Connect with us

Sociedad

Cómo un gobierno socialista recogió heces de gato y perpetró una ley podrida: Historias de la LOMLOE

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Transcribimos hoy, por su inmenso interés y profundas revelaciones, el artículo de un profesor sobre sus vicisitudes para “cumplir” la espeluznante, maléfica, adoctrinante y vomitiva Ley Educativa de la infame Celáa. Pasen y lean.

 

Cada nueva ley educativa me piden que evalúe cosas más abstractas

Cuando empecé en esto de dar clase de Tecnología pensaba que mi función era la de impartir lo que sabía (los conocimientos y la praxis relacionada con la asignatura). Iluso de mí. Nada más lejos que la realidad. Cada nueva ley educativa que he sufrido, y he sufrido unas cuantas desde 1998, que es cuando entré en mi primera clase, tengo que evaluar cosas más surrealistas.

Advertisement

Me piden evaluar competencias de salida, idoneidades, competencias en no se sabe qué y que no tienen que ver con nada de lo que, supuestamente, se debería dar en Tecnología. Es que, sinceramente, me veo muy perdido y estoy evaluando, al igual que todos mis compañeros, salvo los convencidos que creen que saben evaluarlo todo, por intuición en muchas cosas. Yo puedo saber si un alumno sabe pasar de binario a decimal o a octal. Puedo evaluar si sabe hacer un circuito con Arduino o generar un objeto en 3D con TinkerCAD. Lo que no puedo evaluar es conceptos tan etéreos como la motivación, la felicidad o el ser buen ciudadano. Y ya no digamos puntuar dentro de mi asignatura si se relaciona en igualdad de condiciones con chicos y chicas. Lo del espíritu democrático, ya si eso lo dejamos para  otro día.

¿Por qué se empeñan en obligarme a evaluar lo que no sé evaluar? ¿Por qué algunos se empecinan en que haga un screening o cribado psicológico a mi alumnado? Y que, además, lo evalúe. Nos hemos vuelto locos o qué. Si ya me cuesta saber cuánto han aprendido de lo mío, usando diferentes herramientas, imaginaos evaluar cosas que no pueden evaluarse y que van a depender de criterios muy personales. Yo no soy un profesional del género, ni de la democracia, ni de la motivación, ni de la felicidad. Y ya no digamos en futurología. Qué demonios voy a saber yo el futuro de un alumno. En ocasiones algunos me sorprenden favorablemente pasados los años y otros lo hacen en sentido contrario. Es que como futurólogo soy un desastre. Y eso es lo que me piden, a cada ley que elaboran, que evalúe.

Esta semana tengo evaluaciones y, como me sucede cada curso, tengo tal maremágnum de modelos mentales acerca de cómo debo evaluar a mi alumnado que, al final, al igual que los jueces, aplicaré el criterio más beneficioso para ellos. Sí, al igual que hacen la mayoría de mis compañeros. Y, aunque algunos saquen en las redes sociales esos maravillosos gráficos que dicen que hay mucho alumnado que suspende porque, según dicen los que los cuelgan, los docentes tenemos orgasmos cada vez que suspendemos, tan solo voy a recordarles, desde un aula real con alumnado real, que para suspender una asignatura en la ESO solo puede hacerse de las siguientes maneras: no haciendo NADA en clase, no VINIENDO a clase o, simplemente, JODIENDO a todos sus compañeros en clase. Bueno, en este último caso, a veces se les va aprobando para que no repitan y generen problemas con el alumnado más pequeño. Es que yo sí que estoy en Juntas de Evaluación reales y veo lo que hay. Así que, por favor, las excepciones excepcionales que, al menos en mi caso no he visto casi nunca, os las guardáis o las exponéis en las redes sociales para sustentar vuestra mentira.

He puesto unas notas que no son solo de mi materia (sí, cambiar el nombre de materia y asignatura, es algo que trae cada nueva ley). Unas notas que son las mejores para mi alumnado en las que sumo puntos tan solo haber venido a clase y pensar en que su futuro será maravilloso. Y que, en ocasiones, solo están teniendo una mala adolescencia. A pesar de ello no puedo aprobarlos a todos porque, como he dicho antes, hay algunos que no vienen, que no entregan nada y que no hacen absolutamente nada. Ya es que para aprobar ni tan solo les pido que sepan en qué consiste mi asignatura. A esos extremos he llegado. Pero no desde la LOMLOE. Desde hace mucho tiempo.

Disfrutad del lunes después de una semana rara. Yo vengo de un puente, con las pilas cargadas y, como docente vacacional, con muchas ganas de volver a estar de vacaciones. Que sean ilógicas y perjudiquen el aprendizaje del alumnado, no implica que no las disfrute igual.

