Connect with us

Opinión

Carta de un ex alumno a Ángel Gabilondo (PSOE) : “Si tuvieras vergüenza, pedirías perdón a todos los niños a los que maltrataste de palabra y de obra”

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

[H]ermano Gabi: Así te llamábamos los alumnos del Colegio Sagrado Corazón de Jesús de la calle Alfonso XIII de Madrid, allá por los años 1971 a 1973, cuando tú nos impartías historia del arte y nos veíamos obligados a soportar tus exposiciones.


Marcabas tendencia, luciendo una estudiada melenita rubia y con frecuencia, dejabas asomar una camisa rosa por encima del alzacuellos que llevabas siempre abierto, en aquella sotana impoluta que destacaba frente a las batas y hábitos zarrapastrosos de muchos de tus compañeros de congregación: los Hermanos Corazonistas. Hasta las alumnas del cercano colegio Santa Catalina de Siena, te miraban suspirando, algo que a ti no te pasaba por alto y que hacía aumentar tu ego y, desde luego, tu total ausencia de humildad, algo que se te debería suponer como cura ¡PORQUE ERAS CURA! o “hermano”, da igual,



Advertisement


Con notable distancia, nos ilustrabas en tus enseñanzas frente a nuestras cabezas rellenas de no se sabía qué. En aquel entonces, mientras te escuchabas hablando con deliberada pausa, nos aleccionabas sobre la supremacía de la raza vasca a la que perteneces, con una voz muy engolada y estudiada. Porque de todo, menos espontáneo.



Y así sigues.


Advertisement

Tampoco sabías estimularnos o incentivarnos para aprender algo de aquellos “plomazos” a los que nos sometías.


Pasé inadvertido porque en el colegio no debías destacar ni por brillante -a lo que este servidor no alcanzaba -ni por zoquete. Tú llegaste a tenerme un cierto enchufe porque jugaba al balonmano y a veces nos entrenabas, no daba guerra en clase e iba pasando los exámenes sin llamativas calificaciones, pero sin tropiezos.


También me vienen a la memoria -o mejor, no se me borran -algunos episodios menos insípidos, entre los que destaca aquella paliza soberbia, rabiosa y abusona que le propinaste en plena clase al díscolo “S” (inicial de su apellido) que hacía gala de ser el graciosillo y el chulito, aunque tenía facultades para ser un buen alumno. En todo caso, un chaval de 13 o 14 años, al que doblabas en envergadura y que, además, no se podía defender por tu sotana y su más que posible expulsión.

Advertisement


Y nos obligaste a presenciarlo al resto de los 50 alumnos que integrábamos el aula.


Pero “S” te había mirado mal al reprenderle y eso, para alguien de bien como tú y tras haber hecho tus votos, no se podía soportar. La soberbia, ante todo, ante el crucifijo si era necesario.


Advertisement

Fue tal la lluvia de golpes que descargarte contra él, con la mano abierta y el puño cerrado, que hasta cayó al suelo aturdido-mientras con un hilo de voz sólo decía “hermano, por favor”- donde tú seguiste el golpeo con los ojos desorbitados, babeante de rabia. Técnica esta, la de las palizas hasta besar el suelo, que a pesar de ser utilizadas con profusión por algunos de tus hermanos de congregación, es de las que más se me quedaron grabadas, junto a otra similar en tercer curso de bachiller -cuando estudiábamos en la calle Claudio Coello -que protagonizó, con tus mismas “nobleza y dedicación”, el hermano R. C. contra J. D. o algunas especiales del hermano “Pingüino”- un enfermo mental- o del Moisés “Dos Caras”, otro perturbado.


Tú te ensañaste con el alumno y lo humillaste hasta el infinito, volcando la frustración de ser un cura sin vocación -el tiempo ha dado la razón -al que le daban asco aquellos ignorantes, el colegio y hasta la propia sotana que te encerraba y que con tanta coquetería exhibías.


Claro está, nadie se lo contaba a sus padres, porque eso era de afeminados.

Advertisement


Pues de eso, eso tan edificante, no hay nada en las redes. Ni de los otros muchos episodios violentos contra los que no llegaban ni a adolescentes. Y hasta leo pasajes jocosos de tu vida docente ¡hay que ver cómo funciona la censura hoy en día!


Entonces te las dabas de cultísimo y nos citabas autores extranjeros con alguna frase impactante que a nosotros, a esa edad, nos importaban un pimiento e hiciste carrera en la educación, llegando a ser catedrático, rector, ministro ¡TOMA YA!


