Connect with us

Reino de Navarra

Desenfreno etílico, drogas, turismo basura, vandalismo: Sanfermines, de Hemingway al reflejo de la degradación democrática española

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

AD.- Una cita marcada en el calendario nacional e incluso internacional. Los sanfermines dieron el sábado el pistoletazo de salida con el famoso Chupinazo en la Plaza Consistorial de Pamplona como previa a los famosos encierros que desde este domingo presiden las calles de la capital navarra. Las escenas, las clásicas de unos años a esta parte: aglomeraciones, alcohol, drogas, desenfreno y abusos sexuales. Este año viene además con polémica política, después de que la izquierda abertzale empañase el inicio de los Sanfermines de 2019 al tratar de colocar una Ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona. La plaza estaba abarrotada de personas a la espera del chupinazo que diera inicio a las fiestas de San Fermín. La Policía evitó que Bildu y Geroa Bai colocaran una ikurriña en el balcón consistorial, en un momento en el que hubo una fuerte tensión golpes y gritos.

Algo se ha debido hacer mal todos estos años para que iconos sanfermineros del prestigio literario de Hemingway y sus émulos hayan sido sustituidos por el actual desparrame etílico, con grotescas exhibiciones que revelan hasta qué punto una parte inquietantemente amplia de la sociedad española carece del mínimo sentido de la estética y la dignidad. Aunque cualquier comparación con el pasado franquista levanta resquemores y pasiones, hay que comparar lamentablemente la ola de chabacanería que inunda estos días las calles de la capital pamplonica con su elegancia y prestigio en el pasado, con aquellos turistas que acudían ordenadamente a miles y que respetaban a las fuerzas del orden.

Pamplona ha quedado reducida a un inmenso y caótico botellón que inunda de vómitos y vaharadas de mal gusto todo la ciudad. Desde América hasta Pamplona, la estela de San Fermín la siguieron, además de Hemingway, el director de cine Orson Welles, Ava Gardner, Errol Flynn, Tyrone Powe, Henry King, Margaux Hemingway, nieta del escritor, el dramaturgo Arthur Miller y la fotógrafa Inge Morath, entre otras celebridades.

Hoy, los sanfermines han sido arruinados por una población degenerada, infame, materialista, despreciable y sin ningún sentido del comedimiento y menos del deber. Pamplona es estos días el mejor escaparate del éxito que han tenido los planes de ingeniería social para la metabolización moral de la población española.

Advertisement

Durante estos años de buenrollismo democrático, de laxitud allí donde antes prevalecía el deber y la exigencia, crecieron y se multiplicaron y echaron ramas frondodísimas con el abono natural de la Democracia, que es el sistema político que en cualquiera de sus traducciones o adaptaciones mayor cantidad de mierda produce. Ociosos y vagos crónicos la mayoría, descreídos y sin mayor ideal trascendente que tatuarse el cuerpo, cuando se les ve a uno le viene a la memoria la cita de Dostoievski, el autor ruso que mejor supo comprender el alma humana: “Una paz prolongada siempre engendra crueldad, cobardía y un burdo egoísmo (…)”.

Las grotescas imágenes en las calles de la capital navarra de miles de jóvenes y no tan jóvenes, ebrios, drogados y ruidosos, como aquella mala gente del verso de Machado, nos muestran en toda su crudeza la verdadera cara de la hediondez de España, la implantación sin freno de la estulticia y el exceso, siempre que el exceso no guarde parentezco con el trabajo, que han echado raíces en nuestra desgraciada nación.

Los Sanfermines son también el reflejo de la hediondez en la que chapotean miles de españoles. Llama a reflexión esa aceptación, por parte de la franja más decaída y degenerada de la población, de este derrumbe civilizacional, de esta enfermiza alabanza por parte de los progres del hedonismo sin límite que exhala sus pestilencias como un contenedor de basura en pleno julio, pero lo más increíble es sin duda el rechazo masivo de los españoles y europeos a ver la realidad de frente. No queremos ver para no tener que actuar.

¿Qué sociedad, que país se puede construir con semejantes materiales? No es necesario esforzarse mucho para imaginárselo. ¿Qué podemos esperar de quienes nunca han salido de las formas más hedonistas de vida humana? ¿Es razonable esperar que vagos indomesticables acudan al auxilio de una civilización que hace aguas por todos lados?

Somos tanto más culpables cuanto que las inteligencias más preclaras de nuestra nación ya habían, hace tiempo, descubierto las claves de la interpretación y la comprensión de este asqueroso engendro democrático. Si quieren ver su peor reflejo, no hay mejor espejo que las fiestas de Pamplona, epicentro del turismo etílico y una sombra de lo que fue.