Advertisement

Como estoy haciendo en los últimos artículos, os recomiendo mi nuevo libro sobre educación para mayores de dieciocho, “Educación 6.9: fábrica de gurús”. Lo podéis adquirir aquí(en versión digital o papel) o en ese pop-up tan molesto que os sale. Y sí, me haría mucha ilusión que fuera uno de los diez libros más vendidos sobre educación este curso. 😉

JORDI MARTÍ

 

 

 

 

Advertisement

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Los fondos económicos más gigantescos del mundo abandonan el “lobby” climático empujados por los agricultores europeos contra la Agenda 2030

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

Acción por el clima 100+ —en inglés Climate Action 100+— es un conglomerado de empresas impulsado por la ONU y lanzado oficialmente en diciembre de 2017 durante la Cumbre del Clima de París. Al principio se trataba de un lobby conformado por 100 empresas a nivel mundial, que querían comprometerse de manera oficial a mejorar sus políticas empresariales, de forma que estas fueran sostenibles y no perjudicaran al medio ambiente. Que entre las compañías que formaban parte de Climate Action 100+ se encontraran petroleras o aerolíneas no parecía suponer ningún problema para los profetas del clima, que a veces parecen más interesados en sus campañas de marketing que en el mal llamado cambio climático. En 2019 Climate Action 100+ había crecido hasta contar con más de 360 inversores con más de 340.000 millones de dólares en activos bajo gestión, y en 2022 con más de 700 inversores con un control de activos de más de 680.000 millones.

Tampoco parecía suponer un dilema ético para nadie que BlackRock, el mayor fondo buitre del mundo, participara de forma activa en Acción por el clima 100+. La firma de inversión es propietaria de miles de casas en nuestro país adquiridas a bajo precio después de que fueran embargadas a familias con dificultades económicas durante la crisis financiera, y que ahora explota como alojamientos turísticos, provocando también que se dispare el precio del alquiler en todas las grandes ciudades. Su último movimiento empresarial en España se producía a mitad de enero, cuando anunciaba su intención de comprar el 20% de la eléctrica Naturgy.

Ahora, BlackRock, el gigante bancario JP Morgan Chase, o la gestora Pimco han anunciado que comienzan a desvincularse del lobby climático. En concreto, BlackRock lo anunciaba a través de un comunicado publicado el pasado 2 de febrero en su página web, en el explicaba que a partir de ahora comenzarán una fase de implicación diferente con Acción por el Clima, mientras que otras compañías directamente han abandonado la alianza climática.

Y es que el contexto político actual nada tiene que ver con el de 2017. Igual que algunas empresas que han fomentado políticas extremistas a favor de las mujeres y en detrimento de los hombres, o para acercarse a la comunidad trans, han sufrido daño reputacional y pérdidas económicas, —Disney despidió en 2023 a 7.000 empleados y finalmente a la responsable de diversidad e inclusión, Latondra Newton, tras fiascos como La Sirenita, Lightyear o Mundo Extraño, y Nike y Rip Curl han sufrido recientemente boicots por utilizar a hombres transexuales en sus campañas de ropa de mujer— otras han decidido dar marcha atrás respecto al fanatismo climático. Es lo que se conoce como movimiento anti ESG, que desde 2020 agrupa a activistas de todo el mundo, incluyendo a representantes de empresas y científicos que niegan el cambio climático tal y como lo explican e imponen las grandes corporaciones.

Advertisement

ESG son las siglas en inglés de Enviromental, Social y Governance, que en español se traducen como factores ambientales, sociales y de buen gobierno. Según explica la consultora Deloitte, el origen de este acrónimo se remonta a los inicios de la década de los 2000 y ha sido el resultado de la evolución de lo que se conocía como Inversión Socialmente Responsable (ISR). Pero va más allá de lo que conocíamos como ISR, ya que tiene un enfoque holístico de todos los procesos de una compañía, permitiendo ver el alcance del impacto que trasciende al negocio.

El movimiento anti ESG no sólo cobra cada vez más fuerza en Estados Unidos a raíz de la más que probable vuelta de Donald Trump al poder en este año electoral —Financial Times alertaba de esta tendencia el pasado diciembre—, sino que en Europa se ha traducido en una revuelta del campo que ha puesto en pie de guerra contra la burocracia europea, la Agenda 2030 y el Pacto Verde a los agricultores y ganaderos de Polonia, Alemania, Francia, Holanda, y en las últimas semanas, España. Al tiempo, empresas que utilizaban las políticas verdes como meras estrategias publicitarias optan por desligarse de este tipo de acciones para no molestar a sus consumidores, lo que FT llamaba «ESG backlash«.

Este mismo jueves, VOX llevaba al Congreso y a los Parlamentos de varias regiones, entre ellas Madrid, una moción contra la Agenda 2030 y el Pacto Verde Europeo que deja a los trabajadores del campo sometidos a una competencia desleal con países extracomunitarios como Marruecos o Sudáfrica, aunque el partido de Santiago Abascal se ha quedado solo defendiendo los intereses del sector primario.

Advertisement
Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

VIDENCIA

Sucesos3 horas ago

NOTICIAS CENSURADAS en TODOS los medios. En TODOS menos en ALERTA NACIONAL. Por cortesía de Alvise Pérez

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share 📣 Las noticias...

Opinión7 horas ago

Gobierno de Sánchez en almoneda. Por Jesús Salamanca Alonso

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share   «Miedo me...

Economía1 día ago

Los fondos económicos más gigantescos del mundo abandonan el “lobby” climático empujados por los agricultores europeos contra la Agenda 2030

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print3shares Acción por el...

España5 días ago

El mamporrero (casi literal) de Ábalos, el matón Koldo García, y las revelaciones de ALVISE PÉREZ…

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share 🔴 La Guardia...

Entretenimiento6 días ago

La guía completa para entrar en Melbet y gestionar tu cuenta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Melbet inicio sesion...

España6 días ago

No hay nada más nauseabundo en España que el PP y su piara de TRAIDORES: Juan Vivas (PP) se reúne con Marlaska y elogia su «inequívoca colaboración» y su «lealtad institucional» hacia Ceuta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share EL BARÓN POPULAR...