Advertisement

Estabas muy por encima y nos lo hacías saber de muchas maneras y esa era una: el guantazo y otra, el desprecio: “eso no llegas a entenderlo” “vuestra inteligencia no da para más”, y frases simpáticas de igual calado, acentuando tu prognatismo y con gesto de suficiencia.


Estábamos tan abducidos, que algunos opinaron que “S” se lo merecía por la chulería con que te había mirado. Hasta ese punto teníamos el seso sorbido por tu santa violencia. Y llegábamos a ver, con cierta naturalidad, que te mofaras, entre dientes, de las gorduras de un alumno con obesidad mórbida cuyo apellido empezaba por “H”.


Supongo que ahora, de tal incidente ante 49 testigos más la víctima, no te acordarás -aunque los dos y muchos más, sabemos que sí lo recuerdas como otros tantos episodios de tu “Ira Santa” y de tu chulería ilimitada. Es posible que le eches la culpa a todas aquellas instituciones que ahora criticas con ardor y de las que dirás que eras prisionero. Aunque solo eras reo de tu personalidad violenta.

Advertisement


Pero erais vosotros, los rebotados, los docentes insatisfechos – y los que estáis ahora haciendo política- los que creabais ese clima y denostabais a muchos Hermanos Corazonistas admirables por su vocación de entrega y su dedicación.


En la actualidad, después de los años, eres el “León de la Asamblea de Madrid”. León, porque lo lees todo, cuando tus intervenciones, tus “homilías” soporíferas siempre las pronuncias leyendo un papelito sin despegar la vista de él ni un segundo.


Advertisement

No puedes ni emplear la décima parte de memoria que nos exigías para hablar del Jónico y el Dórico, allá por 1972.


Hace unos meses, te vi en la Asamblea de Madrid, recriminando a la Presidente con un textual “¡BASTA YA DE ASPAVIENTOS… CUMPLA LA LEY!”, levantando la voz más de lo normal, lo que me sorprendió dado tu habitual tono monótono.


¡Impactante, soberbio! ¡Qué oratoria! ¡Qué facilidad de palabra parlamentaria, qué dialéctica!

Advertisement


Pero no, tampoco en ese momento en el que te debías mostrar airado y espontáneo, materializando, sin guión, tu cabreo (con 7 palabras) fuiste capaz de despegar la vista del papelito. Un “BASTA YA” leído. Con eso lo has bordado. Un auténtico “León”.


Todo menos espontaneidad, como cuando pertenecías al clero.


Advertisement

De tu candidatura a la Presidencia de la Comunidad, más vale no hablar, porque te veo leyendo hasta el “buenos días señorías”, sin perjuicio de que lo que prometes en campaña no se lo cree ni uno de aquellos chavales que te teníamos que escuchar hace 50 años y que te teníamos muy “calado”. Lo de “soso”, como te llaman, se queda corto. Por supuesto que eres soso, aburridísimo, con nula facilidad de palabra, pero hay mucho más detrás de ti. Algo más oscuro que tu antigua sotana. Las personas cambiamos poco, y muchos-muchísimos- te vimos “en acción”, a pesar de que te las puedas dar de hombre de paz y de que muchos se lo crean, es falso por completo, eras un cobarde abusón.


Se baraja tu nombre para el cargo de Defensor del Pueblo ¡vivir para ver!


SI TUVIERAS VERGÜENZA, PEDIRÍAS PERDÓN A TODOS AQUELLOS NIÑOS A LOS QUE MALTRATASTE DE PALABRA Y DE OBRA Y CON BASTANTE AHÍNCO.

Advertisement


Pero no lo harás, porque serás el Defensor de la Mentira.


Y perteneces a aquellos que exigen que la Iglesia pida perdón. Tú, por supuesto que no y “eras Iglesia”.


Advertisement

Me gustaría saber lo que pasaría si, con tu pasado, alguien de signo político opuesto, estaría indemne como tú, en Internet y en cualquier medio de difusión.


¡Sabes que no! Sabes que sufriría escraches, abucheos y hasta representaciones teatrales en la calle o cosas peores.


¡Ay, hermano Gabi jamás pensé que de ser tan bajo desde el punto de vista humano, llegaras tan alto en política, aunque, por desgracia, ya pienso que es lo normal!

Advertisement


*Un ex alumno corazonista en nombre de muchos ex alumnos corazonistas

Advertisement
Click para comentar

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El asesinato de los guardias civiles se pudo evitar. Por Jesús Salamanca Alonso

Avatar

Published

on

¡Comparte esta publicación!

«Se pudo evitar el asesinato de los miembros de la Guardia Civil. Solo falta conocer al culpable de enviarlos con flotadores de agua dulce (zódiac) contra los narcos».