Advertisement

Y por si fuera poco, como ha sido apuntado, al vandalismo se suman las agresiones sexuales. La sensibilidad sexual actual, creciente, vigilante y participada públicamente, se compadece mal con el aumento de estas agresiones. ¿De qué sirve su constante pedagogía en una población, mujeres incluidas y a las imágenes nos remitimos, con la dignidad de un lagarto?

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aragón

Los últimos días de La Olmeda: un cuento sobre el final de la villa romana palentina

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Cómo sería la vida diaria en la villa romana de La Olmeda

 

Es un relato sobre cómo sería la vida diaria en la villa romana de La Olmeda en sus últimos años, cuando muchos peligros amenazaban directamente ese cosmos social previo a la invasión de los bárbaros. Un sistema de castas en el cual estaban los minoritarios millonarios y toda una gran mayoría social que les servían, casi sin poseer nada porque yo. En definitiva, lo mismo que quiere ahora traer el Nuevo Orden Mundial.

 

Los últimos días de La Olmeda: un homenaje al clásico Los últimos días de Pompeya

 

Advertisement

En el libro hago constantes referencias a lo que podría ser nuestro modo de vida y temores actuales. Sin ir más lejos, el propio título del libro ya nos habla de un volcán a punto de estallar, como homenaje a un clásico que tanto me gustó cuando era pequeño y que es Los últimos días de Pompeya. Un libro que conservo aún de mi bisabuelo, Jesús Rodríguez Reinos, quien por cierto tuvo participación en el descubrimiento de las tumbas de los Condes de Carrión, en el monasterio de San Zoilo tan cercano a La Olmeda. Un tema volcánico que tanto está de moda hoy en día y no creo que sea el único que tiene miedo de que las teorías catastrofistas del Nuevo Orden Mundial se cumplan con toda intensidad con este volcán de La Palma y ese anuncio con preaviso de 10 años de un mega tsunami que arrasaría todo el Atlántico Norte. Un asunto para el que incluso habría fecha concreta: el 9 de noviembre.

 

 

Ilustración de José Ramón Almeida Olmedo

 

Advertisement

Una de la lucha entre hermanos por la herencia

 

El tema de las familias y las herencias siempre me ha llamado mucho la atención. En el caso de Los últimos días de La Olmeda, asistimos al espectáculo de unos jóvenes herederos que no están del todo de acuerdo en el reparto: por qué el primogénito legítimo tenía derecho a heredar todo y los demás debían conformarse con ser sus empleados. Definitivamente no era justo y es un drama que se ha repetido a lo largo de todas las épocas, pero que tiene su lógica en que las fortunas de antes eran de terratenientes que no querían dividir que se llamaba el mayorazgo. Y por eso sólo podía heredar el primogénito varón, lo que hasta hace poco se conoció en Cangas de Narcea como el meirazu.

 

El anterior señor de la Villa romana de La Olmeda: un gran terrateniente, general y mujeriego

 

En este relato, además, se da la circunstancia de que el anterior señor de la villa romana de La Olmeda era un gran terrateniente y general, pero también un grandísimo mujeriego que engendró al menos un hijo fuera del matrimonio que será muy importante en la historia. Un joven de grandes cualidades que no va a acertar el orden establecido y que su hermanastro se convierta en su patrón, por lo que decide lanzarse al monte junto a los que quisieron seguirle y formar su propia bagauda local, es decir, su propia milicia de pueblo. Y desde los montes apartados, en torno a la Casa, se dedicará a hacerle la guerra a su hermano y también a otros terratenientes, por lo que todos éstos le pondrán precio a su cabeza.

Advertisement

 

Los cronistas de la época nos hablan de una gran multitud de cadáveres

 

También hay otros factores que se encuentran en el relato muy de actualidad. El asunto de las desigualdades sociales, por ejemplo, cada vez más marcadas con el avance de las medidas supuestamente sanitarias y políticas, pero que van en contra de toda lógica si queremos pensar en el bien común. Y me refiero a todos estos impuestos y la velas e incluso a las descaradas interferencias del poder en el tráfico mundial de todo tipo de víveres, equipos y fuentes de energía. Todo esto recuerda un poco al caos social y de seguridad que se vivía en los finales del Imperio Romano, cuando la Villa de La Olmeda sin duda vio su final. De hecho, los cronistas de la época nos hablan de una gran multitud de cadáveres por todas partes, sin duda más causados por las hambrunas que producían los saqueos que por la violencia de los bárbaros.

