicos y las agencias farmacéuticas.

Sin embargo afirma que si es de su interés debatir sobre los aspectos morales de “recibir vacunas desarrolladas utilizando líneas celulares de tejido obtenido de dos fetos”, respaldando tal postura con una Instrucción aprobada por el Papa Benedicto XVI que alude a la subjetividad que puede tener la decisión de aplicarse tal vacuna.

Citando el Documento conocido como ‘Dignitas Personae’ del 2008, argumentan que es moralmente aceptable recibir tal tipo de vacuna amparado por el hecho de que aún no existen parámetros para determinar qué tipo de vacunas del virus PCCh son éticamente reprochables.

De acuerdo a lo recogido por RT, al señalar el latente peligro que existe en una “propagación incontenible de un agente patológico grave”, la CDF destacó que la vacunación no es una obligación de carácter moral y debe ser voluntaria.

No obstante, la CDF aun así presiona para acceder a la vacunación. “En ausencia de otros medios para detener o incluso prevenir la epidemia, el bien común puede recomendar la vacunación, especialmente para proteger a los más débiles y expuestos”, explica el comunicado.

Del mismo modo, persuade a que las personas, incluso quienes por voluntad propia no deseen vacunarse, sean objeto de vacunación indicando lo siguiente:

“Aquellos que por razones de conciencia rechazan las vacunas producidas con líneas celulares de fetos abortados, sin embargo, deben ‘hacer todo lo posible para evitar, por otros medios profilácticos y comportamientos adecuados, convertirse en vehículos de transmisión del agente infeccioso’”.

De mismo modo el comunicado indica que tanto la industria farmacéutica como los gobiernos deben garantizar que las vacunas eficaces y éticamente aceptables sean accesibles para los países más pobres.

“La falta de acceso a las vacunas, de lo contrario, se convertiría en un signo más de discriminación e injusticia que condena a los países pobres a seguir viviendo en la pobreza sanitaria, económica y social”, señala el informe de Vatican News.

El Papa Francisco, instó a los jefes de estado a “garantizar el acceso a las vacunas Covid-19 y a las tecnologías esenciales necesarias para cuidar a los enfermos, los pobres y los más vulnerables”.

César Munera

Continue Reading
Advertisement

Copyright © 2022 all rights reserved alertanacional.es

es Spanish
X
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x