¡Cuánta dignidad han demostrado las esposas de los guardias civiles asesinados! ¡Cuánta valentía se reconoce a la Benemérita que fundara el Duque de Ahumada! ¡Qué siembra más fructífera y digna dejó aquella Santa Hermandad que fundaran los Reyes Católicos para vigilar los caminos y proteger a comerciantes y viandantes en general! Necesariamente la Historia de la Guardia Civil tiene que reconocer actos de gallardía y valentía, que son muchos, de este Cuerpo a lo largo de su histórica y exitosa andadura.

Por eso nadie debe olvidar su trabajo contra el terrorismo de la banda asesina ETA; sus cientos de actuaciones sin medios por culpa de Grande Marlasca (sin “k”) y de un Gobierno de parásitos cuya función es calentar la poltrona con indignas posaderas, sucios engaños, nula transparencia y ocultación de actividades delictivas, que la ciudadanía no debería desconocer. Se pudo evitar el asesinato de los miembros de la GC, solo falta dar con el culpable que dio la orden. Uno ya sabemos que es el ministro, pero hay más.

La dura escena que protagonizó la viuda de un guardia civil en el funeral de su marido en la Comandancia de la Guardia Civil en Pamplona, no es más que el reflejo de un sentimiento extendido en la sociedad española. Cualquiera con dos…estatutos bien puestos, hubiera reaccionado igual. Hoy, recibir una medalla de manos del desaprensivo e incompetente Marlasca (sin “k”), casi es más un desprecio que un honor. Actúa como los líderes comunistas protagonizando escenas vergonzosas, lo mismo en Barbate que en Melilla, sin contar las «fake news» que inventó y alimentó durante la inútil gestión de la pandemia por parte del Gobierno central. ¿Acaso ya no se acuerdan?

Con el recuerdo de tanta indignidad como acompaña a este «peluso de medio pelo» e incompetente circular, es un peligro encargarlo gestión alguna. Un aplauso largo y continuado para la mujer que ha impedido que el ministro mentiroso, trapacero y traidor del Interior colocara la medalla de condecoración al féretro en el momento en que éste se ha acercado. Estoy convencido que la dignidad de la Guardia Civil no soporta los «atentados» que proceden de este ministro. Y no la soportan porque han visto desprecio permanente; lo comprobaron en Cataluña cuando los terroristas de los CDR lanzaban bordillos, piedras y cuanto encontraban a su paso, llegando a levantar adoquines; lo han comprobado en los asaltos e intentos de asalto de Melilla; lo vuelven a comprobar a diario cuando el ministerio hace dejadez de la inmigración ilegal y carga a la GC con servicios impropios y lo han comprobado con la falsedad de mentiras en las intervenciones del ministro o en el desmantelamiento de la UCON SUR.

Advertisement

Nadie duda de que los medios humanos y materiales del Estado, para combatir la droga y a los terroristas que alientan la distribución de la misma, son mediocres e insuficientes. Mientras los narcos de la última tecnología –como las que Sánchez regaló a Mohamed VI para distribuir la droga por la costa mediterránea– los guardias civiles trabajan con zódiac, que más parecen flotadores de agua dulce. Ellos mismos comparaban la situación como enfrentar a un camión con un turismo. La inutilidad de Marlasca (sin “K”) vuelve a estar en la picota para las asociaciones de la Guardia Civil y la Policía, así como para toda la oposición y la ciudadanía española. Estoy convencido que la ciudadanía gallega dará una patada en el trasero al socialismo «sanchista» de falsedad, violencia, prevaricación y nula transparencia.

Una inutilidad que ya demostró sin Bilbao siendo juez y que le llevó a condenar a policías autonómicos y hacer la vista gorda con los terroristas, de ahí que sus propios compañeros le recordaran la cobardía que no debe imperar en un pues, pero eso lo cuento el domingo. La supresión de la OCON ha llevado al incremento de distribución de droga, los narcos se han crecido y Mohamed VI se ha beneficiado y mofado del felón de Moncloa. «Pegasus» va a traer al mentiroso Sánchez un final con el que no contaba, pero que es una sentencia que él mismo firmó. ¿Cuánto dinero nos está costando que Mohamed VI calle la información sobre Sánchez gracias al «Pegasus»? ¿Y cuántas prebendas?