 

 

Advertisement

Una decadencia total con guerras civiles entre los romanos

 

Porque la entrada de los bárbaros sólo fue un síntoma más de una decadencia total en la cual había guerras civiles entre romanos, una economía hundida por la inseguridad los caminos y en definitiva una auténtica autarquía, en la cual los más ricos se independizaron del todo y de todo, con las consecuencias que eso trajo para toda la sociedad. El descuidar las fronteras fue sólo la consecuencia lógica y directa de todo esto y los bárbaros de hecho entraron como invitados de los distintos bandos en lucha. Algo que sucedió más tarde con los moros y los godos, algunos de los cuales dejaron pasar a los vecinos norteafricanos. Y qué sucede ahora con el descontrol total que vivimos en las fronteras de Europa y todo Occidente. Una anarquía que pronto pagaremos todos.

 

Las bagaudas: antecedentes de lo que podrían ser las guerrillas actuales

 

Y tenemos el asunto de las bagaudas, que no eran otra cosa que guerrillas formadas por los antecesores hispanos y galos de los bandoleros. Unas bandas de descontentos lanzados al monte que desafiaron al orden establecido hasta el punto de formar auténticos ejércitos populares, que llegaron a tomar localidades tan importantes como Tarazona. Y no se cortaba en un pelo a la hora de ejecutar a quién se pusiera de frente, como ocurrió en esta ciudad, en la cual llegaron a ejecutar al obispo y a toda la guarnición. Otro antecedente de lo que podrían ser las guerrillas actuales en tantos países como ha sido España durante siglos.

Advertisement

 

Prisciliano: ese iluminado gallego que tuvo mucho éxito en todo el Imperio

 

También hay que pensar que, al igual que las ideologías han sido causa de luchas y debates apasionados, los movimientos religiosos de finales del Imperio fueron igualmente inspiradores para esas generaciones. Y no sólo hablo del cristianismo oficial de Roma, sino también de las distintas herejías cristianas que empezaron a extenderse por todas partes. Y una fue por ejemplo el priscilianismo, derivadas de las predicaciones de un iluminado gallego que tuvo mucho éxito en todo el Imperio durante siglos. Una desviación del cristianismo original que combatió otro gallego muy famoso, Hidacio, ambos como protagonistas de una lucha a muerte por los corazones y las mentes de sus coetáneos.

 

 

Advertisement

Los últimos días de La Olmeda: una historia del pasado para pensar en el presente

 

Hay muchos simbolismos en este cuento

 

Esa herencia de repartir de la que se habla en el relato y que no es otra que la casa y sus propiedades, con sus tierras y servidores, no es otra cosa que la nación española. Y los señores serían la casta gente que debe tomar las decisiones que nos afectan a todos, pero que bien su supremacía desafiada por unas bagaudas que no son sino potenciales aspirantes a sustituir les en el poder. No hay tanto romanticismo en esas guerrillas como no lo hay en las de hoy en día.

 

Los últimos días de La Olmeda retrata un modelo de sociedad resquebrajado y que está a punto de estallar, tan solo a falta de una chispa que lo detone todo y que es la erupción de un usurpador contrario al español César de entonces y sus apoyos en la Península. Una guerra civil que servirá para poner contra las cuerdas a ese sistema de castas, con la Villa de La Olmeda como símbolo de ese poder.

Advertisement

 

Para todos los interesados en el libro, no dudéis en escribirme a [email protected]. Hasta pronto.

 

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
España22 horas ago

Vito Quiles avergüenza al mamporrero de Sánchez, el traidor Pachi López, en medios internacionales (Ver Vídeo)

¡Comparte esta publicación!   Me han llamado de 11 medios (los más vistos de Argentina) para participar en sus programas...

España2 días ago

Su Majestad Sanchista va y se compra más aviones para sustituir al Falcon… y otras noticias censuradas, cortesia de ALVISE PÉREZ

¡Comparte esta publicación! Las noticias de verdad: ✈️ 1. Defensa continúa ocultando la compra de los nuevos aviones de Pedro...

España4 días ago

Juicio a Pedro Varela, una descarada caza de brujas

¡Comparte esta publicación!   Primera idea. Los que no dijeron que la Libertad de expresión era democráticamente sagrada, luego demostraron ser los...

España5 días ago

El caso Pedro Varela es un atentado contra la ciencia

¡Comparte esta publicación! Círculo de Amigos de Pedro Varela.- Pedro Varela, un historiador y científico comprometido con la búsqueda de...

Internacional6 días ago

¡Viva la democracia! Alvise Pérez, candidato al Parlamento Europeo, nos da una EXCLUSIVA TERRORÍFICA

¡Comparte esta publicación!   El nuevo Alcalde de Brighton & Hove, Reino Unido, implementará medidas “acordes al respeto y decoro...

España6 días ago

Cartas desde Colombia: Librería Europa, un símbolo; Pedro Varela, un referente de lo que la Hispanidad y Occidente representan

¡Comparte esta publicación! Por Carlos Arturo Calderón Muñoz.- A inicios de la década de los 2000 este chicuelo caminaba por...

Advertisement Enter ad code here