La historia más cercana, la del día a día, nos lleva a preguntarnos muchas cuestiones. ¿Para qué tantos miembros de los Cuerpos y Fuerza de Seguridad del Estado en el chiringuito de los «Goya»? ¿Por qué estaban presentes el presidente del Gobierno socialcomunista y varios «parásitos y parásitas» de su Gobierno? ¿Acaso no era más importante y dramático lo sucedido en Barbate el día antes? ¿Qué pintaba Sánchez allí tras recibir miles de improperios a su llegada? ¿Por qué no se suspendieron los «Goya» tras el asesinato de los guardias civiles? ¿Harán lo mismo si algún día las víctimas son ministros o ministras del Ejecutivo socialista? Total… El caso es que, si Grande Marlasca hubiera llevado a Barbate a los guardias civiles de las manifestaciones, que envió a las tractoradas, no hubiera pasado lo que pasó. Los asesinatos se pudieron evitar

Las mujeres de los guardias civiles son mis heroínas, aunque ya lo eran desde que sus maridos se enfrentaban a los asesinos etarras con pocos medios y mucha valentía. La sufrida esposa de uno de ellos echó lo que tenía que echar, además de valentía suficiente, ética a chorro y toneladas de dignidad durante el funeral. ¡Maldita dejadez del ministerio de Interior! ¡Cuánta dignidad han demostrado las esposas de los guardias civiles asesinados! Merecen todos nuestros respetos, consideración y admiración. Y eso es justamente lo que no merece el ministro, ni el Ejecutivo deshinchado de Moncloa.

Ahora yo quiero saber cuántas comisiones y cuánto dinero recibían los mandos con uniformes estrellados. Claro, si el dinero se gasta mal, los guardias civiles no tienen los medios que precisan y acaban muriendo los de siempre; es decir, los de abajo. Por eso se han ganado la admiración gente como Pérez de los Cobos y todo nuestro rechazo para indignos parásitos como Grande Marlasca (sin “K”). El ministro ya ha demostrado lo que es, y se lo recuerdan constantemente los memes sobre él. Por cierto, no van muy a la zaga muchos de sus asesores y «bailarines de agua» que pululan a su alrededor. «Cualquier madre estaría avergonzada de tener un hijo como el ministro», gritaban muchas mujeres en la manifestación frente al ministerio del Interior. Y estarían avergonzadas porque propició el asesinato de guardias civiles y desmontó la Unidad especializada en los menesteres que llevaron a la muerte a David y su compañero.

Advertisement

En fin, tras la muerte de dos guardias civiles espero y deseo que se llegue hasta el final del reparto de las comisiones; el dinero entregado a Mohamed VI; las narcolanchas regaladas por el Gobierno de España a Marruecos y la falta de medios físicos y humanos para la Guardia Civil. Y si Grande Marlasca no lo resuelve, llegará gente –como De los Cobos– y pondrá negro sobre blanco o será la propia ciudadanía quien aporte las pruebas que se consigan, como se han aportado al Europarlamento sobre Puigdemont, los dineros malgastados, la trama rusa de la Generalitat, las triquiñuelas del felón que se divertía en los «Goya» y la malversación de los fondos europeos.

Ahora falta saber quién dio la orden de salir con flotadores de agua dulce (zódiac) y a qué nivel se dio. ¿Fue el delegado del Gobierno? ¿el coronel? ¿el ministro? Todos se lavarán las manos y buscarán a un funcionario intermedio para endilgarle la culpa. ¿Apostamos? Así actúa el socialismo de bragueta abierta y vergüenza oxidada.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement

VIDENCIA

España3 días ago

El mamporrero (casi literal) de Ábalos, el matón Koldo García, y las revelaciones de ALVISE PÉREZ…

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share 🔴 La Guardia...

Entretenimiento4 días ago

La guía completa para entrar en Melbet y gestionar tu cuenta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Melbet inicio sesion...

España4 días ago

No hay nada más nauseabundo en España que el PP y su piara de TRAIDORES: Juan Vivas (PP) se reúne con Marlaska y elogia su «inequívoca colaboración» y su «lealtad institucional» hacia Ceuta

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share EL BARÓN POPULAR...

España5 días ago

¡ATENCIÓN! Nauseabunda noticia desvelada por el analista Alvise Pérez: Políticos del PSOE cenan con un Coronel de la GC y pactan su nombramiento como General

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share Esta noche en...

España6 días ago

La Real Academia Española, hasta las narices del gobierno y sus mamporreros: se acabó el lenguaje “inclusivo”

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share La Real Academia Española de...

España1 semana ago

ALVISE PÉREZ desvela un informe del CNI sobre la íntima relación de la monarquía marroquí con las mafias del hachís

¡Comparte esta publicación! Comparte este artículo TweetComparte este artículo Subscribe VKontakte WhatsApp Gmail Telegram Copy Link Print0share El análisis de...